Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Conexión cableada o inalámbrica, todo lo que debes saber

Publicado el

Para conectarnos a Internet podemos usar actualmente dos soluciones distintas; la clásica conexión cableada, que normalmente recurre a un puerto Ethernet, y la conexión inalámbrica, basada en el estándar WiFi N o WiFi AC.

Por cuestiones de comodidad lo más normal es utilizar ambas conexiones, es decir no nos limitamos a recurrir a una de ellas forma exclusiva pero además es comprensible, ya que tanto la conexión cableada como la inalámbrica ofrecen una serie de ventajas claramente diferenciadas.

En este artículo vamos a hablar de esas ventajas y os ayudaremos a entender qué tipo de conexión se adaptará mejor a vuestras necesidades concretas en cada situación.

Tened en cuenta que partimos de la base de que tenéis una conexión a Internet aceptable y un router que tiene un mínimo de calidad, un tema que es fundamental ya que si fallamos en alguno de esos dos puntos no podremos disfrutar de una buena experiencia de uso ni por cable ni a través de red inalámbrica.

Vamos a explicarlo con un ejemplo concreto para entenderlo mejor. Imaginemos un hogar tipo con cuatro miembros que tienen un smartphone cada uno, pero también hay dos tablets, un portátil, una consola y un ordenador dedicado a juegos.

Tanto la consola como el ordenador están en una habitación un poco alejada donde el WiFi llega pero la señal no termina de ser buena.

Esto supone que si utilizamos esa consola y ese PC con la conexión inalámbrica tendremos una señal débil, una velocidad reducida y además sufriremos una cierta inestabilidad que puede acabar derivando en latencias altas e incluso caídas.

Con una conexión cableada en dichos equipos disfrutaríamos, en teoría, del total del ancho de banda contratado, y además tendríamos una señal estable, libre de caídas y de latencias elevadas.

Obviamente para dispositivos móviles que podemos utilizar cerca del router o que no requieren de una gran estabilidad y velocidad la conectividad WiFi es suficiente incluso cuando no llega con demasiada intensidad, pero para disfrutar de una buena experiencia jugando ocurre todo lo contrario.

Notas finales

Con las conexiones por cable disfrutaremos de la máxima velocidad posible y tendremos además una estabilidad superior, dos elementos que la convierten en la mejor opción para conectar sobre todo los siguientes equipos y dispositivos:

  • Smart TV y dispositivos de visualización de contenidos en streaming de alta definición.
  • Consolas y PCs dedicados tanto a juegos como a multimedia. También aquellos que utilicemos para compartir y descargar archivos.

Por el contrario las conexiones inalámbricas son una excelente opción para dispositivos móviles y otros equipos que normalmente movemos por la casa y que podemos situar cerca del router si es necesario, como por ejemplo:

  • Smartphones.
  • Tablets.
  • Ordenadores y consolas portátiles.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído