Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

¿Qué es y para qué sirve un SSD?

Publicado el

Las unidades SSD son dispositivos de almacenamiento que debido a la bajada de precio de las memorias NAND están popularizándose. Sin embargo, muchos son los usuarios que ven la relación precio/capacidad uno de los «contras» de este tipo de dispositivos frente a los discos duros tradicionales.

El mercado del almacenamiento de PCs y portátiles actual está dividido en lo que podríamos denominar tres sectores principales:

  • Discos duros magnéticos tradicionales, con las distintas gamas según estándar de conexión SATA / IDE / SAS/ etc., capacidades, memoria caché y velocidad de rotación de discos, lo que acaba afectando a la velocidad final de lectura y escritura del mismo.
  • Discos duros híbridos con cierta cantidad de memoria NAND para acelerar su funcionamiento; viene a ser un disco duro en esencia que gracias a un software de optimización mueve datos a su pequeña pero rapidísima memoria NAND.
  • SSD (Solid State Drive) en distintos formatos (miniPCIe – SATA – SAS – formatos propietarios) que integran memoria NAND como único sistema de almacenamiento.

La gran mayoría de usuarios conocen los discos duros ya que son el elemento que nos venden con la coletilla «terabytes» a posteriori y que en resumen nos comparan con un almacén donde instalar programas y nuestros datos.

La capacidad de estos dispositivos ha pasado en los últimos años de gigabytes a terabytes (1.024 gigabytes, la mayoría de fabricantes utilizan la conversión 1.000 gigabytes, lo que confunde al usuario final). El comprador de un equipo o bien de un disco duro acaba inmerso en una serie de tecnicismos que marearía a cualquiera y el dato con el que se quedan es simple y llanamente la capacidad.

A día de hoy guardamos archivos, colecciones de música, fotografías, vídeos, películas y un sinfín de datos personales y profesionales, programas y juegos. Esto necesita esa capacidad pero obviamente no es lo más importante. En un ordenador sobremesa tradicional con un disco duro magnético de los de toda la vida de 2 Tbytes se pueden almacenar muchos archivos, sin embargo, ¿a qué velocidad se pueden leer o grabar datos?

La tecnología ha avanzado lo suficiente como para que los SSDs mejoren sustancialmente la velocidad de lectura y escritura. Estos valores son importantes, ya que si bien la capacidad es fundamental para el uso final del dispositivo, disfrutar de una unidad rápida es algo que deberíamos tener presente. Cada día encendemos, arrancamos y apagamos el ordenador, instalamos programas, abrimos archivos, cargamos juegos y todas esas actividades se ven afectadas por la configuración del ordenador.

La gran mayoría de gente sabría decirte que la ampliación de RAM mejora el rendimiento, si mejoras el procesador todo irá más rápido, pero uno de los campos en los que los usuarios no reparan es en la mejora en el sistema de almacenamiento. En la gran mayoría de casos una instalación de un SSD mejora el rendimiento y la sensación del usuario durante el día a día con el equipo mucho más que cualquiera de las otras ampliaciones del equipo.

Un SSD acelera notablemente el equipo gracias a sus grandes tasas de transferencia no sólo máximas (sólo conseguibles al transferir archivos de gran tamaño) sino también a que la mejora en latencia (tiempo entre que la orden de leer/escribir es recibida y la información se lee/escribe), que ronda los 0 ms frente los 10 – 12 ms de los discos duros tradicionales.

Además de ello, los SSDs también ofrecen una serie de mejoras a la hora de transferir archivos pequeños, siendo este punto uno de los más diferenciadores frente a los discos duros. De hecho, es en este aspecto y no en la tasa de transferencia máxima en el que más ganaremos ya que el sistema operativo está constantemente haciendo lecturas de este tipo de archivos y las transferencias de gran tamaño sólo se llevarán a cabo en ocasiones contadas, por tanto será una mejora en rendimiento constante frente a los discos duros tradicionales.

Mejoras de un SSD frente a un HD:

  • Arranque del sistema; pasarás de tener un sistema que arranca en varios minutos a un sistema que arranca en cuestión de segundos.
  • Suspensión del equipo y despertar del mismo será un proceso casi instantáneo.
  • Mejora en productividad; los programas se abren más rápido, los juegos cargan antes, etc.
  • Transferencia de archivos.
  • Menor consumo energético, algo a destacar en portátiles, ya que mejora de más de 30 minutos de autonomía.
  • Menor peso, punto importante también en portátiles.
  • Menor calor producido.
  • Sin vibraciones ni ruido.
  • Mejor resistencia a pequeños golpes y a magnetismo.

Si tan bueno es un SSD, ¿por qué la gente sigue apostando por los HD?

La respuesta a esta pregunta tiene varios puntos de vista pero la gran mayoría de usuarios apuesta por los HD por cuestión básica de capacidad a la par que de precio. Al mismo precio de un SSD de 120 Gbytes puedes adquirir un disco duro de 1 Tbyte y obviamente es un factor a tener en cuenta según el uso que le vayas a dar.

Sin embargo, tenemos que comentar que los precios de los SSD siguen bajando y una configuración híbrida en la que tengamos en cuenta un SSD para el sistema operativo y aplicaciones además de un disco duro para nuestros archivos tradicionales es cada día más y más recomendable.

Por poco más de 57€ puedes adquirir un SSD SanDisk de 64 Gbytes gama básica o bien por poco más de 100€ pasar a la línea SanDisk Extreme de 120 Gbytes. Te animamos a que nos comentes tu experiencia con SSDs en los comentarios y os dejamos una serie de ejemplos que hemos vivido en nuestro Laboratorio:

Ejemplos de uso

En nuestra redacción hemos probado SSD en varios equipos y el resultado es tan bueno a la hora de arrancar el equipo y de abrir aplicaciones que podríamos confirmar que es una de las ampliaciones recomendadas para el uso del día a día de un PC.

Hemos pasado de utilizar un netbook con disco duro a cambiarlo por un SSD y parecer una máquina nueva así como también un MacBook Pro al que hemos montado el disco duro que integraba como unidad secundaria gracias a un adaptador para la zona del DVD, lo que es una solución óptima manteniendo la capacidad original y sumando la del SSD y el rendimiento del mismo.

El tiempo de arranque es poco más de 15 segundos frente a más de un minuto y medio. Abrir aplicaciones como la suite Office de Microsoft era un suplicio, sin embargo, ahora abre de manera prácticamente instantánea, el portátil va suelto, muy suelto, y lo más interesante es hacer notar que esta mejoría se ha notado con uno de los modelos SSD más básicos del mercado.

Si tienes opción de probar un SSD, no lo dudes, haz la prueba. Haz una imagen de tu HD en el SSD y arranca desde el SSD, verás cómo tu ordenador parece un equipo completamente nuevo.

Personalmente he probado la tecnología SSD desde mi ya vetusto ASUS EeePC 901, hasta mi MacBook Air, y os puedo asegurar que una vez que pruebas SSD no querrás volver a un HD.

17 comentarios
  • Tony

    Yo dispongo ahora mismo de dos unidades de estado sólido, una de 256 GB en mi portátil donde tengo montada tanto la partición del sistema como la de los datos personales, y otra unidad SSD de 64 GB en mi sobremesa, donde únicamente tengo montada la partición raíz, y la carpeta personal la tengo en otro disco tradicional de 2 TB. Ambos equipos corren Debian GNU/Linux.

    Y después de la instalación de los SSD, ambos equipos se han transformado en ordenadores que no creía que pudieran existir. Hasta el momento de probar los SSD no me había dado cuenta del verdadero cuello de botella que puede suponer un disco duro tradicional.

    A todo esto, he notado que la duración de la batería se ha incrementado notablemente.

    Sin duda, en vistas de mis propios resultados, es la primera mejora a realizar en un equipo si se quiere incrementar (con mucho) el rendimiento.

    El portátil me tardaba en arrancar aproximadamente un minuto y medio, entorno de escritorio incluído. Ahora en veinte segundos lo tengo completamente listo. Y no estamos hablando de un microprocesador Core i7 de última generación, no 🙂 Se trata de un Core 2 DUO de los que ya casi ni se venden 🙂

    En definitiva, un SSD es la mejor inversión tecnológica que he hecho nunca.

  • milancete

    Sustituí el disco duro principal de mi equipo de sobremesa (disco SATA2 de 320GB) por un SSD OCZ Vertex 3 (SATA3, 120GB) hace unos cuatro meses. Es el disco duro del sistema y los programas/juegos. Para descargas y documentos sigo con un SATA2 de 500GB.

    El equipo ya era rápido (Intel Core i7 2700K, 8GB RAM DDR3, Windows 7 Ultimate 64bits), pero los tiempos de arranque han pasado a ser de apenas 15 segundos (desde que pulso el botón de encendido hasta que estoy navegando por internet) cuando antes eran de unos 50-60 segundos (y eso que lo tenía muy optimizado).
    La apertura de cualquier programa pesado (Photoshop, Word, etc.) ha pasado a ser de 1-2 segundos a lo sumo… Es la mejor inversión que hecho en mucho tiempo. Todo vuela literalmente y no ha perdido nada de rendimiento en estos 4 meses.

    Ahora quiero actualizar mi portátil, que acaba de cumplir 4 años, con un SSD más básico (solo tiene SATA2, no SATA3) para darle una vida nueva, tras la excelente experiencia con sobremesa.

    En resumen: Una compra totalmente recomendada. Solo esperar que bajen un poco los precios.

  • jhim

    y os puedo asegurar que una vez que pruebas SSD no querrás volver a un HD.

    Es como Linux una vez que lo pruebas ya no vas a querer volver a window$

  • Hay otro dato muy importante sobe los SSD: FIABILIDAD.

    Cuando grabas/regrabas en un SSD muchos archivos pequeños éste se estropea en tiempo mucho más corto que un disco duro normal; hay gente que habla de unos 5 años. Con lo cual si tienes un disco duro SSD donde se supone que guardas información importante te recomiendo que hagas una copia de seguridad y la mantengas actualizada; sobretodo si hace más de 2 años que lo compraste.

    Algunas de las cosas que se pueden hacer para alargar la vida de los discos SSD es cambiar la carpeta de temporales a un disco duro normal. Aunque en ese caso, el rendimiento del sistema baja mucho y el SSD pierde suu razón de estar.

    Por mi parte, hasta que no pasen al menos 5 años más no pienso comprarme un disco duro de este tipo. Creo que es imperativo que mejoren su fiabilidad en el índice de error de lectura/escritura. Yo solo lo recomiendo si lo usas para volcar una ISO de un sistema operativo, de modo que si falla tienes todos los datos a salvo. En caso contrario ni se te ocurra.

    Por cierto, yo probé un SSD con una tasa de transferencia de 500MB/s tanto de lectura como escritura y los tiempos de arranque y de carga de programas no son tan exageradamente rápidos como algunos publicitas dicen por aquí; calculad el doble de lo que han dicho a la práctica.

    Saludos

  • paco

    bajaran de precio, eso ni dudarlo, pero serán iguales que un disco magnético, me refiero a que si un disco magnético se te estropea puedes recuperarlo con alguna utileria, o ya en casos mas graves mandarlo a un centro especializado de recuperación, pero y si en un disco SSD se quema un chip, que pasa con mi información, hasta donde he leído no queda mas remedio que decirle adiós para siempre, o me equivoco

  • milancete

    En cuanto a la fiabilidad, no tengo nada en contra de tu comentario. Efectivamente tienen una vida útil basada en los ciclos de lectura y escritura. Ahora bien, los modelos actuales utilizan técnicas de gestión para minimizar los movimientos innecesarios de datos, sobretodo al borrar como por ejemplo el comando TRIM. Optimizando algunos parámetros de Windows (desactivar el desfragmentador, desactivar la paginación al tener 8GB de RAM, desactivar la hibernación, etc) se hace trabajar menos al disco SSD y se alarga su vida útil. A parte, los documentos están en un disco duro secundario tradicional, por lo que no sufro por mis datos vitales (y siempre uso copias de seguridad).

    Sobre el tema de los tiempos de arranque, acabo de capturar un vídeo y lo he subido a Youtube probando el tiempo de arranque de mi equipo, desde que lo enciendo, hasta que accedo a Firefox y abro completamente esta misma página web (la he programado como página de inicio).
    En total, 25 segundos, teniendo en cuenta el desfase desde que pulso el botón para abrir el navegador, hasta que se abre totalmente la página, pues aún no se ha activado la tarjeta de red si os fijáis en la barra de tareas (del segundo 18 al 25)…
    http://www.youtube.com/watch?v=-bgostrCUoo&hd=1

  • benybarba

    hola vvcepheus7, dejame decirte q yo instale un ssd adata y mi linux paso a cargar en 5 segundos y mi seven en 6 y en mi negocio cambie a mis 20 maquinas del ciber a ssd de adata de 60 gb y todas estan en promedio entre 6 y 8 segundo el sistema cargado y son amd x2 con 2 gb ddr3

  • Edo

    Hola amigos, tengo una ultrabook core i3 con 320 en HDD y 18.5 GB en SDD como hago para que sea mas rapida? instalado el SO en el SDD y los programas en el HDD? o como interactuan ambos discos? como hago para que sea mas rápido ayuda heeeeeeeelp!

  • Agus

    He estado pensando en comprarme un SSD, pero no se muy bien si usarlo para almacenar ahí los datos del sistema o mi contenido multimedia, ¿Algún consejo?

  • Percutor

    Hola Paco, aparentemente ese es uno de los inconvenientes principales; sin embargo seguramente en un futuro no muy lejano, cuando los SDD absorban el mercado de los HD cabrá esperar que se crée alguna utilidad para recuperar datos. Además, como segunda opción (algo más cara) y con las nociones mínimas de informática siempre puedes hacer un sistema RAID con tu SDD para evitar ese tipo de contatiempos.
    De hecho, (así, como comentario banal) no estaría mal que comenzasen a fabricar unidades de almacenamiento específicas para RAID en los SDD precisamente para alargar la vida de estos y asegurar nuestros datos. ¿No crées?

  • Pingback: ¿Necesitas un nuevo servidor de hosting? Aquí van nuestros consejos más imprescindibles | PeerMediaTech()

  • Pingback: SSD OCZ Trion 480GB - 99€ - CMP Hardware()

  • Pingback: ¿Qué es un backup y por qué es tan importante? | hn.pe()

  • Pingback: Ficha técnica del Samsung Galaxy S4 | Blog de Diego()

  • Pingback: HARDWARE DE UN TELÉFONO MÓVIL – Site Title()

  • DiErTeLo

    Buena información, estoy en busca de una portátil, y pues una de las partes de las laptops que he averiguado efectivamente es un SSD, e incluso opcion de adaptación a mas almacenamiento, gracias por la info…

  • Pingback: ¿Qué es y para que sirve un SSD? – El Administrador IT()

Top 5 Cupones

Lo más leído