Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El precio de los smartphones tope de gama sigue subiendo: se normalizan los 1.000 euros

Publicado el
El precio de los smartphones tope de gama sigue subiendo: se normalizan los 1.000 euros 29

Los smartphones tope de gama han vivido una evolución importante durante los últimos diez años. El precio de lanzamiento de los Galaxy S y iPhone 4, dos terminales que fueron rivales directos en 2010 y que jugaron un papel clave en el crecimiento del sector smartphone, fue de 500 y 599 euros, respectivamente, una cifra que en su momento nos parecía cara, pero que no tiene nada que ver con los 909 euros que cuesta el Galaxy S20 y los 1.159 euros que vale el iPhone 11 Pro.

No hay duda, la evolución que ha experimentado el sector smartphone a nivel de prestaciones, de funciones y de diseño y calidad de acabados ha sido muy grande, pero el precio de venta no se ha quedado atrás. Esta realidad llevó a muchas empresas a apostar por un enfoque centrado en ofrecer un buen valor precio-prestaciones que permitió la llegada de terminales tope de gama con un precio mucho más ajustado.

La primera fue OnePlus, que nos sorprendió con el OnePlus One, un terminal que se autodenominó como «flagship killer», y que llegó al mercado en 2014 con unas especificaciones propias de un terminal de gama alta al precio de un modelo de gama media. Otras compañías como Xiaomi, Huawei, Honor, Oppo y Realme han adoptado en mayor o menor medida ese enfoque, pero estamos llegando a un punto en el que los precios de la gama alta se están disparando sin remedio.

Incluso esas compañías que hicieron suyo el valor de ofrecer un buen equilibrio entre precio y prestaciones están subiendo de forma desmesurada el precio de sus nuevos smartphones tope de gama. Una de las últimas en hacerlo ha sido Xiaomi, quien anunció recientemente los Xiaomi Mi 10 y confirmó una subida de precio importante, ya  que el modelo estándar cuesta 799 euros, y la siguiente en subir un poco más el listón será OnePlus, ya que la compañía china ha confirmado que el OnePlus 8 costará algo menos de 1.000 dólares. Si convertimos divisa y aplicamos IVA vemos que superará los 1.000 euros.

El precio de los smartphones tope de gama sigue subiendo: se normalizan los 1.000 euros 31

Diversificación como solución a la normalización de los smartphones de más de 1.000 euros

Vender smartphones con unas prestaciones de primer nivel y un precio alto ha dejado de ser algo exclusivo de Apple, prácticamente todos los grandes del sector han reforzado su apuesta por los smartphones de 1.000 euros, aunque sin desentenderse totalmente de la realidad.

Para evitar los problemas que podrían surgir al limitarse a smartphones con un precio tan elevado la mayoría de los fabricantes han diversificado su gama alta ofreciendo diferentes variantes con precios que escalan de una forma equilibrada en función de sus prestaciones. Por ejemplo, Apple comercializa el iPhone 11 Pro por 1.159 euros, pero también tiene una alternativa más «económica», el iPhone 11, que cuesta 809 euros.

Samsung también ha diversificado su familia Galaxy S20 ofreciendo, además del modelo estándar por 909 euros, el modelo Galaxy S20+, que cuesta 1.009 euros, y el Galaxy S20 Ultra, que cuesta 1.359 euros. Huawei ha hecho lo mismo con la serie P40, donde encontramos el modelo estándar por 799 euros, la versión Pro por 999 euros y la versión Pro especial por 1.399 euros.

No hay duda, se ha producido una normalización de los precios al alza en los smartphones de gama alta. Esto ha tenido una consecuencia positiva, y es que la gama media es, hoy por hoy, más interesante que nunca. Hoy por hoy podemos encontrar terminales por menos de 200 euros capaces de ofrecer un excelente rendimiento y un buen conjunto de prestaciones, una realidad que ha llevado a muchos usuarios a preguntarse si realmente merece la pena invertir 1.000 euros en un smartphone.

La tendencia para los próximos años parece clara, el precio de venta de los smartphones de gama alta seguirá subiendo, y se mantendrá esa diversificación de familias para llegar a un mayor público, ¿pero hasta cuándo se podrá sostener esta estrategia? Solo el tiempo puede responder a esa pregunta.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • Vietar

    Parte de la culpa del aumento de precio la tiene Qualcomm con el monopolio que se ha montado obligando a los fabricantes que quieran el Snapdragon 865 a incluir obligatoriamente el módem X55, es lo que tiene dejarse tanta pasta para desarrollar el 5G y querer que todo el mundo lo use para que les paguen.

    Además, el tener que incluir el modem X55 obliga a hacer cambios en el diseño interno de los teléfonos al tener que añadir mas antenas para tener la misma cobertura que versiones anteriores del estándar, lo que quita espacio para otras cosas.

Lo más leído