Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Disney Play: Netflix despierta a los dinosaurios de Hollywood

Publicado el
Disney Play

Disney Play será el nombre del servicio en streaming que el gigante de medios estadounidense pondrá en marcha en 2019, según informan en Variety. No hace falta decir que tendrá un gran impacto en la industria de contenidos.

El «efecto Netflix» ha despertado a la bestia y ha provocado el mayor cambio en la economía de la industria del entretenimiento en décadas. Empeñados en perseguir a sus propios clientes por piratas y perdiendo el tiempo negociando tarifas de los servicios de cable fijos, Hollywood no ha sido capaz de ofrecer servicios de contenido accesibles y asequibles y especialistas en streaming le han ‘comido la tostada’. La agitación causada por el ascenso meteórico de Netflix fue el único tema tratado por los magnates de los medios durante su cónclave anual en la conferencia de Allen & Co. en Sun Valley, dicen las crónicas. 

Tratando de ponerse al día con Netflix los mayores conglomerados de medios de Estados Unidos están empeñados en reinventar parte de sus operaciones como un modelo de negocio directo al consumidorLos productores de contenido más grandes de la industria apuntan a aprovechar la eficiencia del streaming para construir oleoductos propios en las salas de estar, portátiles y móviles inteligentes.

Y no solo es Netflix. Los conglomerados de medios tradicionales sienten la urgencia de actuar ahora por temor a que las grandes tecnológicas como Amazon, Facebook, Apple y Google también estén ocupados elaborando plataformas de contenido global que empequeñecerán sus operaciones. Fue una de las motivaciones para las multimillonarias operaciones de compra de Time Warner o Fox, y como explicó el presidente y CEO de AT & T, Randall Stephenson, a los inversores el mes pasado: «Una compañía de medios moderna debe desarrollar relaciones extensas directas con el consumidor«.

Los analistas lo comparten. «Todas las empresas de medios tendrán que orientarse más hacia el consumidor», explica Jessica Reif Cohen, analista de medios para Bank of America. «Hace cinco años, ninguno de nosotros pensamos que la gente usara tanto sus teléfonos. El consumo de contenido se está volviendo móvil, no lineal y bajo demanda». La realidad es que el universo de los medios nunca ha evolucionado tan rápido. «No hemos visto este tipo de cambio en los últimos 40 o 50 años y el streaming ha sido la gran preocupación en los grandes medios durante los últimos tres años», dice Cohen.

No todo son ventajas. Como cualquier cambio histórico, no será fácil ni barato. Para construir sus propias plataformas, Disney, AT & T y otros tendrán que invertir miles de millones de dólares en contenido, y, al mismo tiempo, renunciar a muchos de los ingresos por licencias tradicionales que han usado en los últimos años vendiendo derechos a terceros, redes, distribuidores y a los grandes surgidos del streaming como Netflix.

Disney Play, cambiando el juego

No es de extrañar que Disney, la mayor compañía mundial de medios, lidere la carrera entre la vieja guardia de Hollywood para ponerse al día con Netflix. El presidente y CEO de Disney, Bob Iger, lo dejó claro en el anuncio de su servicio en streaming: «el lanzamiento de estos servicios es la mayor prioridad de la compañía para 2019«.

Y se está preparando a conciencia. Los rumores se terminaron cumpliendo y Disney confirmó a finales de 2017 que pagaría la friolera de 52.400 millones de dólares por la mayor parte del negocio de 21st Century Fox, casi todo lo relacionado con el entretenimiento incluyendo sus estudios de cine y televisión, algunas de sus redes de cable, empresas de TV internacionales y algunos de los títulos más populares, Los Simpson, Avatar o X-Men. El acuerdo representa un gran cambio en la propiedad de contenido de entretenimiento de Hollywood.

A base de enormes operaciones de compra, Disney se ha convertido en un imperio mediático más allá de todo lo que tenía desde la época del gran Walter Elias “Walt” Disney, y sigue adquiriendo aún más títulos, personajes e historias que explotar como estamos viendo con Star Wars tras la compra de Lucas Film o la invasión de los superhéroes después de la adquisición de Marvel.

Además, con la compra de Fox, eleva su posición hasta lograr el punto de control accionarial en otro de los grandes del streaming, Hulu y se hará con la propiedad de toda la red de Star TV o Sky, popular en Reino Unido y en general en Europa, y cuya operación de compra completará la Fox a mediados de 2018. Canales como National Geographic son otros de los muchos e importantes que se suman a Disney, más de 300 internacionales, 22 redes de deportes regionales o el 50% del grupo Endemol.

Disney Play

¿Cómo afectará a Netflix y a otros?

El lanzamiento de Disney Play tendrá incidencia directa en el catálogo de Netflix, ya que la primera sacará contenido de la segunda para reubicarlo en su propio servicio. Disney reducirá (o terminará cancelando por completo) el acuerdo de distribución que tiene con Netflix y por el que cobra 300 millones de dólares anuales.

Disney ya retiró todo lo relacionado con Star Wars (que no es poco) y ya se conoce otro contenido que se publicará en 2019 y que no llegará a la plataforma en streaming. Se citan películas como Moana, Frozen 2, Dumbo o The Lion King, además de películas de Marvel y Pixar como Captain Marvel, Toy Story 4 y Ant-Man and the Wasp. Parece ser que series como Daredevil y Jessica Jones permanecerán en Netflix, pero la verdad, una vez que Disney tenga servicio propio es probable que no quiera impulsar los de terceros y retire el contenido a pesar de la pérdida de ingresos por derechos que ello supondrá.

¿Precio y disponibilidad de Disney Play?

Variety cita al CEO de Disney, Bob Iger, para señalar que el precio de Disney Play será «inferior» al de Netflix. O lo que es lo mismo, menos de los 8-14 dólares del coste de Netflix en Estados Unidos. El lanzamiento se producirá en 2019 y como decíamos, tendrá un gran impacto en la industria de los contenidos.

Veremos su acogida, el contenido final del servicio, cómo trata este negocio del streaming el gigante de medios y cómo se enfrenta a las expectativas de ganancias de Wall Street. A pesar de todos los desafíos, Netflix sigue siendo muy fuerte. Con datos de junio, tiene 57 millones de suscriptores en Estados Unidos y 130 millones a nivel mundial y supera a la misma Disney en capitalización de mercado con 153.800 millones de dólares.

Otro apunte interesante es la decidida apuesta de Netflix por el contenido propio, invirtiendo 8.000 millones de dólares en 2018 para reducir la dependencia de terceros y seguramente en previsión de lo que está por llegar, como este Disney Play.

Más información | Variety

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

3 comentarios
  • Leonmafioso

    Y yo seguiré usando torrent para descargar mis series por no disponer de una tarjeta de crédito internacional.

  • Jotax95

    Pues yo tengo mi propia tarjeta de débito internacional, pero no tengo el dinero para pagar suscripciones xD

  • leonardo castro

    El chiste de esto es que el contenido propio de Netflix tomará más relevancia todavía…. Y eso significa volver el contenido internacional puesto que las series de Netflix se desarrollan en múltiples países. O sea, volver multicultural el contenido. Todo lo yanki estaría en disney play pero en Netflix habría un auge de la multiculturalidad. De donde sacar contenido hay y muy difícil quitar suscriptores cuando se ha logrado la fidelidad y cuando hay contenido constante…. A más de una productora le encantaría meter su contenido en Netflix… Esto es bueno para todos.

Top 5 Cupones

Lo más leído