Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Científicos crean un nanotermómetro que mide la temperatura de las células

Publicado el

La temperatura corporal suele ser uno de los primeros indicadores de que algo puede ir mal en nuestro cuerpo. Muchas enfermedades e infecciones se manifiestan produciendo un aumento de la temperatura que, normalmente, medimos con termómetros colocados en la boca o en las axilas, pero un grupo de científicos de la Universidad de Rice ha conseguido ir más allá y ha podido tomar la temperatura directamente de las células.

Para conseguir esta increíble proeza han desarrollado un nanotermómetro fluorescente que es capaz de operar a nivel microscópico para medir directamente la temperatura a través de las células. Su funcionamiento parte de una base relativamente sencilla, ya que recurre a las propiedades de emisión de luz de determinadas moléculas y utiliza un rotor molecular biocompatible conocido como boro dipirrometano (BIODIPY), que es el que hace que sea posible medir la temperatura que hay en el interior de una célula.

Según los datos que han publicado los investigadores el resultado que han conseguido es preciso y fiable, aunque la fluorescencia del BIODIPY tiene una duración limitada, es decir, solo se mantiene dentro de la célula durante un corto periodo de tiempo, por lo que la medición debe hacerse con brevedad. También han explicado que puede verse afectada por los cambios de temperatura y por la propia viscosidad dentro del ambiente natural de la célula. Si  la viscosidad es elevada, el factor determinante de la duración será la temperatura de la misma.

En cuanto a la técnica utilizada hemos indicado que se utiliza un rotor molecular modificado. Pues bien, este rotor funciona con movimientos de oscilación que son más rápidos cuando la temperatura de la célula aumenta. La velocidad de oscilación, unida a la duración de la fluorescencia, es lo que permite a los expertos determinar la temperatura de las células. Como podemos ver en la imagen adjunta a mayor temperatura menor duración de la fluorescencia.

Según los expertos la posibilidad de medir la temperatura de las células podría ser de gran ayuda para potenciar el tratamiento y el seguimiento de determinados tipos de cáncer, ya que permite valorar los efectos de la hipertermia oncológica (calor para destruir células tumorales) y también identificar masas cancerígenas que tienen, normalmente, una vasodilatación errática y una capacidad de enfriamiento inferior a la que presentan las células sanas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído