Web Analytics
Conecta con nosotros
formatear dispositivos FAT32 formatear dispositivos FAT32

Guías

Cómo formatear dispositivos FAT32 ¿Cuándo debe usarse NTFS o exFAT?

Publicado el

FAT32 es uno de los sistemas de archivos más utilizados en unidades externas/extraíbles por su simplicidad y versatilidad, y es uno de los que maneja de manera nativa los sistemas Windows, junto a NTFS o exFAT.

FAT 32 es una mejora de FAT16 y del antiguo FAT creado para MS-DOS. Aunque hay sistemas de archivos más avanzados en Windows y en otros sistemas, sigue utilizándose ampliamente en múltiples formatos por las ventajas mencionadas de soporte y portabilidad al ser compatible prácticamente con cualquier sistema operativo, Windows, OS X, Linux, FreeBSD o Android.

Debido su antigüedad, presenta ciertas limitaciones, ya que no es capaz de almacenar ficheros de más de 4 gigabytes y no permite crear particiones de más 8 terabytes. También es problemático cuando se utilizan muchos niveles de subcarpetas y carece de ciertas características a nivel de seguridad que tienen sistemas de archivos más modernos. Es por ello que se recomienda usar otros como NTFS en instalaciones a partir de Windows 2000 y sucesivos.

Sin embargo, su velocidad aceptable tanto a la hora de escribir como de leer, unido a la gran compatibilidad entre plataformas, lo hace ideal para su uso en unidades externas y/o extraíbles, como pendrives USB o microSD, especialmente cuando necesitamos crear medios de instalación de sistemas operativos, de rescate o antivirus.

Formatear dispositivos FAT32 con tamaño superior a 32 GB

Otra de las limitaciones es que la herramienta estándar presente en Windows no puede formatear discos externos FAT32 con capacidades mayores a 32 GB, aunque sí puede manejarlos porque su límite teórico sube hasta 16 TB. Hay dos métodos para salvar esta situación:

Herramientas de terceros

Una de ellas es FAT32 Format. Una aplicación gratuita y portable que no necesita instalación y facilita la tareas de formatear unidades FAT32. Simplemente: descarga (botón Start del enlace), ejecuta, selecciona la unidad, activa el formateo rápido e inicia.

FAT32 con Powershell

La aplicación anterior es la recomendada por facilidad de uso y rapidez de ejecución, pero si quieres utilizar el mismo Windows hay otro método que salva la limitación de la herramienta de formateo estándar. Simplemente accede a la consola y usa el comando «format /FS:FAT32 X:» donde «X» es la unidad que queremos formatear:

La consola tarda bastante más tiempo en realizar el formateo por lo que te recomendamos el uso de FAT32 Format. En ambos casos recuerda que el manejo de archivos individuales en FAT 32 es de 4 Gbytes. El límite teórico de la capacidad de la unidad con este tipo de sistema de archivos es de 16 TB, sobrado para toda la base de dispositivos en el mercado.

NTFS

Es el sistema de ficheros utilizado por defecto en instalaciones de Windows desde hace más de una década. Incorporó una gran cantidad de mejoras con respecto a FAT, incluyendo permisos, registro transaccional (journal) para garantizar la integridad del sistema de ficheros, instantáneas, cifrado, cuotas de espacio en disco por usuarios, enlaces duros y otras muchas cosas.

NTFS es un sistema de ficheros moderno que aún responde correctamente ante las necesidades de usuarios de todo tipo, y de ahí que después de tanto tiempo siga al pie del cañón (también hay que contar aquí su propia evolución). Además no se ve penalizado por las limitaciones de FAT32, soportando tamaños de archivos y particiones mucho más grandes.

Sin embargo, pese a sus ventajas presenta ciertos problemas de compatibilidad con otros sistemas operativos, como el OS X de Apple, soportando solamente la lectura por defecto y necesitando de software adicional para escribir sobre NTFS, para lo cual se puede recurrir a aplicaciones como Paragon NTFS, OSXFuse o Tuxera NTFS for Mac.

Linux, por su parte, se “alimenta” de un proyecto desarrollado con ingeniería inversa, ntfs-3g, que le otorga la posibilidad de leer y escribir sobre las particiones de ese formato, no siendo recomendable su uso para producción, pero si es suficiente para la utilización de NTFS como partición de datos.

NTFS es ideal para usarlo en instalaciones de Windows como sistema de archivos en discos duros o unidades de estado sólido. También en unidades externas cuando se dedican al almacenamiento de datos, si bien FAT32 sigue siendo la referencia en medios arrancables para instalación de software o discos de rescate.

exFAT

exFAT fue presentado en 2006 e introducido en Windows XP y Vista. Como su nombre indica, está relacionado con el sistema de ficheros FAT, y es concretamente una evolución de este que intenta eliminar las limitaciones que presentaba FAT32, aunque sin introducir muchas de las mejoras presentes en NTFS.

La principal ventaja de exFAT frente a su predecesor es que elimina las limitaciones de almacenamiento, pudiendo crear particiones más grandes y dando la posibilidad de almacenar ficheros de más de 4 Gbytes y todo sin perder una de las características destacadas de FAT, la velocidad de lectura y escritura.

A nivel de compatibilidad sí mejora respecto a NTFS, ya que Windows y OS X tienen compatibilidad total. Aquí, Linux se muestra más limitado, necesitando la instalación de software específico (paquetes exfat-fuse y exfat-utils en Ubuntu) y ofreciendo un soporte incompleto, ya que como mucho puede leer y escribir, pero no permite crear particiones.

Al igual que FAT32, exFAT es ideal para ser usado en pendrives y unidades externas en general, con especial mención a los dispositivos de más de 16 Gbytes de capacidad, si bien FAT32 ofrece más y mejor compatibilidad con una mayor gama de sistemas, por lo que exFAT queda relegado a contextos muy específicos.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

5 comentarios
  • Gregorio Ros

    Una pena que MS, con todo lo que ama a Linux, se niegue a incorporar soporte para sistemas ext4 o similares, tiene un comportamiento muy bueno.

  • Esta es realmente una lección importante. Gracias por compartir el conocimiento con nosotros.

  • Keible

    Artículo claro como el agua. Me sirvió bastante.

  • Sam Burgos

    Se agradece bastante el artículo, la verdad que en mi caso suelo utilizar mas o FAT32 (para ciertas memorias USB) o NTFS (a pesar de su limitante de sistemas operativos) para dispositivos externos por lo mismo que casi siempre me manejo entre Windows y Linux. Ahora para cada OS si ocupo el respectivo por compatibilidad (NTFS en Windows y ext4 en Linux)

  • Paco

    Formatear unidades USB o tarjetas de memoria por el Windows PowerShell es igual que hacerlo por CMD en modo administrador (son los mismos comandos y es posible que Windows PowerShell comparta archivos de CMD), así que no veo la diferencia, pero sí veo la diferencia por el FAT32 Format ya que ya que veo diferencia del formateo por Windows PowerShell y CMD e incluso por el método de formateo dándole al menú contextual de la unidad a formatear aunque se asemeje un poquito.

Top 5 Cupones

Lo más leído