Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los smartphones flexibles serán pronto una realidad, pero tendrán un precio prohibitivo

Publicado el

La próxima gran evolución que veremos en el sector móvil estará marcada por los smartphones flexibles, un avance importante que supondrá la llegada al mercado de terminales con pantallas que podrán doblarse sin problema.

Se espera que Samsung sea la primera en llegar con el Galaxy X, un terminal liderará el desembarco de los smartphones flexibles y que acabará marcando las líneas a seguir, al menos en los modelos de primera generación. Otros vendedores como Huawei y Apple también están trabajando para desarrollar terminales de este tipo, pero según las últimas informaciones no están tan avanzados como el modelo de Samsung y acabarán llegando después.

Durante la celebración del CES de 2018 se confirmó que la compañía surcoreana había realizado una demostración a puerta cerrada de su smartphone flexible, una información que dio pie a rumores que apuntaban a su posible presentación en el MWC de Barcelona, aunque al final no se cumplieron.

Fuentes surcoreanas han publicado nuevos detalles sobre el Galaxy X y confirman que entrará en producción en noviembre de este año, lo que significa que podría estar listo para llegar al mercado durante el primer trimestre de 2019. Entre sus posibles especificaciones se habla de una pantalla plegable que alcanzaría las 7,3 pulgadas extendida (4,5 pulgadas contraída) y que estaría potenciada por un SoC Exynos 9820 de nueva generación.

Aunque los smartphones flexibles se harán realidad el próximo año su precio será prohibitivo. Sabíamos que estos terminales iban a ser más caros que un smartphone estándar por las innovaciones que incorporan y por su mayor coste de producción, pero lo cierto es que no teníamos una cifra concreta.

Según fuentes de la industria el coste de producción del Galaxy X será tan alto que su precio de venta rondará los 1.850 dólares, una cifra enorme que en su llegada a España podría traducirse en unos 2.000 euros tras conversión de moneda y aplicación de impuestos.

La barrera psicológica de los 1.000 euros ya ha demostrado ser un problema para vender smartphones de gama alta, así que no tenemos nada claro que la innovación que marca el uso de una pantalla flexible vaya a ser suficiente para justificar una subida hasta los 2.000 euros.

Más información: GSMArena.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído