Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Mozilla, DuckDuckGo o Proton respaldan AICOA, una Ley pro-privacidad que «vigila» a las Big Tech

Publicado

el

AICOA, una Ley de privacidad que vigila a las Big Tech

Un grupo de organizaciones centradas en la protección del derecho a la privacidad ha enviado una carta a los líderes del Congreso de los EE. UU. donde solicitan que programen una votación sobre un proyecto de ley antimonopolio que obstaculizaría la recopilación de datos por los gigantes tecnológicos y promovería el acceso de los usuarios a las herramientas de privacidad en línea.

La misiva, está dirigida a políticos como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y a otros relevantes a ambos lados del marco ideológico parlamentario. El objetivo es reactivar la Ley de Innovación y Elección en Línea Estadounidenses (AICOA por sus siglas en inglés) cuya supresión, según los firmantes, permite a las «empresas dominantes limitar la competencia y restringir la elección del usuario» en el acceso a tecnologías y productos centrados en la privacidad.

La carta también acusa a los gigantes tecnológicos de obligar a los usuarios a aceptar sus políticas de «vigilancia perpetua» debido a sus posiciones como «guardianes» y de utilizar su «influencia en la sociedad» para alejar a los usuarios de los servicios rivales más comprometidos con la privacidad.

Además de las organizaciones pro-derechos digitales, hay otros firmantes incluidas algunas empresas que tienen productos y servicios alternativos a las Big Tech, como Mozilla, DuckDuckGo, Proton o Brave, y otros de sectores que van de las VPN a la navegación web, pasando por el software de oficina.

AICOA, una Ley de privacidad que vigila a las Big Tech

No podemos estar en desacuerdo con esta iniciativa o con cualquiera que busque ayudar a respetar un derecho a la privacidad que ha sido (y está siendo) violado sistemáticamente. Los datos se han convertido en una mina de oro en la era actual de la conexión total y las grandes tecnológicas, en general, recopilan, utilizan y venden datos de sus usuarios a terceros en ocasiones sin conocimiento o consentimiento expreso de estos. La concentración de servicios, véase Meta, permitida por los mismos reguladores, agrava toda esta problemática.

Teniendo en cuenta los recursos de las Big Tech y el funcionamiento legal de los grupos de presión, no tenemos demasiadas esperanzas de que una Ley como la propuesta de reactive, se apruebe y se aplique. El proyecto de ley representa una amenaza directa para la capacidad de las grandes empresas tecnológicas para recopilar datos y es probable que éstas usen sus generosos presupuestos para convencer a los políticos de turno.

Como resultado, es poco probable que AICOA sea presentado para discusión y aún más improbable que sea aprobado como ley antes de las elecciones de noviembre por una Cámara de Representantes que tiene una estrecha mayoría demócrata y un Senado totalmente dividido. Después de estas elecciones parciales, veremos.

Lo más leído