Disney paga una millonada por Fox y tiemblan las grandes del streaming

Disney paga una millonada por Fox y tiemblan las grandes del streaming
15 de diciembre, 2017

Los rumores se terminaron cumpliendo. Disney pagará la friolera de 52.400 millones de dólares por la mayor parte del negocio de 21st Century Fox, casi todo lo relacionado con el entretenimiento incluyendo sus estudios de cine y televisión, algunas de sus redes de cable, empresas de TV internacionales y algunos de los títulos más populares, Los Simpson, Avatar o X-Men.

El acuerdo representa un gran cambio en la propiedad de contenido de entretenimiento de Hollywood. A base de enormes operaciones de compra, Disney se está convirtiendo en un imperio mediático y sigue adquiriendo aún más títulos, personajes e historias que explotar como estamos viendo con Star Wars tras la compra de Lucas Film o la invasión de los superhéroes después de la adquisición de Marvel. Más todo lo que tiene desde la época del gran Walter Elias “Walt” Disney, que seguramente no reconocería su propia empresa.

La operación tiene efectos directos en el principal universo del cómic mundial. En la venta de Marvel de 2009, Fox retuvo algunas de las franquicias y ahora -como el turrón por Navidad- vuelven a su casa X-Men, los Cuatro Fantásticos, Deadpool y otras.

También importante la ampliación internacional de los “tentáculos” de Disney con la propiedad de toda la red de Star TV o Sky, popular en Reino Unido y en general en Europa, y cuya operación de compra completará la Fox a mediados de 2018. Canales como National Geographic son otros de los muchos e importantes que se suman a Disney, más de 300 internacionales, 22 redes de deportes regionales o el 50% del grupo Endemol.

Las implicaciones monopolísticas de la operación de compra de Fox por Disney que están señalando algunos medios deberán ser estudiadas por los reguladores antes de aprobarla. El CEO-Presidente de Disney, Bob Iger, ha ampliado su contrato dos años más y estará al frente de la supervisión de activos. Disney controlará más del 40% de todo el contenido que se proyecte en las salas de Estados Unidos.

Disney Fox

Streaming ¡Disney va a la Guerra con un imperio!

En lo que nos interesa a nosotros del tema contenidos, puedes esperar un “cruce de mundos” antológico entre franquicias porque es la idea de Disney: “crear mundos más ricos, más complejos de personajes interrelacionados e historias que el público ha mostrado que aman”.

Sin embargo, la ampliación de contenidos va más mucho allá que la construcción de mundos complejos y nuevas historias. Disney tiene en mente 2019 para lanzar su propio servicio de streaming y ese va a ser un punto de inflexión en el sector, el gran rey actual de la distribución de contenido.

El aumento de uso de las tecnologías de streaming es imparable, lo que está provocando grandes cambios en los formatos de distribución de contenido multimedia, con brutales caídas de venta en la grabación o almacenamiento en medios locales, unos formatos que hasta hace poco eran la única apuesta de las grandes distribuidoras dejando pasar un montón de años de un negocio que veíamos todos, menos ellos.

El éxito de compañías como Netflix ha hecho despertar a la “bestia” y las consecuencias son esta operación o las de Comcast, otro gigante. Con ello, Disney se apropia de un montón de contenido para su servicio en streaming y además, eleva su posición en Hulu con las acciones que tiene la Fox hasta lograr el punto de control.

Netflix ha apostado desde el principio por la creación de contenido propio y gastará 8.000 millones de dólares en ello en 2018. Veremos si puede con los grandes gigantes del entretenimiento. Disney ya retiró todo lo relacionado con Star Wars de Netflix y hará lo mismo con todo su contenido en cuanto lance su propio servicio en streaming.

Se esperan grandes cambios en el entretenimiento mundial. ¿Para bien? Tú valoras.

  • Share This