Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google Maps: o compartes datos o tendrás funciones limitadas

Publicado el
Google Maps: o compartes datos o tendrás funciones limitadas

Aunque hay gustos para todos, lo cierto es que Google Maps es, a día de hoy, el servicio de mapas más popular de cuantos existen. La función de mapas de Bing también es muy completa, y Waze (que también es propiedad de Google) tiene su punto fuerte en las funciones sociales. También hay otros servicios de pago, como el popular Coyote, que se especializan en los avisos de radares… en fin, la oferta es de lo más variada pero, al final, el servicio de Google es el que, de manera mayoritaria, se lleva el gato al agua.

También es cierto que parte de las funciones de Google Maps dependen del retorno de datos de los usuarios que están empleando la app en cada momento. Desde el estado del tráfico en tiempo real, hasta las funciones de cálculo de cuál es el mejor momento para llevar a cabo un desplazamiento (en base a la estimación de tráfico) dependen, de manera vital, de que los conductores decidan compartir información sobre su posición con Google.

Sin embargo, son muchos los usuarios que, de manera legítima, desean emplear Google Maps, pero no quieren compartir información sobre su ubicación y el uso que hacen del servicio. Claro, esto va en contra de los intereses de Google y, según podemos leer en MSPowerUser, parece que se han cansado de dar sin recibir nada a cambio y, en consecuencia, Google Maps limitará la información que ofrece a los usuarios que no compartan su ubicación en vivo.

Para este cambio, que por lo que podemos leer es inminente en Estados Unidos, la app de Google Maps está empezando a mostrar un mensaje en el que informa al usuario del modo en el que el servicio emplear la información de ubicación en tiempo real, y cómo ésta sirve para mejorar la calidad del servicio. El mensaje, aunque no se indique explícitamente, es una petición de consentimiento para poder acceder a esa información. Aunque no hemos podido probarlo, todo apunta a que, de no haberlo concedido previamente, entonces se abrirá un mensaje del sistema operativo en el que tendremos que autorizar el acceso de Google Maps a la ubicación.

Google Maps: o compartes datos o tendrás funciones limitadas

Aquellos usuarios que no acepten compartir su ubicación, obtendrán en consecuencia una versión mucho más limitada de Google Maps, en la que, por ejemplo, no podremos ir recibiendo indicaciones en tiempo real. En su lugar, lo único que obtendremos es una lista estática con la ruta que debemos seguir para llegar a nuestro punto de destino, según dicho artículo. Parece que el quid pro quo consiste en información en tiempo real a cambio de información en tiempo real.

El cambio está previsto tanto para iOS como para Android y, aunque en principio se habla de su despliegue en Estados Unidos, lo más probable es que Google pretenda aplica este cambio de Google Maps de manera global. No obstante, habrá que comprobar cómo se ajusta a las normativas legales de cada región. Eso sí, recordemos que la compañía tampoco está obligada a ofrecer los servicios que da en la actualidad, por lo que parece que, en este punto, tiene la sartén por el mango. Y, si somos honestos, tiene sentido lo de dar a cambio de recibir.

¿Tendría sentido un Google Maps Pro, de pago y en el que se eliminara ese seguimiento y se ofrecieran otras funciones exclusivas? Yo pienso que sí, pero al menos de momento no parece encajar con el modelo de negocio común de Google, es decir, servicios a cambio de datos. Ahora bien, si el día de mañana se lo plantearan y lo que ofrecieran fuera interesante, y el coste fuera comedido, me parece que sería una interesante vía de monetización para el servicio de mapas más empleado en la actualidad.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

4 comentarios
  • Álvaro Lázaro Laín

    Hay que comprenderlo. Nadie da duros a pesetas. El modelo de negocio de Google es así. Y me parece bien que pongan un pago en el caso de no aceptar las condiciones. Lo que ya es discutible es el valor de ese pago. Ahí es donde está el problema.

  • David Salces

    Exactamente ese es el punto más complicado. ¿Qué precio le permitiría a Google mantener la rentabilidad del servicio renunciando a los datos? Y lo que no es menos importante, ¿qué precio estarían dispuestos los usuarios a pagar por un servicio que, hasta ahora, ha sido gratuito?

    Es el gran problema de monetizar servicios que se han ofrecido gratuitamente durante tanto tiempo. Reeducar a los usuarios para que paguen por algo a lo que no conceden valor económico es poco menos que una quimera.

  • Carlos Fernández

    Pues si quiere limitar el uso de la app a cambio de datos,yo uso una app que es mucho más precisa que la de Google y lo mejor no me pide ceder datos para usarla y se llama “preguntando se llega a Roma”.

  • Benito Camelas

    Creía que eso lo hacían ya… bueno igual estaría bien una versión de pago si quieres usar sus servicios y conservar tu privacidad, igual algo tipo 1€ al mes les podría salir rentable.

    Personalmente para navegación prefiero Open Street Maps en la playstore se puede bajar buscando «OSM&» aún que funciona mejor OSM& bajado de f-droid, total, que te puedes descargar los mapas por wifi y luego utilizarlos offline en el móvil, quizás no sea tan fina como google maps, pero para llegar a mis destinos suele funcionar, otra que parece estar bien es «here maps» también te permite descargar los mapas y utilizarlo de manera offline.

    Lo que está claro que los tiempos de la zanahoria de google se están terminado, ahora que la gente tiene dependecia de sus productos pueden hacer casi lo que quieran, y si no hablan por el lobby en la UE y les sacan una ley para que aceptemos sus cookies y consintamos lo que ya venían haciendo de antes, pero sin poder denunciarles.

Lo más leído