Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

F1 2018, análisis (PC)

Publicado el

Como ya es habitual por estas fechas, llega una nueva entrega del título oficial de simulación de conducción de Fórmula 1, F1 2018, que promete ofrecer todo lo que los fanáticos de la velocidad esperan. Hemos tenido la oportunidad de probarlo a fondo durante unos días y estas son nuestras impresiones.

Cuando una saga alcanza la solera de la serie que firma Codemasters cada vez es más difícil innovar. Sin embargo, este año Codemasters ha realizado incorporaciones muy importantes que tienen gran influencia en la jugabilidad, además de revisar todo lo que ya funcionaba bien para pasar de un título notable a un sobresaliente sin paliativos.

Un apartado técnico brillante

Lo primero que salta a la vista es que, si bien se puede apreciar que el apartado gráfico del juego ha sido pulido, no supone una mejora tan notable respecto al F1 2017. Desde hace un par de años, el estudio se ha dedicado a perfeccionar una base que ya era muy buena y este año merece la pena destacar un sistema de iluminación muy mejorado y las espectacularidad de las carreras con condiciones meteorológicas adversas.

F1 2018 puede presumir de unos gráficos que casan a la perfección la calidad visual y un rendimiento óptimo con una estabilidad de FPS; algo envidiable frente a los muchos juegos de conducción. Desde los escenarios y ubicaciones hasta los circuitos, todo está muy cuidado y hará las delicias de los aficionados a este deporte, que verán como cada detalle ha sido trasladado con mimo.

En términos de rendimiento F1 2018 es una maravilla.Lo hemos jugado en un equipo dotado de las siguientes especificaciones:

  • Intel Core i5 4690K @ 4,1 GHz.
  • 8 GB DDR3 a 2.133 MHz.
  • NVIDIA GTX 1060 6 Gbytes
  • SSD Samsung EVO 850 de 500 GB.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.

En nuestras sesiones de juego, con detalles en alto y en una resolución 1080p la expereincia ha sido magnífica. Con estos mimbres el motor ofrece entre 65 y 80 FPS en todo momento y, más allá de lo bien que se ve (atención especial para el humo y la iluminación), nos sorprende gratamente la robustez cuando hay muchos vehículos en pantalla, ocurren accidentes o comienza a llover.

El rendimiento con gráficas más modestas también es correcto, aunque es complicado llegar a los 60 FPS (en nuestra opinión, importante en un juego de esto tipo) sin sacrificar demasiado el detalle. Una GTX 970 ronda los 35-40 FPS mientras que con las AMD R9 390 se rondan los 50. Si subimos el listón de la resolución a 2K o 4K las exigencias, obviamente, se multiplican y necesitaremos gama alta de NVIDIA o AMD para mover el juego de forma fluida.

En el apartado sonoro, la fidelidad con la que se reproducen los sonidos de los motores y los diferentes matices entre unos, también son de alta calidad; un detalle que es muy importante en un juego de carreras, y más aún si se trata de algo tan característico como la Fórmula 1.

Por último, destaca también el doblaje íntegro de los diálogos al castellano, que nos da pie a poder disfrutar de una experiencia más inmersiva durante las entrevistas, o las charlas con los ingenieros durante las carreras (algo que en anteriores entregas suponía el esfuerzo añadido de tener que estar pendientes de traducir mentalmente).

Grandes mejoras en lo jugable

Es el aspecto en el que más se ha mejorado sin duda alguna. Con respecto a la jugabilidad mantiene el sello tan característico de Codemaster, si quieres un título arcade, puedes ajustarlo para que así sea, si quieres una experiencia de simulación, también puedes ajustarlo con resultados muy satisfactorios en ambos sentidos.

Esto es importante porque normalmente cuando se hacen este tipo de prácticas, suele fallar alguna de las experiencias. F1 2018 consigue unir el mundo del arcade con el de la simulación haciendo que ambas experiencias sean más que satisfactorias. Los modos de juego son los que ya nos hemos ido encontrando:

Contrarreloj

Puedes escoger cualquier coche y cualquier circuito e intentar batir el cronómetro, ya que, mediante conexión, en este modo de juego compara nuestros tiempos con el ranking mundial de jugadores en tiempo real.

Prueba de Fin de Semana

Este modo te permite correr un circuito en concreto u organizarte a tu gusto un mundial entero de Fórmula 1 con el orden de circuitos que más te guste.

Multijugador

Finalmente F1 2018 se ha unido también a la nueva tendencia del mundo de la simulación de carreras, y ha incluido un parámetro que mide tu deportividad y limpieza para agruparte con gente que quiere correr de igual forma que tú.

Esto es un punto importante porque parece que la tendencia es a crear este tipo de sistemas en juegos de carreras y eso es porque indudablemente es lo mejor para evitar a la gente que solo entra a correr para hacer el cafre, pero suelen ser sistemas caros de desarrollar y mantener, aunque la ola parece imparable desde que Iracing lo popularizó y ya todos los títulos de este tipo incluyen de algún modo sistemas que permiten la agrupación de jugadores en función de cómo se comportan estos, lo cual merece ser aplaudido.

Carrera Profesional, el sueño de cualquier aficionado a la F1

La carrera profesional comienza con la clásica personalización de personaje, en la que escogemos un avatar, un número, nacionalidad, casco, nombre y apellidos, con el añadido de que ahora podemos incluso escoger un nombre de entre una lista predefinida. Este nombre será el que usen los comentaristas luego para referirnos a nosotros durante el juego.

La carrera profesional esta vez va orientada a reproducir de una forma más fiel el mundillo de la Fórmula 1. Para empezar, tienes una reputación que según vas avanzando, va desplazando una barra hacia la deportividad o el espectáculo. Este parámetro determinará tu relación con las diferentes escuderías ya que unas valorarán mucho más que seas una persona con un perfil deportivo y otras una máquina de hacer dinero.

Para determinar este parámetro se ha incluido un sistema de entrevistas que es más profundo de lo que parece al principio. En las entrevistas te hacen una pregunta, te dan 12 segundos para responder y tienes que escoger de entre dos y cuatro opciones de respuesta distintas. Las respuestas son tremendamente importantes porque no solo van dirigidas a determinar tu espíritu deportivo o de espectáculo, sino que pueden afectar a multitud de parámetros. Así, por ejemplo, un comentario mal llevado hacia tu equipo, te hará perder reputación con ellos.

La reputación con tu equipo es importante porque según avanza la temporada tendrás que ir renegociando tu contrato, y si tu posición y reputación es buena, podrás ir consiguiendo más cosas que son realmente determinantes, como puede ser la capacidad de desarrollar dos mejoras a la vez en cada departamento, mejor trato a la hora de hacer pit-stops o conseguir mayor puntuación de desarrollo y lo más complicado, arrebatarle el puesto de primer piloto a tu compañero de equipo, es decir, ganarte el favor de tu equipo es importante, pero también tienes que pensar en tu propia carrera profesional.

Por otro lado, también tienes que tener cuidado con las respuestas dirigidas a alguno de los departamentos de desarrollo, ya que un comentario molesto hacia el grupo motor puede suponer que tu departamento de desarrollo de grupo motor se desanime o te coja antipatía y se esfuercen menos, lo que supone precios de desarrollo más caros o una menor fiabilidad en este proceso. De esta forma, han añadido un componente de rol al juego que hace que sea tremendamente interesante tanto dentro como fuera de pista y que tengas que saber defenderte en cualquier situación.

También es determinante el sistema de rivalidad, que antaño se rivalizaba solo con un piloto mientras que ahora, siempre vas a rivalizar con tu compañero de equipo y luego tienes otro hueco disponible para seleccionar un piloto con que quieras enfrentarte. Escoger a tu rival bien es importante; por ejemplo, si escoges de rival a Sebastian Vettel mientras estás en el equipo de Toro Rosso vas a perder porque tu coche no es ni la mitad de competitivo, lo que solo hará que pierdas puntos y reputación, mientras que, si escoges otro rival como un piloto de Sauber o Williams, puedes tener más posibilidades y aumentar puntos y reputación. Ganar un duelo a un piloto de otro equipo es también una forma de ganar reputación con respecto a ese equipo de cara a futuros contratos.

Por último, el sistema de desarrollo del coche sigue el mismo estilo del F1 2017. Hay cuatro departamentos: Grupo Motor, Chasis, Aerodinámica y Durabilidad. Todos los equipos son competitivos en todas estas categorías al mismo tiempo y también el nivel de desarrollo de estas se pondera en una media global, así, un Red Bull es el mejor en aerodinámica, pero es el penúltimo en grupo motor por llevar un motor Renault, pero sin embargo es el tercer mejor coche del ranking general.

El desarrollo de nuevas piezas tarda al menos un par de carreras en estar completo y si es una pieza muy determinante o importante tarda tres carreras y su precio es el doble del normal. Además, cabe la posibilidad de que un desarrollo resulte fallido, lo que te obliga a invertir de nuevo el 50% del precio original y esperar un fin de semana más para tenerlo preparado.

Con respecto a la conducción, han añadido uno de los reclamos de la comunidad más fanática de F1 que llevaban años pidiendo, la gestión del ERS. El ERS es el sistema de emisión de energía de los motores híbridos de los Fórmula 1. Este sistema eléctrico añade los caballos extra de un motor de F1 y funciona mediante una batería que se recarga mediante los gases de combustión y la energía térmica generada mediante la frenada del monoplaza, su gestión determina el impulso de aceleración que tendrá el coche y por tanto la velocidad total que consigas en una vuelta, por lo que la gestión de cuánta energía emita es muy importante.

Además del ERS, seguimos teniendo que gestionar el desgaste de neumáticos, la estrategia de paradas en Box de carrera, las zonas de DRS, el ahorro de combustible, etc.

Conclusiones: F1 2018 es un sueño

Creo que los fans de F1 se sentirán como en el juego que llevaban años soñando. Todos los añadidos con respecto a títulos anteriores son los que se pedían, y están integrados de una forma magistral. Codemaster ha demostrado una habilidad sobresaliente y ha dado un título de igual calidad.

Requisitos Mínimos

  • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
  • Procesador: Intel Core i3 2130 ó AMD FX 4300
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: Nvidia GT 640 ó AMD HD 7750
  • DirectX: Versión 11
  • Red: Conexión de banda ancha a Internet
  • Almacenamiento: 50 GB de espacio disponible
  • Tarjeta de sonido: DirectX Compatible Soundcard

Requisitos Recomendados

  • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
  • Procesador: Intel Core i5 8600K ó AMD Ryzen 5 2600X
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: Nvidia GTX 1060 ó AMD RX 580
  • DirectX: Versión 11
  • Red: Conexión de banda ancha a Internet
  • Almacenamiento: 50 GB de espacio disponible
  • Tarjeta de sonido: DirectX Compatible Soundcard
Valoración final
9.3 NOTA
NOS GUSTA
El modo carrera ha mejorado mucho
Excelente introducción del ERS
Mejoras gráficas muy acertadas
A MEJORAR
Aunque muy mejorada, en ocasiones la IA acaba fustrando
Por pedir, nuevos modos de juego
RESUMEN
Codemasters suma y sigue con una de las mejores ediciones de su simulador en los últimos años. Correcta progresión desde la edición 2017 y un juego que encantará a los fans. Más evolución que revolución, pero igualmente recomendable.
Gráficos y sonido9.5
Jugabilidad9
Rendimiento9.5
Duración9

3 comentarios
  • Virtualbox Vbox

    ¿Existe alguna demo disponible? Porque no la encuentro por ningún lado…

  • tomy

    Creo que no, pero siempre puedes comprarlo en Steam, probarlo durante un máximo de dos horas y devolverlo si no te gusta. Es una buena opción cuando no hay demos disponibles.

  • Virtualbox Vbox

    Claro, pero es que estoy muy seguro de que mi PC no puede con él, luego era solo por probar.

Top 5 Cupones

Lo más leído