Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Bitcoin baja de los 30.000 dólares

Publicado

el

Bitcoin baja de los 30.000 dólares

Si a cualquier inversor le llegan a decir, hace algo más de un mes, que la cotización de Bitcoin iba a bajar de los 30.000 dólares, hay un porcentaje muy alto de probabilidad de que la respuesta hubiera sido una carcajada. Y sin embargo, la criptomoneda que alcanzó su máximo histórico el pasado mes de abril, superando los 63.o00 dólares, cotiza ahora por menos de la mitad y, lo que es peor, con unas perspectivas bastante negativas para buena parte de los expertos que analizan su rendimiento.

Recordemos que, al empezar el año, la cotización de Bitcoin se encontraba alrededor de los 28.750 dólares, por lo que su posición actual sigue siendo mejor que la que tenía cuando empezó el año, el problema es que en ese momento se encontraba en una senda al alza, que se vio especialmente reforzada cuando poco después Tesla anunció que empezaba a admitir pagos con la criptomoneda. En ese mismo tiempo, algunas entidades financieras retomaron sus planes de incorporar Bitcoin a la cartera de divisas con las que trabajan, y ese supuesto espaldarazo se tradujo en un empujón hacia las estrellas, y los 63.000 dólares.

Poco después vendrían, sin embargo, las malas noticias: Tesla dio marcha atrás y dejó de aceptar pago en Bitcoins, Elon Musk también abandonó, súbitamente, su apoyo a las criptomonedas demostrando, por el camino, lo sencillo que es manipular un mercado tan inestable y, para rematar, en los últimos meses el gobierno chino ha decidido tomar medidas en contra de los mineros, unas medidas que sin duda están teniendo un gran impacto global, pues no olvidemos que la gran mayoría de la fuerza de minado se encuentra en el gigante asiático. Ayer mismo supimos que se están realizando cortes de luz a granjas en la provincia de Sichuan.

Bitcoin baja de los 30.000 dólares

El problema con Bitcoin es que depende, fundamentalmente, de la confianza que los inversores decidan depositar en la criptomoneda, y esa confianza depende de muchísimos factores, como hemos venido comprobando todo este tiempo. Cuando las señales son positivas, su valor asciende, cuando son negativas, disminuye, pero a diferencia de lo que ocurre con otras inversiones, no hay otros elementos (como el rendimiento financiero de una empresa o la situación económica de un estado) que sean la principal referencia. No, en este caso su valor es puramente especulativo.

Y aquí es donde cobran especial importancia los techos y los suelos, valores que intentan definir las cotizaciones máximas y mínimas. Romper un techo es, siempre, una buena noticia, romper un suelo es, por norma general, una mala señal, y es que los inversores suelen concederles bastante importancia, de modo que si ven uno de esos umbrales cruzados, una parte importante de los mismos obrará en consecuencia, comprando si ha sido techo, vendiendo si ha sido suelo.

Ahora la clave es ver qué ocurre en los próximos días. Si Bitcoin consigue subir, de modo que el suelo de los 30.000 dólares parezca mantenerse, es posible que pasemos por una temporada de una cierta calma en la cotización. Sin embargo, si la caída prosigue y se queda por debajo de este valor, el futuro de Bitcoin, al menos a corto y medio plazo, puede ser bastante gris.

 

Con información de Wccftech

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído