Escándalo PRISM: Google pide al FBI ‘tirar de la manta’

Escándalo PRISM: Google pide al FBI ‘tirar de la manta’
12 de junio, 2013

prism

Google ha solicitado al FBI y al fiscal general estadounidense permiso para publicar la información de las peticiones de la Agencia de Seguridad Nacional en relación con PRISM, el proyecto secreto de ciberespionaje que supuestamente ha contado con la participación y consentimiento de las grandes tecnológicas del país.

Una gravísima acusación que compañías como Google, Microsoft o Apple han negado desde su publicación (aún reconociendo que entregan determinados datos en “cumplimiento de la legislación estadounidense”), pero que no parece haya calado en la opinión pública ante las noticias que siguen llegando del caso, el mayor ataque masivo y gubernamental a la privacidad de los usuarios de la historia.

Además, otras regiones como la Unión Europea han exigido de los Estados Unidos “respuestas rápidas y concretas” a sus solicitudes de garantía de que los programas de vigilancia no violen derechos fundamentales de los ciudadanos europeos.

Otros políticos europeos van aún más lejos, como el ministro de Justicia para el estado alemán de Hesse, Joerg-Uwe Hahn, que apuesta por un boicot a las firmas involucradas: “Estoy sorprendido por la manera frívola con la que compañías como Google y Microsoft parecen tratar los datos de sus usuarios… Cualquiera que no quiera que eso suceda, debería cambiar de proveedor”, indicó.

Mientras, Obama y los suyos también reciben fuertes críticas en su propio país (ya que nadie cree que PRISM se limite a extranjeros sospechosos de terrorismo y no espíe también a estadounidenses) y únicamente les preocupa capturar al ‘espía’, Edward Snowden, que se ha autodeclarado como el filtrador del informe secreto sobre PRISM a The Guardian y The Washinton Post.

NSA files Edward Snowden Obama

Por todo ello y como el escándalo está lejos de relajarse, el representante legal de Google, David Drummond, ha enviado una carta abierta a las autoridades en la que básicamente solicita permiso para ser transparente y recuperar la confianza de sus clientes, al tiempo que vuelve a negar que haya abierto ninguna puerta trasera a la NSA o le haya otorgado acceso ilimitado a sus servidores:

“Google ha trabajado duramente en los últimos quince años para ganarnos la confianza de nuestros usuarios, rechazando en varias ocasiones peticiones de diferentes gobiernos para la entrega de datos de clientes… Por ello les pedimos que nos permitan publicar en un informe de transparencia, con detalle las peticiones de la agencia de seguridad nacional… Los datos que publiquemos demostrarán que nuestro compromiso con estas peticiones están alejadas de lo que se ha publicado respecto a PRISM… Google no tiene nada que esconder”.

  • Share This