Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Logitech G935, análisis

Publicado el

El mundo de los periférico es muy amplio y cada vez, los fabricantes, sacan más y más aparatos para procurar desmarcarse de su competencia. Intentan pulir detalles y ofrecer distintas opciones en su gama para que el consumidor se decante por ellos. En esta ocasión quién ha dado este paso ha sido la gran conocida Logitech, que ha querido hacer una renovación en su línea de productos de headsets para gaming, la 7.1. Hemos podido probar el modelo G935, que es la versión wireless multiplataforma y aquí te lo contamos.

Contenido y calidades

Abrimos la caja y encontramos una presentación muy básica, suficiente para este producto, con todo el contenido: los cascos, un cable mini-usb de carga y un cable auxiliar de 3.5mm. El material con el que está fabricado es en su mayoría plástico, el acolchado para la cabeza es de falso cuero y la pieza que regula la altura de los cascos para posicionarlos es de acero.

En los mismos auriculares encontramos en el auricular derecho, la batería, que nos permitirá disfrutar de ellos entre 8 y 12 horas, en función de si usamos la visualización de luces que tiene a su alrededor; Y en el auricular izquierdo, el USB de conexión, que es el que nos permitirá la conexión inalámbrica una vez enchufado.

Diseño, un headset muy atractivo

El diseño de los Logitech  G935 nos ha parecido visualmente muy llamativo. Intercala piezas con acabados negro mate y brillantes y acolchados negros de falso cuero. Además, los propios auriculares llevan incorporados una franja luminosa que podemos configurar con el software y el logo de la marca iluminado.

En cuanto a la colocación de los controles del Logitech G935 no nos ha parecido la más cómoda. Se tratan de el switch de encendido, tres botones para macros, un botón para mutear el micrófono y la rueda de control de volumen. Se ubican justamente detrás del auricular izquierdo, por lo que al coger los auriculares para retirarlos o colocarlos, es posible que puedas pulsar algún botón. También, cuando queremos pulsar alguno de los botones no es muy intuitivo salvo que nos guiemos por el tacto desde arriba o desde abajo. Quizás un grabado en saliente habría estado bien para facilitar la tarea, aunque no es algo que estemos usando cada dos por tres.

Por lo que respecta al micrófono, es una pieza abatible que está acoplada perfectamente al auricular izquierdo. El final de la pieza, donde está el propio receptor de sonido, es extensible y permite ajustarlo más hacia nuestra boca. Algo que está muy bien es que si lo abatimos, la función del micrófono se activa automáticamente (aunque siempre podremos mutearlo con el botón), y si lo recogemos se desactiva.

Conectividad, comodidad de configuración

Si algo se agradece en cualquier tipo de dispositivo es la capacidad de una rápida configuración. El plug-and-play que ofrece Logitech para el G935 es bastante cómodo, aunque tendremos que descargarnos de la web oficial el software de sincronización.

En cuanto al programa de configuración, Logitech G HUB, permite el control y customización total del headseat. En él podemos configurar la iluminación, ecualización, acústica del 7.1 y el comportamiento de los botones: desde la asignación de funciones hasta macros.

Por lo que respecta a la distancia del Bluetooth es de unos 15m. Dentro de casa he podido moverme por varias habitaciones sin perder calidad, aunque en cuanto encadenaba un par de habitaciones sí que se perdía la conectividad, dando el problema de que la aplicación de configuración no llegaba a reconocer el dispositivo, pero sí podía usarlo. La forma de solventar esto es finalizando proceso de la aplicación y volviendola a arrancar.

Funcionalidades, calidad de audio

Por último, la funcionalidad, que es el punto más importante de todos. Logitech ha querido tener un dispositivo bastante potente y abierto a todos los posibles usuarios. Y esto  es algo que siempre gusta.

Porque lo que refiere a la parte del headset para el gamer, hay que decir que la función del 7.1 está muy bien conseguida, pudiendo ubicar a enemigos en un FPS bastante bien. Los efectos son muy buenos y hemos quedado muy contentos. También lo que es el micrófono ofrece una buena calidad de recogida de sonido, y sobre todo es muy cómodo si queremos silenciarlo con tan solo subir hacia arriba el micro. Pero lo que más me ha gustado es la calidad que tienen para escuchar música. Puede que tenga algo realzado los graves, pero en cuanto a calidad se escucha fenomenal.

Pero no todo iba a ser un camino de rosas. Las conexiones por auxiliar del Logitech G935 no han sido del todo las esperadas. Al probarlo a través del teléfono o de la propia salida auxiliar del PC el audio ha perdido mucho volumen. Por lo que lo más recomendado es utilizar estos cascos con el PC tranquilamente en casa con el sistema de Bluetooth.

Conclusión

Para concluir, creemos que Logitech ha estado a la altura con los nuevo G935. Hay muchos headsets en el mercado y es complicado desmarcarse de los competidores, pero esta marca siempre ha sido un referente. Particularmente siempre me ha gustado y con este producto no me ha decepcionado.

Es cierto que he experimentado un par de errores de conectividad para ponerlos a prueba, pero para un uso común funcionan a la perfección, y el sonido que da es bastante bueno.

 

Logitech G935
8.8 NOTA
NOS GUSTA
Sonido
Micrófono cómodo
Aplicación de control
A MEJORAR
Disposición de los botones
RESUMEN
Unos buenos cascos gaming, una vez más Logitech no te defrauda
Diseño y calidad de construcción8
Calidad de audio9
Micrófono y extras9
Instalación y software9
Calidad/Precio9

Lo más leído