Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Ubuntu Linux también recopilará datos de usuario para «mejorar el desarrollo»

Publicado el
Privacidad Ubuntu Linux

El responsable de sistemas de escritorio en Canonical, Will Cooke, ha anunciado que las próximas versiones de Ubuntu Linux recopilarán algunos datos de usuario para «mejorar el desarrollo».

¿Otro Windows 10? Sí, pero no, porque el usuario podrá decidir. La privacidad de Windows 10 ha sido un punto polémico desde su lanzamiento y recibió críticas (algunas furibundas que hablaban directamente de ‘gran hermano’ y de espionaje de todo lo que hacía un usuario) sobre la cantidad de datos recopilados por Microsoft y el uso de esa información personal.

Microsoft ha ido mejorando la gestión y transparencia de esta característica en cada una de sus actualizaciones, pero sigue sin abordar la verdadera cuestión, la posibilidad de que el usuario decida si entregar o no este tipo de datos. Esta opción para detener o impedir el mecanismo sí existe en la versión para empresas, Windows 10 Enterprise.

Dicen desde Canonical que sus ingenieros necesitan esos datos para «mejorar ciertos aspectos del sistema operativo» y en concreto, configuraciones de usuarios, software instalado, sabor y versión de Ubuntu, conectividad de red, familia de CPU, RAM, tamaño de almacenamiento, resolución de pantalla, proveedor de GPU y modelo, así como el fabricante en caso de sistemas OEMs.

Además, la compañía dice que necesita conocer su ubicación, pero promete no almacenar las direcciones IP de los usuarios. Otra información que se recopilaría incluye el tiempo de instalación total, la información de inicio de sesión automática, el diseño de disco seleccionado, la habilitación de LivePatch y si elige instalar actualizaciones o software de terceros durante la instalación.

Para ello, Canonical implementará a nueva opción de recopilación de datos en el instalador a través de una casilla llamada «Enviar información de diagnóstico para ayudar a mejorar Ubuntu». Estará habilitada por defecto aunque -frente al Windows 10 de consumo- el usuario podrá cancelarla desmarcando esa opción.

Canonical dice que todos los datos recopilados de la instalación se guardan localmente y se enviarían de forma segura a través de HTTPS a un servicio administrado por Canonical, en el primer arranque que detecte una conexión de red activa. Los usuarios podrán acceder al archivo respectivo que contiene los datos recopilados para inspeccionarlo a fondo. Los resultados de esta recopilación de datos se harán públicos.

Diferencias apreciables con la implementación de esta función en Windows 10, especialmente en su posibilidad de cancelarla, pero no deja de ser una recopilación de datos de usuario que termina afectando a la privacidad. Y no sólo es Microsoft o Canonical, coge Google, Facebook o Amazon (por nombrar solo tres) y puedes alucinar. Sea para mejorar servicios, sea para vender datos para publicidad o para cosas peores como ciberespionaje, los datos son oro en la era de la conectividad total y hay pocos sistemas o aplicaciones que no utilicen estas prácticas. A partir de la versión 18.04 LTS, también Ubuntu Linux, eso sí, en un proceso voluntario para el usuario.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído