Windows 10, toda la información » MuyComputer
[ Windows 10 ]
Nuestros lectores opinan: ¿Debería cambiar Microsoft su política de actualizaciones de Windows 10?

Nuestros lectores opinan: ¿Debería cambiar Microsoft su política de actualizaciones de Windows 10?

Las actualizaciones de Windows 10 se han convertido en un tema muy polémico. Desde que se produjo el lanzamiento de dicho sistema operativo quedó claro que Microsoft había cambiado totalmente el enfoque frente a Windows 7 y Windows 8.1, ya que Windows 10 se planteaba como servicio y no como producto.Esto tenía una consecuencia muy importante: las actualizaciones de Windows 10 serían fundamentales y obligatorias no sólo para acceder a nuevas funciones, sino también para seguir recibiendo soporte a nivel de parches de seguridad y correcciones de errores. Esto quiere decir que si un usuario mantiene un PC con una versión de Windows 10 no actualizada puede dejar de recibir parches de seguridad.La idea ha generado sensaciones contrapuestas. Algunos creen que la idea de lanzar actualizaciones con nuevas funciones mejoran el valor del sistema operativo, contribuyen a mantenerlo al día y es beneficioso para los usuarios. Otros creen que también es positivo, pero consideran que el ritmo de lanzamiento que ha adoptado Microsoft (una nueva actualización importante cada seis meses) es demasiado acelerado y que puede acabar siendo problemático tanto para los usuarios como para la propia compañía.El lanzamiento de la actualización Windows 10 April Update 2018 parece darles la razón, ya que ha dado fuertes quebraderos de cabeza a Microsoft, ha sufrido retrasos y al final ha llegado cargadita de errores como vimos en su momento en este artículo.En este artículo queremos que nos deis vuestra opinión sobre la política de actualizaciones de Microsoft en Windows 10: ¿os parece acertada o equivocada? ¿Cómo debería enfocarla el gigante de Redmond? Como siempre los comentarios son vuestros, aunque antes de terminar os resumo mi opinión de forma sencilla; creo que lo ideal sería una actualización anual, sin más.
2 comentarios0 shares
14 minutosIsidro Ros
¿Para cuándo una actualización a Windows 10 sin problemas, bugs, fallos y BSODs?

¿Para cuándo una actualización a Windows 10 sin problemas, bugs, fallos y BSODs?

La actualización a Windows 10 April 2018 Update (la última versión de Windows 10) se está convirtiendo en un ejercicio de alto riesgo porque el número de problemas, bloqueos y bugs crecen sin control y Microsoft va a necesitar casi otra nueva versión para resolverlos.Vaya por delante que el lanzamiento de cualquier tipo de software conlleva un cierto riesgo de bugs una vez que se aplica a las máquinas clientes y de ahí que en máquinas de producción se recomiende no actualizar hasta que -pasadas semanas o meses- no se certifique una estabilidad absoluta. Es obvio que una nueva versión de un sistema operativo como Windows, con potencial de actualización hasta 700 millones de equipos, puede sufrir este tipo de fallos.Sin embargo, el Windows 10 April 2018 Update se lleva la palma. No recordamos una versión del sistema con tantos problemas, ni siquiera en el lanzamiento del original. Y sorprende, porque el nuevo modelo de "Windows-como-servicio" facilita el desarrollo y el canal de prueba, Insider, la versión lleva probándose por miles de usuarios desde hace seis meses. Actualización a Windows 10: problemas desde antes del lanzamiento La andadura de Windows 10 April 2018 Update no comenzó con buen pie y el lanzamiento tuvo que se retrasado varias semanas al detectarse las temidas pantallas azules de la muerte o BSODs que bloqueaban un número indeterminado de equipos. En las primeras horas del despliegue se detectaron problemas graves de funcionamiento en  equipos Alienware de Dell; cuelgues intermitentes del navegador Google Chrome con esta versión; fallos generales en aspectos de sonido, micrófono o ratón; otros curiosos como la asignación errónea de letras de unidad a particiones de recuperación, además de las dificultades para eliminar apps.Solo fue el comienzo. Decenas de errores se acumularon (GPUs, cámaras, explorador de archivos, aplicaciones congeladas...). Algunos muy graves como los surgidos en máquinas con SSD de Intel que se detectaban en la misma instalación, bloqueaban su funcionamiento hasta llegar a las pantallas BSODs y por ello se retiró la actualización para este tipo de equipos. También los equipos con unidades de estado sólido de Toshiba se vieron afectados por un problema similar.Los penúltimos problemas reportados (se teme que haya más) se han manifestado en la actualización de equipos con el antivirus Avast instalado. El proveedor de seguridad niega que se trate de problemas de su software y Microsoft ha deshabilitado la actualización en equipos con este tipo de máquinas.Otro de los problemas detectados afecta al consumo excesivo de la capacidad de la batería en portátiles que han actualizado a esta versión. Están reportados un número indeterminado de equipos de ASUS, Dell y hasta la misma Microsoft, en equipos Surface, según comentan en los foros de Microsoft.Personalmente he actualizado varios equipos sin problemas (salvo algunos bugs conocidos), pero no hay duda que la estabilidad que se presume de una versión final brilla por su ausencia en este Windows 10 April 2018 Update. La recomendación es la misma que en su despliegue. Nada de actualizar máquinas de producción de cualquier tipo hasta que no se compruebe que la versión es totalmente estable.Para consumo, tú decides. Puedes utilizar nuestra guía de actualización a Windows 10 April 2018 Update y recuerda que, siempre puedes volver a la versión anterior en caso de problemas.
68 comentarios2 shares
1 díaJose Montes
Acer comercializa los primeros PCs con Alexa ¿Qué hacemos con Cortana?

Acer comercializa los primeros PCs con Alexa ¿Qué hacemos con Cortana?

Acer, ASUS, HP y Lenovo anunciaron en la feria CES de Las Vegas su intención de comercializar PCs con Alexa y los primeros equipos están llegando. La integración del asistente personal de Amazon en ordenadores personales con Windows 10 pone contra las cuerdas al Cortana de Microsoft.Los convertibles Spin 3 y Spin 5 serán los primeros PCs del mercado que incluyan el asistente de Amazon. Acer lo extenderá posteriormente a portátiles Aspire, Switch y Swift, y también a sus 2 en 1, tanto preinstalado en modelos nuevos, como en los ya vendidos vía software.Los PCs con Alexa podrán controlar los dispositivos de Amazon que lo usan y que se han convertido en los grandes dominadores del mercado de los asistentes personales. La tecnología no solo se usa en dispositivos dedicados de Amazon, sino en otros como los tablets Fire y por compañías terceras para diversos campos de aplicación, desde Lenovo para sus asistentes, Best Buy para tiendas, SEAT en algunos de sus coches o parta domótica en el hogar. PCs con Alexa: Cortana es prescindible Amazon ha licenciado la tecnología y un paquete de desarrollo al resto de los OEM para creación de sus soluciones. Es la tecnología de su tipo más avanzada y ello se ve reflejado en los primeros PCs con Alexa, donde funcionará -casi- de la misma manera que lo hace en un dispositivo específico. El usuario podrá utilizar el asistente para crear recordatorios, citas de calendario, lectura de libros electrónicos, noticias, previsión del tiempo, reproducción de música, control domótico para dispositivos de hogar inteligente compatibles y -cómo no- para realizar compras en Amazon a través de la voz.El problema es que estos ordenadores con Windows 10 ya incluyen su propio asistente, Cortana. Consciente de lo que llegaba, Microsoft anunció la compatibilidad de Cortana con Alexa, pero para utilizar ésta hay que abrir la primera. Dos asistentes en el mismo PC para hacer -casi- lo mismo son muchos asistentes. Windows 10 ya incluye demasiadas apps y servicios "basura" como para engordarlo más.Cortana (como otras aplicaciones incluidas en Windows) tiene la ventaja de incluirse de forma nativa y contar con herramientas específicas para el sistema, pero Alexa es técnicamente superior y por ejemplo, cuenta con 25.000 habilidades frente a las 250 de Cortana. Además de llegar a un montón de sectores, dispositivos y como vemos, ahora a fabricantes OEM con preinstalación en PCs. ¿Dónde queda el asistente de Microsoft?Vía | Acer
2 comentarios2 shares
22/05/2018Juan Ranchal
Cómo ejecutar aplicaciones y juegos antiguos en Windows 10 April 2018 Update

Cómo ejecutar aplicaciones y juegos antiguos en Windows 10 April 2018 Update

El despliegue de Windows 10 April 2018 Update está en marcha (bugs incluidos) y es probable que hayas dado el salto o estés planteándote hacerlo en breve plazo. Un apartado importante a la hora de valorar la actualización a nuevos sistemas operativos es el de la compatibilidad de software. Un punto crítico en entornos profesionales y corporativos que trabajan con aplicaciones dedicadas y que en un nivel inferior también afecta al mercado de consumo.Desde la versión original de Windows 10, Microsoft se esforzó en mantener la retrocompatibilidad de software pensando en ofrecer la actualización gratuita desde Windows 7 y Windows 8.1. El resultado fue que la mayor parte de aplicaciones para esos sistemas también funcionan en Windows 10.Windows 10 April 2018 Update mantiene la estrategia y aplicaciones de Win 7 y 8.1 siguen funcionando mayoritariamente como en versiones anteriores. Sin embargo, hay aplicaciones o juegos que no funcionan por defecto. Tampoco aquellas programadas para sistemas operativos anteriores como Windows XP, juegos con DRM u otras más antiguas desarrolladas para Windows 3.1 y DOS. ¿Es posible ejecutar estas aplicaciones y juegos antiguos en Windows 10 April 2018 Update? Repasamos los métodos que lo hacen posible. Ejecutar como administrador Muchas aplicaciones desarrolladas para Windows XP funcionarán correctamente en Windows 10 excepto por un pequeño problema. Durante la era de Windows XP, la mayoría de usuarios utilizaban por defecto la cuenta de administrador y las aplicaciones estaban codificadas para funcionar con la cuenta de administrador. No era una buena idea ejecutar todas las aplicaciones como administrador porque una aplicación maliciosa podía tomar el control de todo el sistema y de ahí la implementación del UAC (Control de cuentas de usuario), a partir de Windows Vista.Por ello algunas aplicaciones de Windows XP no funcionarán en Windows 10 hasta que no le concedas determinado permisos. Si una aplicación antigua no te funciona en Windows 10 es lo primero a probar:Haz clic derecho en el icono de un programa o en el archivo .exe Ejecuta como administrador.Configuración de compatibilidad Windows 10 April 2018 Update mantiene un modo de compatibilidad para ejecutar aplicaciones antiguas. Para acceder a ello:Haz clic derecho en el icono de un programa o en el archivo .exe y ve a Propiedades. Clic en la pestaña Compatibilidad En el modo de compatibilidad elige el sistema donde sabías que funcionaba, desde Windows 95 a Windows 7. Prueba otras opciones. Hay juegos antiguos que necesitan el “modo de color reducido” La herramienta también incorpora un asistente automático que comprueba los mejores valores de compatibilidad para cada aplicación.Controladores sin firmar o de 32 bits Todas las versiones de 64 bits de Windows 10 requieren controladores firmados de 64 bits. El proceso es extremo si usas un PC relativamente nuevo con BIOS UEFI ya que con el objetivo de mejorar la seguridad y la estabilidad impide instalar  controladores sin firmar. Si necesitas ejecutar una aplicación antigua que necesite de controladores de 32 bits no podrás hacerlo de la manera habitual pero sí de esta forma:Mantén pulsada la tecla mayúsculas mientras que reinicias el sistema Una vez reiniciado entrarás en un modo especial de Windows 10. Selecciona Solucionar Problemas – Opciones Avanzadas – Configuración de Inicio Reinicia el sistema para deshabilitar el uso obligatorio de controladores firmadosJuegos con DRM, SafeDisc o SecuROM Windows 10 no permite ejecutar juegos que utilizan DRM (gestor de “restricciones” digitales) como SafeDisc o SecuROM. Por un lado nos libramos de basura impuesta por la industria, pero por otro no podremos utilizar estos juegos que tenemos en formato físico CD o DVD.Lamentablemente, la mejor solución para los que en su día pagamos religiosamente por ese juego es acudir a métodos pirata: instalando un parche o crack “no-CD” que podrás encontrar en Internet. Otra solución “legal” pasa por la recompra de esos juegos en formato digital en servicios como GOG o Steam.Si los usas mucho, las mejores alternativas requieren la instalación de sistemas operativos Windows anteriores en arranque dual con Windows 10 o la utilización de máquinas virtuales, muy útiles como veremos en el apartado siguiente. Máquinas virtuales Las versiones profesionales de Windows 7 incluyen una característica especial denominada “Modo Windows XP”. Se trata de una versión gratuita y completamente funcional de Windows XP que funciona como un sistema operativo virtual y como medio para abrir programas antiguos dentro de Windows 7.Windows 10 no incluye este modo XP pero podemos lograr lo mismo mediante la virtualización de software. Puedes seguir la guía paso a paso que te ofrecimos para instalar Windows 10 en máquina virtual. El proceso es el mismo y podrás instalar Windows XP o Windows 7 dentro de Windows 10 y ejecutar sin problema esas aplicaciones más antiguas.  Juegos Windows 3.1 y DOS El gran nombre para correr juegos DOS y Windows 3.1 se llama DOSBox. Un programita imprescindible sobre todo para correr esos maravillosos juegos abandonware. Funciona mucho, mucho mejor que el símbolo del sistema de Windows. Software de 16 bits Las aplicaciones de 16 bits no funcionan en las versiones de 64 bits de Windows 10 porque el sistema no incluye la capa de compatibilidad WOW16 que permite funcionar a este tipo de aplicaciones.La solución pasa por utilizar una versión de 32 bits de Windows 10 que sí incluye esta capa de compatibilidad. Como alternativa a las versiones de 64 bits, juntas en arranque dual o mediante el socorrido método de la virtualización. También puedes instalar Windows 3.1 en DosBOX.
4 comentarios1 shares
17/05/2018Jose Montes
Bloatware en Windows 10, también en April 2018 Update

Bloatware en Windows 10, también en April 2018 Update

El Bloatware en Windows 10 no es nuevo. Los usuarios del sistema llevan sufriéndolo desde la versión original y April 2018 Update no se libra de ello. Más aún, en la nueva actualización Microsoft ha vuelto a instalar aplicaciones que el usuario previamente había eliminado y además, dificulta su desinstalación.Un hilo de discusión en reddit con más de 1.000 comentarios atiza duro a Microsoft por preinstalar aplicaciones basura en su sistema operativo y por no respetar la decisión del usuario de eliminarlas. En una etapa de concienciación tras el escándalo del SuperFish de Lenovo, para que los fabricantes evitasen las pre-instalaciones de este tipo de software en los equipos nuevos, hubiera sido aconsejable que Microsoft diera ejemplo para acabar con el Bloatware.No es el caso. En la actualización a Spring Creators Update los usuarios se han encontrado con la reinstalación de juegos y aplicaciones que habían eliminado previamente en la versión anterior del sistema, Bubble Witch 3 Saga o Candy Crush Saga, entre otros. Además, si en versiones previas su eliminación se limitaba a un par de clics, ahora es más complicado  y para asegurarse que de que no vuelven a ser re-instalados se precisa que los usuarios inicien sesión en la tienda de Microsoft, actualicen las aplicaciones y juegos, y después eliminen los que ya no necesitan.A principios de año Microsoft prometió deshacerse del bloatware en Windows 10, pero solo en la nueva versión Workstation. Los usuarios de Home y Pro, la gran mayoría, y los que compren un equipo nuevo con Windows, tendrán que seguir peleando contra estas aplicaciones no deseadas, que con mínimas excepciones no valen absolutamente para nada. O hay alternativas gratuitas mejores, o son redundantes con lo que ya ofrece el sistema operativo o son aplicaciones comerciales trial a prueba que ocupan memoria y espacio en el equipo, afectando a su rendimiento, en otros casos a su funcionamiento y estabilidad y hasta comprometiendo la seguridad como en el caso de Superfish.Ciertamente el problema de inflado con software no deseado no solo afecta a Windows 10. No hay más que comprobar como se entrega al usuario un smartphone con Android, pleno de software basura además de una capa adicional a modo de interfaz de usuario no siempre demasiado conseguida, que penaliza el rendimiento del sistema.En todos los casos, Microsoft, OEMs o fabricantes de Android, la solución es sencilla. Deberían limitarlo al máximo, ofreciendo todos los paquetes adicionales de aplicaciones y juegos como descarga e instalación opcional de forma transparente. No, no avanzamos, el problema es cada vez peor. Si lo necesitas puedes revisar nuestra guía de eliminación del bloatware. 
52 comentarios2 shares
14/05/2018Jose Montes
Microsoft publica un emulador Android bajo Hyper-V para Windows 10

Microsoft publica un emulador Android bajo Hyper-V para Windows 10

Microsoft ha publicado la vista previa de un emulador Android bajo Hyper-V para Windows 10. Otra herramienta anunciada en la BUILD 2018 que se une al subsistema Linux para Windows con el objetivo de convertir a Windows 10 en "la mejor plataforma para desarrolladores".El nuevo emulador de Android sólo funciona con la última versión del sistema, Windows 10 April 2018 Update y a través de Hyper-V, la aplicación de virtualización basada en hipervisor que permite ejecutar cualquier distribución Linux en Windows 10 en máquinas con procesador Intel o AMD.Esto significa que cualquier desarrollador que trabaje en Windows 10 podrá usar un emulador rápido de Android que soportará las últimas API de Android, los servicios de Google Play y todas las características del sistema de Google.El emulador Android se encuentra en fase beta y requiere habilitar el Hyper-V, el Windows Hypervisor y las herramientas de Visual Studio para Xamarin donde trabaja este emulador. Microsoft ha publicado los detalles de la herramienta en su blog.Microsoft continúa cuidando a los desarrolladores para mantenerlos en Windows al tiempo que lleva sus mejores aplicaciones y servicios al resto de plataformas que no domina. Véase las iniciativas para Android e iOS con novedades que hemos visto en la BUILD como “Your Phone“, una aplicación UWP (Plataforma Universal de Windows) que servirá como nexo de unión entre un smartphone y un PC. PC con Windows, se entiende.
4 comentarios2 shares
10/05/2018Jose Montes
Windows 10 April 2018 Update da problemas en SSDs Intel

Windows 10 April 2018 Update da problemas en SSDs Intel

Microsoft apuró el lanzamiento de Windows 10 April 2018 Update hasta finales del mes de abril, un movimiento que obedeció a un retraso forzado debido a la identificación de problemas técnicos que se manifestaban en forma de bloqueos y de pantallazos "de la muerte".Los de Redmond tuvieron tiempo para trabajar en Windows 10 April 2018 Update puesto que su lanzamiento estaba previsto inicialmente para el 10 de abril, pero parece que al final no han podido lanzarla pulida y libre de errores ya que han confirmado oficialmente problemas con unidades SSD Intel.En el comunicado oficial de Microsoft hemos podido leer que la compañía ha decidido retirar dicha actualización de forma temporal en equipos que utilicen unidades SSD de Intel porque han identificado dos problemas claramente diferenciados.El primero son fallos durante el proceso de instalación que se producen de forma continua y que impiden que la misma llegue a completarse, mientras que el segundo se manifiesta en forma de reinicios constantes que acaban dejando el equipo totalmente inutilizado.De momento no tenemos una lista concreta que precise las unidades SSD de Intel que se han visto afectadas por este problema y tampoco existe ningún parche o solución, así que no queda otra que esperar a que Microsoft identifique la raíz del problema y ofrezca una solución oficial. Cuando esto ocurra la actualización Windows 10 April 2018 Update volverá a estar disponible para los equipos con unidades de almacenamiento Intel.Si habéis actualizado a Windows 10 April 2018 Update y tenéis un SSD Intel desde Microsoft recomiendan volver a la versión anterior incluso aunque todavía no hayáis experimentado ningún problema.Más información: Guru3D.
4 comentarios1 shares
09/05/2018Isidro Ros
Microsoft promete mejoras en el anillo lento del canal Insider con Redstone 5

Microsoft promete mejoras en el anillo lento del canal Insider con Redstone 5

El anillo lento del canal Insider no ha estado exento de una cierta polémica que ha llegado incluso a cuestionar la necesidad de su existencia. Microsoft es consciente de la situación y por ello ha prometido mejoras que se dejarán notar con el desarrollo de Redstone 5.Según indican en Neowin el centro del problema reside en el tratamiento que la propia Microsoft ha dado al anillo lento del canal Insider, aunque antes de seguir vamos a recordaros la diferencia que éste presenta frente al anillo rápido para que entendáis mejor la información.En el anillo rápido se lanzan las nuevas actualizaciones de Windows 10 en un estado muy temprano, lo que significa que sus participantes pueden disfrutar antes que nadie de nuevas funciones y características, pero a cambio están expuestos a sufrir una mayor cantidad de errores.Por su parte el anillo lento es el que recibe las actualizaciones más tarde pero en un estado mucho más maduro y pulido, lo que quiere decir que normalmente no presentan problemas ni errores de importancia.Como podemos ver ambos anillos se complementan estupendamente, pero por desgracia Microsoft había descuidado sobremanera la llegada de nuevas builds al anillo lento, tanto que se han dado casos del lanzamiento de cinco nuevas builds en el anillo rápido y sólo una en el anillo lento.El equipo dedicado al canal Insider quiere cambiar esto y prometen que con Redstone 5 lanzarán una mayor cantidad de builds en el anillo lento. También han confirmado que diferenciarán entre ambos canales apostando por la llegada de builds en fase "alpha" al anillo rápido y en fase "beta" al anillo lento.Más información: Neowin.
21 comentarios0 shares
09/05/2018Isidro Ros
Windows 10 alcanza 700 millones de dispositivos

Windows 10 alcanza 700 millones de dispositivos

Windows 10 ha alcanzado los 700 millones de dispositivos activos, según el anuncio que ha realizado Microsoft en la conferencia anual con desarrolladores, BUILD 2018, cuya cobertura completa puedes seguir en MCPRO.Windows 10 sigue creciendo y es lógico. Ya no se venden PCs con Windows 7 u 8.1 y todos los equipos nuevos bajo la plataforma de Microsoft pre-instalan Windows 10. Microsoft lo ha impulsado a todos los niveles, desde su gratuidad para licencias de Windows 7 y Windows 8.1 hasta implementar medidas más cuestionables como imponer su uso en las nuevas generaciones de procesamiento de Intel y AMD.Además, Microsoft no va a mejorar ninguna característica de Windows 7 y 8.1, limitándose a lanzar parches de seguridad para ellos. Windows 10 es el único que puede manejar los nuevos dispositivos de realidad virtual basados en la plataforma Windows Mixed Reality; el único con soporte para las librerías multimedia DirectX 12; el único con el navegador Edge; tienda Microsoft, Cortana, conexión con Xbox y un largo etc, de características que no están presentes en sistemas anteriores.En este escenario, Windows 10 solo puede crecer. Microsoft anunció los 300 millones de dispositivos activos en mayo de 2016 y los 400 millones en septiembre de 2016. Los 500 millones llegaron en mayo de 2017 y los 600 millones después del lanzamiento de la versión Fall Creators Update.El problema es el ritmo del crecimiento. Claramente por debajo de las previsiones iniciales de los "1.000 millones de dispositivos activos en 2-3 años" anunciados en el lanzamiento. Además, hay que aclarar que no sólo se trata de ordenadores personales, sino que en el recuento de activaciones se incluyen tablets, consolas Xbox, smartphones, todos los dispositivos con tecnología HoloLens, wearables, asistentes, dispositivos IOT, lo que llegue del nuevo Windows 10 ARM y cualquier dispositivo que utilice el sistema.Windows 10 seguirá ganando dispositivos activos y cuota, pero los objetivos iniciales no se han cumplido y el crecimiento llega más por la inercia tecnológica y las tácticas comerciales de Microsoft. Ya hemos hablado otras veces de la botella “medio llena-medio vacía” en la que se encuentra el sistema. Windows 10 funciona muy bien en todo tipo de equipos y es lo mejor que se puede decir. Pero sigue sin enamorar a pesar de las mejoras y novedades que hemos visto en Windows 10 Spring Creators Update. La prueba es que Windows 7 sigue al frente del escritorio informático por cuota de mercado.Puedes repasar todas las novedades de la BUILD 2018 en MCPRO.
13 comentarios0 shares
08/05/2018Juan Ranchal
Windows 10 April 2018 Update está ocasionando bloqueos y congelaciones con aplicaciones

Windows 10 April 2018 Update está ocasionando bloqueos y congelaciones con aplicaciones

Aún no ha llegado a la gran mayoría de usuarios de la plataforma, pero la actualización para este abril de Windows 10 ya está dando mucho de qué hablar, y no para bien, precisamente. A lo largo y ancho de Internet se puede leer cada vez más comentarios acerca de problemas derivados de la misma, que Microsoft ya ha confirmado y para los que adelanta apaño y solución.Así, Windows 10 April 2018 Update está trayendo un buen número de novedades, pero también problemas varios, según denuncian en diferentes foros aquellos usuarios que ya han realizado la actualización. No se habla de nada concreto, sino de fallos aleatorios con aplicaciones como Cortana o Chrome, que pueden causar el bloqueo de la propia aplicación e incluso la congelación del sistema.Para quienes lo están sufriendo recomiendan, dependiendo el tipo de dispositivo:En dispositivos con teclado, utilizar la combinación de teclas Windows + Ctrl + Shift + B, y si se trata de un portátil, cerrar y abrir la tapa. En tabletas, presionar simultáneamente los botones subir volumen y bajar volumen, tres veces en 2 segundos."Si Windows responde, sonará un pitido breve y la pantalla parpadeará o se atenuará mientras Windows intenta actualizar la pantalla", apuntan. O sea, que puede no responder. En cuanto a la solución, dicen estar trabajando en los parches que corresponda, los cuales se incluirían en la actualización mensual regular, prevista para el próximo martes 8 de mayo.Cabe recordar que Windows 10 April 2018 Update está disponible desde el pasado lunes 30 de abril, en un principio solo para descargar manualmente. La actualización general comenzará, coincidiendo con la mensual, el mismo 8 de mayo, por lo que el grueso de los usuarios de Microsoft aún pueden librarse del problema.
32 comentarios1 shares
05/05/2018J.Pomeyrol
Cómo liberar espacio después de instalar Windows 10 April 2018 Update

Cómo liberar espacio después de instalar Windows 10 April 2018 Update

El despliegue de Windows 10 April 2018 Update está en marcha desde el 30 de abril y concluirá el próximo 8 de mayo cuando esté disponible de manera general para todos los usuarios a través de las actualizaciones de Windows Update.Es probable que Microsoft en esa fecha publique también un parche general para corregir diversos bugs que han aparecido en el salto a Windows 10 April 2018 Update. Ninguna nueva versión de Windows se libra de estos errores a pesar del programa Insider donde se prueba el sistema antes del lanzamiento. Windows Central los ha recopilado y hay de todo, desde errores en la instalación como después de ella.Algunos son graves como los sucedidos con equipos Alienware y otros son aleatorios como los cuelgues intermitentes del navegador Google Chrome con esta versión (para los amantes de las teorías de la conspiración Edge funciona cada vez mejor). También hay fallos generales en aspectos de sonido, micrófono o ratón y otros curiosos como la asignación errónea de letras de unidad a particiones de recuperación y las dificultades para eliminar apps, como ha mostrado un vídeo de un usuario de Reddit que se ha viralizado. Liberar espacio en Windows 10 April 2018 Update El nuevo sistema tampoco se libra de otra cuestión conocida de actualizaciones anteriores. La instalación no sólo exige una buena cantidad de capacidad de almacenamiento interno disponible para realizarla, sino que tras ella, deja rastros de instalación que ocupan un gran tamaño y que no se borran automáticamente.No suele ser un problema en PCs de sobremesa que dispongan de grandes unidades de almacenamiento y además, pueden usarse para volver a versiones anteriores, pero en algunos portátiles con SSD y no digamos en modelos tipo netbooks donde no sobra el almacenamiento, puede ser una cuestión crítica ya que almacena hasta 30 Gbytes de espacio.Afortunadamente, es sencillo liberar una buena cantidad de espacio después de actualizar al último Windows 10 siguiendo estos pasos:Accede al "liberador de espacio" desde el Menú de inicio > Herramientas administrativas o tecleando el nombre en el cuadro de búsqueda.  Selecciona la unidad donde deseas liberar espacio. Para este caso C: Pulsa sobre “limpiar archivos de sistema” para que la herramienta calcule el espacio a liberar. Verás una opción con las “instalaciones previas de Windows” que ocupará una enormidad de espacio de hasta 30 GB.  Márcala, así como otras referidas a archivos temporales, papelera de reciclaje, archivos de registro de instalación, archivos no críticos de Windows Defender, etc. Acepta para liberar una buena cantidad de capacidad de almacenamiento de tu equipo.Otra manera de hacer lo mismo es desde la herramienta de configuración general del sistema. Accede a "Configuración > Sistema > Almacenamiento > Sensor de almacenamiento > Liberar espacio ahora". Busca el apartado de "Instalaciones anteriores de Windows" y márcalo para recuperar un montón de Gbytes:Cómo liberar más espacio Además de eliminar archivos de instalaciones anteriores hay otras maneras conocidas de liberar capacidad de almacenamiento interno como:Desinstalar aplicaciones o juegos desde la herramienta “Programas y características” del Panel de control. Desinstalar apps ModernUI desde la herramienta general de “Configuración-Aplicaciones”, incluyendo archivos de mapas y otros. (Microsoft se empeña en instalar gran cantidad de bloatware. Le dedicaremos un práctico a ello). Buscar archivos duplicados y eliminarlos. Mover archivos no esenciales y copias de seguridad a unidades de almacenamiento externa. Fijar al mínimo el tamaño en la papelera de reciclaje o eliminarlo completamente. Eliminar las copias de archivos de los servicios de almacenamiento en nube y trasladarlas a una unidad externa o mantenerlas únicamente on-line. Eliminar puntos de restauración. Es una función de mantenimiento muy interesante pero si necesitas liberar espacio puedes dejar únicamente el último punto de control eliminando los anteriores. Puedes gestionarlo en “Panel de Control-Recuperación”. Si la capacidad de almacenamiento es crítica, puedes optar por medidas más radicales, eliminando totalmente la función de restauración; deshabilitar funciones como la hibernación e incluso reducir al mínimo la memoria virtual que el sistema asigna de la unidad de almacenamiento.
8 comentarios2 shares
03/05/2018Juan Ranchal
Windows Mixed Reality para SteamVR sale del “acceso anticipado”

Windows Mixed Reality para SteamVR sale del “acceso anticipado”

Con la publicación de Windows 10 April 2018 Update, la conocida plataforma digital de videojuegos Steam ha anunciado que el soporte de Windows Mixed Reality para SteamVR está saliendo de la fase de “acceso temprano” (early access).Durante los últimos cinco meses y basándose en la retroalimentación generada con los usuarios, Steam ha incluido varias mejoras lanzando más de 10 actualizaciones, mientras que Microsoft ha incluido en la actualización mencionada en el párrafo anterior nuevas correcciones y características que mejoran el acceso por parte de la plataforma. Estos movimientos se han transformado en una mejora notable de la estabilidad y el rendimiento, se ha incorporado retroalimentación para los controles de movimiento y se ha mejorado la forma en que aparecen los controles de movimiento en SteamVR.Este movimiento por parte de Steam parece que ha tenido una respuesta positiva dentro de su catálogo, ya que 422 juegos se han declarado oficialmente compatibles con Windows Mixed Reality. Además de esto, la plataforma también ha comentado que es consciente de las peticiones por parte de la comunidad sobre unas entradas más personalizables y la posibilidad de poner en marcha la característica Cliff House de Windows Mixed Reality.Veremos si esto termina dando otro pequeño impulso a la realidad virtual como forma de poder disfrutar de los videojuegos.Fuente: MSPowerUser
0 comentarios0 shares
01/05/2018Eduardo Medina
Cómo actualizar tu PC a Windows 10 April 2018 Update

Cómo actualizar tu PC a Windows 10 April 2018 Update

Microsoft acaba de comenzar el despliegue de Windows 10 April 2018 Update. La actualización de primavera -primera de las dos actualizaciones mayores que la compañía tiene previsto ofrecer cada año bajo el desarrollo de "Windows-como-servicio"- llega con retraso sobre lo previsto debido a los problemas de estabilidad de las últimas versiones de prueba y con un cambio de nombre de lo que hasta ahora conocíamos como Windows 10 Spring Creators Update.Como actualizaciones anteriores, Windows 10 April 2018 Update (versión 18.03) se ofrece de manera gratuita para usuarios que ya tengan una copia activada de Windows 10 y tendrá al menos 18 meses de soporte oficial. La versión se ofrece en cuatro ediciones generales, Home, Pro, Education y Enterprise, y variantes como “S” o “Workstations”.El despliegue de la nueva versión se producirá de manera gradual y no será hasta el 8 de mayo cuando esté disponible de manera general para todos los usuarios. Si quieres instalarla ya te ofrecemos los distintos métodos para actualizar o instalar desde cero este Windows 10 April 2018 Update, junto a sus requisitos y un resumen de novedades que ya te hemos ofrecido en artículos anteriores. Requisitos mínimos Windows 10 April 2018 Update Microsoft mantiene los requisitos mínimos de hardware de la versión inicial de Windows 10. Aunque todos sabemos que en la práctica necesitaremos algo más que estos mínimos para funcionar con cierta solvencia, la contención en este apartado sigue siendo notable teniendo en cuenta que son similares a los de Windows 8 y Windows 7.Buen trabajo de optimización el de Microsoft que nos permite instalarlo en una gran cantidad de equipos y facilita las grandes migraciones empresariales a Windows 10 sin necesidad de cambiar el hardware o con un coste bajo de actualización porque como verás se trata de unos requisitos bastante bajos para el nivel actual.Procesadores Intel o AMD x86 o x64, incluyendo SoCs, con frecuencia mínima de 1 GHz. Pantalla de 7″ (profesional) y 8″ (consumo). Mínimo 800 x 600 píxeles. Firmware UEFI 2.3.1 con Secure boot (descartable en las BIOS que lo permitan) 2 Gbytes de RAM para versiones de 64 bits. 1 Gbyte de RAM para 32 bits. 20 Gbytes de almacenamiento interno para 64 bits. 16 Gbytes para 32 bits. GPU con soporte para DirectX 9.Instalación de Windows 10 April 2018 Update Como en versiones anteriores, podemos usar varios métodos para actualizar/instalar el sistema antes que Microsoft termine el despliegue general. Vamos con ellos. Windows Update La forma más sencilla de obtener la actualización para un usuario de Windows 10 es esperar a que la misma esté disponible a través del actualizador del sistema. Como hemos comentado, puede ser que todavía no esté disponible en tu región porque el despliegue se realizará gradualmente. Si quieres comprobar si la nueva versión está disponible puedes revisarlo en la herramienta de Configuración < Actualización y seguridad < Windows Update < buscar actualizaciones. Fall Creators Update aparecerá como la versión 1803 y se instala como cualquier otra actualización.Aunque el actualizador permite conserva archivos, aplicaciones y datos de usuario, recomendamos encarecidamente realizar una copia de seguridad previa en un disco externo al equipo a actualizar. Un salvavidas en caso de problemas con la actualización. También conviene tener claro los métodos de recuperación para volver al sistema anterior por los mismos motivos. Forzando la actualización con el asistente Si quieres adelantar la actualización antes de que la tengas disponible en Windows Update, puedes acceder al portal oficial de Windows 10 y simplemente pulsar sobre la pestaña “actualizar ahora” para descargar el archivo “Windows10Upgrade9252.exe”. Ejecuta el archivo descargado para iniciar un asistente que actualizará el sistema a Windows 10 April 2018 Update. Como en el caso anterior, una copia de seguridad previa es altamente recomendable.Instalación limpia – ISO Muchos usuarios prefieren (preferimos) realizar una instalación limpia, desde cero, cada vez que instalamos una versión mayor como esta. Una buena ocasión para limpiar el equipo de carga innecesaria de aplicaciones o procesos después de unos meses de uso, algo que se termina notando en sistemas Windows simplemente con el paso del tiempo y la instalación y uso de aplicaciones y controladores. O limpiar rastros de virus o de adware que de todo hay en la viña del señor...Si optas por ello, nada más sencillo que seguir una de nuestras guías sobre instalación limpia que a estas alturas te debes saber de memoria. Básicamente, accedes al portal del Windows 10, descargas la herramienta “MediaCreationTool”, la ejecutas, seleccionas versión, arquitectura e idioma y eliges la creación de un medio de instalación para otro PC.Aquí tienes dos opciones. Crear el medio de instalación oficial directamente en un DVD o pendrive o descargar la imagen ISO del sistema que puedes grabar después con nuestra herramienta favorita, el infalible Rufus, especialmente indicado si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con UEFI.Después de instalar, necesitaremos que los servidores de activación de Microsoft reconozcan el equipo y validen el sistema, algo que se realizará de forma automática si hemos tenido instalado Windows 10 en ese equipo y no hemos realizado un cambio mayor de hardware, como la placa base. Si la activación no se realiza de forma automática, la realizaríamos de forma manual desde la herramienta de Configuración > Actualización y seguridad > Activación > Cambiar clave de producto. Máquina virtual Otra parte de usuarios prefiere esperar unos días o semanas antes de actualizar para asegurar un despliegue correcto y no comprometer su equipo, especialmente en máquinas destinadas a producción. Una forma de probar Windows 10 April 2018 Update manteniendo nuestro sistema anterior es mediante máquinas virtuales.Puedes seguir esta guía paso a paso para realizar la instalación. Utiliza WMware Workstation, de lo mejor del sector, pero si no tienes este tipo de aplicaciones comerciales puedes utilizar otras gratuitas como el Oracle VirtualBox cuya última versión 5.0 soporta Windows 10. Es tan sencillo como descargar la ISO de Fall Creators Update y abrirla en una máquina virtual. Novedades Windows 10 April Update Han sido múltiples los artículos que te hemos ido ofreciendo de esta versión desde las primeras versiones que probamos en el canal Insider. Hace unas semanas publicamos un especial con sus novedades que te recomendamos. A modo de resumen:Interfaz de usuario. Sin cambios relevantes en este apartado, las novedades llegan del aumento del nuevo lenguaje de diseño Fluent Desing en más lugares del sistema, en el teclado virtual, la barra de tareas, el reloj emergente o en la aplicación general de Configuración. Llega Timeline. Microsoft ha implementado en esta versión la aplicación de línea del tiempo que en principio iba a estar disponible en anteriores versiones. Una función que mejora la ” Vista de tareas” con el objetivo de facilitar la reanudación de las “actividades” que estabas realizando anteriormente, hasta 30 días anteriores y en los dispositivos sincronizados. Focus Assist. Una función que permite bloquear fácilmente las notificaciones, los sonidos y las alertas para crear sesiones de trabajo sin distracciones. Gráficos, vídeo, pantalla. Microsoft ha añadido una nueva página de configuración de gráficos que permite elegir qué GPU desea que utilicen las aplicaciones si tienes un sistema de múltiples gráficas. Privacidad y seguridad.  Microsoft ha mejorado este apartado con una aplicación que aportará mayor transparencia en la recogida de datos de Windows 10. Se trata de un visor de datos de diagnóstico independiente del panel de privacidad. También interesantes las nuevas pantalla para gestionar la privacidad de los componentes existentes y de dos nuevas configuraciones para Inking & Typing y Find my device. Mejoras en Edge. Amplias mejoras para el navegador web por defecto del sistema. Añadidas las apps progresivas (PWAs), mejora de la funcionalidad de autocompletar, mejorada la vista de lectura, ajustes en el modo privado ‘InPrivate’ o la capacidad de silenciar pestañas en Edge. El idilio con Linux continúa. Microsoft ha añadido nuevas herramientas Unix para reforzar el subsistema Linux para Windows (WSL) incorporado en anteriores versiones del sistema. El objetivo de este “amor por Linux” es conocido: que los usuarios de Linux (especialmente desarrolladores) dispongan de herramientas nativas en Windows sin tener que recurrir al uso de herramientas de terceros, distribuciones Linux o máquinas virtuales. Cortana. El asistente personal Cortana tiene una nueva interfaz de “Organizador” que facilita ver listas y recordatorios. La nueva característica de Cortana Collections se ha fusionado con la función de Listas. Emparejamiento rápido y compartición bajo Bluetooth. Microsoft ha añadido una función de “emparejamiento rápido” que facilitará la conexión de dispositivos bajo la norma inalámbrica. Actualizaciones a Windows 10 Spring Creators Update. Microsoft ha implementado cambios en el proceso de actualización de equipos hacia esta versión, lo que ofrece una reducción del tiempo empleado en el proceso en el que el usuario no puede trabajar con su equipo. Adiós al Grupo Hogar, la característica de conectividad de red que permite conectar de forma sencilla equipos en una red local, para compartir archivos entre ellos y también impresoras conectadas. Ya se conocía la decisión de eliminar esta característica, aunque seguimos dudando si está motivada en decisiones técnicas o comerciales de Microsoft. Microsoft permite iniciar sesión en un PC sin contraseña, autenticando con Windows Hello. Solo está disponible en la variante Windows 10 S Las fuentes del sistema llegan a la herramienta de configuración. Ahí se pueden gestionar e instalar desde la tienda de Microsoft. También estarán disponibles en la Microsoft Store las nuevas aplicaciones web progresivas y los paquetes de idiomas para el sistema. Mejoras en la nueva app de Contactos, que ahora permite arrastrar y soltar y anclar contactos en la barra de tareas. La actualización de Windows ahora bloqueará los modos de suspensión para poder completarlas. Implementada la recuperación de contraseña para cuentas locales, desde la pantalla de inicio de sesión para recuperar el acceso al equipo si olvidas la contraseña. Las aplicaciones de inicio ahora se pueden administrar en la herramienta general de Configuración. Acceso rápido a la configuración de aplicaciones desde el menú de inicio alternativo del sistema. Ahora se pueden establecer límites de datos, imponer restricciones de datos de fondo y ver el uso de datos en Wi-Fi y conexiones Ethernet cableadas además de las conexiones de datos móviles. También puedes configurar un equipo para que solo se conecte a redes de banda ancha y no a Wi-Fi. Nuevo modo de “rendimiento máximo” añadido en los equipos con Windows 10 Pro para workstations. Nuevo 'Modo S'. La versión que se ha sacado de la manga Microsoft para no cancelar Windows 10 S. Con esta versión del sistema, Microsoft mostrará software enfocado a la productividad y no el bloatware con el que inunda el resto de versiones de consumo.Resumiendo: nada de revolución, pero muchas pequeñas novedades y mejoras, cambios aquí y allá y diferentes tuneos para este Windows 10 April Update. Te puede gustar más o menos su interfaz y otros componentes, pero hay que resaltar que sigue funcionando igual de bien que en versiones anteriores y en equipos con bajo nivel de hardware. Por lo demás, actualización obligada para clientes de Windows 10.
35 comentarios2 shares
30/04/2018Juan Ranchal
Guía Windows 10 y Ubuntu 18 ¡Aprovecha ambos en el mismo equipo!

Guía Windows 10 y Ubuntu 18 ¡Aprovecha ambos en el mismo equipo!

Windows 10 y Ubuntu 18 es una combinación excelente para aprovechar las ventajas del sistema operativo de referencia en Microsoft y la distribución GNU/Linux más popular del mercado propuesta por Canonical.La reciente liberación de Ubuntu 18.04 LTS (versión importante por su soporte de largo término) y el inminente lanzamiento de la nueva versión mayor de Windows 10, conocida como Spring Creators Update y que puede llegar como Windows 10 April 2018 Update, nos permite actualizar una guía de instalación que hemos venido realizando con versiones anteriores de Windows y Ubuntu.Windows 10 y Ubuntu 18 es una combinación ideal, pero no la única, y la guía sirve básicamente para instalar dos o más sistemas operativos, sean otros Windows, Linux o incluso macOS bajo hackintosh. En todos los casos y más allá de discusiones insustanciales sobre cuál es "el mejor sistema operativo" del mercado, el objetivo es aprovechar las ventajas de cada uno (que las tienen) y en este caso concreto, que un usuario típico de Windows pueda instalar y probar Linux. Algo que jamás ha sido tan sencillo como verás. Windows 10 y Ubuntu 18: planteamiento inicial Ubuntu 18.04 LTS (nombre en clave Bionic Beaver) puede instalarse como cualquier sistema operativo en un equipo compatible, de diversas maneras. Puede ejecutarse como “Live CD" o "Live USB" ejecutándose desde estos mismos dispositivos externos y sin necesidad de tocar para nada sistemas instalados como Windows. Es la opción preferente para empezar en el mundo Linux y para pruebas. Otra manera sin tener que modificar sistemas instalados es utilizando máquinas virtuales en equipos con Windows, OS X o Linux.También puede instalarse en un equipo que ya tenga otros sistemas operativos. Es la opción ideal por rendimiento y utilidad aunque ya exige realizar una serie de cambios en el equipo. Es la opción que vamos a revisar en este práctico, instalando Ubuntu 18 en un portátil con Windows 10 actualizado a la última versión. El resultado será dos sistemas operativos en el mismo equipo (juntos pero no revueltos) a los que podremos acceder en segundos gracias al gestor de arranque que ofrece Ubuntu. Equipo hardware Sobre el papel, cualquier equipo con Windows 10 instalado o en el que instalemos una copia nueva del sistema de Microsoft, está capacitado para ejecutar Ubuntu 18 porque sus requisitos mínimos de hardware son muy similares. Eso sí, no podemos olvidar que Windows tiene un soporte hardware mucho más completo que Linux y los grandes fabricantes no suelen soportar Ubuntu de manera oficial y general salvo equipos específicos.Por ello, puede suceder que algún componente secundario no te funcione correctamente. Afortunadamente, el hardware primario (placa, procesador y gráfica) van a funcionar en la inmensa mayoría de equipos porque Ubuntu cuenta hoy con un gran soporte para las arquitecturas principales y controladores, sean usando drivers libres o privativos.Para que tengas una referencia, el equipo donde realizamos la prueba es un portátil MSI Leopard con procesador Core i7-7700HQ, 16 GB de RAM, una gráfica integrada Intel 630, una dedicada GeForce GTX 1050 y una SSD que reemplazó en su día al disco duro instalado originalmente. El equipo cumple sobradamente los requisitos hardware de ambos sistemas y está actualizado a Fall Creators Update. Preparando particiones Como va a suceder en la mayoría de equipos con Windows, nuestro portátil tiene ocupado el total de la capacidad de la SSD de 256 Gbytes con una partición, pero tiene espacio libre en ella para instalar Ubuntu 18.04 como vamos a ver. Si tu equipo cuenta con una partición adicional (como te hemos recomendado en otras guías) que puedas vaciar o tienes una segunda SSD (o disco duro) puedes utilizarla. Lo mismo si vas a realizar la instalación en un equipo de sobremesa. Si tienes varias SSD o discos duros instalados puedes dedicar uno de ellos para Linux.No es obligatorio hacerlo y para este caso práctico no es posible, por lo que necesitamos liberar espacio para las particiones de Ubuntu de la siguiente manera:Accedemos al administrador de discos de Windows 10 desde el Panel de control > Herramientas administrativas o empleando el comando “compmgmt.msc” desde la ventana ejecutar.Como verás, tenemos una partición reservada para el sistema y el resto en una partición primaria “C” ocupada con la instalación de Windows 10 que es la que tendremos que reducir para lograr espacio. Para ello pulsamos con el botón derecho sobre ella y marcamos sobre “reducir volumen”.La herramienta comprobará el espacio libre disponible en la partición “C” y mostrará el máximo en la que la podamos reducir la partición (en nuestro caso 88730 MB. Fijamos en 60000 MB el espacio a reducir y ese será el tamaño de la partición para Ubuntu. El tamaño es orientativo. Un usuario que trabaje a diario con Ubuntu necesitará más capacidad pero en nuestro caso, para pruebas, tenemos de sobra y realmente no podemos liberar más espacio. Como hemos dicho, en un equipo de producción necesitarás más espacio.Veremos como rápidamente se habrá creado un espacio en disco adicional vacío. No toques nada más ni crees nuevas particiones. Ya se encargará el instalador de Ubuntu de crear las particiones necesarias en el espacio libre que hemos creado.El administrador de discos de Windows 10 es suficiente para manejo básico de particiones, pero si necesitas algo más avanzado puedes acudir a software especializado. Entre los que más nos gusta destacamos el EaseUS Partition Master que tiene versión gratuita. Su manejo no es sencillo y hay que saber lo que se hace, pero funciona de forma automatizada y con él obtendremos control total de las particiones. Descargando Ubuntu Accedemos a la página web oficial que ha preparado Canonical y descargamos la versión que nos interese. En nuestro caso optamos por la imagen .ISO de Ubuntu para escritorio (“ubuntu-18.04-desktop-amd64.iso”). Ya te informamos que Canonical eliminó la edición de 32 bits, por lo que la edición de 64 bits es la referencia del lanzamiento. Puedes obtenerla en descarga directa o vía Torrent si los servidores están saturados.También puedes optar por instalar las otras variantes de la familia Ubuntu, Kubuntu 18.04 LTS , Ubuntu MATE 18.10 LTS, Xubuntu 18.04 LTS o Lubuntu 18.04 LTS o Ubuntu Budgie 18.04 LTS.  En cualquier caso, el proceso de instalación es el mismo con cualquiera de las variantes para lo que nos interesa en este artículo.Preparando medio de instalación Una vez descargado Ubuntu 18.04 LTS podemos utilizar un medio óptico (DVD) o una unidad USB (pendrive o disco externo). Vamos a utilizar ésta última, mucho más rápida (USB 3.0) y versátil, además que el MSI donde vamos a instalarlo carece de unidad óptica.Para ello utilizamos una herramienta que nunca falta en nuestra colección, Rufus, aunque puedes emplear tu aplicación favorita. Descargamos y ejecutamos Rufus. Tiene opción portable que no necesita instalación y funciona a la perfección.Insertamos el medio USB que utilizaremos en la grabación y seleccionamos la imagen ISO recientemente descargada de Ubuntu. Como tipo de partición vamos a utilizar “GPT para UEFI” que es el que estamos utilizando en el portátil. Gestionando BIOS / UEFI y orden de arranque Ya hemos hablado de la problemática de UEFI (reemplazo de las BIOS) a la hora de instalar otros sistemas operativos más allá del Windows 10/8 pre-instalado. Desde Windows 8,  los fabricantes han implementado el firmware conocido como UEFI, una extensión del proyecto EFI de Intel (también usado en equipos Mac) escrito en lenguaje C. Un reemplazo (muy necesario) de unas BIOS de 25 años de antiguedad que proporciona mayor flexibilidad, potencia y facilidad de uso mediante una interfaz de usuario gráfica, pero que complica la instalación de otros sistemas.Aprovechando las posibilidades de las UEFI, Microsoft activó (a partir de Windows 8) un “sistema de arranque seguro” denominado Secure Boot que obliga a firmar el firmware y el software protegiendo el proceso de arranque del sistema. Varias distribuciones GNU/Linux añadieron soporte para poder instalarse. De hecho, Ubuntu soporta UEFI hace algunas versiones a través del Secure Boot System oficial de Microsoft para Linux, publicado por la Fundación Linux.Aún así, en este equipo, hemos tenido algunas complicaciones para ajustar la configuración de Secure Boot y UEFI. Si tienes problemas para manejar este tipo de instalaciones mezclando Windows con Linux o utilizando varios Windows como puede ser una instalación dual de Windows 7 y Windows 10, tendrás que utilizar MBR, prescindir de UEFI y sobretodo del Secure Boot.  Instalando Ubuntu 18.04 LTS La instalación de un Linux como la última versión de Ubuntu ha avanzado de una manera extraordinaria, en un proceso -casi- completamente automatizado y rapidísimo. Antes de instalar debes asegurarte que la unidad desde donde vamos a instalar el sistema esté por delante de la que contiene el arranque del disco duro o SSD. Entramos en la BIOS/UEFI y seleccionamos la unidad USB como primer dispositivo de arranque.En este equipo con SSD y desde un USB 3.0, la instalación se completa en apenas 5 minutos. Lo vemos en detalle:Colocamos el pendrive que hemos preparado y reiniciamos el equipo. El menú de arranque de Ubuntu nos permite probar el sistema en modo “Live CD” para prueba o instalar en disco. Elegimos la segunda opción y continuamos:Seleccionamos español como idioma de instalación. No actives la descarga de actualizaciones ni la instalación de software de terceros. Lo haremos posteriormente desde el mismo sistema. La siguiente pantalla sí es importante y refiere al tipo de instalación. Si controlas las particiones en Linux puedes crearlas a tu gusto utilizando la pestaña “Más opciones”, establecer tamaño, punto de montaje o instalación del cargador de arranque. Si no eres un experto no te compliques la vida porque no es obligatorio hacer nada de eso. Como verás, el instalador reconoce una instalación de Windows 10 y te ofrece instalar Ubuntu junto a él. Esta es la opción que debes elegir sin tocar para nada las particiones.En esa configuración, Ubuntu creará sus propias particiones en el espacio de la SSD (60 GB) que si recuerdas dejamos libre e instalará el sistema. No hay que hacer nada más salvo indicar el nombre del usuario y contraseña de administrador que utilizaremos. La instalación, como decíamos, es rapidísima en una SSD.Windows 10 y Ubuntu 18 Una vez completada la instalación de Ubuntu ya tendremos disponible el cargador de arranque, pero es probable que en este tipo de configuraciones UEFI, seleccione por defecto la instalación de Windows. No queremos eso por lo que tendremos que acudir de nuevo a la BIOS y modificar el orden de arranque.La configuración dependerá de cada equipo y BIOS en particular, pero el objetivo es el mismo, seleccionar la instalación de Ubuntu como primera de arranque para cargar Grub. En el portátil MSI de prueba se realiza desde aquí:Una vez gestionada la BIOS ya podemos reiniciar el equipo y encontrarnos con el gestor Grub que nos permite ese arranque dual que buscamos, Ubuntu o la copia previa de Windows 10 (desde Windows Boot Manager).Finalmente, aquí tenemos el nuevo Ubuntu 18.04, ofrecido gratuitamente como software libre bajo licencia GPL. Una versión importante por el soporte de largo término que ofrece. No nos vamos a extender en sus características porque no es el objetivo de este artículo, pero si lo necesitas, puedes revisar un primer vistazo con las novedades que han publicado nuestros compañeros de MuyLinux.Por lo demás, recomendar este tipo de instalaciones para usar varios sistemas en el mismo equipo. Sus posibilidades no se acaban con los sistemas utilizados y se pueden utilizar otros Linux, sistemas como Windows 7 e incluso un OS X bajo hackintosh. Sólo hay que tener espacio de almacenamiento libre, cuidar el orden de instalación, lidiar con UEFI y Secure Boot (o anularlos) y tener tiempo y ganas para todo el proceso.Concluimos insistiendo que Windows 10 y Ubuntu 18 es una combinación excelente para disfrutar de la versión más avanzada del sistema operativo líder del escritorio y de la última versión de la distribución GNU/Linux más popular del mercado. No te dé miedo. La instalación es sencilla y si aún no estás seguro, emplea una máquina no productiva para las pruebas y a disfrutar de ambos.
11 comentarios1 shares
29/04/2018Juan Ranchal
Windows 10 Spring Creators Update saldrá el lunes 30 de abril

Windows 10 Spring Creators Update saldrá el lunes 30 de abril

Windows 10 Spring Creators Update estará disponible para su descarga a partir del próximo lunes 30 de abril. Así lo ha confirmado Microsoft, que tuvo que retrasar el lanzamiento, previsto para el pasado día 10, debido a un error grave de última hora -pasa hasta en las mejores familias- que tenía como consecuencia el temible pantallazo azul de la muerte (BSOD por sus siglas en inglés).De hecho, aunque el nombre que hemos utilizado habitualmente para referirnos a esta versión es Windows 10 Spring Creators Update, Microsoft ha abandonado dichas denominaciones para simplificar las dos actualizaciones anuales que incluye su nuevo ciclo de desarrollo y lanzamientos bajo el paradigma del software como servicio (SaaS), en este caso, Windows como servicio, y de lo que hablamos en realidad es de Windows 10 April 2018 Update. No estuvo a punto para el día 10, pero por lo menos cumple con el abril.Eso sí, cumple por los pelos, y es que Windows 10 April Update estará disponible a partir del lunes 30, pero solo para descargar manualmente. La actualización vía Windows Update comenzará a distribuirse a partir del próximo martes 8 de mayo, lo cual significa que tardará un tiempo en extenderse a todos los usuarios de Windows 10, habida cuenta de que se realiza por fases para mayor seguridad.¿Qué hay de nuevo, te preguntas? Sobre las novedades de Windows 10 April Update publicamos hace unas semanas ese artículo a fondo, al que te recomendamos echar un vistazo si es que necesitas refrescar la memoria. No vas a encontrar ninguna revolución, pero sí muchas novedades interesantes. No obstante, Microsoft ha aprovechado la vez para publicar unos vídeos de demostración de alguno de los cambios más destacados (en inglés, claro).TimelineTimeline te permite retroceder en el tiempo a las actividades pasadas en las que has trabajado en todos tus dispositivos, para que puedas volver a ellas como nunca.Focus AssistFocus Assist te ayuda a hacer más cosas bloqueando fácilmente las notificaciones, los sonidos y las alertas para crear sesiones de trabajo sin distracciones.Microsoft EdgeLa opción de Nearby Sharing te permite compartir instantáneamente tus vídeos, fotos, documentos y sitios web con personas y dispositivos cerca de ti a través de Bluetooth o Wi-Fi.
2 comentarios0 shares
28/04/2018J.Pomeyrol
Windows 10 Lean, versión reducida para equipos de baja gama

Windows 10 Lean, versión reducida para equipos de baja gama

Windows 10 Lean es otra variante del último sistema operativo de Microsoft que ha aparecido en la compilación 17650, una de las primeras versiones de prueba para la próxima actualización de otoño, Redstone 5.A la espera del lanzamiento de la actualización de primavera, Windows 10 Spring Creators Update, una vez se hayan resuelto los problemas de estabilidad que la han retrasado, nos llegan referencias de otra nueva versión que estaría desarrollando Microsoft en paralelo con la edición estándar.El núcleo unificado de Windows 10 y el modelo de desarrollo de 'Windows-como-servicio' permite crear un montón de variantes sobre la misma base. Lo hemos visto con el Windows 10 S o con el Windows 10 para Workstation. Windows 10 Lean sería otra de estas variantes y suena interesante para utilizar en equipos con bajo recursos de hardware, sean portátiles básicos, mini-PCs o tablets.El tamaño del sistema operativo se ha reducido en más de 2 Gbytes sobre el tamaño de Windows Pro, eliminando servicios y aplicaciones de todo tipo, desde fondos de pantalla, al editor del registro, pasando por la consola de administración de MMC, aplicaciones legado como Internet Explorer o Paint, además de Photos, Maps, Groove Music, Movies & TV y otras.Con ello, Windows 10 Lean podría instalarse en máquinas con solo 16 Gbytes de capacidad de almacenamiento. Al reducir la huella de la instalación original y eliminar los mismos componentes de las actualizaciones, se facilitaría el mantenimiento del sistema a la última versión.Lo más interesante de este Windows 10 Lean es que parece una versión temprana del Windows 10 Core. Si variantes como Windows 10 S han sido un fiasco y es dudosa la utilidad real de Windows 10 para Workstation, Windows 10 Core sí sería sumamente interesante porque sería la versión modular del sistema.Simplificación máxima del sistema operativo, incluiría el núcleo y los servicios y aplicaciones esenciales para funcionar, añadiendo componentes según fuera necesario o solicitado por el usuario. Windows 10 Lean estaría disponible en la próxima actualización de otoño.Mucho antes (esta misma semana) debe llegar el lanzamiento de la actualización de primavera, Windows 10 Spring Creators Update o como Microsoft termine llamándola. Estamos a la espera. Te lo contaremos.
13 comentarios1 shares
25/04/2018Jose Montes
El Modo S de Windows 10 podrá cancelarse desde la Microsoft Store

El Modo S de Windows 10 podrá cancelarse desde la Microsoft Store

El Modo S de Windows 10 que se ha inventado Microsoft para reemplazar al sistema operativo ligero Windows 10 S, podrá deshabilitarse y acceder a la versión completa del sistema mediante una opción incluida en la tienda oficial.Por si te has perdido con este asunto te ponemos en situación. Windows 10 S es una variante de Windows 10 que fue presentado en mayo de 2017 como estrella mediática del evento #MicrosoftEDU. Aunque Microsoft destacó su mayor ligereza, seguridad y facilidad de gestión y administración frente al Windows 10 estándar, sus graves limitaciones por el bloqueo de la instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial dejando fuera alternativas de terceros en todos los campos de uso, ha provocado lo que la mayoría de medios adelantamos: un fiasco.El sistema (enfocado al sistema educativo y empresas para frenar a los Chromebooks de Google) no ha durado ni un año. Microsoft ha rectificado rápido abandonando Windows 10 S como sistema operativo independiente a favor de un Modo S de Windows 10 que vendrá habilitado por defecto en equipos nuevos para los clientes que así lo escojan, junto a las versiones completas de Windows 10, Home o Pro.Por si -como es previsible- los usuarios de estos equipos terminen optando por el uso de la versión completa de Windows 10, Microsoft facilitará la transición con una opción en la Microsoft Store que permitirá deshabilitar este modo S.La opción es similar a la que ofrece Microsoft para el cambio de versiones de Windows 10, de Home a Pro, solo que en este caso será gratuita. No tenemos claro cómo se realizará el proceso contrario, es decir del Windows 10 estándar a un modo S. Tampoco vemos motivos para hacerlo ni siquiera en los segmentos a los que enfoca Microsoft. Sus limitaciones son tan comprometidas que eclipsan a sus potenciales ventajas.Esta función de cancelación del modo S de Windows 10 ha sido descubierto en la compilación 17134 de las versiones Insider y debería implementarse en Windows 10 Spring Creators Update, la nueva actualización del sistema como sabes retrasado por errores BSOD y que debe llegar en breve quizá con otra denominación.
2 comentarios1 shares
24/04/2018Jose Montes
20 años del BSOD de Windows 98 ¿Se repite la historia?

20 años del BSOD de Windows 98 ¿Se repite la historia?

Este fin de semana se han cumplido veinte años del famoso BSOD de Windows 98. El retraso en el lanzamiento de  Windows 10 Spring Creators Update muestra que Microsoft no se ha librado de las pantallas azules de la muerte dos décadas después.El BSOD de Windows 98 es otro suceso que ha pasado a la historia de Microsoft. Hace justo 20 años en una conferencia del COMDEX, un nervioso Chris Capossela (hoy responsable de marketing) publicitaba en directo las características del nuevo sistema operativo que reemplazaría a Windows 95 bajo la atenta mirada del por entonces jefazo Bill Gates.La intención era demostrar las capacidades plug-and-play de Windows 98. Capossela conectó un escáner a un PC con la versión beta del sistema y sucedió lo impensable, toda una legendaria "pantalla azul de la muerte" (Blue Screen Of Death) en directo.Gates se lo tomó con humor y en un tono sarcástico comentó: "Esa debe ser la razón por la que aún no hemos publicado Windows 98". El sistema se distribuyó dos meses después del suceso, pero la historia de estos errores críticos del sistema operativo vuelve a repetirse.Microsoft ha retrasado el lanzamiento de Windows 10 Spring Creators Update, la nueva actualización mayor que en principio debería haber llegado el pasado día 10 de abril. La compañía ha explicado que descubrió problemas de funcionamiento y estabilidad en la última compilación publicada en el canal de prueba, Insider, que podrían resultar en fallos críticos de los equipos. Sí, los mismos fallos BSOD que 20 años atrás en Windows 98.
26 comentarios1 shares
23/04/2018Juan Ranchal
[ ]