Guía: ¿Debería actualizar mi tarjeta gráfica? ¿A qué modelo?

Guía: ¿Debería actualizar mi tarjeta gráfica? ¿A qué modelo?
23 de abril, 2017

Todos nos hemos hecho alguna vez la pregunta de si debería actualizar mi tarjeta gráfica. Cuando la respuesta ha sido afirmativa nos ha venido inmediatamente a la cabeza otra duda importante, qué modelo concreto debería elegir, una cuestión que en el fondo es más compleja de lo que parece.

En este artículo queremos ayudaros a tomar con acierto tan complicada decisión pero desde una perspectiva lo más completa posible. Por ello os ayudaremos a dar respuesta a la pregunta de si debes actualizar tu tarjeta gráfica, y también a determinar qué modelo es el más apropiado para ti, siempre desde el punto de vista de usar nuestro equipo para jugar.

Como siempre esperamos que esta guía os guste y sobre todo que os sea útil. Si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla. Poneos cómodos que empezamos.

¿Cuándo debo actualizar mi tarjeta gráfica?

Es la pregunta básica que forma el núcleo esencial de esta guía. Está claro que es imposible dar una respuesta absoluta ya que la misma depende de las necesidades de cada usuario y de una serie de particularidades, como los juegos que se utilizan, la resolución del monitor, los ajustes de calidad y los fotogramas por segundo que tenemos fijados como mínimo deseable.

Como hay muchas variables vamos a dejar a continuación un listado básico con la tarjeta gráfica que podemos fijar como mínimo deseable para poder jugar en cada resolución con unos ajustes y una fluidez que concretaremos en cada punto, y a continuación adjuntaremos otro listado con la solución recomendada.

Esto os servirá como base sobre la que construir una respuesta a esa pregunta de cuándo debo actualizar mi tarjeta gráfica.

actualizar mi tarjeta gráfica (3)

Mínimo recomendado para una experiencia aceptable:

  • Resoluciones 720p y 900p: para jugar en calidades altas y mantener una buena fluidez el mínimo recomendable es una GT 750 TI, GTX 650 Ti Boost o Radeon HD 7790-R7 260X.
  • Resoluciones 1080p: para lograr una buena fluidez manteniendo los ajustes en calidad alta lo mínimo recomendable es una GTX 1050 o una Radeon 460 de 4 GB.
  • Resoluciones 1440p: si queremos poder mantener los ajustes de calidad gráfica en alto y que la fluidez sea buena lo mínimo que deberemos tener será una GTX 970-GTX 1060 de 3 GB o una Radeon R9 290-RX 470.
  • Resoluciones 2160p: de nuevo para poder asegurar una buena fluidez con los ajustes en calidad alta necesitamos como mínimo una GTX 980-GTX 1060 de 6 GB o una Radeon R9 390X-RX 480.

Tened en cuenta que en algunos títulos concretos se entiende como normal tener que reducir algún ajuste gráfico a calidad media.

Nivel óptimo para una buena experiencia:

  • Resoluciones 720p y 900p: para jugar con calidades máximas o muy altas y disfrutar de un buen nivel de fluidez es recomendable contar con una GTX 950-GTX 1050 o una Radeon R7 370-RX 460.
  • Resoluciones 1080p: si queremos una buena fluidez manteniendo los ajustes al máximo o a niveles muy altos es recomendable una GTX 970-GTX 1060 de 3 GB o una RX 290-RX 470.
  • Resoluciones 1440p: para mantener los ajustes de calidad gráfica al máximo o en muy alto y que la fluidez sea buena debemos subir el listón y disponer de una GTX 980-GTX 1060 de 6 GB o una Radeon R9 390X-RX 480.
  • Resoluciones 2160p: en este caso sólo nos aseguraremos una buena experiencia con los ajustes al máximo o en calidad muy alta utilizando una GTX 980 TI-GTX 1070 o una Radeon Fury X.

Es importante tener en cuenta también que bajar alguna cosa a calidad alta para mantener o mejorar la fluidez se entiende como algo normal, no debe preocuparos ni pensar que necesitáis una actualización urgente.

actualizar mi tarjeta gráfica (2)

Conclusiones fundamentales de ese primer apartado

De la información que hemos aportado podemos sacar una serie de conclusiones básicas que pasamos a resumir a continuación, y que dan una respuesta directa a la pregunta de cuándo debo actualizar mi tarjeta gráfica:

  1. Cuando no puedas mover los juegos a la resolución nativa de tu monitor manteniendo la calidad gráfica a niveles medios y mantener un mínimo de 30 a 40 FPS.
  2. Cuando puedas cumplir el punto anterior pero sólo en los juegos menos exigentes del mercado, o en títulos que pueden ser considerados como de la pasada generación.
  3. Cuando a pesar de cumplir el primer punto notes que la experiencia no te satisface.
  4. Si tienes pensado renovar tu monitor a uno con mayor resolución nativa y tu actual tarjeta gráfica apenas cumple lo que hemos dicho en el primer punto. Esto se extiende a otros casos, como por ejemplo aquellos en los que tu actual tarjeta gráfica no te permita aprovechar tecnologías clave de tu nuevo monitor (G-Sync o FreeSync por ejemplo).
  5. En aquellos casos en los que la falta de soporte de APIs avanzadas nos impida ejecutar juegos de nueva generación.

Con todo esto tenemos una base bastante buena sobre la que construir una decisión fundamentada y correcta, pero en caso de que dicha decisión sea un sí, debo actualizar mi tarjeta gráfica nos queda otra cuestión importante, ¿a qué modelo concreto? Nos ponemos a ello en el último punto.

actualizar mi tarjeta gráfica (4)

Modelos mínimos a los que vale la pena actualizar

De nuevo podríamos dar un listado muy amplio, así que vamos a dejar un resumen básico tomando como referencia todas las soluciones que hemos nombrado en los puntos anteriores, ya que creemos que forman una base sólida y que permiten rematar nuestra decisión sin demasiado esfuerzo.

Os recuerdo que el objetivo de este punto es evitar que cometáis el error de actualizar a una tarjeta gráfica con la que apenas notaréis una mejora mínima de rendimiento o insuficiente como para justificar la inversión realizada.

Tened en cuenta que el mínimo que indicamos como hardware de partida para actualizar es el techo máximo, es decir ese punto límite desde el que una actualización es recomendable. Si tenemos soluciones más potentes a las citadas y jugamos a esa resolución no es imprescindible actualizar, y puede que hasta no sea recomendable.

  • Resoluciones 720p y 900p: sólo merece realmente la pena actualizar desde soluciones GTX 750-GTX 650, Radeon HD 7770-R7 250X o inferiores. Vuestro objetivo mínimo debe ser una GTX 950-GTX 1050 o Radeon RX 460-R7 270.
  • Resoluciones 1080p: el límite recomendado para actualizar está en las GT 750 TI, GTX 650 Ti Boost o Radeon HD 7790-R7 260X. Nuestro objetivo debe ser como mínimo una GTX 960-GTX 1050 TI o una Radeon R9 380.
  • Resoluciones 1440p: a este nivel es buena idea actualizar si tenemos una GTX 960-GTX 1050 TI o una Radeon 380. El mínimo recomendable es una GTX 970-GTX 1060 de 3 GB o una Radeon R9 290-Radeon RX 470.
  • Resoluciones 2160p: el tope máximo recomendable desde el que actualizar es una GTX 970-R9 290. Cómo mínimo debemos buscar una GTX 980 TI-GTX 1070 o una Radeon Fury X.

Antes de cerrar la guía aprovechamos para recordaros que cuando te preguntes “¿debo actualizar mi tarjeta gráfica?” también debes tener en cuenta el impacto que tendrá en el resto de los componentes de tu equipo.

Uno de los más importantes es el procesador y el posible cuello de botella, y otro es la fuente de alimentación, temas sobre los que podéis encontrar información útil en los enlaces que hemos acompañado.

Otros artículos de interés: Guías MC.

  • Share This
    • Fx

      buena guía. supongo que voy sobrado con la 980 ti a FH

    • Hartower

      Encuentro muy interesantes estas guias que te curras. Muchas gracias y sigue así.

    • Arguelles Venezuela

      si consideras lo leido en el penultimo y ultimo parrafo entonces si creo que vas sobrado.

    • Gaston

      esta buena la guiá y me deja pensando si me conviene actualizar o no.

      Actualmente tengo un Intel Core i5 4430, Ram Kingston 8 gb 1600Mhz (dos de 4 en dual channel), Sapphire R9 380 4gb Nitro y el Motherboard B85M-G y un monitor LG 23EA53.

      estaba pensando actualizar, pero ¿Vale la pena actualizar la PC o puedo seguir usando la misma unos años más?, actualmente juego a 1080p con resoluciones altas y medias.

      Quería cambiar la R9 380 por la Asus Dual Ati Radeon Rx 480 4gb o la Sapphire Radeon Rx 480 4gb Nitro, ¿Se va a notar la diferencia en los juegos o sigo con la misma?

      O solo cambiar el Procesador, Motherboard y RAM por un Ryzen 5 1600, Asus Prime B350M-A, Ram vengeance LPX 8gb 2400Mhz

      Disculpen por preguntar por acá pero hace meses que vengo pensando si vale la pena cambiar o no.

    • nem
    • Andrés

      Yo en tu caso, cambiaría la tarjeta gráfica, y optaría por una RX 480 de 8Gb, los i5 para juegos son excepcionales así que cambiar el procesador y demás cosas no sería gran “cambio” en el aspecto gaming obviamente.
      Como te dije, iría por una RX 480 de 8Gb o una GTX 1060 de 6Gb, depende de ti. Obviamente son más caras que el modelo que dices pero el extra de VRAM es indispensable y te asegurará unos años más de buen rendimiento.

    • Jorge Enrique Palacios Bustama

      Ayer compré la 1050ti de remplazo de mi r7 250 y la verdad que buena compra lo uso con un Phenon x2 b97 y si que mejoró

    • javron

      Excelente articulo, muy muy detallado, ya tenia claro esas ideas desde antes pero es bueno ver una guia muy completa.
      “depende de las necesidades de cada usuario y de una serie de particularidades, como los juegos que se utilizan, la resolución del monitor, los ajustes de calidad y los fotogramas por segundo que tenemos fijados como mínimo deseable” Te falto agregar el presupuesto del que dispongas.

    • Isidro Ros

      Si juegas en 1080p y calidades altas-medias y estás contento yo no actualizaría nada.

      Saludos.

    • Isidro Ros

      Se da por hecho pero muchas gracias por el aporte ;).

      Saludos!

    • Isidro Ros

      Sí, en 1080p te sobra y tendrás para “tirar” unos años, de eso no hay duda.

      Saludos.

    • Isidro Ros

      Muchas gracias por el buen “feedback”.

      Saludos!

    • Enhorabuena por el artículo, ne congratula que mi 750 Ti aún resista, ahora entre los mínimos para los nuevos juegos.

      Una sugerencia: Usar tablas con enlaces de compra (algo te caerá) con los precios y comparativas (benchmarks) prestaciones y precio / prestaciones, aunque sea copiando, por ejemplo las de passmark.

      La restricción presupuestaria siempre hay que tenerla en cuenta, además del valor de cada € invertido.

      Si además le añades lo mismo pero para GNU/Linux y Mac OS (donde los controladores de Nvidia, de momento son mucho mejores) ya lo bordas.

      Y si comparas el rendimiento wine (Mac Os y GNU/Linux) vs MS WOS nativo 7 y 10 (a mi hay juegos que me van mejor en wine / GNU/Linux que en MS WOS nativo 7 o 10) directx y vulkan ya lo elevas a artículo de culto, con posibilidades de ser copiado en webs en otras lenguas.

      Haces muy bien recomendando jugar a 720p con GPUs poco potentes, como las mencionadas o las mas vendidas, a pesar de ser las peores Intel.

    • Héctor Péctor

      Creo que el problema real es que ésto de las tarjetas gráficas y los gráficos se han convertido en una moda bastante absurda impulsada por la “nomenclatura”: “Gamer”. De hecho, a día de hoy, la mayoría de los usuarios (sobre todo los más jóvenes de edad) prestan más atención en un juego a los gráficos que al juego en sí y a la diversión que te pueda aportar. Lógicamente mentiría si digo que me da igual jugar con la configuración gráfica al mínimo. Pero una cosa es esa y otra es la obsesión que se ha creado por poner los juegos al máximo y alcanzar el máximo de fps.
      Para entender todo ésto, uno debería de haber vivido la era de los 386 o 486 o los primeros Pentium o haber nacido con una Amstrad CPC como es mi caso. Era una época en la que jugabas como podías y tu objetivo no era mover un juego a 60 fps a la máxima calidad, sino jugarlo como pudieras, por lo que la diversión y el entretenimiento prevalecía sobre los gráficos y a qué velocidad o imágenes por segundo se movían. De hecho, al menos yo, por aquellas épocas no sabía ni lo que era un maldito fps.
      Partiendo de aquí, creo que la necesidad a la hora de renovar una tarjeta gráfica varia mucho según la persona. Yo, personalmente, podría comprar una 1080 ti para jugar en 1080p por el simple hecho de tener lo último, pero juego con una GTX 1060 por que voy más que sobrado. Además me gusta exprimir mucho los componentes que compro y disfrutarlos sin tener que estar actualizando cada año como ocurre cada vez más. Así que pienso que el punto exacto a la hora de renovar una tarjeta gráfica es cuando tienes que jugar a menos resolución que la resolución nativa de tu monitor. Es decir: si tienes un monitor que ofrece una resolución Full HD a 1920×1080 y tu tarjeta gráfica te obliga a bajar dicha resolución, si que sería interesante pensar en renovarla, ya que el impacto más fuerte en un juego es cuando bajas de resolución. Los filtros, aunque por supuesto que también afectan a la calidad visual, se pueden bajar e incluso desactivar algunos de ellos sin notar un cambio gráfico tan brusco al que se produce cuando bajas la resolución o la calidad de las texturas.
      Así que para mi la cosa es simple y creo que lo será por lo menos para los próximos 3 o 4 años por muchas gráficas que saquen nuevas.
      Si vas a jugar a 1080p, una tarjeta de gama media como la GTX 1060 o la RX 480 vas más que sobrado.
      Si vas a jugar a 2K, una GTX 1070 también sería la mejor opción para mi punto de vista.
      Y si vas a hacer lo propio pero a 4K, una 1080 o 1080ti es la mejor solución.
      Cualquier juego que a calidad alta y a la resolución nativa de tu monitor se mueva a (por poner un ejemplo) 40fps, es una fluidez más que suficiente para tener una máxima experiencia de juego; tocando o no algunos filtros.
      Sin embargo, un tarjeta gráfica que mueve un juego a calidad media o baja y los fps caen por debajo de los 30, creo que sí que es comprensible cambiarla, más si te obliga a bajar la calidad de las texturas o la resolución.
      Yo vengo de exprimir una GTX 960 y espero hacer lo propio con la GTX 1060. Pero lo dicho. Creo que la gente se ha vuelto un poco loca con el tema y que se ha generado una “guerra” de componentes en vez de disfrutar de lo que uno tiene y sacarle el máximo partido, pues es un dinero invertido y no poco precisamente.

