Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Conexiones cableadas a Internet, ¿conoces los tipos que existen?

Publicado el
FRITZ!

Cuando hablamos de las conexiones a Internet a la mayoría nos vienen a la cabeza directamente dos grandes tipos: cableadas e inalámbricas. Bajo esa división simplista y genérica se agrupan una gran cantidad de variantes que hoy vamos a repasar las primeras para que tengáis una noción más completa de los tipos más importantes que existen.

Para que os sea más fácil identificar estos tipos de conexiones a Internet publicaremos un segundo especial dedicado a las conexiones inalámbricas a lo largo de la próxima semana. Estad atentos para no perdéroslo.

Principales tipos de conexiones cableadas a Internet

  • Red Telefónica Conmutada: está obsoleta pero fue clave en la fase temprana del despegue de Internet, así que merece estar incluida en este artículo. Utilizaba la red de telefonía para transmitir de forma analógica, permitiría un ancho de banda de 56 Kbps y no podría trabajar con voz y datos de forma simultánea.
  • Red digital RDSI: también se encuentra en desuso, aunque fue muy popular y todavía se encuentra presente a nivel profesional. Sigue las bases de la anterior pero transmite en digital en lugar de en analógico. No utilizaba un módem como aquella, sino un adaptador de red específico y requería de una infraestructura concreta.
  • ADSL: actualmente la conexión ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line) es una de las más populares que existen. Une las ventajas de los dos tipos de conexiones anteriores y permite alcanzar velocidades muy elevadas, aunque pueden variar en función de la localización del cliente. Se sigue utilizando la línea telefónica.
  • Fibra óptica: hay dos grandes versiones, la pura y la mixta. La primera utiliza fibra óptica para conseguir una conexión a Internet de alta velocidad y de una gran calidad. En estos casos lo que llega a nuestra vivienda o empresa es una conexión de fibra óptica, mientras que en el segundo llega una mezcla de fibra óptica y coaxial. En el segundo caso tendremos una conexión de peor calidad, y además el cableado se puede deteriorar con el paso del tiempo. Este tipo de conexión permite alcanzar velocidades muy elevadas que superan con creces al ADSL.

Para aquellos usuarios que consumen muchos contenidos en streaming y que quieren disfrutar del mayor rendimiento posible la fibra óptica es a día de hoy la mejor opción, aunque el ADSL sigue siendo suficiente para cubrir las necesidades de la mayoría de los usuarios.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído