Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los smartphones flexibles son una realidad, te lo mostramos en vídeo

Publicado el

Justo ayer os contamos que Samsung iba a ser una de las primeras en dar el salto al mercado de los smartphones flexibles, un tipo de dispositivos que lleva muchos años en desarrollo y que ha tenido algunas interacciones tempranas aunque bastante limitadas (LG Flex y Galaxy Round).

El concepto de smartphone flexible pasa por la idea de utilizar una pantalla que se pueda doblar por completo sin ningún tipo de problema, lo que obviamente obliga a utilizar otros elementos flexibles tanto en la carcasa como a nivel interno (componentes), o a utilizar una distribución particular que deje un espacio en la zona en la que se va a producir el pliegue. Esta última es, sin duda, la alternativa más sencilla.

DJ Koh, jefe de la división móvil de Samsung, ha confirmado que están trabajando para ser los primeros en llegar al mercado de los smartphones flexibles, un sector que según el ejecutivo surcoreano está lleno de posibilidades, tanto que podría representar la próxima gran vía de expansión de un mercado que actualmente se encuentra en una situación de estancamiento parcial.

Smartphones flexibles: ¿qué hay del diseño?

Esa es la pregunta que muchos nos hacemos, y gracias al vídeo que acompañamos al final del artículo podemos darle una respuesta directa y clara. Todo apunta a que los principales vendedores llevarán a cabo una aproximación partiendo de la idea de smartphone plegable a modo de cartera, es decir, un terminal que se dobla por la mitad y que se abre y se cierra como lo haría una cartera clásica.

La zona del pliegue estaría ubicada en el centro del terminal. En esa parte debería ir ubicada una bisagra y todos los componentes flexibles necesarios para que el dispositivo pueda abrirse y contraerse sin problema. Como dijimos también se podría optar por dejar esa sección vacía y repartir los componentes entre los espacios que quedan en las mitades inferior y superior.

Será interesante ver qué medidas utilizan los principales vendedores para asegurar una larga vida útil en este tipo de dispositivos, sobre todo por el marcado desgaste que podría representar su uso continuado por una persona éstandar. Digo esto porque el usuario medio mira su smartphone varias veces en pocos minutos, lo que se traduce en muchas acciones de abrir y cerrar al día.

¿Un precio prohibitivo?

La llegada de los smartphones flexibles al mercado de consumo general podría hacerse realidad antes de terminar este año, pero hay muchas dudas alrededor de este tipo de dispositivos. Una de las más importantes es el precio de venta.

Nos encontramos en un momento complicado. El iPhone X ha servido para confirmar que hay un límite de precio que el consumidor no está dispuesto a aceptar, y los smartphones flexibles acabarán rompiendo esa barrera de forma notable.

Según las últimas informaciones el primer smartphone flexible de Samsung podría llegar a costar entre 1.800 y 2.000 dólares, cifras que quedan muy por encima de los 999 dólares que costaba el iPhone X en su debut. ¿Estarán dispuestos los consumidores a aceptar ese enorme precio a cambio de la innovación que traen este tipo de terminales? Sólo el tiempo puede responder a esa pregunta, pero es posible que en su debut tengan una acogida bastante pobre y que no alcancen realmente el éxito hasta que se consiga un diseño maduro y un precio más razonable.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído