Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft cancela las actualizaciones Delta de Windows 10

Publicado el
actualizaciones Delta de Windows 10

Microsoft cancelará las actualizaciones Delta de Windows 10 (uno de los tres tipos de actualizaciones usadas para mantener al día el sistema operativo) a partir del 12 de febrero de 2019.

El concepto de «Windows-como-servicio» adoptado para el desarrollo de Windows 10 ha traído una serie de cambios en la entrega de las actualizaciones del sistema además de las dos versiones mayores anuales del mismo que se publican en primavera y en otoño. Frente al uso de los conocidos como «Service Packs», las actualizaciones son ahora contínuas y pueden incluir corrección de errores, parches de seguridad, controladores y soporte hardware o nuevas características y funciones.

También son acumulativas. Es decir, la instalación de la actualización más reciente garantiza que el equipo reciba las actualizaciones anteriores que haya perdido. Microsoft utiliza este modelo para reducir la fragmentación de los ecosistemas y facilitar que los administradores de TI y los usuarios finales estén actualizados y seguros. Sin embargo, las actualizaciones acumulativas pueden ser un desafío por tamaño y uso de ancho de banda, especialmente en empresas y grandes organizaciones con muchos equipos. 

Cuando se lanza una nueva actualización de la función de Windows 10, la primera actualización acumulativa generalmente tiene entre 100-200 MB de tamaño. En todas las versiones de Windows 10, las actualizaciones acumulativas crecen a medida que se revisan las características y los componentes adicionales, lo que lleva a un tamaño de casi 1,2 Gbytes.

Actualizaciones de Windows 10

Para ayudar a reducir la carga y aún recibir la misma actualización equivalente, Microsoft diseñó tres tipos de actualizaciones diferentes: «Completa», «Express» y «Delta».

La primera es justamente como indica su nombre. Tiene todos los componentes y archivos necesarios que han cambiado desde la última actualización. Microsoft se refiere a ella como la «última actualización acumulativa» o LCU y puede ocupar el tamaño mencionado por encima del GB. La Express genera descargas diferenciales solo de cada componente, mientras que la Delta incluye el componente completo, no solo los archivos individuales que se modificaron y con ello su tamaño varía de 300 a 500 Mbytes. 

Microsoft cancelará las actualizaciones Delta de Windows 10 a partir del próximo febrero a favor del uso de las Express (mucho más pequeñas) y también con el objetivo de simplificar las opciones acumulativas disponibles para reducir la complejidad para los administradores de TI.

Relacionado con todo ello, Microsoft ya implementó mejoras en el proceso de actualizaciones en Windows 10 con el objetivo de reducir el tiempo necesario para completar un proceso que en ocasiones deja al cliente bastante tiempo sin poder utilizar su equipo informático.

Ello se ha logrado ajustando las acciones que se realizaban en las dos etapas que cubren el proceso (Online y Offline). Algunas de las operaciones que hasta ahora tenían lugar en la fase offline se han desplazado a la fase online. Ello significa que estas operaciones se llevarán a cabo en segundo plano mientras que el usuario aún puede trabajar en Windows. El objetivo es reducir el tiempo que una actualización de Windows 10 pasa en modo “sin conexión” lo que en la práctica permitirá volver a trabajar antes con el equipo.

Mejoras interesantes, sin duda, especialmente a la hora de administrar equipos múltiples. Ahora solo queda pedir que las actualizaciones mayores sean más estables que la problemática Windows 10 April 2018 Update, que Microsoft ha ido parcheando para solucionar los errores con los que llegó al mercado. Vía | Microsoft

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

8 comentarios
  • Pablo

    HORROROSO… es el término para definir el sistema de actualizaciones de W10. A esta altura del siglo debería reconocer el equipo en que se está ejecutando el S.O. con I.A. y descargar solamente los drivers específicos que se han actualizado y los archivos de upgrade críticos. Todo lo demás es un engorro e ineficiencia que se traduce en la inutilización de equipos mientras se actualizan, monstruoso consumo de ancho de banda, pantallazos azules en la mayoría de los casos y supuestas mejoras que el usuario ni siquiera percibe no permitiéndole controlar dicho proceso. Ni hablar de ambientes empresariales donde el tráfico de red se incrementa considerablemente atascando otras tareas críticas. LARGA VIDA A WINDOWS 7..!!!

  • Gregorio Ros

    Veo que a ti también te tocaron un poco las narices las dichosas actualizaciones. Lo que me sorprende es que hay quien no tiene problemas con ellas y a otros nos jode cada vez que se actualiza la criatura.

  • nadadenada

    MS, y sus problemas diseñando la rueda

  • Viriad

    Windows necesita un reinicio profundo, con una reescritura total de código en muchos apartados, pero eso si, por favor que no nos entreguen mas apps en formato UWP, que son una castaña.

  • Geovanny Morillo

    Ni que lo digas es una pesadilla ese wupdate

  • LTSB is the solution :p

  • Ezequiel

    Yo usé el LTSB durante casi un año y es literalmente una porquería

  • unicthpe

    despues de unos meses usando w10 me pase a ubuntu LTS por la cantidad de fallos de cada update a ver como me va con este.

Lo más leído