Por qué la nueva ley de copyright europea podría acabar con la Internet que conoces

Por qué la nueva ley de copyright europea podría acabar con la Internet que conoces
21 de junio, 2018

El Parlamento Europeo ha dado luz verde para que se apruebe definitivamente la nueva directiva que regulará los derechos de autor en toda la Unión Europea, incluyendo los polémicos artículos 13 y 11.

La nueva directiva sobre derechos de autor de la Unión Europea está cosechando duras críticas por parte de muchas personas e instituciones, desde defensores del software libre hasta el mismo Tim Berners-Lee, creador de la World Wide Web, pasando por Wikimedia y muchas otras organizaciones y personalidades individuales que han decidido sumarse. De hecho, hay hasta una campaña en contra del Artículo 13.

Artículo 13 o cómo se prohibirían los memes y remezclas generados por los usuarios

El Artículo 13, básicamente, obligará a muchas plataformas a incorporar filtros automatizados que impedirán la subida de contenidos que violen derechos de autor. Dicho de otra manera, se incluirán algoritmos en servicios como YouTube y Facebook que velarán por el estricto cumplimiento del copyright.

Es importante tener en cuenta que esos filtros tienen que ser incorporados por cualquier plataforma susceptible de recibir contenidos que violen los derechos de autor, algo que abarcaría también los repositorios de código e incluso pymes que ofrecen servicios online para subir imágenes, vídeos y texto. Las reacciones no se han hecho esperar. Muchos denuncian que esto es un atropello contra la libertad de expresión que podría terminar prohibiendo los memes, las remezclas y otros contenidos generados por los propios usuarios. Esto abre la posibilidad de que plataformas salgan de la Unión Europea y se impida el acceso desde el ente comunitario en caso de ubicarse el servicio fuera de la propia Unión Europea.

La Unión Europea pretende con esta directiva ofrecer un equilibrio entre los beneficios de las plataformas como Facebook y YouTube y los ingresos de los autores. Aunque esto puede sonar bien, muchas pequeñas empresas podrían no contar con los medios necesarios para cumplir con la ley, por lo que al final serían las grandes plataformas las que saldrían más beneficiadas. Una situación paradójica que deja entrever que la ley está siendo redactada para regular Internet como si de un medio de distribución físico, ignorando totalmente su verdadera naturaleza.

A todo lo mencionado hasta aquí hay que sumar otro temor más, y es la imprecisión de los algoritmos de filtrado. Tanto el MIT como la Blender Foundation ya tuvieron problemas con los mecanismos de vigilancia de derechos de autor de YouTube, con varios falsos positivos ante vídeos totalmente legítimos. Desgraciadamente, los ordenadores actuales no pueden analizar un contexto desde un punto de vista complejo, disparando así las posibilidades de que haya una gran cantidad de falsos positivos derivados de memes, parodias, remezclas y hasta posiblemente contenidos totalmente genuinos.

Además de los posibles recortes de libertades, nuestros compañeros de MuyLinux recogieron la denuncia de GitHub contra el artículo, que podría tener un impacto negativo en la economía de la Unión Europea al penalizar los nuevos modelos frente a otros que están mostrando más resistencia a los cambios. Con el fin de evitar el posible perjuicio, las comunidades del software libre y el Open Source iniciaron en abril del presente año una campaña de recogida de firmas para excluir los repositorios de código del Artículo 13.

Artículo 11 o por qué quieren crear un “impuesto por enlazar”

El Artículo 11 de la directiva sobre derechos de autor de la Unión Europea también es conocido como “impuesto por enlazar”, “impuesto al enlace” o “link tax”. Tras explicarlo un poco, a los que nos visitan desde España les sonará al Canon AEDE, vulgarmente conocido como “Tasa Google”, y es que en el fondo ambas cosas tienen, al menos en apariencia, bastantes similitudes.

Una vez más, las plataformas contra las que se apunta son, sobre todo, Facebook y Google, a las que se les acusa de obtener ingresos a costa de enlazar a las webs pertenecientes a los grandes medios de comunicación. Con el Artículo 11 se pretende que las plataformas online paguen una tasa por enlazar a los editores de noticias y permitir a estas últimas obtener unos ingresos que les permita ser sostenibles.

Una vez más, nos encontramos con una ley que en apariencia suena bien, pero que a la hora de la verdad podría terminar siendo muy lesiva, ya que ni siquiera define qué es un enlace y deja la puerta abierta al abuso de por parte de los políticos para que puedan determinar qué noticias pueden ser difundidas.

Las pequeñas empresas podrían ser otra vez las grandes perjudicadas, ya que a Google y Facebook les sobra capital para hacer frente a cualquier licencia, tasa o multa que les pongan por delante, pero las pequeñas organizaciones no pueden decir lo mismo. Además, incluso tras pagar la tasa, Facebook podría acabar haciendo frente a sanciones por usuarios que reproduzcan artículos de medios protegidos bajo copyright en la red social.

No es política-ficción: los dos artículos ya han sido aprobados

Tras ser aprobados en su primera votación en el Parlamento Europeo y por el Comité de Asuntos Jurídicos, los artículos 11 y 13 estarán con casi toda probabilidad en la versión definitiva de la directiva, que tendrá que ser aprobada en un Pleno de la Eurocámara tras terminar las negociaciones a puerta cerrada entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo del ente comunitario. En otras palabras, llegados a este punto de la tramitación, pinta que será muy difícil echarlos para atrás a pesar de la campaña en contra.

Lo peor de todo son lo vagos y ambiguos que resultan los textos, dejando la puerta abierta a la interpretación más restrictiva posible. De cumplirse los peores pronósticos, ya que de momento todo lo que hay son especulaciones, la Unión Europea podría terminar aplicando políticas en torno a las libertades parecidas a las de Rusia y China.

Fuentes: ArsTechnica, elDiario.es y Gizmodo

  • Share This