Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

DiRT Rally, análisis en PC

Publicado el

La veterana Codemasters nos tienta con una propuesta muy interesante en PC, el nuevo DiRT Rally, un juego que viene con una interesante premisa, hacernos sentir como si realmente estuviéramos compitiendo en un rally, ¿pero realmente lo consigue? Eso es lo que descubriremos en este análisis.

Como de costumbre hemos elegido analizar la versión para PC, así que no sólo hablaremos del juego en sí, sino también de su optimización, de la calidad gráfica en general y de su acabado final, aunque ya os adelantamos que el juego está muy bien terminado y no hemos experimentado ningún tipo de fallo a nivel general que merezca la pena destacar.

Sin más preámbulos entramos en materia, no sin antes recordaros que el juego también está disponible para Xbox One y PS4, aunque para jugarlo en todo su esplendor gráfico debéis apostar por la versión de PC.

3 (3)

Equipo de pruebas, ajustes gráficos y rendimiento

Hemos configurado el juego al máximo bajo con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, dejando el ajuste de fotogramas por segundo fijado y en todo momento hemos disfrutado de 60 FPS fijos, sin ningún tipo de problema.

No hay caídas, no hay «stuttering» ni nada similar, el juego se ha comportado de forma impecable y con una fluidez absoluta, algo que francamente resulta de agradecer y dice mucho del buen hacer de Codemasters.

Este es el equipo donde lo hemos ejecutado:

  • Windows 10 actualizado a la última versión disponible.
  • Intel Core i5 4690K @ 4,1 GHz.
  • 16 GB DDR3 a 2.133 MHz.
  • GTX 970 con los últimos controladores.

A nivel de calidad gráfica el juego luce bastante bien, está muy cuidado y consigue dejarnos un buen sabor de boca tanto en la recreación de los coches como en los circuitos, aunque es cierto que tampoco esta a un nivel sorprendente.

No lo interpretéis mal, su calidad gráfica es buena y la ambientación general consigue sumergirnos de lleno. También merece la pena destacar que haciendo una breve comparación pudimos ver que el juego luce muy bien incluso con la calidad en nivel medio, pero hay pequeños detalles mejorables que nos impiden darle un sobresaliente.

Podemos citar como ejemplos esa sensación de vacío que tenemos en muchas ocasiones cuando recorremos determinados circuitos, y también la recreación de los elementos secundarios, como el público, por ejemplo.

En cuanto a sonido raya a un gran nivel, y el hecho de que esté doblado al español le hace sumar puntos, aunque se produzcan algunas variaciones de voces sin sentido en ciertos momentos del juego.

3 (1)

Enorme, realista y lleno de posibilidades

DiRT Rally es un juego que busca el realismo, un simulador, e incluso con el cambio automático y las ayudas activadas (ABS y ESP) no es para nada sencillo y requiere mucha paciencia, sobre todo si no estamos acostumbrados a este género.

Lo dicho implica que al principio puede llegar a ser frustrante, pero es un juego que hay que disfrutar y «paladear» poco a poco, ya que según avanzamos y nos vamos haciendo con el control nos vamos dando cuenta de todas las posibilidades que ofrece, y de la calidad técnica que atesora.

Contamos con muchos modos de juego, incluyendo desde los típicos para practicar hasta el modo campeonato, sin duda el más adictivo, donde deberemos ir subiendo y conseguir créditos para comprar nuevos coches.

Podemos escoger entre un total de 46 vehículos distribuidos en diferentes épocas, un detalle fantástico que nos permite disfrutar de clásicos como el AUDI Sport Quatrro S1 hasta otros más actuales como el Ford Focus RS o el Mitsubishi Lancer Evolution X.

El desarrollo del juego también es muy variado, ya que nos lleva a localizaciones muy diversas y con personalidad propia, abarcando desde Montecarlo a Grecia, además de Alemania, Gales, Suecia y Finlandia.

Tenemos contenido para echar muchas horas, algo que unido a lo desafiante que resulta su control lo convierten en un juego «casi eterno», siempre que tengamos la paciencia necesaria para disfrutarlo adecuadamente, ya que como dijimos no es un arcade.

No podemos terminar este apartado sin hablar de la física y el realismo en la jugabilidad. Cada coche se comporta y se conduce de una forma diferente, haciendo que tenga «vida propia», pero además tenemos un sistema de físicas muy fantástico que además se ve rematado por otro de recreación de daños que hace que cada error que cometamos se pague muy caro.

3 (2)

Conclusiones

Si tuviéramos que definir a DiRT Rally de forma breve podríamos decir que es un simulador sobresaliente y desafiante, una joya, aunque no es para todo el mundo. Antes de lanzarte a por él te lo repetimos, no es un arcade, no podrás ir conduciendo a lo loco, tendrás que ser paciente y practicar para llegar a un buen nivel.

Esto no es malo sino todo lo contrario, su simulación es una profunda satisfacción que encantará a los más puristas, y además se ve rematada por un nivel gráfico de notable y un acabado técnico impoluto, libre de errores y fallos.

A la hora de jugarlo os recomendamos, eso sí, es recomendable utilizar un juego de volante y pedales, ya que así podremos disfrutar del máximo realismo posible si activamos el embrague y el cambio manual.

Teniendo en cuenta todo lo que ofrece y su precio, 49,99 euros, podemos decir a viva voz que es probablemente el mejor en su género y una compra recomendada, sobre todo si te gustan los simuladores y los desafíos.

Notas finales

9Nota

Gráficos8

Acabado técnico9

Jugabilidad9

Contenido9

Calidad-precio9

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído