Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

easyMule 2.0.1

easyMule no puede disimular (ni lo pretende) cuál es el cometido para el que ha sido creado: servir como cliente de eMule. Y la verdad es que lo que hace lo hace muy bien y de manera muy sencilla porque él solito se encarga de conectar al servidor y de encontrar lo que le hayamos pedido, aunque como pega hay que decir que ofrece muchos resultados en chino. Esta nueva versión ha mejorado su interfaz de usuario y la velocidad de descaga, aunque este último punto no es lo que más destaca.

Publicado el

easyMule no puede disimular (ni lo pretende) cuál es el cometido para el que ha sido creado: servir como cliente de eMule. Y la verdad es que lo que hace lo hace muy bien y de manera muy sencilla porque él solito se encarga de conectar al servidor y de encontrar lo que le hayamos pedido, aunque como pega hay que decir que ofrece muchos resultados en chino.

easyMule 2.0.1

Esta nueva versión ha mejorado su interfaz de usuario y la velocidad de descaga, aunque este último punto no es lo que más destaca si estás buscando en una amplia selección de contenido. Como otros clientes de eMule, puedes realizar varias búsquedas a la vez y dejar que la aplicación se encargue de todo mientras haces otra cosa.

Prácticos

¿Ubuntu en Windows 10? Nunca ha sido más sencillo

Publicado el
Ubuntu en Windows 10

Nuestros compañeros de MCPRO han probado la nueva imagen optimizada de Ubuntu que Canonical ha preparado en asociación con Microsoft para virtualizar el sistema libre en Windows 10. Las conclusiones son que nunca ha sido más sencillo usar la distro Linux más popular sin salir de Windows.

Canonical y Microsoft presentaron hace unos días la primera versión estable de Ubuntu para Hyper-V, concretamente, la versión con soporte de largo plazo Ubuntu 18.04.1 LTS. Una solución que supera las posibilidades del Subsistema Linux para Windows al ofrecer un escritorio completo de Ubuntu y que supone un nuevo paso en el “romance” de Microsoft con el mundo Linux.

Aunque el hypervisor de Microsoft (disponible en las versiones cliente de Windows 10 de 64 bits, Professional, Enterprise y Education) ya era capaz de ejecutar cualquier distribución GNU/Linux, la nueva imagen está optimizada especialmente para él y como señalan en MuyLinux, cuenta con mejoras como la mejor integración del portapapeles, escalado dinámico del escritorio, carpetas compartidas entre host e invitado y mejor experiencia con el ratón al cambiar de uno a otro, gracias a la nueva implementación de XRDP ejecutado por defecto.

Ubuntu en Windows 10, virtualizado

La solución propuesta aprovecha las ventajas de la virtualización, un recurso tecnológico muy valioso, rápido, cómodo y seguro, y en este caso, a través de las propias herramientas de Windows 10 y la imagen de Ubuntu 18.04.1 LTS.

La instalación es tremendamente sencilla mediante el Hyper-V Quick Create, la aplicación añadida por Microsoft en Windows 10 (Fall Creators o superior), que permite crear una máquina virtual en pocos minutos. La herramienta es automatizada y realiza la descarga de la imagen, la instalación del sistema y la conexión de la máquina virtual. En un equipo rápido, el proceso se completa en apenas cuatro minutos.

Este tipo de soluciones está destinado a ámbitos profesionales, especialmente desarrollo, pero cualquier usuario puede utilizarla para tener Ubuntu en Windows 10. Si solo necesitas usar algunas aplicaciones y herramientas puedes usar el Subsistema Linux para Windows 10 y si lo que necesitas son dos sistemas independientes en el mismo equipo, no dejes de revisar nuestra guía Windows 10 y Ubuntu 18, que actualizaremos en cuanto estén disponibles las nuevas versiones en octubre.

Más información y paso a paso | Ubuntu en Windows 10 con Hyper-V Quick Create

Continuar leyendo

Prácticos

¿Problemas con la memoria RAM? Así se prueba con MemTest86

Publicado el
memoria RAM Memtest86

MemTest86 es una de las mejores herramientas que podemos utilizar para comprobar el estado de la memoria RAM. Un componente esencial de cualquier computadora que, cuando falla, puede volvernos locos porque generalmente produce errores aleatorios al realizar un determinado tipo de tarea.

Como sabes, la memoria RAM se utiliza principalmente para cargar instrucciones de la CPU junto a las memorias caché que incorpora el propio procesador, así como para manejar datos del sistema y aplicaciones mientras se ejecutan en la computadora. Su importancia es capital en cualquier PC porque cualquier componente hace uso de ella y es necesario contar al menos con una capacidad mínima que permita trabajar con el equipo.

La diferencia fundamental de la memoria RAM con la unidad de almacenamiento interna del equipo (disco duro o SSD) estriba en que la RAM es un almacenamiento temporal de instrucciones y datos y de ahí su denominación como memoria de acceso aleatorio. En cristiano. Una vez finalizada una determinada tarea o cuando se apaga el ordenador personal, la memoria RAM vacía datos frente al guardado persistente de la unidad de almacenamiento. Ello complica también la detección de errores.

La memoria RAM suele ser un componente fiable y las actuales generaciones de los grandes fabricantes ofrecen mayores garantías que los dos años habituales en productos electrónicos. Sin embargo, no están exentas de errores tanto por fallos de hardware y software que, como decíamos, no siempre son fáciles de detectar sin herramientas específicas.

En aplicaciones profesionales (servidores, estaciones de trabajo o centro de datos) se utiliza un tipo de memoria especial denominada ECC (Error Correcting Code) que incluye un bit extra para corrección automática de errores. Este tipo de memoria exige un suplemento de precio sobre las ya caras memorias RAM y no suelen utilizarse en equipos de consumo.

Cómo probar la memoria RAM con MemTest86

Sistemas como Windows tienen su propia herramienta de testeo, accesible escribiendo “Diagnóstico de memoria” en el cuadro de búsqueda. Muy sencilla de utilizar, simplemente se ejecuta automáticamente tras un reinicio del equipo y ofrece un reporte de resultados sobre su estado.

No está mal como acercamiento, pero si quieres una herramienta con más posibilidades MemTest86 es una de las más apreciadas. Está disponible en versiones comerciales y también gratuita con todo lo necesario. Soporta sistemas operativos Windows, Mac y Linux de 32 y 64 bits; es compatible con firmware BIOS o UEFI incluyendo módulos de arranque seguro y ofrece imágenes para crear unidades autoarrancables en discos ópticos o unidades USB, ya que la prueba de memorias ha de realizarse antes de la carga del sistema operativo.

Un paso a paso de su empleo:

  • Descarga la última versión MemTest86 v7.5 para Windows, Linux o Mac. Para el ejemplo utilizaremos la versión USB.
  • La descarga contiene imágenes de arranque autoejecutables para utilización con el medio elegido. Descomprime el archivo .zip y ejecuta el archivo “imageUSB.exe”
  • Introduce un pendrive y graba en él la aplicación. Recuerda que todos los datos del USB serán borrados.

memoria RAM

  • Reinicia el equipo arrancando con el medio recién creado. Memtest86 se iniciará automáticamente y comenzará a escanear la memoria RAM informando si encuentra algún problema.

memoriaRAM_3

Si alguna de las pruebas da error es muy posible que alguno de los módulos de memoria esté defectuoso y haya que cambiarlo. También es posible que la memoria no pueda ejecutarse de forma fiable a determinado tipo de velocidades, por ejemplo cuando empleamos overclocking. Ello se puede ajustar en la BIOS-UEFI a su nivel por defecto.

Recuerda también una de las normas fundamentales en la instalación de varios módulos de memorias: deben ser iguales y a poder ser idénticas del mismo fabricante, frecuencias, voltajes y latencia. La instalación de módulos diferentes suele ser una de las mayores fuentes de problemas con las memorias RAM.

Más información | Instrucciones técnicas MemTest86 – Artículo recomendado | Guía Memoria RAM

Continuar leyendo

Prácticos

Cómo iniciar el modo seguro en Windows 10

Publicado el
modo seguro en Windows 10

Cualquier usuario de Windows se habrá tenido que enfrentar a problemas de funcionamiento en el sistema. Pantallazos de la muerte BSOD, malware, problemas con aplicaciones instaladas o controladores, pueden impedir el arranque normal del sistema o no realizarlo en las debidas condiciones. O simplemente borrar ficheros rebeldes o desinstalar software y drivers que un arranque estándar no nos permite realizar.

Como herramienta de solución de problemas, hace tiempo que Microsoft implementó una herramienta que puedes conocer como “modo seguro”, “inicio a prueba de errores”, “arranque a prueba de fallos” o “arranque avanzado” donde el sistema carga una interfaz minimalista, solo con los servicios esenciales y los controladores mínimos para su funcionamiento.

Muy útil (y a veces imprescindible) ante problemas en la carga de la versión completa del sistema, hasta Windows 7 acceder a este modo seguro era tan sencillo como pulsar la tecla ‘F8’ cuando arrancamos la computadora y antes del inicio del sistema. La llegada de Windows 8, la implementación de las UEFI y el auge de las unidades de estado sólido para almacenamiento que ofrecen un arranque rapidísimo, impiden el acceso en muchos equipos por esta vía.

Modo seguro en Windows 10 (Windows 8 / 8.1)

Por supuesto hay otros métodos para acceder a este modo especial a prueba de errores en los últimos sistemas operativos de Microsoft. Repasamos todos los conocidos, dando por seguro que cualquier usuario de Windows tendrá que usarlo más pronto que tarde.

Msconfig

Una de las opciones es utilizar la herramienta de configuración del sistema ‘msconfig.exe’ , bien con la aplicación ‘ejecutar’ del panel de control, mediante la combinación de teclas Windows + R o utilizando el asistente Cortana.

Una vez en el configurador del sistema, ve a la pestaña ‘Arranque’ y activa el ‘arranque a prueba de errores’ con las opciones que necesites, como la básica ‘mínimo’.

La aplicación te ofrecerá el reinicio del sistema y cuando lo hagas ya entrarás automáticamente en el modo seguro de Windows 10.

Mayúsculas + Reinicio

Otra forma de acceso es aún más sencilla porque se consigue a golpe de clic pulsando la tecla mayúsculas en el reinicio del sistema. Abre el menú de inicio y pulsa sobre el botón de apagado. Con la tecla mayúsculas pulsada haz clic sobre el botón de reinicio.

Accederás a otra pantalla de configuración que te permitirá acceder al modo seguro, mediante “Solución de problemas-Opciones avanzadas-Configuración de Inicio”. 

Reinicia el sistema y accederás a una pantalla que te permitirá inicio en modo seguro, con funciones de red, con símbolo del sistema, etc.

Mayúsculas + F8 (No funciona en todos los equipos)

Es el método más rápido para arrancar en modo seguro en Windows 10, pero no funciona en la mayoría de equipos con UEFI y SSD. La rapidez de las nuevas BIOS UEFI sumadas a la de una unidad de estado sólido no dejan tiempo para interrumpir el proceso de arranque normal y entrar en el modo seguro. Si usas discos duros suele funcionar.

USB / DVD Recovery Drive

En Windows 8 / 8.1 podemos crear un disco óptico CD/DVD de recuperación del sistema mediante aplicaciones incluidas como Windows File Recovery o un medio de recuperación del sistema arrancable desde un pendrive o disco duro externo USB, mediante la herramienta Recovery Media Creator. De la misma forma podemos crearlo en Windows 10 mediante la herramienta “Unidad de recuperación”.  

Una vez creado el pendrive para recuperación del sistema, arrancamos el equipo desde él. Estos medios de recuperación incluyen varias herramientas y entre ellas, la posibilidad de acceder al modo seguro de Windows 10, activando “Solución de problemas-Opciones avanzadas-Configuración de Inicio”. 

