Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Razer Kraken Tournament Edition, análisis: sonido THX de alta competición

Publicado el
Razer Kraken Tournament Edition Análisis Review

Finalmente, y tras haber analizado el teclado BlackWidow Elite y el ratón inalámbrico Razer Mamba Wireless, con el último de los análisis de este pack especial: los auriculares de diadema Razer Kraken Tournament Edition.

Como ya comentamos en los anteriores análisis, el empaquetado con el que recibimos estos auriculares es diferente al que encontraríamos al comprarlos de forma individual. Sin embargo, su contenido es básicamente el mismo, donde además de los propios periféricos, podremos encontrar los manuales y garantías, la clásica carta de agradecimiento de la compañía, y por supuesto, las cotizadas pegatinas con el logo de Razer.

Así pues llegamos hasta los auriculares, la última y más potente reversión de esta familia de productos de la marca, siendo los Kraken el producto con más versiones dentro del catálogo de la compañía. Sin embargo, estos cambios se centran básicamente el su funcionalidad, manteniendo intacta su apariencia.

La estructura principal de la diadema está formada de aluminio, logrando una mayor solidez y resistencia a la vez que reduciendo su peso. En la parte interior de la misma, contaremos con un acolchado que, aunque primera vista pueda dar la sensación de ser algo menor que en otros auriculares, nos proporcionará la superficie justa como para que los auriculares reposen suavemente en nuestra cabeza, sin llegar a pesar nunca demasiado, logrando una inmersión que nos permitirá casi olvidar que los llevamos puestos.

Pasando a los auriculares nos encontramos con un acabado exterior de plástico, donde destaca la incorporación de una falsa rejilla metálica para la ventilación, mientras que en las almohadillas destacará el uso de un cuero sintético y tela que nos recuerda al neopreno, y que resultan muy agradables al tacto.

Razer Kraken Tournament Edition Análisis Review

Mezclando así varias capas de gel refrigerante y viscolástica, logran una gran transpiración que elimina casi por completo la sensación de calor durante las largas sesiones de juego. Como siempre me gusta recalcar en este tipo de análisis, en este caso las gafas no han sido tampoco ningún impedimento, ya que dado lo blando de los materiales y lo holgado de la estructura, apenas notaremos presión en las mismas.

Sin embargo las mejoras más notables residen en el interior de estos, donde podremos encontrar unos imanes de neodimio de 50 mm con una respuesta en frecuencia que va desde los 12 Hz hasta los 28.000 Hz, logrando mejores y mayores matices de audio, y una calidad y potencia impresionante para los bajos.

Además de la clásica rueda de control de volumen en la parte más cercana del cable, también contaremos con un pequeño controlador de audio a través del cual podremos ajustar el equilibrio de volumen entre juegos y chat, el volumen de potencia de los bajos, y la activación del sistema de amplificación de auto THX.

Y es que los Razer Kraken Tournament Edition son los primeros auriculares gaming que han incluido el THX Spatial Audio, una tecnología que crea una profundidad del sonido más realista mediante la simular virtual de los sonidos en una esfera de 360°, ofreciéndonos así una mayor conciencia del entorno.

Como un punto a la vez positivo y negativo, este accesorio nos servirá para ampliar la longitud del cable en dos metros suplementarios, así como para cambiar el conector de los auriculares de un jack 3,5 mm a USB. Pero la longitud extra de este cable USB parece más pensada para los usuarios más estacionarios, relegando la portabilidad de los Razer Kraken Tournament Edition a su cable principal.

Así aunque la función THX sea dependiente de este aparato, este sistema de mejora del audio no estará limitado sólo a los juegos, pudiendo disfrutar de un cambio notable cuando lo activamos al escuchar música, e incluso cuando veamos series o películas en Netflix. Y es que a fin de cuentas, el sonido THX siempre ha estado ligado a la experiencia de las grandes salas de cine.

No obstante, los cascos están pensados para jugar, y eso hemos hecho. En concreto hemos estado probando estos cascos en el Apex Legends, Death by Daylight y Sekiro: Shadow Die Twice, tres títulos en los que contamos con una enorme cantidad de sonidos ambiente, y en los que poder distinguir la orientación y la distancia de los mismos se vuelve un factor clave. Así pues, el desempeño de los Razer Kraken Tournament Edition resulta increíble, sólo mejorable cuando activamos el sonido THX.

Razer Kraken Tournament Edition Análisis Review

De cara a las comunicaciones, dentro del auricular izquierdo encontraremos también un micrófono retráctil con una una varilla extensible de 12 centímetros, que nos ofrecerá la flexibilidad justa como para poder ajustarlo frente a nuestra boca sin mucha dificultad.

Destaca sin embargo la ausencia de una cancelación activa de ruido en el propio micrófono. Y es que los Razer Kraken Tournament Edition continuarán haciendo uso de un micrófono de patrón de captación unidireccional, que si bien logra que la voz se escucha bastante natural y muy nítida, provocará que se cuele muy fácilmente el ruido ambiental.

Así pues, la cancelación de ruido estará limitada y será dependiente del uso del software Razer Synapse, donde si activamos todas las opciones de mejora, lograremos una mejora casi perfecta a la hora de la detección de voz, reduciendo prácticamente por completo el ruido ambiente de una normal; no obstante todavía podremos ver cómo algunos ruidos fuertes o voces muy cercanas se pueden colar. En contraparte, si abusamos de estas herramientas, es posible que al otro lado de nuestras comunicaciones nuestra voz se escuche demasiado obturada y comprimida.

No obstante, si instalamos y actualizar el controlador, y dedicándole tan solo unos minutos, seremos capaces de lograr una calidad de voz y tono bastante naturales, con una cancelación de ruido más que aceptable.

Así pues, será desde la propia aplicación Razer Synapse desde donde controlaremos y configuraremos la mayor parte los auriculares. Haciendo un repaso rápido, nos encontraremos con cinco pestañas de opciones con las que podremos reajustar las funciones de los botones el controlador; calibrar el audio del THX Spatial; dos pestañas para la configuración de audio y el micrófono; y un último, un apartado para la ecualización del sonido.

Por último destaca que, a diferencia de los otros dos productos del pack, los Razer Kraken Tournament Edition no cuentan con ningún tipo iluminación, echando de menos poder personalizar el color de sus logotipos, en este caso serigrafiados.

Los Razer Kraken Tournament Edition están disponibles a través de la web oficial de la marca a un precio básico de 99,99 euros con unos gastos de envío gratis para toda España (incluyendo las Islas Canarias), además de en algunas tiendas especializadas.

Además, pese a estar centrados para su uso en PC, la posibilidad de poder desconectar el controlador de audio THX nos permitirá conectar los auriculares mediante jack, por lo que podremos usarlos tanto en PC (Windows, Mac y Linux), como en consolas (PS4, Xbox One y Switch) e incluso dispositivos móviles (Android e iOS).

Razer Kraken Tournament Edition
9.1 NOTA
NOS GUSTA
Buena calidad de entrada y salida del audio.
Tecnología THX Spatial de audio posicional.
Excelente ergonomía.
A MEJORAR
Ligeros cortes en el audio al usar el controlador del cable.
Dependencia del software Synapse.
Precio algo elevado.
RESUMEN
Subiendo aún más de categoría de estos auriculares, los Razer Kraken Tournament Edition nos brindan un equilibro casi perfecto entre comodidad, facilidad de manejo, y una calidad de audio excepcional coronada con la mejora del audio THX.
Diseño y calidad de construcción9
Calidad de audio9.5
Micrófono y extras9
Instalación y software10
Calidad/Precio8

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído