Core i5 8400 frente a Ryzen 5 1600 en juegos actuales

Core i5 8400 frente a Ryzen 5 1600 en juegos actuales
13 de enero, 2018

Los procesadores Core i5 8400 han marcado un importante salto frente a las generaciones anteriores, y no sólo por las mejoras a nivel de arquitectura que han permitido subir el IPC, sino también por la ampliación del número de núcleos físicos, que ha pasado de cuatro a seis.

Esto ha colocado a al Core i5 8400 en competencia directa con el Ryzen 5 1600, un procesador que desde su lanzamiento ha posicionado como uno de los mejores del mercado en relación precio-prestaciones, ya que cuenta con seis núcleos físicos y doce hilos gracias a la tecnología SMT.

Ambos están fabricados en proceso de 14 nm y tienen precios muy similares pero utilizan arquitecturas diferentes, algo que se deja notar en el rendimiento que ofrecen en diferentes entornos. El Ryzen 5 1600 ofrece un mayor rendimiento en pruebas que son capaces de aprovechar sus doce hilos, donde puede llegar a marcar una diferencia importante frete al Core i5 8400.

Esa ventaja se aprecia claramente al inicio de la videocomparativa que acompañamos, en la que podemos ver un Core i5 8400 a 3,8 GHz frente a un Ryzen 5 1600 a la misma frecuencia de trabajo.

En juegos la diferencia entre ambos procesadores es mínima salvo algún caso concreto, pero siendo justos en general el Core i5 8400 demuestra ser ligeramente superior (hay una errata en la prueba de La Tierra Media, son 69 FPS mínimos y no 169 FPS).

Si analizamos los resultados de forma conjunta y valoramos el precio de una y otra configuración incluyendo la placa base podemos concluir que el Ryzen 5 1600 ofrece un valor superior:

  • Ryzen 5 1600 + placa base con chipset B350: 269 euros.
  • Core i5 8400 + placa base con chipset Z370 (modelo más económico): 325 euros.

  • Share This