Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Qué es exactamente la conexión WiFi y qué estándares existen?

Publicado el

La conexión WiFi ha marcado un importante avance tanto a nivel profesional como doméstico. Antes de su llegada las conexiones a Internet tenían que hacerse obligatoriamente por cable, lo que complicada en gran medida la utilización de varios dispositivos alrededor del router.

Para entender mejor su importancia basta imaginar un escenario en el que no existe la conexión WiFi y una familia de cuatro miembros quiere utilizar a la vez dos ordenadores, un portátil y un smartphone. Todos deberían tener cables conectados al router para poder acceder a Internet y sería bastante caótico.

¿Qué es la conexión WiFi?

Podemos definirla como un mecanismo de conexión inalámbrica que permite conectar dispositivos electrónicos sin cables a un equipo concreto, normalmente un router. Dicho router es el pilar sobre el que se sostiene la conexión WiFi, y normalmente funciona conectado a un cable a través del cual recibe la señal que le permite conectarse a Internet.

El WiFi supone por tanto una especie de conversión de esa señal cableada a señal inalámbrica, creando una red a la que se pueden vincular sin problemas todos los dispositivos que sean compatibles.

Es importante tener en cuenta que un router no tiene porque depender necesariamente de una conexión cableada, puesto que también hay soluciones que utilizan conexiones basadas en datos móviles (3G o 4G por ejemplo), pero representan el tipo de solución mayoritaria y por eso los utilizamos como ejemplo.

¿Qué estándares existen?

Actualmente la conexión WiFi está estandarizada alrededor de lo que se conoce como WiFi N y WiFi AC, pero lo cierto es que existen una gran variedad de estándares tanto pasados como en vías de desarrollo.

Vamos a repasar a continuación los más importantes, pero en este artículo podréis encontrar un listado exhaustivo con el que podréis ampliar la información.

  • IEEE 802.11: Considerado como el estándar que sirve de base en la comunicación de las redes inalámbricas. El primer estandar WiFi del año 1997 permitió transferir datos a 1 Mbps. Las letras «IEEE» hacen referencia al desarrollador del estándar, el Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (Institute of Electrical and Electronics Engineers). Los siguientes estándares son desarrollos posteriores sobre la base del IEEE 802.11.
  • IEEE 802.11b: El primer estándar desarrollado en la etapa inicial del salto al siglo XXI se identificó con la letra b. En teoría con el WiFi B se pueden transferir hasta 11 Mbps en la banda de 2,4 GHz.
  • IEEE 802.11g: El WiFi G es el sucesor del WiFi B y también utiliza la banda de 2,4 GHz. La velocidad máxima de transmisión se incrementó hasta los 54 Mbps y empezó a estar disponible a partir de 2003.
  • IEEE 802.11n: En septiembre de 2009 se ratificó el estándar que sucedería al WiFi B, el WiFi N. Éste puede comunicarse con los dispositivos que utilicen tanto la frecuencia de 2,4 GHz como con aquellos que estén conectados en la red de 5 GHz y transferir datos a velocidades de hasta 600 Mbps.
  • IEEE 802.11ac: El WiFi AC se estandarizó a finales de 2013 y en 2017 sigue siendo la versión más moderna y veloz de WiFi que existe a nivel de consumo. El WiFi AC solo se ha estandarizado para la banda de 5 GHz y su mayor novedad es la velocidad de 1.733 Mbps, que puede alcanzar en una configuración de dispositivo con cuatro antenas.

Si queremos disfrutar de una experiencia óptima con nuestra conexión WiFi lo ideal es contar con un router de última generación que integre WiFi N y WiFi AC.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído