Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tesla Autopilot: todavía muy verde para el tránsito urbano

Publicado el
Tesla Autopilot: todavía muy verde para el tránsito urbano

Aunque a día de hoy ya son muchas las empresas que trabajan en esta dirección, hace unos pocos años solo Tesla Autopilot y los avances de Google con Waymo nos permitieron empezar a soñar con coches con piloto automático, capaces no solo de trazar la ruta más adecuada para llegar de A a B, sino de ejecutarla teniendo en cuenta todos los elementos que debemos observar los humanos cuando nos sentamos tras el volante. Uno de los puntos que ha hecho que Tesla sea una propuesta tan atractiva desde sus orígenes es, sin duda, Tesla Autopilot.

En los últimos años hemos podido ver algunos vídeos de Tesla Autopilot en funcionamiento en autopistas y carreteras, pero no ha sido hasta ahora que la compañía ha empezado a distribuir una versión beta «Full Self Driving» entre determinados usuarios. Beta significa beta, esto es algo que hay que tener más presente que nunca, pero que ya haya empezado a llegar a algunos usuarios, indica que el grado de confianza de la compañía en Tesla Autopilot es bastante alto. Quizá un poco más de lo que debería.

La cuenta de YouTube AI Addict, ha publicado un vídeo en la plataforma en el que podemos ver, a lo largo de 13 minutos (en realidad la prueba duró bastante más, pero se han acelerado algunas partes de la misma) algunos errores cometidos por la beta de la función de conducción totalmente autónoma de Tesla Autopilot. Un vídeo que nos muestra luces, pero también algunas sombras, sobre el estado actual de desarrollo de esta tecnología.

Hay varios puntos que me han llamado la atención sobre el funcionamiento de Tesla Autopilot en este paseo por la ciudad de Oakland, California y, aunque rápidamente hay quienes han saltado para decir que Tesla Autopilot no funcionará nunca, yo soy un poco más optimista y creo, sí, que falta todavía mucho trabajo por hacer, pero que se está avanzando en una buena dirección. La clave, sin duda, vendrá marcada no tanto por nuevos y mejores sensores, como por la mejora del software.

Sea como fuere, en el vídeo podemos ver como Tesla Autopilot se salta (o para ser más exactos lo intenta, puesto que el conductor corrige la acción) varias líneas continuas, ignora la obligación de giro en un carril, actúa de manera errática en varias ocasiones (en una incluso se detiene por completo en medio de la calle) y, esto el peor, provoca algunas situaciones de riesgo que podrían haber acabado mal de no producirse intervención humana.

Algunos incidentes están relacionados, todo hay que decirlo, con conductores que no actúan correctamente, si bien otros son sencillamente inexplicables, y demuestran que Tesla Autopilot está un poco verde… o que actúa como bastantes conductores del mundo real. Hace solo unos días hablaba del canal de Twitch que muestra un cruce con una señal de stop que la inmensa mayoría de los conductores ignoran. Y mejor no hablar de hasta qué punto es ignorada, por muchos, la señalización horizontal.

Algunos de los problemas vistos en el vídeo tienen difícil explicación, pero lo que verdaderamente me preocupa es pensar que otros tengan su origen en los procesos de machine learning que se encuentran detrás del funcionamiento de Tesla Autopilot y que se alimentan de los datos recopilados de los coches equipados con el software de Tesla. ¿Recuerdas la historia del bot de Twitter que en menos de 24 horas se volvió machista, racista y un poco filonazi? Pues la próxima vez que circules por ciudad presta especial atención a la falta de respeto, por parte de muchos conductores, a la señalización.

Podemos entrar, sí, en el eterno debate de si determinadas señales son más o menos absurdas, si tienen o no tienen sentido, pero creo que en esos casos lo que procede es seguir respetándolas y, eso sí, adoptar tantas medidas como sea posible para que sus deficiencias sean corregidas. El problema es que si un aspirante a conductor (que es el rol actual de Tesla Autopilot) recibe un par de estímulos para respetar las líneas continuas, y centenares o incluso miles para no hacerlo, el riesgo de desviarse del camino que debería seguir (en este caso literal y figuradamente) está muy presente.

El funcionamiento de Tesla Autopilot en carretera es, en general, óptimo, pero claro, circular por carretera es mucho más sencillo que hacerlo en núcleos urbanos, y es en este punto en el que Tesla debe concentrar ahora gran parte de sus esfuerzos para conseguir que su solución de conducción autónoma se convierta en una realidad. A medio plazo, eso sí, visto el estado actual de desarrollo, pensar que todos estos problemas se puedan resolver en uno o dos años me parece excesivamente optimista.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

1 comentario
  • Virtualbox Vbox

    ¿Pero el sentido del coche autónomo cuál es? Conducir puede ser un placer para mucha gente… y si un día no te apetece, pues usas el transporte público, coche compartido, taxi, métodos de movilidad alternativos como la bici, etc.

Lo más leído