Facebook activa el Safety Check por el atentado de Barcelona

Facebook activa el Safety Check por el atentado de Barcelona
18 de agosto, 2017

Facebook ha activado la función ‘Safety Check’ de la red social ante el atentado de Barcelona, una auténtica masacre que ha dejado hasta el momento 13 fallecidos y 100 heridos, después que un terrorista haya lanzado una furgoneta atropellando a los viandantes en una de las zonas -La Rambla- más concurridas de la capital catalana.

El Safety Check de Facebook permite a los usuarios mandar mensajes sobre su estado de salud y paradero a sus contactos. Fue estrenado en 2014 tras el terrible terremoto de Japón y en principio estaba destinado a usos en desastres naturales como terremotos o tsunamis.

Lamentablemente, su uso se ha tenido que extender a atentados terroristas como la matanza de Niza -con idéntico modus operandi al atentado de Barcelona- cuando un asesino atropelló con un camión a los ciudadanos que disfrutaban en el paseo marítimo de la ciudad francesa de las celebraciones por el día nacional de Francia, dejando más de 80 muertos.

El funcionamiento del Safety Check es simple pero efectivo para víctimas o familiares de desastres o atentados. La red social determina la ubicación del usuario y si se encuentra cerca de la zona del desastre, puede enviar a través de Facebook una alerta o una notificación sobre su situación y estado.

Desde el panel de “Comprobación del estado de seguridad” los usuarios pueden ver quiénes de sus amigos están en la misma zona. Una vez que el afectado ha confirmado que está fuera de la zona de peligro, el servicio lo notificará en la sección de últimas noticias en la red social de sus amigos. Importante su uso en este caso ante el enorme número de turistas de todas las nacionalidades que estos días visitan Barcelona.

Además de servicios de Internet, el gobierno catalán ha habilitado el teléfono 900400012 para ofrecer información a los familiares que crean tener víctimas en el atentado.

Las autoridades han pedido la colaboración ciudadana a todos los niveles que ya se ha producido con la habitual solidaridad, desde la donación de sangre al transporte o el alojamiento gratuito. También se ha pedido limitar la publicación en redes sociales de imágenes explícitas del atentado que puedan atentar contra la dignidad de las víctimas, además de favorecer la difusión del terror, que es lo que en definitiva quieren estos asesinos de una acción que ha sido reivindicada por los servicios de propaganda del Estado Islámico.

El atentado de Barcelona es el mayor en suelo español desde la matanza del 11-M de 2004 en Madrid y es continuación de otros atentados producidos de forma similar (y cobarde) atropellando a gente corriente en Niza, Berlín, París, Londres o Estocolmo, si bien los últimos datos de la investigación y un segundo atentado producido de madrugada en la costa de Tarragona apunta a una célula terrorista más completa y con otros objetivos.

  • Share This