Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

PWA de Chrome: ahora podrás desinstalarlas desde Windows 10

Publicado el
PWA de Chrome: ahora podrás desinstalarlas desde Windows 10

Las PWA (Progressive Web Apps) han venido para quedarse. Y es que si lo del software como servicio a muchos les parecía un disparate hace solo una década, especialmente en lo referido a usuarios particulares y software comercial, adía de hoy son cada vez menos las empresas desarrolladoras de software que no han dado este salto. Y buena parte de las que no lo han hecho, o han caído por el camino o, como mínimo, han visto sustancialmente reducido su volumen de negocio con respecto al que tenían hace diez años.

El principal problema del software como servicio es, claro, que exige de una conexión constante a Internet, algo que no es problemático si estás en tu casa o en tu centro de trabajo, pero que se puede complicar un poco si estás de viaje, en un lugar sin cobertura, en un vuelo de 14 horas, en un país con unas tarifas de roaming de datos prohibitivas… Todavía, aunque ya damos por sentado que contamos con conectividad global, hay múltiples circunstancias en las que estamos desconectados. Y, claro, ahí el software como servicio se quedaba muy corto.

Sin embargo, y en una ingeniosa vuelta de tuerca, se empezaron a plantear modelos que permitieran el uso offline de los servicios web. De este modo, si el sistema está conectado a Internet, se empleará la versión en la nube, pero en caso contrario dispondremos de la versión local, que siempre estará disponible. Y sí, tiene cierta gracia que así, de algún modo, el software vuelve a instalarse en local, solo que como réplica del servicio online, y que el software determina automáticamente qué versión emplear. Y este es un punto clave de las PWA.

Ojo, con esto no estoy diciendo que todas las PWA tengan un modo offline, esta es una posibilidad que el desarrollador puede implementar o no, pero sí que es un aspecto muy importante y a tener muy en cuenta a la hora de elegir una PWA para nuestras actividades diarias. Al final, y en el caso del modo offline, más que un servicio lo que nos encontramos es una versión 2.0 del software, que cuando es posible se emplea en remoto, pero el resto del tiempo funciona como el software tradicional.

Y hoy sabemos, por MSPowerUser, que las PWA van a heredar otro aspecto propio del software de toda la vida, y es que podrán ser desinstaladas directamente desde Windows 10, independientemente del navegador desde el que hayan sido instaladas, exactamente igual a como se hace para desinstalar programas instalados en el PC.

PWA de Chrome: ahora podrás desinstalarlas desde Windows 10

Esta función ya estaba disponible para PWA instaladas desde Edge, pero con el salto del navegador a Chromium, Microsoft ha decidido transferir esta función a la base de Chromium y que, por lo tanto, pueda ser empleada por todos los navegadores que lo emplean como motor. De este modo, las PWA se muestran en la lista de software que Windows 10 puede desinstalar y, al ser eliminadas desde el mismo, también dejan de estar registradas en el navegador.

Y el primer navegador en incorporar soporte a esta función ha sido Google Chrome que, en su versión Canary (desarrollo estable) ya permite probarla. Eso sí, de momento el modo de hacerlo no es el más cómodo, y es que para activar el modo de eliminación de WPA desde Windows 10 para las apps instaladas desde el navegador de Google, es necesario iniciar Canary con el siguiente parámetro:

enable-features = EnableWebAppUninstallFromOsSettings

Obviamente esto es temporal, cabe esperar que en las próximas semanas mejore la integración de esta función, hasta el punto de que pase a estar activa por defecto en la versión estable del navegador, momento a partir del cual todas las WPA instaladas desde Chrome ya podrán ser desinstaladas desde Windows 10. Esperemos que el resto de desarrolladores de navegadores que emplean Chromium también la incorporen, pues resulta de lo más práctico.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído