Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Sabrent bate récords con una SSD de 8 Tbytes, la mayor M.2 del planeta

Publicado el
SSD de 8 Tbytes

El integrador californiano Sabrent, ha ampliado su serie Rocket Q con una SSD de 8 Tbytes, la primera M.2 de consumo que alcanza esa capacidad de almacenamiento.

Una de las pocas características donde los discos duros superan a las unidades de estado sólido es la capacidad de almacenamiento. El precio de las memorias flash NAND han bajado de precio los últimos años, pero no tanto como para que el precio por GB haya podido superar a los discos duros. El tamaño reducido de los nuevos formatos como M.2 también influye y hay que seguir mejorando la densidad de los chips para aumentar la capacidad.

Sabrent cree que hay que ir cerrando la brecha con una SSD de 8 Tbytes. Una capacidad enorme que seguramente no necesiten la mayoría de usuarios que hasta ahora han ido jugando con varias SSDs, SATA y PCIe, o combinándolas con los propios discos duros para aumentar el almacenamiento interno de manera más económica, pero ahí estará para quien lo necesite.

El Sabrent ROCKET Q emplea un formato M.2 2280, se conecta a un puerto PCIe 3.0 x4 y cumple con la norma NVMe 1.3. Utiliza memorias de cuádruple capa 3D QLC NAND de la firma Micron y un controlador de Phison E12S.

Admite comandos SMART y TRIM y cuenta con un sistema avanzado de nivelación de desgaste y gestión de bloques, además del soporte de administración de energía para APST / ASPM / L1.2. Como el resto de la serie, Sabrent ofrece una copia del software Acronis True Image para facilitar las clonaciones.

SSD de 8 Tbytes

No se ha facilitado sus características de rendimiento, pero teniendo en cuenta el de la versión con 4 TB de la misma serie comercializada anteriormente, se esperan transferencia de datos de 3.400 / 3.000 Mbytes por segundo en modos de lectura / escritura secuencial. Cerca de lo que la interfaz PCIe 3.0 permite.

No sabemos precio. La versión de 4 TB tiene un precio de 750 dólares, por lo que es seguro que la primera SSD de 8 Tbytes M.2 de consumo superará ampliamente la barrera de los 1.000 dólares. Alejado de lo que un usuario puede pagar, pero una muestra de lo que está por llegar. En el futuro las SSD ofrecerán las capacidades de los discos duros o superiores. Otra cosa será el precio.

Lo más leído