Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

D-Link EAGLE PRO AI, Wi-Fi 6 y red de malla a un precio económico

Publicado

el

D-Link EAGLE PRO AI

DLink EAGLE PRO AI es una solución de red para hogares digitales del fabricante taiwanés. Un ecosistema de redes inalámbricas WiFi Mesh que aprovecha el potencial del estándar Wi-Fi 6, la integración de routers, extensores y nodos para redes de malla y ofrece funciones avanzadas a un precio realmente económico.

Wi-Fi 6 (802.11ax) ha cambiando el panorama de la conectividad a redes sin cables con mejoras en todos los apartados sobre el anterior estándar Wi-Fi 5. No solo cuadriplica su velocidad hasta un rendimiento potencial de 10 Gb/s, sino que ofrece una mayor fiabilidad y permite a los routers un mejor manejo de los dispositivos conectados. Aunque la variante Wi-Fi 6E supone otro salto de nivel al ampliar el espectro disponible a la banda de 6 GHz, su soporte y oferta es todavía mínima y sus precios son bastante elevados.

Wi-Fi 6 es suficiente para cualquier hogar u oficina en casa. El nuevo estándar responde a la necesidad de soportar el gran aumento de dispositivos conectados a las redes inalámbricas. En los últimos años han crecido enormemente tanto en hogares como empresas, y a los ordenadores personales se han sumado smartphones, wearables, smart TV, consolas, asistentes personales y todo lo que va llegando de la domótica y de la Internet de las Cosas.

Además, el aumento de teletrabajo, estudio en casa y ocio electrónico, ha provocado una explosión de tráfico digital que ha puesto a prueba nuestras infraestructuras de redes. Y entre ellas Wi-Fi, la tecnología principal para acceder a Internet o crear redes locales mediante interconexiones inalámbricas que eviten tener que tirar cableado por toda la casa u oficina. Algo, que, además, no siempre es posible.

D-Link EAGLE PRO AI, un ecosistema completo

Además de una norma general avanzada, garantizar altas velocidades de acceso, latencias bajas y conexiones sin cortes, requiere un conjunto de productos, funciones y tecnologías adicionales como las que ofrece este ecosistema de D-Link y características avanzadas entre las que podemos destacar:

  • Wi-Fi 6: para el máximo rendimiento en redes inalámbricas.
  • Optimizador Mesh por IA: tecnología de Beamforming mediante IA que garantiza potencia y fiabilidad en redes Wi-Fi malladas.
  • OFDMA: transmisión simultánea de paquetes de información de diferentes aplicaciones para reducir la latencia.
  • Control por voz: integración con asistentes como Google Assistant o Alexa.
  • Controles parentales: mejora la gestión del acceso a Internet de tus hijos.
  • Seguridad: compatibilidad con la norma WPA3 y cifrado de 128 bits.
  • Asistente IA: informes semanales que analizan el rendimiento de la red o intentos de intrusión.
  • Optimizador de tráfico: prioriza el tráfico de manera inteligente para las aplicaciones de mayor demanda.
  • App de control: gestión completa de la red y dispositivos desde una aplicación móvil gratuita para iOS y Android.

D-Link incluye nodos Mesh para uso de redes malladas, extensores de pared y también un router básico, pero de buenas prestaciones como luego veremos. Aunque los packs de nodos Mesh pueden usarse por separado (y uno de ellos puede usarse como router) hemos preferido probar el ecosistema completo. Y la verdad es que hemos quedado bastante satisfechos con la experiencia.

Router R15

D-Link incluye el EAGLE PRO AI AX1500 Smart Router R15 como router inalámbrico. Ya sabes que es el componente más importante de la infraestructura de una red local y muchos usuarios lo adquieren por separado para mejorar las prestaciones del que nos suele colocar la operadora. Y que no suele ser lo mejor que puedes usar, especialmente para crear redes inalámbricas eficientes.

D-Link EAGLE PRO AI

Este R15 es un modelo que se encuadra en la gama básica de la oferta de D-Link. Pero no le falta de nada de lo esencial y su coste es especialmente económico. De hecho, es uno de los mejores routers inalámbricos por precio/características del mercado.

Además, ofrece varios modos de funcionamiento para adaptarse a las necesidades de cada usuario. El principal es el ‘Modo Router’ donde se conecta directamente al dispositivo proporcionado por el ISP y se encarga de todas las funciones de enrutamiento y redes inalámbricas. El segundo es el ‘Modo de extensor’ donde solo se encarga de conectar los dispositivos inalámbricos mientras que el tercero, el ‘Modo Bridge’, el dispositivo extiende la red existente y mejora la cobertura del Wi-Fi.

Como verás en las imágenes, tiene un diseño de ‘nave espacial’ típico de estos productos y un chasis de policarbonato en acabados de color blanco y azul donde destacan sus cuatro antenas externas que se pueden enfocar fácilmente hacia cualquier localización. En la parte delantera, dispone de cuatro LEDs para indicar la actividad, Internet y las conexiones Wi-Fi a las bandas de 2,4 GHz o 5 GHz.

D-Link EAGLE PRO AI

La parte trasera cuenta con el conector de alimentación, un puerto WAN Gigabit para entrada de Internet, 3 puertos de salida Gigabit Ethernet, un botón de reseteo y un otro WPS para facilitar la conexión en redes WLAN. Solo echamos en falta un botón físico de encendido, aunque es cierto que este tipo de dispositivos está destinado a estar siempre encendido y en todo caso se puede desconectar de la fuente de alimentación cuando deseemos.

Por supuesto, soporta Wi-Fi 6 y promete velocidades teóricas de 1500 Mbps usando las bandas de 2,4 y 5 GHz, mientras que los tres LAN con velocidades de Gigabit garantizan transferencias de alta velocidad para los dispositivos que quieras conectar por cable. La red inalámbrica está potenciada por funciones como los cuatro flujos simultáneos, 8×8 uplink/downlink, 1024 QAM, MU-MIMO, OFDMA y BSS Coloring para conectar hasta 128 dispositivos, aumentar la cobertura y la eficiencia general de la red inalámbrica.

D-Link incluye tecnologías avanzadas como los optimizadores de tráfico Wi-Fi que conecta automáticamente al canal menos saturado o prioriza el tráfico para las aplicaciones con mayor demanda. También cuenta con la función Wi-Fi Mesh Optimizer que analiza en tiempo real el estado de la red mallada y lo soluciona de forma automática cuando detecta congestión.

Dispone del estándar de seguridad más avanzado para Wi-Fi, WPA3, que cifra el tráfico y protege la red inalámbrica de amenazas externas; controles parentales; zona de invitados y control por voz con Amazon Alexa y Google Assistant, y una app D-Link EAGLE PRO AI para plataformas móviles que permite gestionar la red de una manera sencilla.

Un router básico, pero que ofrece lo principal de un enrutador moderno, las últimas tecnologías para aprovechar el estándar Wi-Fi 6 y las redes en malla y se puede comprar en el canal español a un precio realmente económico por debajo de los 70 euros.

Nodos Mesh M15

Aunque montes el router más avanzado del mercado, la conexión inalámbrica Wi-Fi será penalizada en rendimiento, alcance y latencia a poco que te alejes del dispositivo o cruces alguna pared. Todo afecta, y un hogar digital tipo, donde conectaremos una decena de dispositivos (o más), necesita algo más que un solo router si quieres realizar tareas de tráfico exigentes como el streaming, las videoconferencias, el juego en línea o las descargas de contenido.

Las redes de malla están de moda y son una buena solución para mejorar las prestaciones de las redes inalámbricas, ya que permiten extenderla por todas las dependencias de un hogar de manera eficiente, aumentar la cobertura y el rendimiento, y reducir al máximo los habituales puntos negros y pérdidas de la señal.

Dentro del ecosistema D-Link EAGLE PRO AI, el fabricante ofrece como solución el Sistema WiFi Mesh AX1500 M15 que permite construir una red Wi-Fi 6 de malla sin interrupciones. Se vende en paquetes de dos o tres unidades según la necesidad de cobertura, para cubrir hasta 370 o 500 metros cuadrados respectivamente, según el fabricante.

Adicionalmente, estas redes se pueden ampliar con los paquetes necesarios o con los extensores de pared E15, otra de las soluciones que ofrece D-Link para este ecosistema y que son compatibles con cualquier router u operadora.

Estos nodos Mesh comparten las prestaciones que hemos citado para el router R15. Soportan el estándar Wi-Fi 6 (802.11ax), son capaces de usar la doble banda simultánea (2,4 y 5 GHz) con velocidades combinadas de hasta 1,5 Gbps. Usan 4 transmisiones simultáneas, 1024 QAM y tecnología OFDMA para aumentar la velocidad, el alcance y la eficiencia de la red inalámbrica.

Si la tecnología Mesh Smart Roaming te conecta automáticamente a la señal más potente, el Wi-Fi Optimizer conecta al mejor canal Wi-Fi y el optimizador de tráfico de IA prioriza el uso de Internet en las aplicaciones más críticas como streaming o videoconferencia. No falta el estándar de seguridad WPA3 con cifrado de 128 bits; los controles parentales; el control por voz a través de Amazon Alexa o Google Assistant y la menciona app móvil para iOS y Android desde donde se gestiona todo.

Físicamente, los tres nodos M15 son idénticos. Unos cubos de plástico en color blanco y un tamaño de 93 mm que permite colocarlos en cualquier parte donde tengamos un enchufe, para lo que cada uno de ellos incluye su propia fuente de alimentación. Disponen de un pequeño LED frontal de actividad y en la parte trasera un botón de reset y otros para WPS.

Como motor, usan un chip ARM Realtek RTL8198D a 1 GHZ, con soporte Wi-Fi AX y Easy Mesh. Cuentan con cuatro antenas internas, dos para cada banda 2,4 y 5 GHz. Además de ampliar la red en malla inalámbrica, disponen de dos conectores Ethernet, uno de ellos etiquetado como Internet reservado para conectarlo al enrutador y otro por si quieres conectar por cable algún dispositivo.

Al igual que el router R15, es una solución que el fabricante ofrece a un precio muy atractivo para lo que ofrece, desde 138 euros el pack con dos nodos.

Instalación y puesta en marcha

Ya decíamos que los nodos Mesh se pueden adquirir e instalar por separado para crear una red inalámbrica Wi-Fi 6 nueva o mejorar una existente en cualquier configuración. En nuestro caso, como el fabricante nos ha suministrado también el router, hemos probado las dos soluciones. Revisamos su instalación y puesta en marcha.

Router R15

Partimos de una vivienda de 110 metros cuadrados donde necesitamos servicio de Internet para una oficina en casa y el resto de conexiones necesarias para alimentar los dispositivos de un hogar tipo, que incluyen PCs, portátiles, móviles, tablets, asistentes personales y smart TV. El servicio de Internet es de fibra asimétrica 1000/100 Gbps en subida/bajada de la compañía Vodafone, cubierto por un router principal  CP1848CA1CB suministrado por la operadora.

El router funciona correctamente en conexiones por cable, pero está muy limitado a la hora de servir conexiones inalámbricas (no ofrece Wi-Fi 6), controles parentales o limitado a WPA2, algo que suele ser norma en los dispositivos de redes que entregan las operadoras y de ahí que muchos usuarios apostemos por añadir un router de mejores prestaciones, un punto de acceso adicional o un ecosistema más completo como el que nos ofrece este EAGLE PRO AI.

Para facilitar la instalación del router, D-Link incluye una guía rápida en papel donde explica las dos opciones de instalación a través de la app móvil (iOS y Android) o a través de la interfaz web del mismo router. Como vimos más arriba, el router se puede configurar entre varios modos de funcionamiento: router, extensor o puente. Nosotros hemos optado por realizar las pruebas sobre el primero, el más completo, de la siguiente manera:

  • Conectamos el router de la operadora desde un puerto LAN hasta el puerto de Internet del router de D-Link mediante un cable Ethernet.

  • A partir de aquí, el dispositivo de la operadora actuará como un router neutro, recibirá la conexión de fibra y la transmitirá al segundo router que será el encargado de gestionar todas las funciones de la red, enrutamiento, seguridad, gestión y por supuesto la red Wi-Fi.
  • Accedemos al router de D-Link mediante su interfaz web. Encontraremos un asistente que nos guiará para completar el proceso de configuración. Seleccionamos el «modo router», aunque como decíamos más arriba se podría utilizar también como extensor.

  • El resto de pantallas es trivial, hasta llegar a la configuración de la red Wi-Fi, si bien no es nuestro objetivo principal en este caso ya que montaremos la red mallada en el paso siguiente.

Es un proceso muy sencillo que nos llevará apenas unos minutos para completar la configuración básica, aunque como siempre que instalamos un nuevo router te recomendamos invertir un tiempo adicional en gestionar sus múltiples parámetros para mejorar su rendimiento y seguridad, actualizando el firmware, cambiando contraseñas de acceso al router y las del Wi-Fi o tareas más avanzadas como ocultar el SSID, gestionar las direcciones MAC, crear la red de invitados, gestionar los controles parentales, etc.

Nodos M15

El verdadero objeto de esta revisión es crear una red mallada inalámbrica de garantías, que aproveche el estándar Wi-Fi 6, que aumente la cobertura a todo el hogar y que ofrezca el mejor rendimiento y estabilidad de la red. Aquí es donde entra en juego este sistema WIFi Mesh de D-link. Para las pruebas contamos con el pack M15-3 que incluye tres dispositivos.

Cada vivienda (u oficina) es un mundo diferente en tipología, diseño, superficie, habitaciones y necesidades, pero la idea general debe ser colocarlos en puntos estratégicos para cubrir todas las dependencias (o las que más demanda de tráfico necesiten), evitar los puntos negros y reducir al máximo penalizaciones de tabiques, puertas y demás, para tener la mejor experiencia en cualquier estancia del hogar o cuando nos movemos entre ellas.

La instalación, al igual que el router, también es muy sencilla como podrás ver en la guía rápida en papel que ofrece el fabricante. Se puede realizar vía interfaz web del router o mediante la app móvil gratuita disponible para iOS o Android que es la que hemos usado.

  • Descargamos la app D-Link EAGLE PRO AI de la tienda Google Play y la instalamos en un Galaxy S22. Un móvil de garantías, con soporte para Wi-Fi 6 y que también usaremos para las pruebas de rendimiento.

  • Accedemos a ella para entrar en un asistente que nos guiará por todo el proceso. Veremos un botón para instalar un nuevo dispositivo que pulsamos y escaneamos el código QR que incluye D-Link en la guía rápida para facilitar la configuración.

  • Seleccionamos la configuración de la red, una nueva o extender una existente.
  • Conectamos con un cable Ethernet el router R15 con el conector de Internet del nodo principal que estamos configurando.
  • Esperamos que el LED de estado del nodo de ponga en naranja intermitente lo que indicará que está conectado.
  • Conectamos el dispositivo móvil a la red creada con el nombre de la red y contraseña por defecto.

Realizamos la configuración en unos minutos. Los otros dos nodos Mesh se conectarán automáticamente para crear la red de malla inalámbrica o usando el botón WPS.

Una vez configurados accedemos a la app para cambiar el nombre de la red y contraseña por defecto y gestionar el resto de apartados; el control parental, la red de invitados, la activación de la calidad de servicio, las órdenes por voz que pueden realizarse mediante Alexa o Google Assistant.

Los extensores los movemos a las localizaciones que hemos seleccionado dependiendo de la tipología de nuestro hogar. En nuestro caso situamos el primero en la oficina en casa, en segundo en el recibidor y el tercero en el salón.

El objetivo debe ser el comentado: aumentar la cobertura, reducir los puntos negros y conseguir un buen rendimiento inalámbrico en cualquier dependencia.  Estéticamente quedan bastante bien en cualquier punto y no desentonarán con el entorno.

Funcionamiento y rendimiento

Hemos realizado bastantes pruebas, tanto en el router como en la red mallada, obteniendo muy buenos resultados siempre teniendo en cuenta que usamos Wi-Fi 6 y dispositivos AX1500 con un coste realmente muy contenido. Sí, ya hay soluciones Wi-Fi 6E, de triple banda y con mayores prestaciones, pero solo el precio del router puede triplicar el de toda esta solución D-Link EAGLE PRO AI.

Para todas las pruebas hemos usado la herramienta Speedtest de Ookla sobre un servicio a Internet base de fibra asimétrica 1000/100 Mbps. Es una aplicación conocida y fiable con soporte para todos los sistemas operativos principales de escritorio y móviles, y es el que usa también D-Link para las pruebas que ofrece en su app móvil. Te dejamos un resumen de lo que hemos conseguido nosotros de esta solución.

El router R15, una vez configurado como principal tras fijar el de la operadora como router neutro, no tiene mayores problemas para obtener el máximo del servicio contratado en conexiones cableadas.

También hemos probado su conexión inalámbrica obteniendo buenos resultados, hasta los que permiten su doble banda a 1.200 Mbps. No era el objeto de esta revisión, pero por su precio de venta podemos asegurarte que es uno de los más competentes del mercado y en todo caso, también se puede usar junto a los nodos Mesh para tener un punto de acceso adicional o una segunda red inalámbrica.

En los extensores M15 hemos probado la conexión cableada sobre un portátil sin mayores dificultades. En este caso actúa como un Hub y debería ofrecerte prácticamente el máximo de tu conexión. Solamente tenemos un LAN por nodo, pero se puede usar para cubrir funciones avanzadas como conectar la consola para jugar on-line o el Smart-TV para recibir streaming a 4K.

En cuanto a la red inalámbrica Wi-Fi, también obtenemos muy buenos resultados. Tenemos una vivienda algo complicada en diseño (grande, con muchas dependencias, paredes y puertas) y la verdad es que nos ha sorprendido (para bien) los resultados de la red mallada bajo Wi-Fi 6. Aquí con el portátil:

Con el smartphone, a 5 metros del nodo principal, no es complicado superar los 600 Mbps y poder realizar cualquier tarea. Una marca destacada teniendo en cuenta que tenemos conectado una decena de dispositivos a la red inalámbrica, más dos PCs de producción por cable.

A medida que nos vamos alejando y aunque la red mallada cumple perfectamente su función entrando en funcionamiento los otros nodos, el rendimiento desciende un poco, si bien se mantiene en unos valores apreciables, imposibles de alcanzar si solo tuviéramos el router sirviendo la conexión inalámbrica.

Finalmente, en la localización más alejada de cualquier nodo, no es difícil superar los 300 Mbps, suficiente para las funciones típicas.

Cada vivienda es un mundo aparte y como sabes son múltiples los aspectos que afectan a las ondas de radio, pero la solución de D-Link nos ha ofrecido grandes resultados. Además de velocidad, no hemos notado cortes o desconexiones que perjudiquen la experiencia, mientras que la cobertura ha sido completa para toda la vivienda.

Conclusiones, dispositivos y precios

D-Link EAGLE PRO AI es un ecosistema completo y competente para crear una red mallada Wi-Fi 6 de garantías. El fabricante ofrece un router básico que pasa por ser uno de los mejores del mercado en su rango de precio, distintos packs según el número de nodos que necesites y extensores de pared que en este caso se enchufan directamente a una toma de alimentación y permiten ampliar la red todo lo que sea necesario.

Su instalación y puesta en marcha es muy sencilla, vía web o mediante la app móvil de D-Link. Puedes conectar un montón de dispositivos y aprovechar a fondo las mejoras que en rendimiento ofrece el estándar Wi-Fi 6 y con una cobertura ampliada a cualquier punto del hogar y con la fiabilidad de la malla.

D-Link es uno de los grandes suministradores en equipos de redes y aunque sea en soluciones básicas como esta, ofrece tecnologías y funciones avanzadas para optimización y priorización inteligente de tráfico, canales y las aplicaciones que más lo necesiten; controles parentales; red de invitados; app móvil gratuita o controles por voz con Alexa o el asistente de Google.

Finalmente, hay que volver a destacar el precio económico que el fabricante ha fijado para los dispositivos de este ecosistema, que sin duda merece nuestro premio de producto recomendado.

El router R15 se puede adquirir en España en minoristas como Amazon a un precio de 66 euros. Nos repetimos: de lo mejor en este rango de precios. Los nodos Mesh se pueden combinar con el R15 o usarlos por separado con otros enrutadores. También son muy económicos. El pack M15-2 se puede comprar por 138 euros, mientras que el M15-3 probado puede ser tuyo por 194 euros.

Nos ha gustado. Si buscas una solución básica, pero completa y eficiente para Wi-Fi 6, con redes de malla y funciones avanzadas,  este D-Link EAGLE PRO AI es muy recomendable.

Valoración final
8.6 NOTA
NOS GUSTA
Wi-Fi 6 y red de malla
Puesta en marcha sencilla
Funciones avanzadas
Precio muy atractivo
A MEJORAR
Wi-Fi 6E y la triple banda es el futuro
RESUMEN
D-Link EAGLE PRO AI es un ecosistema completo de red para hogares digitales, que aprovecha el potencial del estándar Wi-Fi 6, la integración de routers, extensores y nodos para redes de malla y funciones avanzadas para ampliar la cobertura y mejorar el rendimiento de redes inalámbricas. Y todo ello a un precio muy contenido para lo que ofrece.
Diseño y construcción8
Rendimiento8.5
Instalación y software8.5
Calidad/Precio9.5

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído