Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Prevaricó la Comisión Sinde-Wert? Querella admitida

Publicado el

leysinde

Un juzgado de instrucción madrileño ha admitido a trámite una querella por prevaricación contra los componentes de la Comisión de la Propiedad Intelectual encargada de comunicar y decidir la retirada de contenidos ‘piratas’ en cumplimiento de la conocida como Ley Sinde-Wert.

La querella, interpuesta por el abogado especializado en Propiedad Intelectual y activista, David Bravo, estima que la Comisión podría haber cometido tres irregularidades: no respetar el principio de prejudicialidad penal, diseñado precisamente para evitar resoluciónes contradictorias; arbitrariedad a la hora de dictar las resoluciones (puesto que la misma comisión declaró una cosa y la contraria en casos idénticos, con pocos meses de diferencia) y, por último, una falta de coherencia en su propio proceder al preguntar al juzgado si existe prejudicialidad penal y dictar resolución sin esperar respuesta, demostrando que el proceso era una simple formalidad estética.

La querella se refiere al caso del sitio web de enlaces Multiestrenos cuyo administrador se quedaba anonadado ya que mientras la Justicia archivaba su caso al no considerar el enlace como comunicación pública, la Comisión Sinde-Wert resolvía todo lo contrario, con un resolución estimatoria de una supuesta vulneración de la propiedad intelectual.

O sea, que los señores de la Comisión Sinde creyéndose por encima de la Ley, dictaron a sabiendas dicha resolución y de ahí la querella por prevaricación.

Veremos cómo termina esta querella aunque en cualquier caso la inútil Comisión Sinde ya está ‘muerta’ de base. A ello se ha encargado el actual gobierno pero no como se podría imaginar, sino dejando en pañales la normativa antipiratería de Sinde.

Como sabes, con el ministro de justicia Gallardón como protagonista, se prepara la reforma del código penal que no sólo criminaliza los enlaces sino que establece para los administradores de este tipo de sitios web penas de prisión de 6 años, superiores a la de un homicidio imprudente o a la distribución de pornografía infantil.

Fácil. Como los jueces han tumbado todas las demandas por vulneración de copyright, cambiamos las leyes y así no hará falta ni Sinde, ni Wert, ni la Comisión acusada por Bravo de prevaricación.

Lo más leído