Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Halo 4

Publicado el

Cuando se supo que Bungie no desarrollaría la cuarta entrega de Halo, muchos fans de la saga vieron con preocupación un futuro comprometido para una franquicia legendaria para la Xbox 360. Sin embargo, la elección de 343 Industries ha sido todo un acierto, y aunque parezca mentira, el trabajo desarrollado en Halo 4 iguala en muchos apartados técnicos el de Bungie, superando incluso en otros aspectos a las anteriores entregas de Halo.

Halo 4 era el título más esperado del año para muchísimos usuarios de la Xbox 360, y su lanzamiento no ha podido más que confirmar esas expectativas: 220 millones de dólares recaudados en las primeras 24 horas desde su lanzamiento hablan muy bien no solo del esfuerzo de 343 Industries y de Microsoft -que ha realizado una campaña de lanzamiento espectacular- sino del resultado. Halo 4 es todo lo que podría esperarse de Halo… y más.

La historia

En Halo 4 volvemos a encarnar a John-117, más conocido como Jefe Maestro (o Master Chief), que ha quedado hibernando en una descompuesta fragata de la UNSC llamada Forward Unto Dawn. Cortana, la singular Inteligencia Artificial que actúa como acompañante del Jefe Maestro en toda la franquicia, nos despierta tras darse cuenta de que las fuerzas Covenant tratan de abordar la nave.

A partir de ese momento se van sucediendo los acontecimientos, que comienzan con nuestro desembarco en el planeta Requiem, donde transcurre la mayor parte de la acción. El protagonismo de Cortana es mayor que nunca: la relación entre esta entidad con Inteligencia Artificial y el Jefe Maestro es más estrecha que nunca, y parte de la historia se centra en el hecho de que la vida útil de Cortana se acerca a su fin, algo que hace que este personaje se humanice en gran medida y eso condicione las propias acciones del Jefe Maestro.

Los enemigos más presentes en esta entrega siguen siendo los Covenant, pero además nos encontramos ante nuevos rivales, los llamados Prometheans, que tienen diversas apariencias -cada cual con sus propias virtudes- y que vuelven a complicar -y mucho- la vida al Jefe Maestro. La inteligencia artificial de los enemigos está muy bien llevada a cabo en los niveles «normales», y la dificultad en el nivel Elite es notable, con unos enemigos a los que será difícil de acribillar por sus constantes movimientos de esquiva y sus coberturas.

La campaña de Halo 4 dura unas 6 u 8 horas, aunque el mundo Halo es tan extenso que uno puede entretenerse unas cuantas horas más si lo exploramos a fondo.  Dicha campaña nos va guiando por toda la historia, y en ella como decimos la relación entre el Jefe Maestro y Cortana cobra especial importancia. Y sin embargo, el modo Campaña es tan solo un pequeño aperitivo, porque la verdadera magia de Halo 4 la encontraremos, como sucedió desde las primeras entregas de la saga, en el modo multijugador.

Un universo on-line casi infinito

El modo multijugador se llama Infinity -un nombre más que apropiado-, donde comenzaremos personalizando todas las características de nuestro súper soldado Spartan IV.

Ficha técnica

Dentro del modo multijugador tendremos los llamados War Games, las Spartan Ops, el modo Forge y el Theater. El primero de esos apartados, War Games, engloba los tradicionales modos de juego -y algunos otros nuevos, como Regicide– en los que nos enfrentaremos a otros jugadores en el escenario de la UNSC Infinity para tratar de competir de forma individual o en equipo por un objetivo distinto. En estos War Games han aparecido nuevas ideas de otras franquicias de First Person Shooters, con cosas como los equipamientos de salida (load-outs) entre los que poder elegir, los emblemas, o la posibilidad de ir mejorando nuestra equipación con los puntos ganados y las opciones desbloqueadas.

A esos modos que son los que aportarán miles de horas de juego online se unen las Spartan Ops, contenidos por episodios que se podrán jugar de forma individual o co-op con hasta cuatro jugadores y que son en sí pequeñas extensiones al juego, casi como mini-campañas que tendrán una extensión de aproximadamente una hora de juego.

Forge, la herramienta que nos permite construir nuestros propios mundos, vuelve tras su aparición inicial en Halo 3, y de nuevo es otro de los elementos que nos permitirán sacarle todo el jugo al juego, con misiones que como en el caso de los War Games también se pueden jugar con cuatro jugadores en pantalla dividida.

Por último está Theater, que proporciona todo lo necesario para disfrutar de partidas grabadas o de imágenes capturadas durante el juego que además podemos compartir con otros usuarios gracias al sistema de compartición que está disponible en el juego.

Gráficos y banda sonora

La secuencia cinemática que nos introduce en toda la historia ya da buenas muestras de la calidad de un título en el que se ha vuelto a exprimir -cuando parecía imposible- la calidad gráfica de la Xbox 360, una máquina que, recordemos, se lanzó en el año 2005. Eso no parece importar a los desarrolladores de 343 Industries, que han dado el do de pecho superando en el apartado gráfico lo logrado anteriormente y dejándonos boquiabiertos al preguntarnos cómo es posible que hayan logrado tal nivel de detalle en todos los apartados con los recursos hardware de la Xbox 360.

En cuanto a la banda sonora, en esta ocasión el responsable ha sido Neil Davidge, productor de Massive Attack, que ha realizado una tarea excepcional que sin duda permite tener un acompañamiento excelente para las fases del juego. Y sin embargo, se echa mucho de menos esa banda sonora de anteriores entregas en las que los temas clásicos y aquellos cantos gregorianos enseguida nos hacían reconocer dónde estábamos y qué juego teníamos en nuestras manos.

Conclusiones

Puede que Halo 4 no sea en esencia más que otra entrega más del universo Halo, pero es una entrega excepcional, con un nivel técnico asombroso y que trata de añadir algunas novedades en los ya de por si increíbles modos multijugador. Las Spartan Ops son realmente bienvenidas, aunque puede que ni siquiera hicieran tanta falta ante la infinidad de posibilidades que nos brinda el que posiblemente sea el modo multijugador más completo de todo el catálogo de la historia de la Xbox 360. Si eras fan de Halo, esta entrega volverá a atraparte. Si no lo eras, quizá sea mejor que no lo pruebes. Podría atraparte de forma absoluta, algo que sabemos los que lo hemos jugado.

 

Top 5 Cupones

Lo más leído