    • Nelson Serrano

      yo tengo el mismo procesador, pero con 12Gb de RAM y pase de la GT 720 a la GTX 1060 de Gb, y si se nota la diferencia, para 1080p es probablemente una de las mejores, el resto de componentes los puedes ir cambiando eventualmente pero para jugar se ocupa primordialmente la tarjeta gráfica, y el procesador aun aguanta unos años mas…

      ahora si cambias procesador tambien tienes que cambiar motherboard, mas por el cambio de Intel a AMD asi que yo lo dejaría para después (muy después)

      lo mas importante probablemente seria que revises de cuanto es tu fuente de poder, tiene que ser de al menos 450W para soportar la GTX 1060 de 6Gb… las demás no se cuanto ocuparan, pero la fuente de poder es importante que le des un vistazo a ver si no es pequeña

    • Isidro Ros

      Gracias por tu opinión y por sus sugerencias, como siempre.

      Tenemos pendiente algo dedicado a Linux, a ver si el tiempo lo permite y puedo ponerme a ello.

      Saludos!

    • Isidro Ros

      Estoy bastante de acuerdo con prácticamente todo lo que has dicho.

      Sin embargo también creo que en todo caso hay un margen de actualización igualmente aceptable sin llegar a ese extremo, el que he marcado en el artículo, cuando ya tienes que mover todo en calidades medias con 30 FPS raspados, aunque sean estables.

      En la mayoría de los juegos el paso de calidad media a alta (o la mayoría de cosas en alta) marca una diferencia importante en la experiencia. La diferencia ya de alta a muy alta o ultra es mucho más pequeña.

      Saludos.

    • Héctor Péctor

      El artículo es muy bueno y completo como todos los que subes y que sigo casi a diario.
      Y comprendo a lo que te refieres. Calidad media a 30 fps o menos de 30 fps sí que es un problema a la hora de jugar y una justificación para renovar la tarjeta gráfica. Pero creo que una tarjeta que mueva un juego en calidad media-alta por encima de los 30 fps (a partir de unos 40 estables sería lo ideal) podría aguantar al menos uno o dos años más. Por eso en una parte del comentario escribía: “Sin embargo, un tarjeta gráfica que mueve un juego a calidad media o baja y los fps caen por debajo de los 30, creo que sí que es comprensible cambiarla, más si te obliga a bajar la calidad de las texturas o la resolución”.

      Un saludo.

    • Isidro Ros

      Comparto tu punto de vista, y gracias por seguirnos casi a diario!

      Saludos!

    • Gaston

      La fuente que tengo es una EVGA 600w 80 Plus Bronze.

      No creo que tenga problema, como dije antes, estoy pensando en camiar, pero voy a ver para finales de este año si lo hago o no, voy a ver como viene la mano con los nuevos juegos que salgan, el “The Witcher 3” hoy en día lo corro a 1080p funciona a 60 fps, pero cuando uso algún poder o habilidad se nota el tirón y baja bruscamente a 35/40 fps, aunque baje la calidad a media, se nota igual ese tirón, también me pasa con algunos otros juegos y en el GTA V hay algunos tirones, pero me doy cuenta que es por la falta de RAM, usa casi 6,5gb y tendría que tener mas de 8 para no ver esos tirones.

      Les doy las gracias a todos por contestar mi consulta.

    • Hector MA

      Dices que estás de acuerdo pero tus artículos son siempre iguales, y giran sobre los mismos puntos sin sentido, resolución y FPS.

    • Isidro Ros

      Es que resolución y FPS son dos puntos clave para elegir una tarjeta gráfica, dime si no qué baremos utilizas.

      No le encuentro sentido a tu comentario, lo que planteas es como hacer por ejemplo una guía de CPUs sin hablar de MHz, núcleos e IPC.

      Saludos.