MSI Infinite X, un sobremesa para el jugador exigente

MSI Infinite X, un sobremesa para el jugador exigente
16 de octubre, 2017

MSI Infinite X es la última apuesta del fabricante taiwanés por los equipos de sobremesa de alto rendimiento especializados en la ejecución de videojuegos PC.

Es uno de los primeros equipos OEM que vemos con los procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa de Intel. Infinite X monta el modelo más potente de la serie, un Core i7-8700K con seis núcleos y doce hilos de procesamiento nativo, frecuencias hasta 4,7 GHz con Turbo Boost y el multiplicador desbloqueado para facilitar el overclocking.

La gráfica empleada no se queda atrás porque se trata de una NVIDIA GTX 1080Ti con 11 Gbytes de memoria GDDR5 dedicada. Incluye cuatro slots para montar hasta 64 Gbytes de memoria DDR4 y opciones de almacenamiento para tres discos duros/SSD y un conector para SSD M.2 a PCIe.

Su chasis está diseñado con cámaras separadas para CPU, GPU y PSU para mejorar la refrigeración del equipo bajo un diseño de ventilación Silent Storm Cooling 3. Ofrece fácil acceso para intercambio de componentes y actualizaciones futuras y el panel lateral puede elegirse entre un negro clásico o con cristal templado transparente para personalizar la experiencia con el sistema de iluminación Mystic Light.

Incluye una fuente de alimentación 80Plus bronze con potencia de 550 vatios y amplia conectividad tanto en el frontal como en la parte trasera. Incluye Gigabit LAN, Wi-Fi ac y Bluetooth 4.2, USB Type-C, USB 3.1, puertos de vídeo y audio, y un conector dedicado VR-Link para trabajar con dispositivos de realidad virtual.

MSI Infinite X

MSI Infinite X estará disponible en el canal internacional en noviembre. No se ha facilitado precio. Más información e imágenes | MSI

  • Share This