Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Razer BlackShark V2, análisis: vuelve el depredador

Publicado el
Análisis Razer BlackShark V2

Todavía ligeramente infravalorados de cara a la hora de crear la configuración de PC gaming ideal, los auriculares continúan cobrando un mayor peso como uno de periféricos básicos. Y es que más allá o la comodidad, las tecnologías de audio continúan demostrando ser un gran factor diferenciador y una ventaja real para los jugadores. Aunque si podemos encontrar un dispositivo que, como los recién actualizados Razer BlackShark V2, que aúnen todas estas virtudes, sin duda la diferencia será mayor.

Llegando como una de las grandes apuestas y novedades de la compañía taiwanesa para este 2020, más allá de sus mascarillas personalizadas, durante los últimos días hemos tenido la posibilidad de probar una de las que apunta a ser la opción favorita para la escena de los jugadores profesionales de los próximos años.

Especificaciones Razer BlackShark V2

  • Altavoz: Dinámico personalizado (Razer TriForce Titanium) de 50 milímetros
  • Impedancia: 32 Ω @ 1 kHz
  • Sensibilidad (a 1KHz): 100 dBSPL/mW
  • Frecuencia: 12 a 28.000 Hz
  • Almohadillas: Tela ultra-respirable con espuma Memory Foam
  • Diámetro de la copa interna: 65 x 40 mm
  • Conectividad: Cable de 1,8 metros con salida jack 3,5 mm estéreo
  • Software: Razer Synapse 3 + THX AIO
  • Peso: 262 gramos
  • Otros: Adaptador de tarjeta de sonido THX con salida USB

Micrófono extraíble

  • Tipo: Unidireccional
  • Sensibilidad (a 1KHz): -42 dB V/Pa
  • Ratio de señal de sonido: 60 dB
  • Frecuencia: 100 a 10.000 Hz
  • Conectividad: jack 3,5mm extraíble

Análisis Razer BlackShark V2 Review

Cambiando ligeramente con respecto a otros de sus auriculares, en esta ocasión nos encontraremos con un empaquetado diferente y mucho más cuidado para los Razer BlackShark V2. Y es que más allá de variar el método de apertura de la caja, los auriculares llegarán protegidos con una pequeña estructura de cartón, además de una funda acolchada, su funda de transporte, y varios pequeños añadidos para proteger las partes sensibles como los conectores o el micrófono.

Sin embargo, un detalle que no cambia son los contenidos adicionales, entre los que podremos encontrar la clásica carta de agradecimiento de la compañía, y por supuesto, las pegatinas de Razer.

Con un diseño minimalista en el que apenas destacarán una rueda para el control del volumen y un botón para silenciar el micrófono, los Razer BlackShark V2 nos recuerdan a una pequeña suma de los diseños de otros auriculares de la marca, con líneas de los Kraken, Tiamat y Electro, y sumando algunos detalles propios y algo más vanguiardistas.

La estructura principal de la diadema está formada por dos finas barras de aluminio, recubiertas de un acolchado de espuma y tela transpirable para el interior, y un acabado de cuero endurecido para el exterior. De esta manera, se logra mantener una buena solidez y resistencia a la vez que se reduce notablemente el peso final, logrando que los auriculares reposen de manera realmente suave y cómoda en nuestra cabeza, sin llegar a sentirse molestos o pesados incluso durante las largas sesiones de uso, facilitándonos una experiencia inmersiva que en muchos momentos nos hará casi olvidar que los llevamos puestos.

Aunque parte de esta reducción de peso pasa también por el uso exclusivo de unos acabados exteriores de plástico para los auriculares, así como la notable reducción de material para los puntos de unión de estos con la diadema. Y es que tan sólo contaremos con una extensión de la propia barilla que hace de estructura, unida a un pequeño freno de plástico que actuará como freno y nos permitirá regularlo. No obstante, pese a la aparente fragilidad que pueda transmitirnos esta estructura, el resultado final resulta bastante más robustas de lo que pueden resultar a primera vista.

