Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

GIGABYTE AORUS Gaming Box, ¿puede convertir un portátil en un equipo para jugar?

Publicado el
GIGABYTE AORUS Gaming Box, ¿puede convertir un portátil en un equipo para jugar? 29

Hace unos días os presentamos la GIGABYTE AORUS Gaming Box, una solución para utilizar tarjetas gráficas externas que nos llamó mucho la atención por tres grandes razones.

La primera es que a diferencia de otros modelos similares utiliza tarjetas gráficas en formato mini ITX, lo que la convierte en una solución bastante elegante y menos voluminosa. En segundo lugar destaca el hecho de que viene acompañada de una potente GIGABYTE GeForce GTX 1070 con 8 GB de GDDR5 y en tercer lugar o como guinda del pastel tenemos el precio, ya que se trata de una de las soluciones con mejor relación coste-prestaciones.

Las tarjetas gráficas externas siempre se han visto como una solución interesante para mejorar el rendimiento de equipos portátiles y ultraportátiles que cuentan con gráficas integradas de baja potencia, pero lo cierto es que las limitaciones a nivel de ancho de banda de los conectores USB las convertían en algo poco recomendable por el impacto negativo que ésto acababa teniendo sobre su desempeño.

Con la llegada de los conectores Thunderbolt 3 ese problema se ha superado en gran medida, ya que éstos ofrecen un ancho de banda de hasta 40 Gbps, ¿pero es suficiente para que una GIGABYTE AORUS Gaming Box pueda convertir un portátil sin GPU dedicada en un equipo para jugar sin problemas?

Los chicos de Hardware Unboxed han publicado un análisis en vídeo donde dan respuesta a esa pregunta. Como podemos ver la GIGABYTE AORUS Gaming Box se instala de manera muy sencilla y es prácticamente un dispositivo «plug and play».

Destacan que es bastante silenciosa aunque la fuente de alimentación hace un poco de ruido. Los niveles de temperatura son aceptables ya que ronda los 70 grados a plena carga.

El equipo que han utilizado en el artículo ha sido un ultraportátil de Lenovo, un sistema que ha sido diseñado priorizando la movilidad y la autonomía que por tanto cuenta con un procesador Core i5 7200U de ultrabajo consumo y 8 GB de RAM.

Los resultados son claros, la GIGABYTE AORUS Gaming Box marca una diferencia enorme y permite jugar a todos los juegos de la comparativa sin problemas en resoluciones 1080p y calidades máximas, e incluso a 1440p sin Hairworks en el conocido The Witcher 3.

Sin embargo la CPU hace un cuello de botella significativo en algunos casos y se deja notar sobre todo en el modo de 64 jugadores de Battlefield 1, así que como ya hemos dicho en otras ocasiones tened en cuenta que un buen equilibrio entre procesador y tarjeta gráfica es fundamental para jugar en buenas condiciones.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

5 comentarios
  • Juan Gilsanz

    Los procesadores U son peores que un i3 de sobremesa

  • Victor L.

    Y que lo digas, me entere ya muy tarde cuando me compre mi laptop y no me rendia como hubiese querido.

  • Sapito

    70 grados, yo lo siento insoportable cuando mi notebook llega a los 62 grados, y juegos los tengo a graficos medios, sin con esta gpu externa la interna de mi gpu se desactiva y solo sea la cpu en generar calor, tal vez los 62 grados bajen, es asi o me equivoco

  • Extreme Modding

    En mexico los procesadores de laptop, con mas de 2.5GHZ son escasos, la mayoria son de 1.6 a 2.0GHZ dando en enorme cuello de botella.

  • Donovan Perez Diaz

    Creo que lo dice por la GIGABYTE AORUS Gaming Box

Lo más leído