Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Conexión Wi-Fi: cosas que debemos y que no debemos hacer

Publicado el

La conexión Wi-Fi se ha convertido en la opción más popular para conectarse a Internet. A diario cientos de millones de personas navegan por la red de redes gracias a este estándar, y su importancia es tan grande que no podemos concebir la sociedad moderna sin ella.

Gracias a los últimos avances que se han producido en el mundillo tecnológico la conexión Wi-Fi ha experimentado mejoras importantes en términos de rendimiento, seguridad y fiabilidad, pero todavía sigue presentando algunas carencias y la experiencia de uso que ofrece depende de numerosos factores que, por suerte, podemos alterar.

En este artículo os vamos a dar una serie de consejos sencillos que os permitirán diferenciar qué cosas pueden ayudaros a mejorar vuestra conexión Wi-Fi y qué cosas pueden empeorarla. Gracias a ellos tendréis una base que puede ayudaros a disfrutar de una mejor experiencia de uso no solo al navegar por Internet, sino también al jugar online y reproducir contenidos en streaming.

Siete cosas que nos ayudarán a mejorar nuestra conexión Wi-Fi

  1. Mover las antenas de nuestro router para mejorar la intensidad y la recepción de la señal. Puede ayudarnos incluso a superar zonas muertas.
  2. Colocar el router en una posición céntrica, y a ser posible donde menos obstáculos sólidos (muros, puertas y ventanas) encuentre.
  3. Mantener actualizado nuestro router y también el sistema operativo de los dispositivos conectados a él.
  4. Cambiar los canales por defecto y buscar aquellos que estén menos saturados para mejorar el rendimiento.
  5. Cerrar descargas que tengamos abiertas en segundo plano, y también aquellas aplicaciones que no necesitemos y que puedan consumir ancho de banda.
  6. Configurar una seguridad mínima para evitar la entrada de intrusos a nuestra red.
  7. Utilizar la banda de 5 GHz si nuestro router es compatible con ella.

Ocho cosas que pueden empeorar nuestra conexión Wi-Fi

  1. Situar el router en esquinas y rincones alejados del centro del hogar. Será más propenso a crear zonas muertas.
  2. Colocar el router en zonas donde la señal Wi-Fi pueda encontrar obstáculos como los que citamos en el apartado anterior.
  3. Los dispositivos y electrodomésticos que emiten ondas y generan interferencias (como los microondas) pueden afectar a la señal Wi-Fi, así que debemos evitarlos.
  4. Descuidar la colocación de las antenas u orientarlas de forma inadecuada.
  5. Olvidarnos de realizar actualizaciones periódicas del firmware de nuestro router.
  6. Descuidar la seguridad. Estaremos facilitando que alguien pueda colarse en nuestra red y consumir nuestro ancho de banda.
  7. Mantener la configuración de canales por defecto si vemos que no obtenemos una buena experiencia de uso.
  8. No utilizar la conectividad Wi-Fi AC si la tenemos disponible.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído