Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Digital Business (R)evolution: la hora de la verdad

Publicado el

digitalbusiness1

Las empresas o son digitales, o no serán. Es una de las principales conclusiones a las que se ha llegado esta mañana en el evento «Digital Business (R)evolution, organizado por la Fundación Telefónica y U-tad. El evento  ha contado con invitados de lujo como Gustavo García Brusilovsky (co-fundador de BuyVip), Bernardo Crespo (responsable de la estrategia de gamificación del BBVA) o Almudena Román (directora de marketing y gestión de marca de ING Direct).

Además han participado emprendedores como Aitor Grandes (CEO de la start-up 24 Symbols) o Borja Prieto (fundador de MyMajor Company) por no hablar de personas de la talla de Borja Adsuara o Sixto Arias (presidente de la Mobile Marketing Association Spain) ¿Mensajes? El principal es que nos encontramos en los inicios de una gran revolución, la digital, sólo comparable a la industrial, que cambiará todo: desde cómo consumimos, a cómo trabajamos y cómo nos definimos.

Por supuesto, las empresas y sus trabajadores forman parte de esta revolución y tienen dos posibilidades: o abrazar el cambio y pensar en digital o dejar pasar la oportunidad y lamentarse después. Porque como han señalado varios de los ponentes, pensar en digital supone entender que no existe un mundo off-line y otro on-line, sino que en realidad, estamos hablando de una única cosa.

A eso se refiere Bernardo Crespo cuando dice que ya no existe el comercio electrónico, sino que tenemos que hablar únicamente de comercio y de eso mismo habla Gustavo García Brusilovsky, cuando explica que «hoy en día no tendría sentido poner en marcha otro BuyVIP» sin tener en cuenta factores como el de la sostenibilidad.

¿Pero que es en definitiva el digital business? Volver a poner al cliente en el punto de mira, aprovechando las nuevas herramientas tecnológicas con las que cuentan las empresas. La tecnología tiene que dejar de ser un fin en sí mismo (como ha pasado en muchas ocasiones) para convertirse en el instrumento que facilite la vida a nuestros clientes y usuarios.

Y esto puede conseguirse creando un juego tan interesante como el BBVA Game, que muestra a los usuarios a sacar el máximo partido a su oficina bancaria de una forma divertida; puede conseguirse acompañando al pasajero durante todo el proceso de su viaje a través del móvil (tal y como nos ha contado Miguel Henales, director de Iberia Digital) o facilitando al máximo el acceso de los clientes a la información que necesitan, cuando la necesitan, tal y como ha quedado patente en el caso de ING. En definitiva, el cliente como principio y fin de todos los procesos de la empresa.

digitalbusiness2

La industria digital

Si antes hablábamos de la revolución digital como lo más grande que le ha pasado a la humanidad después de la revolución industrial, resulta justo, preguntarse sobre quiénes van a ser los protagonistas de esta revolución, sobre qué cimientos se está fundando esta industria. Si en el pasado (hace cinco o seis años) la tecnología estaba protagonizada por los gigantes del software (Google, Facebook, etc.) hoy en día son las empresas capaces de entender el mundo on-line y el off-line como un todo, las que van a acaparar el protagonismo.

La conocida como sharing economy (consumo colaborativo), el Internet de las cosas, el Big Data y la convergencia hacia el cloud, van a tener un papel cada vez más protagonista, toda vez que moldean una nueva forma de relacionarnos con nuestra rutina cotidiana. ¿En qué situación deja esto a las empresas españolas? Como coincidieron casi todos los presentes, en una no muy buena. En primer lugar porque España, como a casi todo, ha llegado tarde a la revolución digital. En segundo término, porque las circunstancias no acompañan.

En este sentido, las críticas hacia la universidad española han sido constantes. Su falta de alineación con las necesidades de las empresas y la falta de una formación digital, han centrado buena parte de los ataques. Sólo así explican, con un 27% de la población activa en paro, puede explicarse que haya miles de puestos que se están quedando sin cubrir. ¿La razón? Existe una alarmante falta de profesionales digitales, que tengan una clara conciencia de lo que es lo digital.

Profesionales que tengan claro desde el primer momento, no la importancia del comercio electrónico para el desarrollo de una empresa, sino que conceptos como el «mobile first», o que no existe una diferencia entre el marketing y el marketing on-line, vienen de serie. Conceptos como que las empresas ya no van a concebir a sus trabajadores como tales, sino como unidades de negocio y que ya no es tan importante lo que dice en su curriculum, sino su orientación a resultados.

Para los profesionales sólo hay una única dirección. (r)evolucionar, adaptarse y entender que los ciclos de negocio son cada vez más cortos y que el reciclaje del profesional tiene que dejar de ser algo puntual, para convertirse en algo cotidiano. Porque como afirmaba Jeff Bezos, «Cada día, es el primer día».

Durante los próximos días, profundizaremos en cada una de las conferencias que han conformado este Digital Business (R)evolution y conoceréis más de cerca a sus protagonistas. ¡No os lo perdáis!

Lo más leído