Donde sí podremos detectar un mayor cambio en en las almohadillas, que en lugar de utilizar el cuero sintético, se centra en exclusiva en un recubrimiento tela transpirable y realmente agradable al tacto. Una comodidad que notaremos en mayor medida los que utilizamos gafas, con un resultado bastante cómodo que nos permitirá su uso durante las largas sesiones de juego, sin llegar a clavarnos las patillas ni a provocarnos la molesta figura de las «gafas flotantes».

Sin embargo, no podemos dejar de evitar las comparaciones con los Krakken Tournament Edition, echando de menos quizás la inclusión y uso del gel refrigerante. Aunque de nuevo volveremos a encontrarnos con unos auriculares sin ningún tipo iluminación, echando de menos poder personalizar el color de sus logotipos, en este caso serigrafiados.

Haciendo su debut en el Razer BlackShark V2, los controladores Razer TriForce Titanium 50mm presentan un diseño patentado completamente nuevo que divide el controlador de audio separando las frecuencias de en tres para lograr una sintonización individual para los rangos agudos, medios y bajos.

De esta manera, los puertos de ajuste dedicados en los controladores de Razer permiten un audio más brillante y claro con unos agudos más claros, unos medios más ricos, y unos graves muy potentes potentes frente a los controladores tradicionales, que sintonizan frecuencias utilizando la misma sección del controlador de audio, a menudo derivan en problemas de enturbiamiento del sonido final.

Así, aunque la función THX sea dependiente de este aparato, este sistema de mejora del audio no estará limitado sólo a los juegos, pudiendo disfrutar de un cambio notable cuando lo activamos al escuchar música, e incluso cuando veamos series o películas en Netflix. Y es que a fin de cuentas, el sonido THX siempre ha estado ligado a la experiencia de las grandes salas de cine. Para ello, hemos puesto a prueba los distintos modos de mejora de audio, planteados específicamente para cada una de estas actividades, realizando varias pruebas con los distintos géneros musicales y algunas de las últimas series estrenadas durante las últimas semanas.

No obstante, los cascos están pensados para jugar, por lo que la mayor parte de las pruebas y tiempo se las hemos dedicado a esto. En concreto, hemos estado probando estos cascos en algunos títulos en los que contamos con una enorme cantidad de sonidos ambiente, ricas bandas sonoras, o en los que poder distinguir la orientación y la distancia de los mismos se vuelve un factor clave, con juegos como Final Fantasy XIV, Apex Legends, Valorant, Destiny 2 y F1 2019.

Y es que sin duda este será el apartado donde más notemos sus verdaderas capacidades, como la compatibilidad con fuentes estéreo 5.1 y 7.1, que sumadas a los algoritmos espaciales del THX y la tecnología de modelado, nos ofrecerán un entorno sonoro de 360º.

Así pues, después de un gran atracón de series, música y varias sesiones de juego, tan sólo se puede concluir con que el desempeño de los Razer BlackShark V2 resulta sobresaliente para todos ellos. Aunque sí que es cierto que, dependiendo del uso que le vayamos a dar, no siempre será recomendable dejar activas todas las funciones de mejora o ecualizadores, ya que podrían llegara desvirtuar las verdaderas capacidades de los auriculares.

En este aspecto, verdaderamente podemos notar una diferencia con otros productos de la marca, solventando algunas de las asperezas de modelos anteriores, y ofreciendo un cuidado mucho más enfocado en lo que la experiencia de juego se refiere. Y es que aunque pueda parecer algo propagandístico, realmente se puede apreciar que estos auriculares han sido afinados por algunos de los jugadores profesionales de la escena de los eSports.

Aunque esto no quita para que también cuenten con mejoras para el propio usuario. Una cosa que nos ha gustado especialmente, ha sido el hecho de que la cancelación de ruido sea bidireccional, o lo que es lo mismo, que los Razer BlackShark V2 no sólo no dejen que no entren sonidos de fuera sino que también bloqueen la salida del propio audio más allá de quien los usa. Y es que incluso a altos niveles de volumen, el ruido saliente resulta prácticamente nulo, fácilmente imperceptible entre el ruido ambiente de una casa normal.

