Gigabyte » MuyComputer
[ Gigabyte ]
Nueva SBC GIGABYTE, computadora de placa única tipo Raspberry Pi

Nueva SBC GIGABYTE, computadora de placa única tipo Raspberry Pi

El tremendo éxito de Raspberry Pi ha popularizado las mini-computadoras de “placa única” o SBC. Son múltiples las soluciones que ofrece la industria incluyendo la de los mayores fabricantes de placas base como GIGABYTE.El productor taiwanés acaba de actualizar la suya con un modelo GA-SBCAP3350 que aporta mayor potencia de procesamiento manteniendo un factor de forma reducido (146 x 102 mm), refrigeración pasiva y la flexibilidad en expansión de componentes para memoria y almacenamiento.La principal novedad de la nueva nueva SBC GIGABYTE es la presencia de un procesador Intel Celeron N3450 con cuatro núcleos de procesamiento nativo. Un modelo (soldado a la placa) que duplica los núcleos de la anterior versión, mantiene un consumo reducido con TDP de 6 vatios y ofrece mejor gráfica integrada, Intel HD 500 con soporte para DirectX 12.La placa de circuito impreso (PCB) es de nuevo diseño en fibra de vídrio y ha sido reforzada con tecnología Ultra Durable. Un bloque de aluminio ayuda a disipar el calor de un conjunto que no necesita refrigeración activa (ventiladores).Incluye un slot libre DDR3L SO-DIMM para que el usuario incorpore un módulo de memoria RAM de hasta 8 Gbytes y una ranura Mini PCIe para montar una SSD mSATA.Su conectividad es muy completa para lo que suelen ofrecer estas computadoras de placa única, con 2 puertos USB 3.1 Gen exteriores y 4 puertos USB 2.0 / 1.1 disponibles a través de los conectores internos. También dispone de doble Ethernet LAN, puerto HDMI, analógico D-Sub, LVDS, controlador de entrada/salida iTE y salida para audio combinado auriculares / micrófono a través de un chip Realtek ALC255.Cuenta con doble BIOS AMI UEFI con monitoreo de hardware para detección de voltaje, temperatura y velocidad del ventilador si montas un sistema adicional de refrigeración. Soporta oficialmente Windows 10 de 64 bits y también Linux a través de proveedores externos. Intel ofrece un buen soporte para el chipset de este procesador.No se ha facilitado precio para esta SBC GIGABYTE, pero para hacerte una idea rondará los 185 euros del modelo anterior. Mucho más elevado que el de una Raspberry Pi aunque sus posibilidades de uso son más amplias por su mayor potencia y abarcan desde desarrollo, consumo y empresas. Más información | GIGABYTE
5 comentarios0 shares
09/07/2018Jose Montes
GIGABYTE RX 580 Gaming Box: ¿vale la pena una gráfica externa?

GIGABYTE RX 580 Gaming Box: ¿vale la pena una gráfica externa?

La GIGABYTE RX 580 Gaming Box es una solución que permite utilizar una Radeon RX 580 de forma externa sobre la que ya os hablamos en su momento en este artículo. Gracias a la utilización del puerto Thunderbolt 3 puede acceder a un ancho de banda de 40 Gbps, lo que reduce el cuello de botella que imponían otros conectores como el USB 3.0 y ayuda a mejorar el rendimiento en general.Es importante tener esto muy en cuenta, ya que aunque es cierto que la GIGABYTE RX 580 Gaming Box incluye una Radeon RX 580 su rendimiento se verá limitado por el ancho de banda y también por los problemas de latencia que supone la conexión a través del puerto Thunderbolt 3 frente a una ranura PCI-E 3.0 x16. Ahora que tenemos clara esta idea podemos hacernos una pregunta clara y simple, ¿cómo afecta todo esto al rendimiento de la GIGABYTE RX 580 Gaming Box?Gracias al análisis que han publicado los chicos de Hardware Unboxed hemos podido ver que las consecuencias son bastante negativas, ya que el rendimiento de la Radeon RX 580 utilizada de forma externa se reduce a un nivel que queda aproximadamente entre una GTX 1050 y una GTX 1050 TI. Para que entendáis mejor este resultado os recordamos que una Radeon RX 580 utilizada de forma interna rinde prácticamente al mismo nivel que una GTX 1060 de 6 GB.Aunque en general la GIGABYTE RX 580 Gaming Box consigue ofrecer unos resultados aceptables en resoluciones 1080p y configuraciones de calidad máximas la conclusión es simple y clara, por relación precio-rendimiento no es nada recomendable y para un usuario que quiera un portátil para jugar es mejor apostar desde el principio por un equipo que venga con una GPU dedicada.Las soluciones con gráficas externas todavía se encuentran en una etapa "temprana" y tienen mucho margen de mejora por las limitaciones a las que ya hicimos referencia, así que si tenéis un portátil con gráfica integrada es mejor opción venderlo y comprar un sistema nuevo que optar por una solución de este tipo.
3 comentarios0 shares
18/06/2018Isidro Ros
GIGABYTE y Antec se lanzan al mercado de la memoria RAM

GIGABYTE y Antec se lanzan al mercado de la memoria RAM

Computex 2018. El mercado de la memoria RAM se ha convertido en uno de los más lucrativos gracias a la creciente demanda y a la incapacidad productiva de los grandes fabricantes. Esto ha propiciado una subida de precios que como sabrán nuestros lectores habituales se mantendrá como mínimo durante todo 2018.Con este panorama no es extraño que GIGABYTE y Antec hayan decidido lanzarse al mercado de la memoria RAM, aunque apostando por el nicho "gaming" dentro del sector de consumo general, donde el diseño y la iluminación LED RGB son casi tan importantes como el rendimiento.Empezamos con el kit de memoria RAM de GIGABYTE. Como podemos ver en las imágenes nos encontramos con un cuerpo terminado en aluminio pulido que protege y refrigera los chips de memoria. En la parte superior se asienta un sistema de iluminación LED RGB que se podrá sincronizar con el software AORUS de GIGABYTE.[gallery columns="4" link="file" ids="221650,221648,221646,221644"]No han dado detalles sobre la fecha de disponibilidad ni tampoco han concretado precios, pero podemos dar por hecho que posicionará como un producto de gama alta y que por tanto no será económico.Pasamos ahora a ver lo nuevo de Antec. La compañía ha debutado en el sector con la marca AntecMemory y su primer producto es un módulo de 8 GB de DDR4 a 3 GHz con latencias 16-18-18-36. Su calidad de construcción parece ser muy buena, ya que cuenta también con un revestimiento metálico que contribuye a mejorar la disipación del calor que generan los chips de memoria y aporta solidez al módulo.En la parte superior tenemos también un sistema de iluminación LED RGB, pero en este caso se encuentra dividido en dos partes que se ubican principalmente en las esquinas del módulo. No han dado detalles tampoco sobre el precio, pero imaginamos que deberían estar disponibles muy pronto y que si tienen éxito Antec irá ampliando catálogo con nuevos productos.Más información: TechPowerUP![gallery link="file" ids="221649,221647,221645"]
1 comentario0 shares
05/06/2018Isidro Ros
Análisis del AORUS ATC700: pensado a lo grande
8review

Análisis del AORUS ATC700: pensado a lo grande

Cuando montamos un PC para gaming debemos tener mucho cuidado con la elección de los componentes. Es necesario seguir unas bases mínimas y apostar por el equilibrio, ya que de lo contrario acabaremos dando forma a un sistema descompensado y mal terminado. El sistema de refrigeración es uno de los puntos que más se suelen descuidar, pero lo cierto es que gracias a fabricantes como GIGABYTE tenemos una gran variedad de soluciones en el mercado que no sólo ofrecen un buen rendimiento sino que además cuentan con una estética muy cuidada, y precisamente el AORUS ATC700 es un claro ejemplo.Gracias a GIGABYTE España hemos tenido la oportunidad de analizar el AORUS ATC700, un ventilador que nos ha sorprendido desde el primer momento por su enorme tamaño y por su diseño. He trabajado con muchos ventiladores, pero este modelo es probablemente el más grande y el más pesado que he montado hasta el momento. El tamaño del sistema de disipación es un tema muy importante como veremos a continuación, aunque también hablaremos sobre sus especificaciones clave, sobre el nivel de soporte y compatibilidad que ofrece, veremos si es fácil o difícil de montar y os dejaremos sus valores térmicos utilizando un equipo que podemos considerar como de gama alta.Sabemos que estáis deseando empezar a leer todas las claves de este análisis así que no os entretenemos más. Esperamos que disfrutéis tanto leyéndolo como servidor escribiéndolo.[gallery link="file" columns="6" ids="219308,219307,219306,219305,219304,219303"] AORUS ATC700, un vistazo previo El AORUS ATC700 es grande, muy grande. Estamos ante un sistema de disipación que por aspecto parece una solución de gama alta pero que por rendimiento y precio encaja realmente dentro de lo que podemos considerar como gama media.GIGABYTE ha apostado por una construcción muy conocida en el mundillo: un enorme bloque de aletas de aluminio a modo de radiador atravesado por tres tuberías de cobre que convergen en una base de aluminio. Dicha base es la que hace contacto con el procesador. Estos elementos constituyen lo que conocemos como el sistema de refrigeración pasiva, ya que se encargan de "recoger" el calor de la CPU y distribuirlo por todo el radiador.En cada lateral encontramos un ventilador de 120 mm que ejerce como sistema de refrigeración activa, enfriando el radiador para evitar que se produzca una acumulación excesiva de calor debido a la transferencia constante que realiza la base de aluminio que está en contacto con la CPU. La zona superior se encuentra rematada por un protector que incluye el logotipo de AORUS y que ofrece iluminación LED RGB personalizable.El AORUS ATC700 viene de casa con una amplia gama de accesorios que aseguran una compatibilidad total con los siguientes sockets:Intel: LGA 2066, 2011, 1366, 1156, 1155, 1151, 1150 y 775. AMD: FM2+, FM2, FM1, AM4, AM3+, AM3, AM2+, AM2, 939 y 754.Esto quiere decir, en resumen, que estamos ante un sistema de disipación que podemos utilizar incluso con equipos basados en procesadores tan veteranos como los Core 2 Duo-Core 2 Quad y Athlon 64 de AMD, y también en otros actuales basados en la serie Core 8000 y en Ryzen.Antes de entrar a hablar del montaje os dejamos una descripción con todo lo que debéis saber del AORUS ATC700:Radiador de gran tamaño con doble ventilador. Sistema de iluminación LED RGB personalizable (limitado a placas compatibles con RGB Fusion). Compatible con procesadores que tengan un TDP inferior a los 200 vatios. Velocidad de giro de los ventiladores: 500-1.700 RPM. Altura de 169 mm (casi 17 cm), anchura de 109 mm y profundidad de 139 mm. Vida útil estimada en unas 70.000 horas (7,99 años). Peso: 955 gramos.[gallery link="file" columns="4" ids="219336,219337,219338,219339"] Montaje e instalación Ya os hemos adelantado que el AORUS ATC700 es muy grande y muy pesado, así que para trabajar con él os recomendamos que tumbéis el chasis de vuestro PC y que os aseguréis de que tenéis espacio para trabajar con un mínimo de comodidad, aunque esto implique retirar temporalmente algún ventilador de la parte superior o de la parte trasera.En nuestras pruebas hemos utilizado una placa base AORUS Z370 Gaming 7 sobre la que hemos montado un Core i5 8600K y en general el proceso ha sido bastante sencillo. Sólo tenemos que colocar los anclajes en la parte trasera de la placa base, aplicar la pasta térmica (una bolita del tamaño de un guisante en el centro del procesador) y atornillar sobre los anclajes. Una vez hecho esto lo único que nos queda es conectar el cable de 4 pines y el USB 2.0.Aunque el proceso de montaje es sencillo y en la caja encontramos todo lo que necesitamos (incluida una pasta térmica de calidad) debemos tener en cuenta dos cosas. Lo primero es que estamos hablando de un sistema de disipación que roza los 17 centímetros de altura, esto quiere decir que no cabrá en cualquier torre y que antes de comprarlo debéis aseguraros de que vuestro chasis lo admite.En segundo lugar también debemos tener en cuenta su anchura. El AORUS ATC700 invade la primera ranura dedicada a la memoria RAM, por lo que ésta queda prácticamente inhabilitada. No debería ser un problema para aquellos usuarios que tengan configuraciones en las que se utilicen dos o tres módulos de memoria RAM, pero si tienes ocupadas las cuatro ranuras tendrás problemas. Rendimiento: temperaturas y ruido La placa base AORUS Z370 Gaming 7 es una placa base de gama alta muy equilibrada, un complemento perfecto para poder aprovechar con todas las garantías un Core i5 8600K. Con las frecuencias de stock (3,6 GHz en modo normal y 4,1 GHz en modo turbo con todos los núcleos activos) el AORUS ATC700 consigue unas temperaturas bastante razonables como vemos en la gráfica adjunta.En la segunda gráfica vemos el resultado con un overclock de 4,7 GHz y un voltaje de 1,28V, nivel que podemos considerar como el máximo aceptable para este sistema de disipación, ya que nos metemos en picos máximos que superan los ochenta grados.Por lo que respecta al ruido el AORUS ATC700 nos ha sorprendido gratamente, ya ha ofrecido un comportamiento muy silencioso y en ningún momento ha llegado a ser molesto. Como referencia os recordamos que en el interior de un coche suelen registrarse medias de 70 dBa y en una calle concurrida se pueden alcanzar los 90 dBa.Conclusiones A nivel externo el AORUS ATC700 es un disipador muy llamativo. Está bien construido, es compatible con casi cualquier plataforma y a pesar de sus dimensiones y no es complicado de montar, siempre que tengamos espacio para trabajar con un mínimo de comodidad.Su sistema de iluminación LED RGB le da un toque de color, la pasta térmica incluida es de calidad y ofrece un funcionamiento muy silencioso incluso cuando hacemos frente a altas cargas de trabajo, algo sorprendente teniendo en cuenta su tamaño y la presencia de dos ventiladores de 120 mm.Notas positivas que debemos contrastar con otras negativas. Sus dimensiones son un problema ya que como dijimos invade la zona de la primera ranura para memoria RAM y la deja virtualmente inutilizada. Por otro lado su rendimiento es bueno pero tampoco llega a ser sobresaliente y el sistema de iluminación LED RGB sólo es personalizable si contamos con una placa base que integre la tecnología RGB Fusión.Haciendo una valoración conjunta creemos que el AORUS ATC700 es un buen producto y que ofrece un buen valor para lo que cuesta (unos 85 euros), pero no es una solución apta para todo el mundo debido a su enorme tamaño.Nos ha gustadoBuena calidad de construcción. Es compatible con una gran cantidad de plataformas. Ofrece un funcionamiento silencioso. Su rendimiento en general es suficiente. El montaje no es complicado.No nos ha gustadoEs muy grande, por lo que no cabe en cualquier chasis. Invade el espacio de una ranura de memoria RAM. La iluminación LED RGB sólo se puede personalizar con una placa base RGB Fusion. Esperábamos que las temperaturas fuesen un poco mejores.
8 comentarios0 shares
15/05/2018Isidro Ros
GIGABYTE lanza los SSDs UD PRO: buen rendimiento con un precio ajustado

GIGABYTE lanza los SSDs UD PRO: buen rendimiento con un precio ajustado

La firma GIGABYTE ha decidido lanzarse al mercado SSD, y lo ha hecho de una manera bastante acertada ya que con su serie UD Pro ha apostado por ofrecer soluciones que alcanzan un buen nivel de rendimiento, tienen una capacidad suficiente y vienen con un precio ajustado.Esta gama de unidades SSD utiliza el clásico formato de 2,5 pulgadas y la interfaz SATA III, lo que quiere decir que no llegan al nivel de una unidad con interfaz PCIE pero su nivel de prestaciones es más que suficiente para cubrir las necesidades de cualquier usuario medio.A continuación os dejamos un repaso de las características más importantes de los SSDs UD PRO de GIGABYTE:Capacidad de 256 GB y 512 GB. Construidos con memoria 3D NAND Flash TLC (triple level cell). Velocidad máxima de 530 MB/s en lectura secuencial y 500 MB/s en escritura secuencial. Memoria DDR3L (256 MB y 512 MB respectivamente) como caché del sistema para mejorar el rendimiento. Tienen tres años de garantía o 100 TB máximos de escritura en el modelo de 256 GB y 200 TB en el modelo de 512 GB. Lo que antes se cumpla.El precio de estas nuevas unidades SSD es de 68,99 dólares para el modelo de 256 GB y 119,99 dólares para el modelo de 512 GB, cifras que los colocan al mismo nivel que los modelos equivalentes de firmas como Crucial y Mushkin.La competencia siempre es buena y tras una etapa convulsa en la que los precios de los SSDs estaban bastante inflados no podemos más que alegrarnos de que vayan entrando al sector nuevos jugadores, ya que esto debería tener consecuencias positivas para el consumidor.Más información: WCCFTech.[gallery link="file" columns="4" ids="219053,219052,219051,219050"]
6 comentarios1 shares
12/05/2018Isidro Ros
GIGABYTE regala una copia de Far Cry 5 para PC con sus placas base

GIGABYTE regala una copia de Far Cry 5 para PC con sus placas base

La ensambladora GIGABYTE presentó hace unas semanas sus nuevas placas base con chipset serie Z370 y soluciones Optane de Intel integradas, una nueva gama que está pensada para sacar el máximo partido a los procesadores Core serie 8000K que vienen con el multiplicador desbloqueado, y ahora ha confirmado una interesante promoción que permite conseguir gratis una copia de Far Cry 5.Para conseguir esa copia de Far Cry 5 de manera gratuita sólo tenemos que comprar una de las placas base incluidas en la promoción antes del 31 de mayo, es decir antes de terminar este mes. A continuación os dejamos el listado oficial que nos ha dado GIGABYTE para que tengáis claro qué modelos integran esta oferta: Core i Plus Ready:Z370 AORUS GAMING 7-OP Z370 AORUS ULTRA GAMING WIFI-OP Z370 AORUS ULTRA GAMING 2.0-OP Z370 HD3-OPAORUS Gaming:Z370 AORUS GAMING 7 Z370 AORUS GAMING 5 Z370 AORUS ULTRA GAMING WIFI Z370 AORUS ULTRA GAMING 2.0 Z370 AORUS ULTRA GAMING Z370 AORUS GAMING 3 Z370 AORUS GAMING K3 H370 AORUS GAMING 3 WIFIZ370 series:Z370XP SLI Z370 HD3P Z370 HD3 Z370M D3H Z370N WIFIFar Cry 5 es un juego de acción ambientado en la época actual que nos llevará a luchar contra una secta religiosa que se ha hecho con el control de una zona ficticia de Estados Unidos. Su calidad gráfica es sobresaliente y pone a nuestra disposición un enorme escenario que podremos recorrer con gran libertad. Antes de terminar os recordamos sus requisitos mínimos y recomendados. Requisitos mínimosWindows 7 SP1 64 bits. Intel Core i5-2400 (cuatro núcleos) o AMD FX-6300 (seis núcleos). 8 GB de RAM. GTX 670 o Radeon R9 270 con 2 GB de memoria gráfica.Requisitos recomendadosWindows 7 SP1 64 bits. Intel Core i7 4770 (cuatro núcleos y ocho hilos) o AMD Ryzen 5 1600 (seis núcleos y doce hilos). 8 GB de RAM. GTX 970 o Radeon R9 290X con 4 GB de memoria gráfica.Más información: Web oficial.
1 comentario0 shares
07/05/2018Isidro Ros
Análisis de los auriculares GIGABYTE AORUS H5
8review

Análisis de los auriculares GIGABYTE AORUS H5

Los AORUS H5 de GIGABYTE se presentan como una solución que va dirigida a aquellos usuarios que tengan un presupuesto ajustado pero que busquen unos auriculares de alta calidad, tanto a nivel de construcción como de sonido.Durante las últimas semanas hemos tenido la oportunidad de analizar los AORUS H5 y en este artículo os vamos a contar nuestra experiencia. Hablaremos tanto de su calidad de acabados como de la calidad de sonido que ofrecen, veremos las posibilidades del software integrado y lo pondremos todo en relación con su precio de venta para que tengáis claro el valor de estos cascos para gaming.Antes de empezar aprovechamos para agradecer a GIGABYTE que nos haya enviado una unidad para su análisis y que nos hayan permitido trabajar con total libertad y sin prisas. Sin más preámbulos nos ponemos manos a la obra.Vistazo previo Los AORUS H5 tienen un diseño bastante interesante que rompe con los acabados tradicionales que podemos encontrar en otros productos gaming de este tipo. Nada más sacarlos de la caja nos sorprende su tamaño compacto y su reducido peso, así como la terminación de la diadema que une ambos auriculares ya que se encuentra por debajo de un doble puente que en ningún momento toca nuestra cabeza.Para la construcción de los AORUS H5 GIGABYTE ha apostado por plástico de alta calidad. Esto le ha permitido dar forma a unos auriculares bastante sólidos que transmiten buenas sensaciones desde el primer momento y mantener un peso bastante bajo como veremos en la descripción de sus especificaciones clave.La almohadilla que recubre cada uno de los auriculares es bastante gruesa y una vez puestos notamos los beneficios del diseño que ha escogido GIGABYTE, ya que son muy cómodos y no hemos tenido problemas para utilizarlos durante largas sesiones de trabajo y de juego. Si sois como yo y os gusta trabajar en el PC escuchando música con auriculares para aislaros del exterior y concentraros los AORUS H5 son una buena opción.Para conectarlos al PC tenemos tres conectores diferentes: USB 2.0, que permite utilizar el sistema de iluminación LED RGB integrado, y dos jack de 3,5 mm para micrófono y auriculares. Esta configuración es muy acertada, ya que se adapta sin problemas a cualquier tipo de PC y a las conexiones tanto frontales como traseras.Pasamos ahora a repasar las especificaciones clave de los AORUS H5 antes de cerrar este punto y entrar a contaros nuestra experiencia.Auriculares supraaurales con sonido estéreo. Conectores USB 2.0 y jack de 3,5 mm independientes para micrófono y cascos. Micrófono extraíble y flexible. Unidireccional y con cancelación de ruido Iluminación LED RGB personalizable con el software AORUS Graphics Engine. Cable de tres metros de longitud. Control de volumen integrado en un mando de control unido al cableado. Sistema de sonido construido en berilio. Frecuencia de respuesta de 20Hz~20KHz. Impedancia de 32Ω. Sensibilidad de 100 ± 3dB aa 1KHz. Peso: 285 gramos.Nuestra experiencia Como hemos anticipado en el apartado anterior los AORUS H5 son muy cómodos. A pesar de ser supraaurales su diseño y acolchado hace que utilizarlos sea un auténtico placer, incluso durante largas sesiones de juego o de trabajo.Aunque carecen de emulación de sonido 7.1 su alta calidad de construcción ofrece un sonido estéreo muy bueno que se traduce en una experiencia fantástica en cualquier entorno. Escuchando música la nitidez es muy buena, y lo mismo ocurre en películas y otros tipos de contenidos multimedia. Cuando los utilizamos en juegos seguimos disfrutando de un sonido de primera que en líneas generales cumple de sobra con lo que podemos esperar de unos auriculares pensados para gaming, aunque la ausencia del sonido 7.1 se deja notar y también echamos en falta algo de contundencia en los graves (se aprecia sobre todo en explosiones).La calidad del micrófono es buena y la posibilidad de montarlo y desmontarlo nos parece una idea excelente, ya que nos permite adaptarlos al uso que vayamos a darles en cualquier momento.Por lo que respecta a su utilización y a su configuración debemos decir que es muy sencilla. Nada más conectar los AORUS H5 podemos empezar a disfrutarlos sin ningún tipo de problema, y con el software dedicado AORUS Graphics Engine tenemos la posibilidad de regular la iluminación, los efectos y el color de aquella y también su intensidad. Es muy fácil de utilizar y su descarga es gratuita, pero está en inglés.Conclusiones La primera impresión que transmiten los AORUS H5 nada más sacarlos de la caja es muy buena. GIGABYTE ha alcanzado una calidad de construcción sobresaliente a pesar de haber apostado por un diseño diferente y alejado de la tradicional diadema simple que podemos encontrar en otros productos similares y el resultado ha sido positivo, ya que son muy cómodos y ligeros. Esto contribuye a ofrecer una buena experiencia de uso incluso tras varias horas seguidas, y obviamente nos ha gustado.La calidad de sonido que ofrecen los auriculares es muy buena para tratarse de un modelo estéreo, aunque como comentamos tiene detalles mejorables a nivel de graves. La carencia de sonido 7.1 emulado por software es otro punto a tener en cuenta, aunque es cierto que por el precio que tienen tampoco podemos exigirles más. Por su parte el micrófono cumple y raya a un buen nivel en líneas generales.A la hora de utilizarlos no es necesario ser un usuario con conocimientos avanzados ya que se rigen por el principio de “conectar y usar”. El sistema AORUS Graphics Engine permite personalizar el sistema de iluminación de forma sencilla, rápida y cómoda, pero como dijimos viene en inglés.Teniendo en cuenta que los AORUS H5 tienen un precio de 62,20 euros podemos concluir que ofrecen un buen valor para lo que cuestan, y que son una buena opción para aquellos que busquen unos auriculares ligeros, cómodos, con una alta calidad de construcción, una calidad de sonido notable y un precio ajustado.Nos ha gustadoDiseño atractivo, ligero y cómodo. Buena calidad de construcción. La calidad de sonido raya a un buen nivel. El micrófono es extraíble y cumple sin problemas. Son muy fáciles de utilizar. Funcionan sin problemas en consolas (probados en PS4).No nos ha gustadoEl software AORUS Graphics Engine viene en inglés. Graves mejorables. El precio se podría haber ajustado un poco mejor.
0 comentarios0 shares
07/05/2018Isidro Ros
GIGABYTE presenta nuevas placas base AORUS X470

GIGABYTE presenta nuevas placas base AORUS X470

Ayer vimos que GIGABYTE había anunciado oficialmente nuevas placas base con chipset Z370 y 32 GB de memoria Intel Optane. Aquellas están pensadas para procesadores Intel Core serie 8000, pero el gigante taiwanés también ha anunciado nuevas placas base AORUS X470 con las que acompañar el lanzamiento de los Ryzen de segunda generación.Las nuevas placas base AORUS X470 vienen con un diseño de energía renovado que es capaz de ofrecer hasta 10+2 fases de potencia, cuentan con un conector USB Type- C, disponen de sonido de alta calidad y WiFi integrado (Intel Wireless 802.11ac Wave 2) y soportan configuraciones CrossFire y SLI con dos tarjetas gráficas.GIGABYTE ha confirmado que las primeras placas base que llegan al mercado dentro de esta nueva categoría son las X470 AORUS GAMING 7 WIFI, AORUS GAMING 5 WIFI y AORUS ULTRA GAMING. Las tres vienen con el conocido acabado Ultra Durable de GIGABYTE, cuentan con iluminación LED y soportan procesadores Ryzen de segunda generación de hasta 8 núcleos y 16 hilos.Mención especial merece ese sistema de alimentación de 10+2 fases de potencia al que hicimos referencia, ya que utiliza soluciones VRM digitales de IR con configuraciones de entrada de 8 + 4 conectores sólidos. Cada fase de potencia puede proporcionar hasta 50 A de potencia a los componentes, lo que se traduce en un alto rendimiento y una alta fiabilidad.El VRM es una zona clave en cualquier placa base y en este caso GIGABYTE utiliza un nuevo diseño térmico avanzado con un área de disipación de calor casi 300% mayor que los disipadores de calor tradicionales. Esto ha sido posible mediante la adopción de la tecnología "Stacked Fin", llamada tecnología "Fins-Array". Además, el nuevo disipador de calor cuenta con "Heatpipe con Direct Touch" para una mejor transferencia de calor. Como no podía ser de otra forma también han incluido el sistema "Thermal Guard" en los conectores M.2, que ayuda a mantener las temperaturas bajo control.Para completar un conjunto de prestaciones de primer nivel las placas base AORUS X470 viene con sonido integrado Realtek ALC1220-V y SABER DAC de ESS, tecnología Smart Fan 5 que contribuye a mejorar la refrigeración del sistema y opciones de personalización con sistemas de iluminación LED externos.Más información: AORUS.
0 comentarios0 shares
21/04/2018Isidro Ros
GIGABYTE presenta nuevas placas base AORUS Z370 con Intel Optane integrada

GIGABYTE presenta nuevas placas base AORUS Z370 con Intel Optane integrada

La firma GIGABYTE ha anunciado oficialmente el lanzamiento de cuatro nuevas placas base AORUS Z370 que vienen con unidades Intel Optane de 32 GB integradas, un componente que como sabemos actúa como memoria caché del sistema para acelerar los tiempos de arranque y la respuesta general del sistema, gracias a sus altas velocidades de lectura y escritura.Los modelos que de placas base AORUS Z370 que incluyen una unidad Intel Optane de 32 GB son las Z370 AORUS GAMING 7-OP, Z370 AORUS ULTRA GAMING WIFI-OP, Z370 AORUS ULTRA GAMING 2.0-OP y Z370 HD3-OP. Todas son compatibles con Intel RST y están construidas sobre la tecnología Ultra Durable de GIGABYTE, lo que significa que tienen una calidad de primera y que sólo integran componentes de alta calidad.Con estas nuevas placas base GIGABYTE ha querido marcar la diferencia mejorando su valor y potenciando el rendimiento, dos claves fundamentales para cualquier usuario que aspire a tener lo mejor para su nuevo equipo.Jackson Hsu, Director Adjunto de la Unidad de Negocio de Placas Base de GIGABYTE comentó sobre este nuevo lanzamiento: "GIGABYTE continúa esforzándose para refinar la experiencia del usuario y maximizar el rendimiento para los jugadores. Muchos jugadores usan SSD principalmente para la instalación del sistema operativo y discos duros de alta capacidad para almacenamiento de datos . Las placas base exclusivas de GIGABYTE con memoria Intel Optane incorporada de 32 GB permiten a los usuarios utilizar la última Intel RST para obtener acceso a datos más rápidamente, incluso en unidades tradicionales". Os recordamos que las placas base AORUS Z370 montan el chipset más avanzado de Intel para el mercado de consumo general y que además soporta overclock, lo que significa que son una buena opción para montar sobre ellas procesadores Core 8000 serie K, que vienen con el multiplicador desbloqueado y permiten subir las frecuencias de trabajo de forma sencilla para conseguir un mayor rendimiento.Más información: GIGABYTE AORUS.
0 comentarios0 shares
20/04/2018Isidro Ros
Análisis del teclado mecánico AORUS K7: belleza equilibrada
9review

Análisis del teclado mecánico AORUS K7: belleza equilibrada

GIGABYTE ha reforzado su apuesta por el sector gaming con una amplia gama de periféricos que incluye desde ratones y auriculares hasta ventiladores y, como no, teclados. Durante los últimos días hemos tenido la oportunidad de probar el AORUS K7, un teclado mecánico que podemos considerar como de gama alta que llamó mi atención desde el primer momento por su excelente acabado externo.Sin embargo el AORUS K7 es mucho más que una cara bonita como veremos a continuación. Su alta calidad de construcción está acompañada por un nivel de prestaciones que no desentona en absoluto, y se ve rematado por un sistema de iluminación LED RGB de primer nivel que luce de maravilla gracias al diseño de tecla "flotante", en mi opinión uno de los mejores para este tipo de teclados ya que permite exponer por completo dicha iluminación.Antes de entrar de lleno al análisis queremos dar las gracias a GIGABYTE España por la muestra que nos han enviado y por su buen hacer, ya que nos permiten hacer nuestro trabajo sin prisas y con plena libertad.Primer vistazo y especificaciones clave El AORUS K7 es un teclado mecánico que destaca desde el primer momento por su alta calidad de construcción. Su terminación metálica lo coloca al nivel de teclados de gama alta mucho más caros y le permite ofrecer un tacto único, aunque como podéis ver en las imágenes adjuntas también juega un papel importante a nivel estético ya que le da un toque preciosista y genera un bonito contraste entre el gris del aluminio y el negro de las teclas.Como anticipamos en el párrafo anterior las teclas tienen una disposición "flotante", es decir se encuentran levantadas y dejan totalmente expuesta la zona en la que se ubica la iluminación LED RGB. Esto es importante, ya que hacer que dicha iluminación muestre su mejor cara y consigue un resultado mucho más llamativo que el de otros teclados de tecla "hundida" en la carcasa.La disposición del teclado es sencilla y no encontramos teclas multimedia ni de control de volumen. El cable USB está chapado en oro pero no viene trenzado. Como hemos dicho en otras ocasiones no es un problema importante pero debemos tenerlo en cuenta, ya que creemos que en teclados de más de cien euros siempre debería venir trenzado.GIGABYTE no ha incluido un reposamuñecas con el AORUS K7, un detalle que tampoco es determinante pero que debemos tener en cuenta ya que puede ser relevante si tenéis pensado utilizarlo para escribir durante largos periodos de tiempo.En general las sensaciones que transmite son muy buenas. El AORUS K7 es un teclado muy sólido, bien construido y con una terminación estética sobresaliente. No es perfecto por los puntos que hemos indicado, pero desde luego destaca por méritos propios.Pasamos ahora a repasar sus especificaciones clave y en el siguiente punto hablaremos como siempre del tacto del teclado, las sensaciones que transmite con cada pulsación, el tipo de usuario al que va dirigido, el software de control, la iluminación LED RGB y su valor calidad-precio.Teclado mecánico completo con disposición en español y con pad numérico. Acabado en aluminio y con un formato bastante compacto. Interruptores mecánicos Cherry MX Red con una vida útil de 50 millones de pulsaciones. Teclas en formato "flotante". Cable de 1,8 metros con conector USB chapado en oro. Sistema 100% anti-ghosting. Ultrapolling de 1.000 Hz. Personalización total con el software AORUS Graphics Engine. Soporte de macros. Iluminación LED RGB con 16,8 millones de colores individualizada en cada tecla.Nuestra experiencia Nada más sacarlo de la caja el AORUS K7 transmite una calidad superior, algo que sólo es posible gracias al acabado en aluminio. El tacto de las teclas es perfecto y los interruptores Cherry MX Red lo convierten en una excelente opción para jugar, ya que tiene un recorrido lineal de apenas 2 mm (punto de actuación) y 45 gramos. Esto quiere decir que es un teclado muy sensible y con una respuesta excelente que nos permitirá dar lo mejor de nosotros en juegos donde la velocidad de reacción sea fundamental.La sensación que transmite cada pulsación es la propia de los interruptores Cherry MX Red: equilibrada. Tenemos una pulsación sonora e intensa pero en su justa medida, ya que permite sentir cada tecla pero no llega al nivel de ruido ni de dureza que podemos encontrar en otros interruptores.Personalmente los interruptores Cherry MX Red son los que más me gustan a la hora de elegir un teclado para jugar y que al mismo tiempo también podamos utilizar para largas sesiones de escritura. He utilizado el AORUS K7 en varios juegos (desde League of Legends hasta DOOM 2016 y Destiny 2) y su respuesta ha sido fantástica, pero también he escrito artículos con él y las pulsaciones y el funcionamiento en general ha sido perfecto.El sistema de iluminación LED RGB luce de maravilla y su configuración es muy sencilla gracias al software AORUS Graphics Engine, desde el que además podremos configurar macros y llevar a cabo diferentes ajustes. La interfaz es simple e intuitiva, pero tiene aspectos mejorables y viene en inglés (hemos probado la versión 1.33).Conclusiones El AORUS K7 es un teclado mecánico equilibrado que logra destacar entre la multitud gracias a su alta calidad de construcción, su acertado diseño y a la excelente experiencia de uso que transmiten los interruptores Cherry MX Red.Como ya hemos indicado tiene algunas carencias como la ausencia del reposamuñecas, el cable no trenzado y el software, pero haciendo un balance general nuestras conclusiones son muy positivas y creemos que el AORUS K7 ofrece un gran valor para lo que cuesta. Podemos encontrarlo actualmente por un precio de 125 euros.Nos ha gustadoGran calidad de construcción. Terminación premium en aluminio. Interruptores Cherry MX Red: estupenda experiencia en juegos y en escritura. Excelente calidad de la iluminación LED RGB. Es una buena opción para jugar y para trabajar. Precio bien ajustado.No nos ha gustadoEl cable de conexión no va trenzado. La interfaz del software AORUS Graphics Engine es mejorable y está en inglés. No incluye reposamuñecas. Carece de teclas multimedia dedicadas.
2 comentarios0 shares
07/04/2018Isidro Ros
Gigabyte Aero 2018: Coffee Lake-H, gráficas NVIDIA y pantallas de 144 Hz

Gigabyte Aero 2018: Coffee Lake-H, gráficas NVIDIA y pantallas de 144 Hz

Gigabyte ha sido otro de los fabricantes que ha actualizado su serie de portátiles para juegos Aero 2018 a la última generación de procesadores Coffee Lake-H, acompañados de gráficas dedicadas de NVIDIA y paneles de 144 Hz o 4K.Soberbios los nuevos Aero 2018 de Gigabyte, que además de gran potencia utilizan el diseño NVIDIA Max-Q, un concepto que pretende redefinir por completo el concepto de portátiles para juegos, haciéndolos más delgados, rápidos y silenciosos, con sistema especial de refrigeración y software de control.La serie Aero 2018 incluye tres modelos Aero 14, Aero 15 y Aero 15X. Todos montan uno de los nuevos procesadores Core i7-8750H con seis núcleos y doce hilos, 9 Mbytes de caché y frecuencia de 4,1 GHz. Pueden equipar hasta 32 Gbytes de memoria RAM y ofrecen dos ranuras M.2 2280 para montar doble SSD PCIe x4 o SATA.Otros elementos comunes son un puerto Thunderbolt 3, varios puertos USB 3.1 Type-A, salidas de vídeo HDMI 2.0 y mini DisplayPort 1.4, Gigabit Ethernet, Wi-Fi, lector de tarjetas SD, webcam, audio y teclado retroiluminado de ajuste automático.Las diferencias entre modelos vienen dadas por su tamaño, resolución de pantalla y la gráfica dedicada que incorporan. El Aero 14 monta un panel IPS de 14 pulgadas con resolución 2K (2560 x 1440 píxeles) y una gráfica dedicada GTX 1050 TI.Los Aero 15 y 15X ofrecen pantallas IPS de 15,6 pulgadas con dos paneles a elegir, uno el mencionado Full HD con tasa de refresco de 144 Hz y otro, un 4K para 3840 x 2160 píxeles. La diferencia es la GTX 1060 del primero, mientras que el segundo es el tope de gama con la GTX 1070.No se han facilitado precios oficiales para estos Aero 2018 de Gigabyte, portátiles en formato 'Ultrabook', delgados y con peso inferior a los dos kilogramos, pero de gran potencia para ejecutar todos los juegos actuales.
0 comentarios0 shares
05/04/2018Jose Montes
GIGABYTE lanza placas base H370 y B360 AORUS GAMING WIFI

GIGABYTE lanza placas base H370 y B360 AORUS GAMING WIFI

Sabíamos que el anuncio de las nuevas placas base con chipsets H370 y B360 se iba a producir a principios del mes de abril y finalmente la previsión se ha cumplido. GIGABYTE nos acaba de confirmar el lanzamiento de sus placas base AORUS GAMING WIFI, una gama muy interesante que mantiene la cuidada calidad de construcción que diferencia al gigante taiwanés.De momento conocemos la llegada de dos nuevos modelos: la H370 AORUS GAMING 3 WIFI y la B360 AORUS GAMING 3 WIFI. Ambas placas base cuentan con tecnología Intel CNViTM WIFI a través del módulo Intel Wireless-AC 9560 (hasta 1.733 Mbps), lo que se traduce en una conectividad inalámbrica optimizada, y vienen con un códec de audio Realtek ALC1220-VB para mejorar la calidad de sonido..Como no podía ser de otra forma están construidas alrededor de la tecnología Ultra Durable, lo que significa que ambas placas vienen con unos acabados de alta calidad ya que integran condensadores sólidos, resistencias antisulfuro para limitar la corrosión ácida o azufrada y viene con BIOS Dual. También cumplen con la norma CEC 2019 concedida a las placas base más estables, duraderas y de mayor eficiencia energética (reducen el consumo hasta en un 15% frente a la generación anterior).Estas placas están diseñadas para ser utilizadas con procesadores Core serie 8000, cuentan con cuatro ranuras para instalar memoria DDR4 a 2.666 MHz y cuentan con un diseño Hybrid 8 + 2 Phase PWM de alta calidad para ofrecer un funcionamiento totalmente óptimo con los procesadores de seis núcleos y doce hilos de última generación de Intel.Los disipadores M.2 han sido rediseñados en estas placas base y permiten maximizar el rendimiento de las soluciones de almacenamiento SSD basadas en dicho formato. GIGABYTE ha integrado además protección térmica M.2 que limita el efecto cuello de botella producido por las altas temperaturas de trabajo y permite velocidades de transferencia de hasta 32 Gbps. Son compatibles con la tecnología Intel Optane. Ambas placas integran además otras tecnologías que suponen un importante valor añadido, como Smart Fan 5 y RGB Fusion.GIGABYTE ha confirmado que pronto lanzarán nuevas placas base que estarán equipadas con el chipset H310, una solución económica que puede ser ideal para montar PCs para gaming de bajo coste.Más información: GIGABYTE.[gallery link="file" ids="215013,215012,215011"]
3 comentarios0 shares
03/04/2018Isidro Ros
Análisis de la GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3
8review

Análisis de la GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3

La GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 se perfila como uno de los modelos de gama media más interesantes que ofrece actualmente GIGABYTE dentro de su catálogo de soluciones basadas en el chipset Z370 de Intel.A simple vista la GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 llama la atención por su buena calidad de acabados, una cuestión importante ya que no es fácil encontrar una placa base asequible que logre transmitir confianza desde la primera mirada, ¿pero realmente está a la altura?Gracias a GIGABYTE España hemos tenido la oportunidad de probar una unidad y como podéis ver por la nota que le hemos dado nuestras conclusiones han sido positivas, pero no dejéis de leer si queréis conocer todas las claves de esta nueva placa base.GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3, primer vistazo Empezamos con nuestro habitual repaso a las características más importantes de la placa. Como anticipamos la GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 es un modelo de gama media que utiliza el socket LGA1151 en su versión específica para procesadores Coffee Lake, lo que significa que no es compatible con  los procesadores Kaby Lake y Skylake, que también utilizan dicho socket requieren de soluciones con chipsets diferentes (serie 100 y 200).Quiero aclarar esto porque he visto que todavía hay muchas dudas a pesar de los artículos que hemos publicado y de las propias advertencias que han dado los fabricantes.La presencia del chipset Z370 en esta placa base confirma que está preparada para hacer overclock y que puede aprovechar sin problemas los procesadores serie K de Intel. En efecto, si montamos un Core i3 8350K, un Core i5 8600K o un Core i7 8700K podremos subir sus frecuencias de reloj y maximizar su rendimiento.Echando un vistazo a la placa vemos que en la mitad superior tenemos el socket en la parte central, flanqueado por la zona del VRM a la izquierda y las ranuras para memoria DDR4 en la zona de la derecha. En la parte inferior tenemos otros componentes clave como los dos puertos PCIE de tamaño completo, el chipset y la solución de sonido integrada. Tanto el VRM como el chipset cuentan con un sistema de refrigeración pasiva bastante voluminoso.El sistema de iluminación LED RGB que integra es bastante sencillo y discreto, pero permite montar ampliaciones con tiras de LED y es totalmente personalizable. Pasamos ahora a repasar sus especificaciones más importantes.Chipset Z370 de Intel, soporta overclock y procesadores Coffee Lake (Core de octava generación). Construcción UltraDurable de alta calidad con refuerzo metálico en las ranuras PCIE. Sistema de alimentación de siete fases (4+3). Condensadores japoneses de alta calidad. Dos ranuras PCIE que permiten montar dos tarjetas gráficas AMD en CrossFire (una x16 y otra x4). Cuatro ranuras para módulos de memoria DDR4 en doble canal, con un máximo de 64 GB y velocidades de hasta 4.000 MHz. Sistema de sonido Realtek ALC1220 7.1 de alta calidad. Solución de red Killer E2500 LAN. Soporte de SSDs de alto rendimiento M.2. Soporte de unidades Intel Optane. Protección contra subidas de tensión y contra la formación de azufre. Sistema de iluminación LED RGB totalmente personalizable. Completo ecosistema de software dedicado y oficial de GIGABYTE para sacar el máximo partido a la placa. Soporta Q-Flash Plus y viene con BIOS Dual. Factor de forma ATX.Equipo de pruebas y overclock La placa base GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 está pensada para trabajar con procesadores Core serie 8000 que tengan el multiplicador desbloqueado y con memoria RAM de alta velocidad, así que es fundamental hacer una prueba de overclock para ver qué puede dar de sí.Como siempre vamos a repasar las especificaciones del equipo de pruebas y después analizamos los resultados:Procesador Core i7 8700K de seis núcleos y ocho hilos a 3,7 GHz (modo normal)-4,3 GHz (modo turbo). 16 GB de RAM G.Skill Trident Z RGB DDR4 3200 PC4-25600 en doble canal con latencias CL16. Placa base GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 con BIOS F4 (hace poco llegó la BIOS F5). Sistema de disipación Corsair Hydro Series H110i. Tarjeta gráfica GTX 1080 Founders Edition con 8 GB de GDDR5X a frecuencias de referencia (1.607-1.733 MHz). SSD Samsung Evo 850 de 500 GB. Fuente de alimentación Corsair RM1000X 1.000 vatios 80 Plus Gold. Windows 10 Pro de 64 bits. Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.La memoria ha funcionado sin problemas a 3.200 MHz manteniendo las latencias de referencia. El Core i7 8700K pudo trabajar a 5 GHz con un voltaje de 1,28V manteniendo unas temperaturas aceptables (72 grados en Cinebench) y de forma totalmente estable.Tened en cuenta que a la hora de hacer overclock cada procesador es un mundo (es lo que conocemos como la lotería del silicio), y que el sistema de refrigeración que utilicéis influirá en el tope al que podréis llegar sin que las temperaturas sean un obstáculo.Hemos registrado unas temperaturas máximas de 70 grados en el VRM en situaciones de alto estrés, lo que significa que el disipador hace su trabajo de forma óptima a pesar de estar anclado y no atornillado y que no tendréis ningún problema, ya que en condiciones de uso normal (juegos incluidos) no llega a esas temperaturas.[gallery columns="8" link="file" ids="214528,214527,214526,214525,214524,214523,214522,214521"] Conclusiones A nivel de prestaciones la GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 queda un peldaño por debajo de la GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING, una diferencia que se deja notar también en el precio de ambas placas base ya que la primera es más económica que la segunda.En líneas generales estamos ante una placa base muy equilibrada, bien construida y capaz de "domar" un procesador tan potente como el Core i7 8700K incluso con overclock, siempre que tengamos un sistema de disipación de calidad para mantener las temperaturas bajo control.La GIGABYTE Z370 Aorus Gaming 3 es una de las placas base con mejor relación calidad-precio que podemos encontrar ahora mismo en el mercado y es una buena compra, aunque tiene algunas cosas mejorables como veremos antes de terminar el análisis.Nos ha gustadoLa calidad de construcción es muy buena. Estabilidad total con el procesador a 5 GHz. El VRM no ha dado ningún problema. Buen conjunto de prestaciones en general. Buena relación calidad-precio.No nos ha gustadoLa interfaz de la BIOS es fácil de utilizar pero mejorable. No soporta tarjetas gráficas NVIDIA en SLI. El sistema de iluminación LED es bastante limitado. Las ranuras de memoria no vienen con el revestimiento metálico Dual Armor.
1 comentario1 shares
29/03/2018Isidro Ros
Análisis de la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9
9review

Análisis de la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9

La placa base GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 se presenta como uno de los modelos más completos y mejor construidos que hemos visto hasta el momento. Su presencia resulta imponente y su calidad se deja notar desde el principio.Esta placa cuenta con el chipset X299 de Intel y utiliza el socket LGA2066, lo que quiere decir que está pensada para ser utilizada con los procesadores Core Extreme serie 7000 del gigante del chip. Es una gama bastante amplia que como sabrán nuestros lectores habituales incluye CPUs que van desde los seis núcleos y doce hilos hasta los 18 núcleos y 36 hilos.La plataforma en general representa una inversión importante, así que cuidar la elección de la placa base es fundamental si no queremos llevarnos sorpresas desagradables.Gracias a GIGABYTE hemos tenido la oportunidad de probar la X299 AORUS GAMING 9 y en este artículo os contaremos nuestra experiencia siguiendo el esquema habitual. Esperamos que os guste y sobre todo que os sea útil.GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9, primer vistazo Esta placa base es un modelo tope de gama, es decir es de lo mejor que podemos encontrar actualmente en el catálogo de GIGABYTE. Como anticipamos al inicio del artículo esto se deja notar en muchos aspectos de la placa, aunque destacan especialmente los sistemas de disipación ubicados en la zona del chipset y del VRAM, el refuerzo metálico de las ranuras PCIE y la placa metálica de la parte trasera que refuerza el PCB y aporta una solidez estructural importante.Sí, la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 tiene una calidad y unos acabados que marcan una diferencia clara y que la colocan directamente en lo más alto, pero sus prestaciones no se quedan atrás.Antes de entrar a repasar sus claves más importantes os recordamos que es compatible con los procesadores Skylake-X (de seis a dieciocho núcleos) y Kaby Lake-X (cuatro núcleos), aunque los segundos están limitados por el IMC (controlador de memoria integrado) a configuraciones de memoria en doble canal.Por si os perdéis a la hora de interpretar los distintos elementos de la placa os recordamos que en la mitad superior tenemos el socket LGA2066 donde va el procesador, que está flanqueado por ocho ranuras para memoria RAM DDR4. En la parte izquierda tenemos la zona del VRM y en la mitad inferior encontramos los puertos PCIE el chipset justo a la derecha.Chipset X299 de Intel, soporta overclock y procesadores Core Extreme serie 7000. Construcción UltraDurable de alta calidad con placa metálica en la parte trasera para mejorar la solidez del PCB, ranuras PCIE, M.2 y slots de memoria RAM reforzados y protegidos con el sistema de revestimiento metálico "Dual Armor". Sistema de alimentación de doce fases mejorado (al nivel de los que se utilizan en servidores). Condensadores japoneses de alta calidad. Tres ranuras PCIE que permiten montar hasta tres tarjetas gráficas NVIDIA o AMD (máximo x16/x16/x8). Ocho ranuras para montar módulos de memoria DDR4 en cuádruple canal, con un máximo de 128 GB y velocidades de hasta 4.400 MHz. Sistema de sonido Realtek ALC1220 7.1 de alta calidad compatible con Sound BlasterX 720. Soluciones de red Intel GbE LAN y Rivet Networks Killer E2500 LAN. WiFi AC integrado Killer 2x2 802.11ac. Soporte de SSDs de alto rendimiento bajo interfaz PCI-E NVMe. Soporte de unidades Intel Optane. Protección contra subidas de tensión y contra la formación de azufre. Sistema de iluminación LED RGB totalmente personalizable. Luces LED que actúan como dianóstico rápido en caso de errores o de problemas de temperatura. Completo ecosistema de software dedicado y oficial de GIGABYTE para sacar el máximo partido a la placa. Soporte de Q-Flash Plus con conector dedicado y BIOS Dual. Factor de forma ATX.Equipo de pruebas y overclock Como anticipamos la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 es una placa base de gama alta muy completa, bien terminada y llena de posibilidades.Antes de entrar en detalles vamos a ver la configuración del equipo que hemos utilizado en nuestras pruebas:Procesador Core i9 7900X con diez núcleos y veinte hilos a 3,3 GHz-4 GHz, modo normal y turbo (con todos los núcleos activos). 32 GB de RAM G.Skill Trident Z RGB DDR4 3200 PC4-25600 en cuádruple canal (4 x 8 GB) con latencias CL16. Placa base GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 con BIOS F6. Sistema de disipación CORSAIR Hydro Series H110i. Fuente de alimentación Corsair RM1000X 1.000 vatios 80 Plus Gold. Tarjeta gráfica GTX 1080 Founders Edition con 8 GB de GDDR5X a frecuencias de referencia (1.607-1.733 MHz). SSD Samsung Evo 850 de 500 GB. Windows 10 Pro de 64 bits. Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.La interfaz de la BIOS que utiliza GIGABYTE en sus placas base es muy sencilla y está pensada para hacer que el overclock sea un "paseo" incluso para los usuarios con menos experiencia. No tuvimos problema para utilizar la memoria RAM a 3.200 MHz; en todo momento la estabilidad fue plena.Con el kit de refrigeración líquida CORSAIR Hydro Series H110i tenemos un aliado importante a la hora de overlcockear el procesador y sin duda se ha dejado notar. Hemos podido mantener 4,6 GHz de forma estable con un VCore de 1,2v.A esa frecuencia pudimos mantener el Core i9 7900X en temperaturas medias de 77 grados, un nivel aceptable que nos deja suficiente margen para evitar problemas de "thermal throttling" en la mayoría de los casos, aunque a plena carga hemos registrado picos que han superado los 80 grados. Esto no nos sorprende, ya que los Core Extreme serie 7000 ofrecen una enorme potencia pero también alcanzan temperaturas elevadas incluso con soluciones de refrigeración de calidad.Mención especial merece el VRM de la placa, que aguantó sin problemas y registró temperaturas medias de 48 grados.[gallery columns="6" link="file" ids="213656,213655,213654,213653,213652,213651"] Conclusiones La GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 impresiona a simple vista, pero lo mejor es que cumple con las expectativas.A nivel de calidad de construcción roza la perfección, cuenta con uno de los mejores sistemas de iluminación LED RGB que hemos visto, ofrece una gran variedad de conectores y de ranuras de expansión y sus componentes son de primer nivel.Sin duda es una de las mejores placas base del mercado para acompañar a un procesador Core i9 de Intel. Su VRM está preparado para trabajar con altos niveles de overclock, pero necesitaréis un sistema de disipación potente si queréis mantener las temperaturas del procesador bajo control.El precio de la GIGABYTE X299 AORUS GAMING 9 es de unos 500 euros, una cifra elevada pero acorde al nivel de prestaciones que ofrece y al segmento en el que se ubica.Nos ha gustadoCalidad de construcción sobresaliente. Estabilidad total y buenas temperaturas en el VRM. Preparada para overclock con procesadores Core i9. Diseño e iluminación LED RGB muy cuidados. Alto nivel de prestaciones.No nos ha gustadoLa interfaz de la BIOS es fácil de utilizar pero mejorable. Es una placa base de primera, pero su precio es muy elevado.
0 comentarios0 shares
22/03/2018Isidro Ros
GIGABYTE presenta la Radeon RX 580 Gaming Box

GIGABYTE presenta la Radeon RX 580 Gaming Box

GIGABYTE ha presentado oficialmente la Radeon RX 580 Gaming Box, una nueva solución que permite utilizar tarjetas gráficas de forma externa y que como su propio nombre indica viene acompañada de una RX 580 de AMD.No es la primera vez que GIGABYTE presenta un producto de este tipo pero sí que es la primera versión en contar con una tarjeta gráfica de Radeon de AMD, un modelo que podemos considerar como de gama media-alta.La Radeon RX 580 Gaming Box mantiene la construcción, el diseño y los acabados que estamos acostumbrados a ver en la serie Gaming Box de GIGABYTE. Tenemos una caja en cuyo interior se ubica una Radeon RX 580 en su versión de 8 GB, un sistema de refrigeración para mantener las temperaturas bajo control y una fuente de alimentación de 450 vatios con una eficiencia del 90%, suficiente para alimentar cualquier tarjeta gráfica actual.Por lo que respecta a la tarjeta gráfica la Radeon RX 580 estas son sus especificaciones clave:2.304 shaders (Polaris 20 XT en 14 nm). Hasta 1.355 MHz en la GPU. 144 unidades de texturizado. 32 unidades de rasterizado. Bus de 256 bits. 8 GB de GDDR5 a 8 GHz. TDP de 180 vatios.Los 1.355 MHz de velocidad máxima se alcanzan gracias al modo OC que se puede activar por software. Para disponer de un buen ancho de banda la Radeon RX 580 Gaming Box se conecta al PC a través del puerto Thunderbolt 3, que es capaz de trabajar a 40 Gbps. No llega al nivel una ranura PCIE 3.0 x16, pero en general permite disfrutar de una buena experiencia de uso.Por lo demás cuenta con diferentes conectores en la parte trasera e incluye un sistema de iluminación LED RGB personalizable. Recordad que la tarjeta gráfica se puede cambiar, así que en un futuro podríamos montar otro modelo más potente siempre que tenga el mismo formato. GIGABYTE no ha dado detalles sobre el precio.Más información: TechPowerUP![gallery columns="4" link="file" ids="213220,213219,213218,213216"]
6 comentarios1 shares
19/03/2018Isidro Ros
GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING, análisis
9review

GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING, análisis

El gigante taiwanés ha ampliado recientemente su catálogo de placas base para dar soporte a los nuevos procesadores Intel Core de octava generación. Entre todas las novedades que ha presentado una de las que más ha llamado nuestra atención ha sido la placa base GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING, un modelo que se encuadra dentro de su línea AORUS (gaming) y que destaca por su relación entre calidad, precio y prestaciones.Gracias a GIGABYTE hemos podido probar esa placa durante varias semanas y hoy por fin hemos terminado de escribir nuestro análisis. Lo hemos estructurado siguiendo el esquema habitual porque sabemos que os resulta más fácil de consultar, aunque si tenéis alguna duda podéis dejarla como siempre en los comentarios.Sin más preámbulos empezamos. Esperamos que os guste y sobre todo que os sea útil.GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING; primer vistazo Estamos ante una placa base que por precio, calidad de construcción y prestaciones posiciona dentro de lo que podemos considerar como gama alta económica. Esto significa que la GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING busca ofrecer una buena relación precio-prestaciones, y ya os podemos adelantar que lo consigue sin problemas.Una simple vistazo nos basta para constatar que GIGABYTE ha hecho un buen trabajo con esta placa base; tenemos un completo sistema de refrigeración pasiva en las zonas vitales de la placa (chipset y VRM) que se encarga de mantener las temperaturas bajo control incluso cuando hacemos overclock al procesador, algo fundamental ya que este modelo está preparado para sacar partido a las CPUs Core 8000 serie K de Intel.El diseño del PCB y de la placa en general es atractivo y se combina con un sistema de iluminación LED RGB totalmente personalizable que le otorga un toque de color en zonas concretas, incluido el lateral derecho superior, los zócalos para memoria RAM y los puertos PCI.Tras esta breve presentación vamos a repasar sus características más importantes:Chipset Z370 de Intel, soporta overclock y procesadores Core serie 8000. Construcción UltraDurable de alta calidad; las ranuras PCIE y los slots de memoria RAM están reforzados y protegidas con el sistema "Dual Armor". Condensadores sólidos Durable Black para asegurar una larga vida útil y sistemas de protección a nivel de hardware y software. Incluye BIOS dual. Tres ranuras PCIE; una x16, una x8 y otra x4. Soporte para tres tarjetas gráficas Radeon de AMD en modo CrossFire o dos tarjetas gráficas NVIDIA en modo SLI. Cuatro ranuras para montar módulos de memoria DDR4 (doble canal), con un máximo de 64 GB y velocidades de hasta 4.000 MHz. Sistema de sonido Realtek ALC1220 7.1 de alta calidad con condensadores sólidos Nichicon y amplificador para mejorar la experiencia de uso con auriculares. Solución de red Intel GbE LAN compatible con el software cFosSpeed. Soporte de SSDs de alto rendimiento bajo interfaz PCI-E NVMe. Soporte de unidades Intel Optane. Protección contra subidas de tensión y contra la formación de azufre. Sistema de alimentación de 7 fases de última generación. Sistema de iluminación LED RGB totalmente personalizable. Luces LED que actúan como dianóstico rápido en caso de errores o de problemas de temperatura. Completo ecosistema de software dedicado y oficial de GIGABYTE para sacar el máximo partido a la placa. Factor de forma ATX.[gallery columns="7" link="file" ids="212534,212532,212531,212529,212528,212527,212530"] Equipo de pruebas y overclock La GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING es una placa base que como anticipamos ha sido diseñada con el overclock en mente. Por ello hemos centrado nuestras pruebas en ver qué valores máximos podemos conseguir en memoria y CPU y qué experiencia de uso ofrece, sobre todo en el proceso de configuración.Antes de entrar en detalles vamos a ver la configuración del equipo que hemos utilizado en nuestras pruebas:Procesador Core i7 8700K de seis núcleos y ocho hilos a 3,7 GHz (modo normal)-4,7 GHz (modo turbo). 16 GB de RAM G.Skill Trident Z RGB DDR4 3200 PC4-25600 en doble canal con latencias CL16. Placa base GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING con BIOS F6 (hace poco llegó la BIOS F7). Sistema de disipación Corsair Hydro Series H45. Tarjeta gráfica GTX 1080 Founders Edition con 8 GB de GDDR5X a frecuencias de referencia (1.607-1.733 MHz). SSD Samsung Evo 850 de 500 GB. Windows 10 Pro de 64 bits. Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.Con esta configuración hemos podido utilizar sin problema los perfiles de overclock que incluye la placa. El Core i7 8700K sube directamente a 5 GHz y la RAM se mantiene a 3,2 GHz sin tener que tocar latencias. El proceso de configuración es muy sencillo, ya que basta con entrar en la BIOS y seleccionar los perfiles correspondientes.Haciendo una configuración manual hemos podido llegar hasta los 5,2 GHz en la CPU, pero las temperaturas se acababan desmadrando (más de 80 grados) y entraba en juego el "thermal throttling", así que el limite que recomendamos son los 5 GHz. A esa frecuencia con el equipo que hemos descrito alcanzamos medias máximas de 75 grados, un nivel que podemos considerar como el máximo que podemos asumir si queremos mantener esa frecuencia durante largos periodos de uso.Es importante destacar que durante las pruebas la estabilidad de la GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING fue total. El overclock a 5 GHz en la CPU se consigue en un simple clic y funciona a la perfección. No hemos identificado tampoco problemas de temperatura en la zona del VRM ni en ninguna de las secciones de la placa.Conclusiones La GIGABYTE Z370 ULTRA GAMING cumple su objetivo, es una placa base de gama alta que brilla por algo más que por su iluminación LED RGB.Su calidad de construcción es notable, dispone de todo tipo de conexiones y de ranuras de expansión, soporta altos niveles de overclock sin problemas y además tiene una interfaz bien ejecutada que permite que incluso un usuario sin conocimientos de overclock pueda aprovechar un procesador Core 8000 serie K en segundos. Sin lugar a dudas, un punto de partida fantástico con el que empezar un PC destinado a uso avanzado y gaming.Su precio actualmente es de 165 euros, una cifra muy ajustada teniendo en cuenta todo lo que ofrece.Nos ha gustadoExcelente calidad de construcción. Estabilidad total y buenas temperaturas. Preparada para overclock, incluso aunque no tengamos conocimientos avanzados. Buena relación calidad-precio. Sistema de iluminación LED RGB personalizable.No nos ha gustadoLa interfaz de la BIOS es fácil de utilizar, pero hay margen de mejora. No integra los M.2 Thermal Guard para refrigerar unidades SSD M.2.
3 comentarios1 shares
14/03/2018Isidro Ros
GIGABYTE presenta el chasis AORUS AC300W Lite

GIGABYTE presenta el chasis AORUS AC300W Lite

La firma GIGABYTE ha anunciado el nuevo chasis AORUS AC300W Lite, una solución compacta que viene a ser una versión de menor tamaño del AORUS AC300W y que se perfila como una buena opción para aquellos que necesitan una torre espaciosa pero bien ajustada.A nivel externo nos encontramos con un diseño sencillo y sobrio pero elegante, en el que destaca el acabado en aluminio pulido con un color gris oscuro que contrasta a la perfección con la iluminación LED RGB del frontal. En el lateral tenemos una ventana terminada en acrílico que nos permite ver sin problemas el interior del PC.La iluminación LED RGB del frontal es totalmente personalizable con el software de GIGABYTE, que además podemos poner en sincronía con el resto de nuestros accesorios y componentes.En el interior tenemos mucho espacio y esto se traduce en que tendremos luz verde para montar prácticamente cualquier tipo de configuración que se nos ocurra. La AORUS AC300W Lite está dividida de forma estándar en dos partes, una inferior que separa la fuente de alimentación y otra superior en la que colocaremos el resto de componentes.Si queremos montar una tarjeta gráfica de alto rendimiento no tendremos problema, ya que esta torre tiene espacio para albergar modelos que tengan una longitud de hasta 40 centímetros. En cuanto a los ventiladores tampoco tendremos problema, ya que admite modelos que tengan una altura de hasta 17 centímetros.Por último tenemos que hablar de la ventilación de la propia torre, que incluye tres entradas delanteras para ventiladores de 120 mm, dos superiores para ventiladores de 140/120 mm y un escape trasero para un ventilador de 120 mm. No tenemos detalles sobre el precio.Más información: TechPowerUP!
0 comentarios2 shares
06/02/2018Isidro Ros
ASRock y GIGABYTE presentan nuevas placas con CPUs Gemini Lake de Intel

ASRock y GIGABYTE presentan nuevas placas con CPUs Gemini Lake de Intel

Las firmas ASRock y GIGABYTE han presentado en sociedad sus nuevas placas base con CPUs Gemini Lake integradas, nueva generación de procesadores económicos de bajo consumo de Intel que como sabemos sustituye a los actuales Apollo Lake.Ambas placas utilizan el formato Mini-ITX, lo que significa que tienen un tamaño muy pequeño y que pueden servir de base para montar equipos muy compactos, silenciosos, económicos y versátiles, gracias al buen rendimiento que ofrecen los procesadores Gemini Lake y a los sistemas de disipación pasiva que integran estas placas.En efecto, esto quiere decir que el sistema de disipación es totalmente pasivo y por tanto silencioso. Si acompañamos estas placas de un SSD tendremos un equipo perfecto para trabajar como centro multimedia para el salón, o como PC de oficina en entornos profesionales en los que el silencio sea una exigencia y no una opción.ASRock ha apostado por un procesador Intel Celeron J4105 con cuatro núcleos y cuatro hilos a 1,5 GHz/2,5 GHz, modo normal y turbo. Cuenta con dos ranuras para instalar dos módulos de memoria DDR4 a 2.400 MHz y trae una amplia variedad de conectores y de salidas (M.2 para SSDs, SATA III, USB 3.1, étc).Por su parte GIGABYTE ha montado el procesador Intel Celeron J4005, que tiene dos núcleos y dos hilos a 2 GHz-2,7 GHz. También cuenta con una gran variedad de conexiones y de puertos y viene con dos ranuras para módulos de memoria DDR4 a 2.400 MHz.Ambos procesadores vienen con una gráfica integrada Intel HD 600 que ofrece un rendimiento más que suficiente para reproducir contenidos multimedia (hasta 4K) y juegos sencillos, así que no es necesario montar una gráfica dedicada. No tenemos detalles sobre los precios.Más información: Liliputing.
3 comentarios32 shares
21/01/2018Isidro Ros
Imágenes y especificaciones de la GIGABYTE GTX 1060 Windforce OC de 5 GB

Imágenes y especificaciones de la GIGABYTE GTX 1060 Windforce OC de 5 GB

Hace unas horas os hemos hablado de la nueva versión de la GTX 1060 equipada con 5 GB de GDDR5 y gracias a una nueva filtración hemos podido ver la GIGABYTE GTX 1060 Windforce OC de 5 GB, una solución gráfica personalizada basada en dicha configuración.En esencia la GIGABYTE GTX 1060 Windforce OC de 5 GB es prácticamente idéntica a la GIGABYTE GTX 1060 Windforce OC de 6 GB tanto en diseño como en calidad de construcción, lo que significa que sus diferencias se limitan a las dos claves que ya conocemos, el bus y la cantidad de memoria.A continuación os dejamos un listado con las especificaciones completas de esta tarjeta gráfica:1.280 shaders. 80 unidades de textura. 48 unidades de rasterizado. Bus de 160 bits. 5 GB de GDDR5 a 8 GHz. Frecuencias de 1.582 MHz/1.797 MHz en modo OC y de 1.556 MHz/1.771 MHz en modo "Gaming".[gallery link="file" ids="205008,205007,205006"]La tarjeta cuenta con una placa metálica en la parte trasera y monta el sistema de disipación Windforce 2X, una configuración que unida a la alta eficiencia del núcleo gráfico GP106 que integra garantiza unas temperaturas óptimas incluso haciendo overclock.La alimentación corre a cargo del puerto PCIE (75 vatios) y del conector adicional de 6 pines, que puede suministrar hasta 75 vatios adicionales. Sin embargo el TDP de esta tarjeta está fijado en 120 vatios a niveles normales.No tenemos detalles sobre el precio ni una fecha exacta de lanzamiento, pero esperamos que sea un poco más económica que las GTX 1060 de 6 GB. Como ya os comentamos anteriormente será un producto exclusivo para China, al menos en principio.Más información: VideoCardz.
1 comentario35 shares
27/12/2017Isidro Ros
GIGABYTE presenta la placa base Aorus X299 Ultra Gaming Pro

GIGABYTE presenta la placa base Aorus X299 Ultra Gaming Pro

Si quieres una buena placa base para los procesadores más avanzados de Intel para el mercado de consumo, apunta la Aorus X299 Ultra Gaming Pro que acaba de presentar GIGABYTE para rematar catálogo en la gama alta.La placa dispone del socket LGA-2066 y el chipset X299 para instalar las CPUs Core serie X, nueva plataforma de alto rendimiento HEDT para ordenadores de sobremesa gama entusiasta, jugadores, creadores de contenido y estaciones de trabajo, que se comercializan bajo las series Skylake-X y Kaby Lake-X en modelos Core i5, Core i7 y los nuevos Core i9 con hasta 18 núcleos de procesamiento nativo.La Aorus X299 Ultra Gaming Pro es una variante mejorada de la Gaming 7 Pro con el añadido del módulo de conectividad Killer Wireless-AC 1535, que incluye Wi-Fi ac de doble banda y Bluetooth 4.1.El resto de especificaciones se mantienen, con el nuevo regulador de voltaje y la tecnología Smart Fan 5 como protagonistas, para alimentar y mantener bajas temperaturas en procesadores como el Core i9 7980XE, el monstruo de 18 núcleos que encabeza la oferta de Intel.Los capacitadores son unos Ultra Durable 10K BlackTM Solid que reducen la carga electrostática y la BIOS/UEFI es doble con sistema de recuperación. Si te gustan las lucecitas, la placa soporta RGB Fusion. El sistema de audio premium soporta ESS Sabre DAC y para el juego multijugador en red sin retardos dispone de otra tarjeta Killer con Gigabit Internet.Incluye un montón de opciones de expansión, como los slots PCIe para instalar triple tarjeta NVIDIA o AMD en modos SLI o CrossFire, o los tres conectores PCIe x4 M.2 para montar triple SSD con soporte para Intel Optane. Soporta el VROC ready (Virtual RAID sobre CPU) para aumentar el rendimiento y externamente dispone de todo tipo de puertos, USB 3.1 incluidos.Completísima esta Aorus X299 Ultra Gaming Pro de GIGABYTE, con soporte para los procesadores más potentes que puedes montar en el mercado de consumo. No se ha facilitado precio.
1 comentario44 shares
30/11/2017Juan Ranchal
[ ]