Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Joe Biden condecora a Steve Jobs con la Medalla Presidencial de la Libertad

Publicado

el

Steve Jobs

Joe Biden, Presidente de los Estados Unidos, ha anunciado los nombres de 17 personas que recibirán la Medalla Presidencial de la Libertad, una condecoración creada por John F. Kennedy para reconocer a aquellos que hayan hecho contribuciones ejemplares a la seguridad y/o los intereses del país. Entre los nombres mencionados se encuentra el de Steve Jobs, el archiconocido cofundador de Apple y rostro de la compañía durante décadas hasta su defunción en el año 2011.

Con Steve Jobs fallecido, todo apunta a que será su familia la que recogerá la condecoración. La Casa Blanca ha explicado a través de una declaración oficial que “Steve Jobs (fallecido en 2011) fue cofundador, director ejecutivo y presidente de Apple, Inc., director ejecutivo de Pixar y ocupó un puesto de liderazgo en Walt Disney Company. Su visión, imaginación y creatividad condujeron a inventos que cambiaron y continúan cambiando la forma en que el mundo se comunica, así como también transformando las industrias de la informática, la musical, la cinematográfica y la inalámbrica”.

Steve Jobs no es la única persona internacionalmente conocida entre las condecoradas por Joe Biden, ya que entre ellas están la gimnasta Simone Biles, el exmilitar y ex servidor público John McCain (fallecido en 2018), la futbolista Megan Rapinoe y el archiconocido actor Denzel Washington.

¿Y qué pasa con Dennis Ritchie y otros?

Más allá de si los reconocimientos que recibe Steve Jobs son merecidos o no, no fueron pocos los que hace una década reivindicaron la figura de Dennis Ritchie, mucho menos conocida y mediática, pero sin duda mucho más determinante para la computación tal y como la conocemos hoy en día.

Para quienes no lo sepan, Dennis Ritchie es considerado, junto a Ken Thompson, el padre de Unix, que sentó las bases de cómo funcionan los sistemas operativos modernos (incluso los más actuales). También es considerado como el creador del lenguaje de programación C, que a día de hoy sigue siendo muy empleado en el desarrollo de sistemas operativos y cuya sintaxis ha sido imitada por otros muchos lenguajes, entre ellos Java, C# y JavaScript (eso sí, no fue el primer lenguaje de programación).

En resumidas cuentas, sin Dennis Ritchie y obviamente otras personas que lo ayudaron en su labor (entre ellas el citado Ken Thompson), la informática habría seguido unos derroteros muy distintos, y quién sabe, de haber recorrido otra senda, la computación doméstica posiblemente no habría tenido el mismo empuje.

Dennis Ritchie no fue alguien idolatrado desde el anonimato por una banda de frikis, sino que durante su trayectoria recibió diversos reconocimientos muy importantes. Sin embargo, el último que recibió, o al menos el último dentro de su campo, fue el Japan Prize a principios de 2011, pocos meses antes de fallecer. De hecho, Dennis Ritchie falleció el 12 de octubre de 2011, justo una semana después que Steve Jobs, de ahí que algunos reivindicaran su figura frente a la del cofundador de Apple.

No se trata de establecer el debate de si Steve Jobs, de manera individual, merece o no todos los reconocimientos que ha recibido, sino de intentar establecer algún criterio meritocrático para que otras personas importantes dentro de la informática también los reciban, pero está claro que el espectro mediático está pesando demasiado en estos temas.

Más allá del debate que genera lo cerrado del ecosistema de Apple, es innegable que Steve Jobs fue un titán en el diseño y los estándares de calidad, y su capacidad quedó más que demostrada cuando, tras regresar a la compañía de la manzana mordida en 1997 (tras la adquisición de NeXT), consiguió volver a ponerla a lo más alto.

Lo más leído