Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Endgame Gear XM1 análisis: la virtud de lo simple

Publicado el
Endgame Gear XM1 Análisis

Pese a que el mercado de periféricos gaming ya cuenta con muchas grandes compañías y marcas más que reconocibles, muchas veces el enorme prestigio de estas nos lleva a encontrarnos con un ligero sobreprecio en sus productos. Es por eso que la llegada de nuevos participantes como Endgame suponen un soplo de aire fresco para los jugadores, demostrándonos que no necesitamos un diseño ostentoso y cargado de luces, ni un precio excesivamente alto para poder disfrutar de dispositivo de calidad .

Especificaciones Endgame Gear XM1

  • Sensor: Pixart PMW3389
  • Botones: 2 clics y 3 botones adicionales (con una vida útil de 50 millones de pulsaciones)
  • Velocidad de sondeo: 1.000 Hz o 1 ms
  • Aceleración máxima: 50 gramos
  • Resolución máxima: 16.000 DPI
  • Conexión: USB 2.0
  • Luz: Sin iluminación RGB
  • Otros: cable de 00 metros
  • Dimensiones: 122,14 x 65,81 x 38,26 mm
  • Peso: 70 gramos

Diseño y construcción

Pese a mantener un cierto aura de gaming, lo cierto es que el Endgame Gear XM1 no tiene ninguna línea o estética especialmente remarcable, fabricado enteramente con un material plástico y sin ninguna superficie rugosa. Algo que si bien quizás no sea del agrado de todos, le permite reducir su peso hasta unos livianos 70 gramos.

Destaca sin embargo que el hecho que, pese a su diseño completamente simétrico y sin formas ergonómicas, el ratón se haya visto relegado para los usuarios diestros al sólo contar con dos botones secundarios en el lateral izquierdo. No obstante, este diseño sigue resaltando por su gran compatibilidad para ambos tipos de agarre de garra y palma para manos pequeñas y medianas, tienen tan fácil apoyar la palma.

Dando la vuelta a base del Endgame Gear XM1, encontraremos 4 pequeños adhesivos de teflón deslizante que nos garantizan un deslizamiento suave sobre cualquier superficie, y aún más fluido sobre las alfombrillas. Aunque algo que no nos ha convencido tanto, es el hecho de haber relegado el botón de cambio entre perfiles también a esta superficie trasera, imposibilitando el cambio rápido de sensibilidades.

Pese a su diseño sencillo, nos encontramos con un de altas prestaciones para jugadores, con unos interruptores Omron de alta precisión y latencias inferiores al milisegundo, y la presencia de un sensor PixArt PMW3389, capaz de ofrecernos un rastreo de movimientos hasta los 450 IPS y los 50G de aceleración, y una sensibilidad de hasta 16.000 DPI.

Experiencia y uso

Una vez más, y cobrando especial importancia durante estos días de confinamiento y teletrabajo, hemos querido poner a prueba el Endgame Gear XM1 en los dos escenarios principales: ofimática y gaming, además de someterlo a unas largas sesiones de uso ininterrumpido de más de 8 horas.

Además de en las jornadas completas de redacción y retoque de imágenes, en esta ocasión hemos optado por usarlo en algunos de los juegos más populares de los últimos días, tales como Valorant, League of Legends y Call of Duy: Warzone, donde la precisión cobra un papel fundamental.

Así pues, lo primero de todo es resaltar que su ergonomía resulta bastante cómoda, permitiéndonos un uso bastante llevadero y preciso en ambos campos. Y es que pese a que en lo personal me gustan más los diseños con algo más de curvatura, sin duda este es un ratón que podría contentar a cualquier persona sin ningún problema.

Y es que gran parte del atractivo de este diseño reside en el tamaño de los botones principales, que ligeramente más amplios de lo normal, nos permiten realizar presiones con prácticamente la totalidad del dedo. Aunque sí que es cierto que podemos notar una resistencia ligeramente mayor que en la parte frontal de los mismos, pero nada que realmente llegue a ser un impedimento real.

También los botones secundarios resultan bastante agradables y sencillos de alcanzar, con una superficie y una prominencia justas para no perderlos de vista y asegurar siempre un buen clic.

Un detalle que me ha llamado la atención es que, si bien durante las primeras horas de uso el hecho de no contar con ningún tipo de material adherente apenas supone un impedimento, en el momento en el que aparece la más mínima presencia de sudor, perderemos gran parte del agarre.

Algo que de hecho no resulta tan malo según en qué momento, ya que la superficie superior donde reposamos la palma, no resulta tan suave como en otros ratones profesionales, provocando que en más de una ocasión se nos pegue ligeramente y derive en algunos movimientos involuntarios.

Software

Si bien el ratón es completamente funcional sin necesidad de software, lo más recomendable es instalarlo para poder acceder a todas las opciones de personalización que el Endgame Gear XM1 ofrece. Aunque tal y como nos vaticina la propia estética del ratón, volveremos a encontrarnos con una predominante simplicidad, ya que apenas contaremos con un par de pestañas y opciones.

Desde la primera, podremos configurar la funcionalidad de los botones de la rueda de scroll y los botones laterales, asignándoles funciones especiales; o de los botones principales, relegados al simple cambio entre los dos clics.

Unas funciones ligeramente más ampliadas en el caso del control del sensor, que además de la personalización de la sensibilidad de los cuatro perfiles, también nos permitirá activar un control del rizado en el movimiento (Ripple control), así como la configuración de la altura de detección de superficies (Lift-Off), con valores de hasta 2 mm.

Disponibilidad y precio

Disponible ya a través de distribuidores como Coolmod, que suministran a todo el territorio de España y Portugal, ya podemos encontrar el Endgame Gear XM1 disponible desde los 59,96 euros, un precio bastante asequible en comparación con otras opciones similares, e incluso otros productos de gamas superiores con sensores de menor respuesta.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Sensor óptico de 16.000 DPI
Interruptores Omron
Peso muy ligero
A MEJORAR
Software y personalización escasos
Ausencia de superficies adherentes
RESUMEN
El Endgame Gear XM1 nos demuestra que para tener un dispositivo gaming de calidad no necesitamos un diseño ostentoso y cargado de luces, ni un precio excesivamente alto. Sin embargo, es tal su deseo, que en algunos aspectos peca incluso de simpleza, quedándose un poco corto con respecto a lo que cabría esperar de un ratón enfocado a un uso especializado.
Calidad de construcción7
Rendimiento9
Instalación y software8
Calidad/Precio8

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído