Web Analytics
Conecta con nosotros
aplicaciones de mensajería aplicaciones de mensajería

Guías

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar… o te preocupa la privacidad

Publicado el

Las aplicaciones de mensajería instantánea se han convertido en imprescindibles para una buena parte de internautas. Son junto a los navegadores web el software más usado y si hablamos de dispositivos móviles, son omnipresentes para todas las tareas de comunicaciones, chat de texto, voz y vídeo, además del envío de contenido multimedia.

WhatsApp es la aplicación más conocida y usada de todo el gran grupo de aplicaciones de mensajería alcanzando los 2.000 millones de usuarios. Es probablemente el servicio más transversal en cuanto a grupos de edad y habitualmente es la puerta de entrada a grupos de población menos digitalizados.

Los datos de uso que ofrece son asombrosos y las últimas estadísticas hablan de 100.000 millones de mensajes enviados diariamente; la consulta diaria por el 70% de usuarios y los casi 40 minutos de uso que de media le dedica al día cada uno de ellos. Como los «danones» cuando hablamos de yogures, WhatsApp se ha convertido en marca propia y su nombre a menudo se usa -incorrectamente- para definir el tipo de servicio.

Facebook es un ‘monstruo’ sin solución

La compra de WhatsApp por Facebook supuso una concentración que a nuestro juicio perjudicó a la industria y a los propios usuarios de la aplicación. Por supuesto, la firma de Zuckerberg quiere rentabilizar la inversión y no es de fiar. No es el único, pero Facebook es el mayor «traficante de datos» mundial y ha incumplido todas las normas legales y morales violando por acción u omisión el derecho a la privacidad de sus usuarios, con el escándalo de Cambridge Analytica como la culminación de unas prácticas indeseables.

La red social ha recopilado, utilizado y vendido datos de sus usuarios a terceros sin conocimiento ni consentimiento de estos. Del sector que hablamos y aunque solo uses WhatsApp, debes saber que tus datos son cedidos a Facebook obligatoriamente. Y todas las promesas de ‘cambio’ se han quedado en muy poco. Esta misma semana la compañía ha tenido que comenzar a lidiar con una grave denuncia donde se le acusa de priorizar los beneficios sobre la lucha contra los discursos de odio, desinformación y otros, consciente de sus efectos perniciosos para sus usuarios. Va a traer cola.

Y otro problema. La concentración de servicios masivos que están a manos de Facebook es alarmante y nadie en su sano juicio (los reguladores que dicen defender la competencia y a los usuarios) debería haber aprobado las adquisiciones de WhatsApp e Instagram.

La caída global de los servicios de Facebook de esta semana ha demostrado las peligrosas repercusiones que tiene depender de un monstruo como este. En mensajería instantánea, además de WhatsApp, hay que decir que Facebook acumula otros 1.300 millones de usuarios de Messenger que también se quedaron sin servicio durante unas cuantas horas.

Aplicaciones de mensajería alternativas

Más allá de WhatsApp y Telegram, hay otro grupo de aplicaciones sumamente interesante como para no tener que depender de Facebook. Como puedes imaginar y seguro has comprobado alguna vez, es muy difícil cambiar usuarios de una plataforma a otra. Aunque sean mejores técnicamente, cuenten con más funciones, sean más seguras o más cuidadosas con los datos personales. Esas son las alternativas que te vamos a recordar en este artículo.

Signal, la que más crece

Signal es un servicio de mensajería gratuito que ofrece chat de video, voz y texto, llamadas de voz y vídeo con cifrado de extremo a extremo, así como transferencias seguras de archivos y fotos. Con funciones similares a WhatsApp y una interfaz muy sencilla de usar típica en este tipo de aplicaciones, funciona bajo el protocolo Signal Messaging Protocol, ampliamente reconocido como el protocolo de mensajería más seguro disponible.

Más importante aún es la mínima información que el servicio recopila, solo el número de teléfono, la fecha que se unió al servicio y en la que se inició la sesión por última vez. Cualquier otro dato, como la lista de contactos, los grupos a los que perteneces o cualquier otro tipo de contenido se cifra y almacena en dispositivo. Como resultado, nadie, incluido el personal de Signal, puede ver ninguno de estos datos sin acceso físico a tu dispositivo.

aplicaciones de mensajería

Por si esas ventajas fueran pocas, Signal es un desarrollo Open Source, lo que significa que su código está disponible en línea para escrutinio público y cualquier cuestión de privacidad o fallo de seguridad puede ser verificado por los expertos. De hecho, el sistema de cifrado interno de WhatsApp está construido con el código de Signal.

Promocionado por Edward Snowden, Jack Dorsey o el tecnólogo Bruce Schneier, Signal es un proyecto que depende de una organización independiente sin ánimo de lucro, que no depende de ninguna gran tecnológica y que se mantiene con donaciones voluntarias. Está disponible gratuitamente para dispositivos móviles Android y los de Apple, así como PCs Windows, Mac y Linux. Desde el anuncio del cambio de política de Whatsapp sobre la cesión de los datos a Facebook las descargas de Signal se han disparado un 4.200%. Actualmente es el gran nombre en mensajería instantánea aunque está alejada del número de usuarios de WhatsApp o Telegram.

Telegram, la mayor alternativa

La mayor alternativa a WhatsApp llega de una aplicación que acaba de superar los 500 millones de usuarios gracias al éxodo de la app de Facebook (25 millones de nuevos usuarios en 72 horas). Lo que en un principio era poco más que un clon de WhatsApp más seguro, ha terminado por convertirse en un software completísimo. De hecho, siempre ha ido por delante de WhatsApp en características, en tecnología y por supuesto en seguridad y privacidad.

La llevamos años recomendando y de hecho la usamos por sus funciones avanzadas como plataforma de comunicación para ofrecerte canales de seis de nuestros portales, desde MC a MCPRO pasando cómo no por muylinux donde lo iniciamos. En resumen: lo mejor de nuestra casa también lo tienes en Telegram.

aplicaciones de mensajería

Telegram recopila menos datos que WhatsApp (aunque no tan pocos como Signal) y no entrega nada a Facebook. La aplicación tiene chats cifrados de extremo a extremo, pero los chats predeterminados también se almacenan en los servidores de Telegram. Si deseas un chat real con cifrado de dispositivo a dispositivo se puede usar el Modo secreto. Una vez habilitado, los mensajes solo se almacenan en tu dispositivo aumentando la privacidad. En cualquier modo, no obstante, si una persona elimina un mensaje, se elimina de ambos dispositivos.

Como Signal, el código fuente de Telegram es abierto liberado bajo licencia GPL v3 y cualquier puede revisarlo en GitHub. Está disponible gratuitamente para dispositivos móviles (Android, iPhone, iPad y hasta para Windows Phone), así como para ordenadores personales con aplicación para PCs Windows, macOS y Linux que bate por goleada desde hace años a la versión equivalente de WhatsApp. También tiene versión web.

Threema, de pago, pero segura

Si la mayoría de apps son «gratuitas» y algunas como WhatsApp el pago viene camuflado con tus datos, Threema no se corta y es de pago, eso sí a un precio insignificante como tarifa única de 2,99 dólares que muchos usuarios pagaríamos gustosos si funciona como promete.

Threema ofrece cifrado de extremo a extremo para todos los datos que se mueven a través de su servicio. Ello incluye mensajes, videollamadas, archivos e incluso actualizaciones de estado. La aplicación no escatima en funciones y cuenta con los mensajes de texto habituales, llamadas de voz, videollamadas, intercambio de archivos, grupos, listas y acceso a un cliente web de escritorio. Threema no recopila ningún dato de usuario y no muestra ningún anuncio publicitario

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar... o te preocupa la privacidad 31

Una aplicación creada en Suiza y con uso de servidores exclusivos alojados allí, que permite chatear de forma totalmente anónima ya que ni siquiera es necesario vincular un número de teléfono o correo electrónico a su cuenta (son opcionales). El servicio genera una ID aleatoria cuando comienzas a usar la aplicación que otros usuarios pueden usar para comunicarse contigo. Está disponible para Android (si quieres con una APK sin pasar por Google Play Store), iOS y navegadores web.

Threema completó recientemente una transición al software de código abierto, y el código se audita regularmente para que el usuario pueda estar seguro de que no hay nada bajo el capó que pueda comprometer el anonimato.

Discord, versatilidad

Seguramente conocerás Discord como una plataforma de chat para juegos porque ahí comenzó su andadura, pero con el tiempo se ha convertido en algo más y sus responsables lo promocionan como una alternativa a WhatsApp, a Skype e incluso a la más profesional Slack según sean las necesidades del usuario. Esa combinación de características bajo una interfaz sencilla es una de sus ventajas, pero aquí señalamos las de mensajería instantánea.

Está basada en servidor, pero también tiene una función de mensajes privados que es muy similar a WhatsApp. Desde su pestaña «Amigos», puedes agregar componentes usando su nombre de usuario o etiquetas de jugador para mensajería privada, chats grupales, llamadas grupales, uso compartido de medios y más. También puedes crear un chat grupal con hasta 10 amigos. Si necesitas más, se puede crear un servidor propio Discord.

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar... o te preocupa la privacidad 33

A diferencia de Signal y Telegram, ni siquiera necesitas compartir tu número de teléfono, ni cualquier nombre real que te identifique. Es gratuito y está disponible para Android, iOS, Mac, Windows y Linux y versión web para cualquier navegador.

Keybase, la más privada

No es para todos los usuarios, pero los más preocupados por la privacidad quizá no vayan a encontrar otra como esta. Keybase comenzó como un directorio para claves de identificación públicas y privadas, pero también tiene un componente de mensajería instantánea que se puede usar para mensajería privada y grupales.

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar... o te preocupa la privacidad 35

Keybase es una aplicación de código abierto y utiliza criptografía de clave pública para proteger los mensajes. Los mensajes, los medios y las transferencias de archivos están protegidos de tal manera que incluso Keybase no puede leer los mensajes. Debido a que está basada en identificadores de clave pública, también se puede usar de forma anónima. Está disponible de forma gratuita para Android, iOS, Windows, Linux y Mac.

Wire, empresarial

Es una suite de colaboración empresarial con mensajería segura, capacidades de chat grupal, intercambio de archivos y otras funciones, que ofrece una versión gratuita llamada Wire Personal de uso gratuito.

Para crear una cuenta debe proporcionarse una dirección de correo electrónico o un número de teléfono. Este desarrollo registra algunos datos, pero no en la medida en que lo hace WhatsApp. Cuenta con cifrado de extremo a extremo y está desarrollado bajo un modelo de código abierto.

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar... o te preocupa la privacidad 37

Wire Personal está disponible para las plataformas principales, Android, iOS, Windows, Mac y Linux, además de contar con versión Web.

Wickr Me, grado militar

Como el anterior, no es un desarrollo demasiado conocido (aunque está disponible desde hace unos cuantos años) ni está destinado a un consumo masivo porque pone la privacidad y seguridad por delante de cualquier otra función al igual que hace Keybase, pero un paso más allá, ya que promete seguridad «grado militar» en las comunicaciones y de hecho ha sido recomendado para uso por cuerpos militares tras ser verificado por prestigiosos equipos de investigación de seguridad.

Wickr Me usa cuentas anónimas, sin información de cualquiera identificación personal en el registro, sin almacenamiento de metadatos y sin que el desarrollador tenga acceso a cualquier información o contactos. Todos los datos que se envían, sean mensajes de texto o voz, vídeos o imágenes, están protegidos por un cifrado fuerte de extremo a extremo. Una de las características distintivas de este desarrollo es que todos los mensajes y archivos adjuntos se autodestruyen después de un periodo de tiempo que pueden fijar los usuarios.

El desarrollo es de código abierto y éste se encuentra disponible en GitHub para auditoria comunitaria. Está disponible gratuitamente para Android, iOS, Windows, Linux y Mac, aunque tiene algunas limitaciones en el número de participantes en grupos (hasta 10) o en llamadas de audio o vídeo (solo 1). La versión Wickr Pro es de pago y permite desplegar todo el potencial de este aplicación «ultra privada».

Otras aplicaciones de mensajería por si Facebook vuelve a fallar... o te preocupa la privacidad 39

No faltan buenas aplicaciones de mensajería instantánea como habrás leído. El gran problema es cambiar a centenares de millones de usuarios de una plataforma a otra. El gran público es cómodo por naturaleza y le cuesta probar otra cosa a la que lleva usando años, y que como WhatsApp funciona y en sus grupos están la mayoría de sus familiares, amigos o conocidos.

Pero deben explorarse alternativas. Facebook es un ‘monstruo’ insaciable y sin solución. Cualquier empresa puede sufrir problemas de infraestructura o ciberataques, pero en el caso de Facebook una caída de servicios supone dejar fuera de juego a medio Internet por su enorme concentración de aplicaciones. De la privacidad ya está todo dicho.

8 comentarios
  • …. y Matrix con Element? Software libre, descentralizado, con llamadas de audio y video gracias a la integración con Jitsi, cifrado, espacios de salas…. Todo son ventajas, pero como siempre la obvia todo el mundo.

  • Sele Asuka

    Para el grueso de la sociedad te digo yo que va asi: mensajerias de twitter,tiktok,discord y telegram como ultima opcion.

    La «privacidad» no le importa a mucha gente.

    No digo que no sirvan las demas, solo opino bajo ese prisma.

  • Sele Asuka

    Yo he probado cosas de todo tipo con esas premisas, redes sociales , mensajeria, al final quedas en el vacio y si tratas de convencer a alguien suenas como vendedor de enciclopedias , ni me hacian caso.

    Y nada de eso invalida esas propuestas, que al fin y al cabo, muchas empresas solo toman la base para hacer sus grandes exitos.

  • Oclord

    Telegram la pobre que cada vez que se cae WhatsApp la gente va en masa a registrarse y a utilizarla, y al final nadie puede usarla de lo saturada que está xD.

  • Gregorio Ros

    Tengo solo Telegram y apenas lo uso, mas por el trabajo que por otra cuestión. Particularmente soy de los que les preocupa la privacidad, no tengo nada turbio que esconder, es cuestión de ética y principios. Hace años, cuando empezó Facebook los amigos se metieron en masa a él, a mi me parecio un atentado a los datos personales y a pesar de hacerme una cuenta no llegue a usarlo, al final me dieron de baja del servicio.

  • doc

    Una exposición clara y sin vueltas que deberían tener todos sitios del ramo si quieren colaborar para que se democratice la mensajería.
    En mi modesta opinión -no soy un gran usuario pero estoy con Telegram- empezar el cambio por el público general, aún siendo honestos con las capacidades de la competencia, no es el mejor camino pero si necesario -es hora que los usuarios nos acostumbremos a juzgar los productos mas en profundidad. Un gran avance empezaría por las empresas, insitituciones y reparticiones públicas -y no solo con la mensajería-. Supongo que arrastraría a parte del empresariado privado y algo del público general a tener cuentas en otros servicios si quieren tener tratos con el estado. Por otro lado el debate de la seguridad y la privacidad debería llevarse al ámbito educativo, no es bueno que cosas tan importantes se decidan individualmente y sin conocimiento.
    Si consideramos que la informática nos rodea, y cada vez más, no deberíamos ser tan ligeros a la hora de juzgar el valor de las cosas que están implicadas, y mas si queremos que la sociedad que ayudamos a construir sea un poco mejor.

  • Benito Camelas

    Bueno yo soy de los que han borrado su cuenta de whatsapp ya hace uno o dos años, en su momento los contactos que realmente me importaban o tenían telegram como segunda opción o se la instalaron aún que solo fuera por contactar conmigo. Uno de los principales motivos para hacer el cambio es que me molestó profundamente el boicoteo que le hicieron a Firefox OS, ya que whatsapp no permite la creación de clientes alternativos que puedan funcionar en otros sistemas operativos que no contemple la compañía que ahora en este caso es facebook (no recuerdo si en su día ya era de facebook o comenzaba a serlo…) luego claro está que no me hace ni pizca de gracia ser parte del ganado de la red de facebook y que malcompartan mi perfil con cualquier empresa que les pague cuatro duros…

    Obviamente hay que ser algo «pragmáticos» en cuanto a las aplicaciones de mensajería pues de poco sirven si no puedes escribirle a la gente xD por eso al final recomiendo telegram, por que es fácil usarlo, tiene muchas funcionalidades aún que las ponen de manera que no atiborran a botones y configuraciones a quién no las quiera usar. Pero es cierto que en conversación normal o grupal no tiene pinta de que esté muy cifrado, pero tiene la ventaja de poder tenerlo en varios dispositivos y no tener que estar pegado al móvil. Otra cosa mala que tiene, es que su servidor no es de código abierto y creo que su protocolo de cifrado tampoco, pero cuando menos el cliente de escritorio puedes instalar o crear uno de código abierto alternativo al de la compañía y luego claro está el tema de como se financian que para mí me parece opaco ya que se supone que el «filantrópico» exruso fundador de la red social rusa alternativa a facebook, consiguió una millonada con la que permitirse financiar el servicio en su inicio, ya que ahora comienza la fase en la que van a tratar de sacarle otras fuentes de financiación.

    Sin duda por lo que se comenta y tal, parece que signal es mejor alternativa en cuanto a privacidad, todavía no la he probado, pero sin duda ya hay muchas alternativas mejores a nivel técnico que whatsapp y telegram es bastante cómodo y hasta una muy buena alternativa a skype.

    Creo que en el futuro si llego a tener otra segunda aplicación de mensajería sería una que utilizase un protocolo federado ya con bastante uso como puede ser XMPP, ya que permite que cada uno tenga su servidor o use uno «público» como pasa con el correo electrónico, que o bien puedes tener uno «público» como gmail, outlook, etc… o instalar tu propio servidor, pero comunicarte con el resto del mundo.

    Sin duda se podrían citar muchas tecnologías, pero las citadas en este artículo algunas no las conocía y otras realmente son buenas alternativas para la gente que no se quiere complicar, ganando por goleada telegram y supongo que signal (todavía no conozco a nadie que lo use, y eso que era «el rarito de telegram»).

    Por cierto, ya parece que nadie se acuerda de la aplicación de mensajería instantánea que sacara GNU que ahora se llama «Jami» antes conocida como «Ring», parece que está todavía en desarrollo pero ya más madura.

  • Sr. John Doe

    Estamos en las mismas que en la época de Messenger: Así dijeras que por ejemplo Telegram o Signal son muchísimo mejores que Whatsapp, mientras sea el que use la familia, amigos y conocidos del trabajo será el que use uno sí o sí; para que pasara lo contrario se tendría que poner todo el mundo de acuerdo y eso no va a pasar: Messenger solo se hundió no porque fuera peor que la competencia, sino porque la propia Microsoft compro Skype y abandonaron Messenger, y como Skype no gusto como reemplazo de Messenger la gente migro a Facebook. Whatsapp no era competencia, jamás entro a competirle a Facebook en su área, era un servicio diferente y pionero en su momento ¡un reemplazo a los SMS y gratuito! ¡wow! eso volaba la cabeza a muchos (sí, Blackberry Messenger es anterior, pero eso era exclusivo de usuarios de Blackberry), así que se convirtió líder en su área para después ser adquirido por Facebook ¿qué significa esto? Que mientras exista Whatsapp, las aplicaciones que compitan con él directamente se van a comer una bonita 💩 como un caballo, y es que es cierto, Telegram lo tendrá 500 millones de personas, pero lo instalan un rato cuando falla Whatsapp y después adiós, se olvidan después que existe cuando regresa, le duela a quien le duela, así que o deja de existir o sencillamente no existe reemplazo.

    Yo no soy excepción por supuesto, yo la aplico también: Así haya mil alternativas mejores, mientras no sea el que usen todos mis conocidos sencillamente no me interesa, y tampoco me interesa evangelizar a nadie.

Lo más leído