De cara a las comunicaciones, dentro del auricular izquierdo encontraremos también una toma jack para conectar el micrófono extraíble, para la cual quizás echemos de menos algún tipo de tapa para proteger el puerto cuando no hagamos uso del mismo. Además, destaca que pese a la ausencia de una cancelación activa de ruido para el micrófono, haciendo uso de un patrón de captación unidireccional, el uso de un cardioide HyperClear logra una salida de voz bastante natural y nítida. Aunque esto no impedirá que se cuele parte del ruido ambiental como los sonidos de nuestro teclado (sobre todo al usar interruptores mecánicos).

Así pues, la verdadera cancelación de ruido estará limitada al uso del software Razer Synapse, donde si activamos todas las opciones de mejora, lograremos una mejora casi perfecta a la hora de la detección de voz, reduciendo prácticamente por completo el ruido ambiente de una normal; no obstante todavía podremos ver cómo algunos ruidos fuertes o voces muy cercanas se pueden colar. En contraparte, si abusamos de estas herramientas, es posible que al otro lado de nuestras comunicaciones nuestra voz se escuche demasiado obturada y comprimida.

Aunque siempre que utilicemos los Razer BlackShark V2 junto con la tarjeta de sonido USB adicional, podremos acceder a los controles avanzados del micrófono, donde sí podremos optar a una afinación aún mayor y características como el Mic Boost, Voice Gate, Normalización de volumen, Ecualizador de micrófono y Reducción de ruido ambiental. Así, si instalamos el controlador, con tan sólo dedicarle unos minutos, podremos ser capaces de lograr una calidad de voz y tono bastante naturales, y una cancelación de ruido más que notable.

Así pues, será desde la propia aplicación Razer Synapse desde donde controlaremos y configuraremos la mayor parte los auriculares. Haciendo un repaso rápido, nos encontraremos con cinco pestañas de opciones con las que podremos reajustar las funciones de los botones el controlador; calibrar el audio del THX Spatial; dos pestañas para la configuración de audio y el micrófono; y un último, un apartado para la ecualización del sonido.

Adicionalmente, y con una fecha de lanzamiento prevista para el próximo 6 de agosto, los Razer BlackShark V2 se verán beneficiados por la llegada del software de sonido “THX Game Profiles” (el cual hemos tenido la oportunidad de probar de antemano), con el que podremos profundizar todavía más en la experiencia de audio de esta tecnología, además de acceder a una serie de perfiles personalizados específicos para el juego con THX, certificando por los propios desarrolladores de videojuegos para lograr una experiencia más realista e inmersiva para cada juego.

Actualmente los perfiles de juego THX son compatibles con hasta 16 títulos multijugador competitivos, entre los que se incluyen los testados para este análisis Apex Legends y Valorant, además de otros títulos de éxito actuales como Counter-Strike: Global Offensive (CS:GO) o Call of Duty: Modern Warfare.

Sello MC Producto Recomendado

Presentados a nivel mundial a la misma hora de la publicación de este artículo, los Razer BlackShark V2 están disponibles a través de la web oficial de la marca a un precio de 109,99 euros con unos gastos de envío gratis para toda España (incluyendo las Islas Canarias), además de haber confirmado ya su próxima disponibilidad en otras tiendas y distribuidores especializados.

Además, pese a estar centrados para su uso en PC, la posibilidad de poder desconectar el controlador de audio THX nos permitirá conectar los auriculares mediante jack, por lo que podremos usarlos tanto en PC (Windows, Mac y Linux), como en consolas (PS4, Xbox One y Switch) e incluso dispositivos móviles (Android e iOS).

Valoración final
8.9 NOTA
NOS GUSTA
Diseño muy liviano y cómodo.
Calidad de audio sobresaliente.
THX Spatial Audio.
Cancelación de ruido pasiva.
Gran aislamiento del audio al exterior.
A MEJORAR
Materiales.
Sin controlador físico para el THX.
Micrófono unidereccional.
Diseño y calidad de construcción8
Calidad de audio9.5
Micrófono y extras9
Instalación y software9.5
Calidad/Precio8.5

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído