Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

BenQ W1110, un gran proyector para empezar

Publicado el
benq-w1110-1

Aunque el increíble descenso de precios que vienen experimentando las pantallas de gran diagonal les ha restado algo de protagonismo, un buen proyector sigue siendo una alternativa fantástica cuando se trata de disfrutar del cine o de una retransmisión deportiva; BenQ nos ha prestado uno de sus últimos lanzamientos destinados a la gama de entrada y estas son nuestras impresiones.

El BenQ W1110 es un proyector orientado a uso doméstico, aunque puede cumplir perfectamente en una pyme para una sala de conferencias de tamaño medio. Este proyector hereda el diseño que ya vimos en el W2000 (uno de los mejores proyectores del mercado en términos de calidad precio), con un chasis más grande que sus predecesores que facilita la circulación del aire y mitiga el problema del calentamiento.

benq-w1110-3

La conectividad del BenQ es excelente.

Para abaratar costes (no podemos olvidar que estamos ante un producto que ronda los 800 euros) BenQ prescinde en este modelo de la calibración Cinematic Color de la que disfrutan sus hermanos mayores, manteniendo gran parte de la carga tecnológica, un rendimiento más que correcto y fidelidad de color más que suficiente para la mayoría de usuarios.

A nivel técnico estamos ante un dispositivo capaz de proyectar a una resolución nativa 1080p, con sistema de proyección DLP en un solo chip y una rueda de color de seis segmentos; en la práctica esto implica una calidad de imagen fantástica para uso doméstico, ausencia del molesto «efecto arco iris» y de los parpadeos que a veces se pueden apreciar en sistemas basados en DLP.

El control del bloque óptico es totalmente manual (lo habitual en este rango de precios) y la lámpara, con una potencia de 2.200 lúmenes, es más que suficiente para un escenario de tamaño medio. La relación de zoom del dispositivo es 1,3 así que, para obtener una proyección de unos 2 metros de base necesitaremos colocarlo a una distancia de entre 2,3 y 3 metros; perfecto para uso doméstico.

Afortunadamente quedaron atrás los tiempos en que la duración de la lámpara de un proyector era un grave problema (como muchos lectores ya saben, el coste de una nueva es elevado). Este BenQ W1110 incorpora una que ofrece una 3.500 horas de proyección en uso normal y hasta 6.000 horas en modo Eco, unas cifras notables para el público al que va orientado. El coste de la pieza ronda los 260 euros, aproximadamente.

benq-w1110-2

El control óptico es manual.

Tanto la instalación como el manejo del proyector es sencillo, gracias al mando a distancia incluido. De serie, BenQ propone dos tipos de menús uno muy simplificado y con la mayoría de variables ya configuradas y otro más manual, donde los que deseen exprimir las capacidades del dispositivo pueden ajustarlo a conciencia; de serie, incluye los modos preconfigurados dinámico, juego, cine, brillante y dos modos ISF (día y noche).

Probamos el BenQ W1110 con «El Caballero Oscuro» una de las películas que más en apuros puede poner a un dispositivo de este tipo, repleta de negros y de trancisiones rápidas de color. La experiencia es magnífica, con un tratamiento de color más que correcto (a pesar de carecer del calibrado profesional de las series superiores) y una suavidad perfecta a 24 frames, sin prácticamente rastro de judder.

En lo relativo a calibración, nosotros partimos de la configuración predefinida «cine» en la que solo echamos de menos más fidelidad en negros y sombras. La mejor solución es subir ligeramente el brillo (en nuestro caso un punto en la escala del dispositivo) y ajustar el gamma para no perder calidad en la imagen. Como solemos comentar, estos valores son únicamente orientativos y pueden variar en función de la estancia donde coloquemos el proyector, la superficie donde veamos la imagen o las condiciones de luz. Una vez decidida la ubicación del proyector, conviene dedicar un rato a personalizar los ajustes hasta que logremos las sensaciones que estamos buscando.

Por supuesto, también funciona a la perfección para disfrutar de los videojuegos o ver un partido de fútbol, donde las estelas son imperceptibles; con la PS4 si percibimos un poco de lag, pero nada que moleste si no vamos a jugar online. Tampoco hay problemas para ver la televisión, pero no es lo más recomendable teniendo en cuenta que las horas de lámpara son valiosas y limitadas.

Hablando de sonido el modesto sistema interno cumple y, de hecho, es bastante superior al de otros dispositivos que hemos probado. En cualquier caso, solo lo recomendamos para uso ocasional y la mejor opción sigue siendo conectar un buen sistema de sonido externo. También en este punto destacar el funcionamiento silencioso del aparato (27 dBA en Eco Mode), algo que siempre es de agradecer.

caballero oscuro

Llegados a este punto una recomendación: resulta muy complicado transmitir las sensaciones de un producto como este a través de fotos, capturas o incluso vídeos. Por ello, si os decidís a comprar uno mi recomendación es que os acerquéis a una tienda especializada donde podáis probarlo personalmente. Es más, si podéis llevaros una película que conozcáis bien y probarlo en escenas complicadas mucho mejor (cuidado con las demos especialmente «preparadas»).

benq-w1110-4

Conclusiones

Consideramos al BenQ W1110 como una de los mejores proyectores del año en gama de entrada. Por un precio que ronda los 800 euros el usuario obtiene un dispostivo capaz de proyectar en gran diagonal con muy poco espacio, que se ve bien en cualquier condición lumínica y con hardware más que suficiente para aprovechar su resolución nativa 1080p. La función 3D está bien como extra, pero requiere la compra de hardware adicional y, desde nuestro punto de vista, no marca la diferencia.

Entre los aspectos positivos merece la pena destacar el equilibrio entre calidad, prestaciones y precio. Es un producto ideal para empezar en el mundo de la proyección casera y solo los más exigentes deberían plantearse el salto a un modelo superior, y más caro, como el W2000. La conectividad es excelente, apenas hace ruido y la calidad de la lámpara garantiza miles de horas de disfrute.

En el lado negativo el ojo experto echará de menos más fidelidad de color y un punto más de nitidez, si bien queremos dejar claro que es superior a casi todo lo visto en este rango de precios y que tiene pocos sentido compararlo con modelos que cuestan casi el doble. En definitiva, una opción excelente para disfrutar de películas, series y vídeojuegos en gran diagonal y en el salón de casa. Recomendado.

Os recordamos que se puede encontrar por un precio aproximado de 800 euros.

producto-recomendado-muy_computer-359x450

 

 

Notas finales

9Nota

Diseño y construcción9

Calidad de imagen8

Conectividad8

Calidad/Precio10

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

5 comentarios
  • Julio F

    Yo tengo el W2000 desde hace un par de meses y es genial, mucho mejor que una pantalla plana para ver cine en condiciones. Eso sí, por este precio me gusta más este modelo…

  • Fernando

    ¿A que distancia hay que colocar un proyector de estos para tener una pantalla buena?

  • tomy

    Buenas Fernando. Estos proyectores de uso doméstico no necesitan mucha distancia, con 2,5 o 3 metros ya obtienes una proyección de 2 metros de base, mucho más grande que casi cualquier pantalla plana.

  • David Morral Novellas

    Un gran proyector PARA EMPEZAR… de 800 eurazos!!! cuando hay proyectores con lampara LED de menos de 200 euros, y proyectores de menos de 400 euros, con lampara «standard» PARA EMPEZAR, y para usos domesticos sin pretensiones, que es lo que yo creo que se entiende por «PARA EMPEZAR».
    Todo irá a gustos, pero yo no me gastaria 800 euros en un proyector PARA EMPEZAR, y menos con una lampara que consume 150 o 200W. Quien busca calidad, de verdad, se gasta 2000 o 3000 euros, entre otras cosas, porque se los puede permitir.
    Me parece que la marca BENQ, tiene los humos algo subidos, con ese precio.

  • tomy

    Es una opinión David. Desde mi punto de vista no tiene sentido comprar nada por debajo de 1080p de resolución nativa y ningún LED en el rango de precios que dices lo tiene.

    Hay proyectores más baratos claro, pero carecen de la fidelidad de color y la calidad óptica de este producto o de alguno equivalente. Eso por no hablar del funcionamiento silencioso o las posibilidades de calibración.

    Desde mi punto de vista merece la pena gastar un poco más para disfrutar de una proyección de calidad, máxime cuando es un producto que bien cuidado nos puede durar mucho tiempo.

Top 5 Cupones

Lo más leído