Intel anuncia los procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa, modelos y precio

Intel anuncia los procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa, modelos y precio
25 de septiembre, 2017

Intel ha anunciado el lanzamiento de los procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa. Estarán disponibles a partir del 5 de octubre con unos precios contenidos sobre los que se venían manejando, similares a los del lanzamiento de la plataforma actual, Kaby Lake.

Ya conoces como anda el mercado. Después de unos años de estrategia conservadora por la caída del mercado PC y por la falta de alternativas reales de AMD, Intel está acelerando el lanzamiento de nuevas plataformas. Sea por estrategia propia o por la presión de AMD con los Ryzen, en los últimos tres meses Intel ha ampliado los Kaby Lake; ha puesto en el mercado las CPU serie X para el segmento entusiasta; ha comercializado nuevos Xeon para workstation portátiles y ha mostrado la primera oblea de 10 nm y presentado la hoja de ruta para los próximos años.

También ha comercializado la octava generación Core dirigida al segmento del gran consumo y alcance a todo tipo de equipos, sobremesas, portátiles, mini-PCs, AIOs, convertibles o 2 en 1. Si el mes pasado conocíamos la serie “U” para portátiles, ahora llegan de forma oficial estos Coffee Lake para PCs de sobremesa.

La serie tiene la mayor novedad en el aumento del número de núcleos de procesamiento respecto a generaciones anteriores (es la primera vez que Intel monta 6 núcleos físicos en procesadores para mainstream Core i7 y Core i5, y 4 núcleos en Core i3), lo que le otorgará un importante aumento de rendimiento que la firma establece hasta el 40% en algunos escenarios.

Modelos y precios Coffee Lake para PCs de sobremesa

En principio, la serie consta de seis modelos, dos Core i7, dos Core i5 y dos Core i3, fabricados bajo procesos tecnológicos de 14 nm++, mejorados respecto a Kaby Laky y Skylake con el cambio de modelo tick-tock al esquema Process-Architecture-Optimize (PAO).

Todos ellos cuentan con CPU, GPU y controladora de memoria integrada en la die. Tres de los modelos están etiquetados con el sufijo “K”, ofreciendo el multiplicador desbloqueado para facilitar el overclocking.

Como verás en el cuadro siguiente, el tope de gama será el Core i7-8700K. Un modelo con 6 núcleos y 12 hilos de procesamiento nativo bajo HyperThreading, con frecuencia de trabajo de hasta 4,7 GHz con Turbo Boost y más allá bajo overclocking. Cuenta con 12 Mbytes de caché, soporte para doble canal de memoria DDR4-2600 y su consumo TDP es de 95 vatios. Su precio oficial es de 359 dólares, similar al tope de gama Kaby Lake y Skylake en el lanzamiento.

Coffee Lake para PCs

Por abajo, tenemos un interesante Core i3-8100 con cuatro núcleos físicos, frecuencia de trabajo base de 3,6 GHz (hasta 4.0 GHz en modo turbo), soporte para doble canal de memoria DDR4-2400 y 6 Mbytes de caché. Con un precio de 117 dólares, será un modelo muy interesante para equipos básicos y mini-PCs.

En cuanto a la gráfica integrada, todos los modelos montan la Intel Graphics 630 con frecuencias de hasta 1200 MHz en los modelos superiores y como la CPU y memorias, overclockeables. Intel también mete tecnologías por doquier: memorias Optane, Bios Guard, Boot Guard, Virtualización, extensiones avanzadas AVX2 y AES, Quick Sync Video, SGX, TSX y un largo etc.

Chipset Intel serie 300

Los procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa necesitan nuevas placas base para funcionar aunque emplean el mismo socket (LGA-1151 de generaciones anteriores). Para ello ha preparado nuevos chipsets cuyo máximo exponente será el Z370.

Un conjunto de chips que soportará 24 líneas PCI-Express Gen 3 en el mismo chipset, sin contar las 16 líneas de los slots PCI para gráficas, contabilizando 40 líneas PCIe. Un aumento importante del ancho de banda desde las 8-12 líneas de chipsets anteriores lo que permitirá a los fabricantes de placas base introducir soporte para un mayor número de conectores avanzados, tales como puertos para almacenamiento sólido M.2 y U.2, puertos USB 3.1 y Thunderbolt 3, para el que esperamos soporte nativo y liberación de la especificación.

El chipset integra un controlador para soportar hasta 10 puertos USB 3.1 (cinco a 10 Gbps y cinco a 5 Gbps); un SATA AHCI/RAID para seis puertos SATA 6 Gbps; soporte para la interfaz inalámbrica WLAN 802.11ac, la nueva norma Bluetooth 5.0 e Intel Optane. Una de las novedades será la conexión directa del puerto M.2 al procesador, lo mismo que ofrece la plataforma AM4 de AMD para los Ryzen.

Intel también hará el mayor cambio en el soporte de audio integrado desde el viejo Azalia (HD Audio) de hace 15 años. Para ello añadirá un procesador digital DSP de cuádruple núcleo en el chipset y los CODECs correspondientes.

¿Intel se “ha puesto las pilas”? Claramente, sí. Sea por estrategia propia o por la presión de los Ryzen, estos procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa son una solución que llevábamos esperando hace tiempo. Aumento de rendimiento directo por el mayor número de núcleos; tecnologías y soporte reservadas hasta ahora en la plataforma entusiasta y mantenimiento del consumo y niveles de precio. Eso sí, recuerda que estos procesadores Coffee Lake para PCs de sobremesa exigen una inversión adicional en placa base.

  • Share This