Cómo facilitar el uso del modo seguro en Windows 10 (Avanzado)

Este “inicio a prueba de errores” no es un método que un usuario de a pie vaya a utilizar habitualmente, pero si te interesa tenerlo lo más a mano posible, también lo puedes añadir al menú de arranque de Windows 10 (funciona de la misma manera en Windows 8 y Windows 8.1) lo que facilitará el acceso en cada reinicio del sistema. Hay que hacer varios pasos, de la siguiente manera:

  • Lo primero es crear una entrada que contenga los parámetros de carga del sistema operativo. Al instalar Windows, se crea una entrada de inicio estándar por defecto que se carga cada vez que se inicia el equipo. Si esa entrada de inicio es única el equipo se carga automáticamente. Si tiene varias, como cuando instalamos otros sistemas operativos Windows, mostrará un menú con las distintas opciones de arranque.

Windows7y10

  • Para añadir las correspondientes al modo seguro necesitamos la consola de Windows. Entra en el símbolo del sistema (como administrador) haciendo clic derecho sobre el botón de inicio o con la combinación de teclas “Windows + X”.
  • Copia y pega el siguiente comando y pulsa enter: bcdedit /copy {current} /d “Windows 10 Modo Seguro” (puedes poner el nombre que quieras entrecomillado. Ese será el que veas en el menú de arranque. 
  • Adicionalmente, y con el mismo comando, puedes crear otras entradas permitidas en el modo seguro, por ejemplo para acceder mediante el símbolo del sistema sin interfaz gráfica. Añadimos otra entrada como prueba de ello: bcdedit /copy {current} /d “Prueba Modo Seguro MuyComputer” 

Hasta ahora solo hemos creado las entradas para el menú de arranque por lo que si no las configuramos no veremos ningún efecto. Lo haremos con la herramienta de configuración del sistema.

  • Haz clic derecho sobre el botón de inicio o con la combinación de teclas “Windows + R” para entrar en la función ejecutar. Escribe msconfig.

  • Ve a la pestaña Arranque y como verás, ya tendremos disponible las dos nuevas entradas añadidas en el paso anterior junto a la entrada estándar por defecto creada en la instalación de Windows.

Modoseguro3

  • Pulsa sobre la que henos creado para “Modo seguro” y configúrala según tus necesidades. En esta caso marcamos la opción “Arranque a pruebas de errores” en su opción “Mínimo” y activamos la opción “Convertir en permanente toda la configuración de arranque”.

Modoseguro4

  • Pulsamos sobre la segunda entrada añadida y la configuramos de la misma manera. Por ejemplo con Shell alterno, solo con funciones de red o con los parámetros que te interesen.

Modoseguro5

  • El configurador del sistema también permite configurar el “Tiempo de espera” en segundos para arrancar, establecer la entrada predeterminada que normalmente será la creada en la instalación o acceder a las opciones avanzadas donde podremos asignar el número de procesadores o la cantidad máxima de memoria.

Modoseguro6

  • Si posteriormente no las necesitas, para eliminar cualquiera de las entradas creadas solo necesitas seleccionarlas y pulsar sobre el botón eliminar.

Una vez configuradas todas las entradas solo nos resta aplicarlas recibiendo la correspondiente advertencia de los cambios. Para comprobar lo que hemos hecho solo nos resta reiniciar el equipo. Verás que el sistema nos muestra un menú de arranque con la posibilidad de seleccionar las tres entradas, así como la posibilidad de cambiar los valores predeterminados de ellas o elegir otras opciones.

Modoseguro7

Para no perder tiempo, puedes seleccionar simplemente un par de segundos como tiempo de espera y la entrada creada en la instalación de Windows como predeterminada. De esta forma siempre arrancará el sistema por defecto sin seleccionar ninguna, pero también tendremos acceso a otros métodos de inicio como este modo seguro, siempre que lo necesitemos y de forma muy sencilla.

Aunque no tan rápidas como el popular ‘F8’ acceder al modo seguro de Windows 10 no solo es posible sino que sus funciones han aumentado. Acuérdate de ello porque seguro que tendrás que utilizarlo en más de una ocasión al ser un método que a veces se torna imprescindible para recuperar el buen funcionamiento de Windows.

Continuar leyendo

Top 5 Cupones

Lo más leído