Escándalo PRISM: espionaje masivo a través de las grandes tecnológicas

Escándalo PRISM: espionaje masivo a través de las grandes tecnológicas
7 de junio, 2013

Escándalo PRISM: espionaje masivo a través de las grandes tecnológicas

Bajo el programa PRISM, la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) se estaría conectando desde hace años a los servidores centrales de las grandes tecnológicas mundiales, para espiar sin control judicial todo tipo de datos personales y confidenciales de millones de usuarios, según ha relevado el diario The Washinton Post junto a un informe secreto convertido en un escándalo de considerables dimensiones.

Dejando claro que en un mundo totalmente comunicado la privacidad simplemente no existe y sabiendo positivamente que las agencias de inteligencia tienen acceso a nuestros datos especialmente por Internet, la noticia ha sorprendido por la supuesta participación y consentimiento de los gigantes de Internet, cuyos servicios utilizamos a diario.

La monitorización masiva bajo el proyecto secreto PRISM, contempla el acceso a los servidores centrales de nueve grandes firmas estadounidenses: Microsoft Corp, Yahoo Inc, Google Inc, Facebook Inc, PalTalk, AOL Inc, Skype, YouTube y Apple Inc.

PRISM se habría creado en 2007 bajo el mandato de Bush y habría sido impulsado por los gobiernos de Obama. “Ellos, literalmente pueden ver tus ideas mientras escribes”, ha explicado la fuente que ha entregado el dossier secreto a The Washinton Post, revelando la extracción de enormes cantidades de datos, incluidos audio, vídeo, fotografías, correos electrónicos, documentos y registros de conexiones.

prism-3

Las tecnológicas aludidas han negado participar voluntariamente en este programa secreto de ciberespionaje, como Google, negando “entrada secreta alguna” para el Gobierno y asegurando que nunca ha brindado semejante acceso a los datos de sus usuarios.

También Microsoft ha afirmado que no participa voluntariamente en ninguna campaña de recolección de datos del Gobierno y sólo cumple “con órdenes de solicitudes sobre cuentas o identidades específicas”.

“Nunca hemos escuchado nada sobre PRISM”, ha aclarado un portavoz de Apple. “Nosotros no entregamos a ninguna agencia del Gobierno acceso directo a nuestros servidores, y cualquier agencia del Gobierno que solicite datos de nuestros clientes debe tener una orden judicial”.

Veremos en qué termina este auténtico escandalazo que fulmina cualquier tipo de privacidad ya que las fuentes del Washinton Post insisten en la veracidad de los datos y del informe filtrado y la connivencia de las grandes tecnológicas con la agencia de inteligencia.

  • Share This