Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Editorial: Mis diez juegos favoritos de todos los tiempos (I)

Publicado

el

Mis diez juegos favoritos

Hace casi un año os invitamos a dar un paseo histórico por la evolución de las tarjetas gráficas a través de los juegos en dos artículos que gustaron mucho, y que además nos permitieron ver cómo ha ido evolucionando el mundo del videojuego durante las tres últimas décadas.

Con esto en mente me ha parecido interesante realizar un artículo especial a modo de editorial en el que os invito, una vez más, a dar una vuelta por la historia pasada del videojuego, repasando los que son [pajarito]mis diez juegos favoritos de todos los tiempos[/pajarito], siempre valorando el impacto que causaron en el momento de su lanzamiento y haciendo referencia únicamente a aquellos que pude jugar realmente en su momento.

¿Queréis acompañarme a dar una vuelta por el pasado de los videojuegos? Pues poneros cómodos que allá vamos, y como siempre los comentarios son vuestros para dejar vuestras opiniones y sugerencias, así como vuestras listas de juegos favoritos.

10-River Raid (Atari 2600)

La Atari 2600 fue la primera consola que tuve, acompañada de un cartucho que incluía una gran cantidad de juegos entre los que se encontraban clásicos como Pitfall y PacMan, pero el que más me enganchó fue River Raid.

Su mecánica de juego era sencilla, ya que había que evitar que nos derribaran y repostar combustible periódicamente, pero el cuidado diseño y la enorme jugabilidad que atesoraba lo convertían en todo un desafío capaz de engancharte durante horas.

Sí, hoy en día es una antigualla, pero que marcó en su momento a muchos de los que tuvimos ocasión de estrellarnos una y otra vez intentando mejorar nuestra puntuación.

9-Ninja Gaiden (NES)

Este juego llegó en plena «fiebre ninja». En efecto, los ninjas estaban muy de moda, un hecho que se reflejó en el cine, en los juguetes de la época y, como no, en los videojuegos.

Por encima de otros como Black Manta o Blue Shadow quedó grabado para siempre en mi cabeza el primer Ninja Gaiden, inicio de una saga que posteriormente fue rescatada con gran éxito en Xbox.

Ninja Gaiden lo tenía todo, jugabilidad, buenos gráficos, acción rápida y desafiante, una música pegadiza que casaba y ambientaba a la perfección y una historia respaldada por «cinemáticas» que impresionaban.

Una joya que todavía me gusta volver a jugar de vez en cuando y que os recomiendo si no habéis tenido ocasión de probarlo.

8-Sonic The Hedgehog (MegaDrive)

En su momento dejó a muchos con la boca abierta, gracias a su enorme calidad gráfica, su velocidad y los ya clásicos «loopings» repartidos por los escenarios, que aportaban originalidad a la primera gran aventura de Sonic.

Un juego cuidado al milímetro, con una banda sonora que todavía hoy soy capaz de tararear, una paleta de colores que sacaba todo el juego a la MegaDrive de SEGA, animaciones fantásticas y variadas, escenarios muy detallados y una velocidad frenética que dejaba ver el potencial del Motorola 68000 de dicha consola.

Imprescindible en su momento y una joya todavía hoy, llena de pequeños detalles como el rescate de un animalito al acabar con cada enemigo, o las «mareantes» fases de bonus.

¿No lo habéis jugado? Pues deberíais darle una oportunidad, ya que condensa la esencia de Sonic que SEGA debió mantener, evitando llegar al extremo en le que ha caído actualmente.

7-DOOM (PC)

Recuerdo que Wolfenstein no logró gustarme de verdad, pero sin embargo DOOM me absorbió por completo, y es que en aquella época fue una auténtica revolución con su peculiar «falso 3D».

Todo el mundo quería jugar a DOOM, y todo el que lo hacía quedaba profundamente sorprendido. Los juegos en primera persona enfocados a la acción no eran demasiado habituales en aquella época, así que generaban un gran impacto inicial.

Ese impacto unido a la gran calidad y excelente ambientación del clásico de id Software lo convierten no sólo en «el padre» de los FPS modernos, sino también en uno de los mejores shooters de toda la historia.

Personalmente ningún juego de acción en primera persona ha conseguido atraparme como lo hizo DOOM. Llegué a saberme los niveles de cabeza y a terminarlo en pesadilla, un modo en el que los enemigos reaparecían en el mapa a través de portales espontáneos y la salud bajaba a una velocidad endiablada.

DOOM era y es un auténtico reto, alejado del planteamiento lineal y «sobre raíles» que gustan de utilizar los juegos de acción en primera persona de hoy en día.

Totalmente recomendable, incluso aunque nunca lo hayáis jugado, ya que su ambientación y jugabilidad sigue intacta, aunque entiendo que alguno puede no ser capaz de digerir sus gráficos.

6-Super Castlevania 4 (SuperNintendo)

Qué puedo decir de esta joya que no se haya dicho ya por activa y por pasiva, es una obra maestra por la que sin duda no pasa el tiempo.

Estamos, junto a Castlevania: Rondo of Blood de PC Engine, ante el que probablemente sea el mejor juego de toda la conocida franquicia de Konami, una maravilla con una calidad gráfica soberbia y una ambientación cuidada al milímetro, además de una banda sonora espléndida.

Fue uno de los primeros ejemplos de la gran capacidad que escondía SuperNintendo, utilizando además virguerías gráficas para la época como el conocido Modo 7, que permitía rotar escenarios, aunque es mucho más que una «cara bonita».

Su jugabilidad y dificultad lo convertían en un juego desafiante y altamente adictivo que, además, no te cansabas de volver a jugar una y otra vez, ya que conseguía sumergirte en cada uno de sus niveles. Imprescindible en cualquier colección.

 

Hasta aquí la primera parte, la semana que viene volveremos con los cinco últimos juegos de la lista.

Enlaces de interés:

Historia de las tarjetas gráficas contada a través de los juegos (I)

Historia de las tarjetas gráficas contada a través de los juegos (II)

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído