Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Europol alerta de pruebas PCR de COVID-19 falsificadas

Publicado el
pruebas PCR de COVID-19

La Organización policial europea ha alertado del aumento de pruebas PCR de COVID-19 falsificadas circulando por el Viejo Continente. Usan software «oficial» aparentemente robado de laboratorios, impresoras de alta calidad y aplicaciones móviles para venderlos con precios entre 100 y 300 euros.

En plena tercera ola de la pandemia, con miles de muertos diarios, récord de contagios y una situación hospitalaria desbordada, solo nos faltaba que un grupo de irresponsables propagara conscientemente el virus entre países o regiones gracias a pruebas PCR de COVID-19 falsificadas. Teniendo en cuenta que el precio de los test oficiales es bastante más barato que el cobran los delincuentes podemos concluir que los que usan estos «servicios» son contagiados que buscan certificados negativos falsos para poder viajar sin restricciones.

Por lo que cuenta la Europol, la conocida banda mafiosa Rathkeale Rovers, que opera en varios países europeos, están utilizando una aplicación de teléfono móvil para «falsificar manualmente los resultados de las pruebas» que luego se venden a los viajeros. por cientos de euros. «Mientras se mantengan las restricciones de viaje debido a la pandemia, es muy probable que los delincuentes aprovechen la oportunidad de producir y vender certificados de prueba de Covid-19 falsos», advierte la Europol.

Los delincuentes usan los medios tecnológicos generalizados disponibles. Impresoras de alta calidad y software con los que «pueden producir documentos falsificados de alta calidad». La investigación está abierta y se espera identificar, localizar y detener a los creadores de estos certificados fraudulentos que están operando en centros de transporte y por Internet a través de determinados foros y aplicaciones de mensajería.

Los compradores de estos test falsos también se la juegan y son igual de responsables (o más) que los falsificadores. No es la primera vez que se detectan y en España se detuvo en diciembre a una mujer que ofrecía certificados falsos por Internet remitiendo el documento por correo electrónico en menos de 24 horas. Unos y otros se enfrentan a un delito contra la salud pública que conlleva penas de prisión.

pruebas PCR de COVID-19

Y es que las desgracias siempre son aprovechadas por los delincuentes. Y por los ciberdelincuentes. La investigación y el desarrollo de la vacunas ha sido blanco de ataques cibernéticos sostenidos desde principios de año, prácticamente desde que se inició la pandemia en China. Lo mismo con la venta ilegal de mascarillas no homologadas o de los «remedios» como tratamiento contra el COVID-19 que promueven estafadores de todo pelaje. Por no hablar de cómo se usan las desinformaciones en todo lo relacionado con el virus y la pandemia.

Cuidado con todo ello. Y si ves por Internet algún anuncio de pruebas PCR de COVID-19 fraudulentas lo mejor es denunciarlo ante la policía. Nos estamos jugando mucho como para consentir actuar a estos delincuentes.

Lo más leído