Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Raptor Lake, mucho mejor con memoria DDR5

Publicado

el

Raptor Lake, mucho mejor con memoria DDR5

Hace solo unos días publicamos una noticia sobre el rendimiento del futuro Intel Core i7-13700K, que nos mostraba que, en igualdad de condiciones, apunta a ser un 17% más rápido que su predecesor, el Core i7-12700K. Los resultados de aquel test, llevado a cabo en Geekbench 5, y la nota obtenida por el chip de Intel fue de 16.542 puntos. No obstante, en aquel momento hice dos consideraciones que creo que  es importante recordar.

La primera era que, como siempre que vemos resultados cuando todavía faltan unos meses para la llegada al mercado de aquello que está siendo probado, debemos tener en cuenta que se pueden producir algunos cambios que modifiquen el resultado final. En este caso, todavía hay dudas sobre si las frecuencias máximas de los núcleos Raptor Cove (rendimiento y Gracemont (eficiencia) puedan verse ligeramente aumentadas, especialmente en el caso de los primeros.

La segunda, y cito textualmente «podemos esperar alguna mejora en el rendimiento del chip en una placa con un chipset específico para Raptor Lake (Z790, H770 o B760) y con memoria DDR5«. Y no hemos tenido que esperar mucho para tener la confirmación de que, efectivamente, el uso de memoria de última generación nos muestra, al menos en los test sintéticos, un salto de rendimiento que debemos tener en cuenta si decidimos dar el salto a Raptor Lake.

La nueva prueba, publicada en Geekbench 5, curiosamente nos muestra un rendimiento inferior en monohilo, pues baja de los 2090 a los 2069 puntos, pero en la prueba de rendimiento global podemos ver, más allá de toda duda razonable, un incremento de casi el 20%, pues pasamos de los 16.542 puntos con DDR4 a 19.811 con el salto a DDR5.

Raptor Lake, mucho mejor con memoria DDR5

Para descartar otras posibles razones, ambas pruebas se han llevado a cabo en sendas placas base prácticamente idénticas, una ASRock Z690 Steel Legend WiFi 6E (compatible con DDR4) y una ASRock Z690 Steel Legend WiFi 6E/D5 (compatible con DDR5). La única diferencia entre ambas placas es la memoria compatible. Las dos, como su propio nombre indica, montan un chipset Z690 para Alder Lake, por lo que podemos afirmar que el campo de juego fue similar en las dos pruebas.

La única diferencia, por lo tanto, es que en la primera se emplearon 32 gigabytes de memoria RAM DDR4-3600 (1.795 megahercios dual channel) y en la segunda también 32 gigabytes de RAM, pero en este caso del tipo DDR5-5200 (2.593 megahercios dual channel). Esto nos explica las razones por las que tanto Intel como AMD apuestan claramente por DDR5 para sus nuevas generaciones de este año, si bien Intel deja abierta la puerta (ya lo hemos podido comprobar) al estándar anterior, mientras que AMD apuesta exclusivamente por DDR5.

No obstante, debemos recordar que las pruebas de rendimiento de este tipo, los test sintéticos, no siempre se corresponden con lo que encontramos después en el rendimiento en aplicaciones y sobre todo en juegos.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído