Guía para sacar el máximo partido a tu router

Guía para sacar el máximo partido a tu router
7 de julio, 2018

Hoy en día es fundamental contar con un buen router para disfrutar de todas las posibilidades que ofrece Internet, y también de nuestros contenidos y de nuestros juegos en línea favoritos.

La conexión a Internet es importante pero el router actúa como nexo de unión, lo que significa que de él dependerá la seguridad de nuestra red, la calidad de nuestra conexión, las funciones avanzadas que tendremos a nuestra disposición y el rendimiento final.

Modelos como el FRITZ!Box 7590 de AVM ofrecen un excelente equilibrio entre rendimiento, seguridad, funciones avanzadas y soporte de software, pero además de tener un buen router también debemos saber cómo configurarlo para sacarle el máximo partido, y en esta guía os vamos a ofrecer 14 claves sencillas que os permitirán aprovecharlo desde el primer día.

No es imprescindible, pero os recomendamos que pongáis en práctica todos los consejos que vamos a repasar a continuación para conseguir los mejores resultados.

  1. Cambia la contraseña por defecto: es una manera de mejorar la seguridad de nuestra red y de reducir el riesgo de sufrir ataques de fuerza bruta. Para cambiarla sólo tenemos que entrar en la configuración de nuestro router (192.168.1.1), buscar la opción correspondiente y modificarla.
  2. Utilizar el cifrado WPA2-PSK AES: no es perfecta pero hasta el momento se mantiene como la opción más segura y que menor consumo de recursos ofrece. Si utilizamos dicho cifrado acompañado de una contraseña fuerte, como por ejemplo una oración completa sin sentido acompañada de números y símbolos, pondremos las cosas un poco más difíciles a cualquier atacante.
  3. Utilizar listas blancas de filtrado MAC: ya os hemos hablado de ellas en otras ocasiones. Con este tipo de listas sólo pueden acceder a nuestra conexión a Internet a aquellos dispositivos que hemos reflejado como autorizados. El resto estarán vetados y no podrán conectarse salvo que los incluyamos en dicha lista de forma manual.
  4. Desactivar el broadcast SSID: hablamos de ocultar el nombre de tu red inalámbrica, que dejará de estar visible y tendrá que ser introducida manualmente si queremos conectarnos. Hay muchos sistemas sencillos que realizan ataques de fuerza bruta en base a identificadores de red conocidos, por lo que ocultarlo y cambiarlo ayuda a poner las cosas un poquito más difíciles a posibles intrusos.
  5. Cambiar la IP local: la mayoría de los ataques que se lanzan contra redes parten de la IP 192.168.0.1, algo comprensible ya que es la configuración por defecto de casi todos los fabricantes. Es un cambio importante y puede obligarnos a realizar configuraciones adicionales en otros dispositivos, pero en cualquier caso es altamente recomendable.
  6. Prioriza tus dispositivos y usa conexiones cableadas: es importante tener claro qué dispositivos quieres que tengan el mayor rendimiento, la menor latencia y la mayor estabilidad posible, y conéctalos por cable Ethernet de 1 Gbps. Asegúrate de que soportan dicha velocidad, ya que en caso contrario podrías experimentar un rendimiento bajo.
  7. Cuida las distancias y los obstáculos: en caso de que vayas a utilizar conexiones inalámbricas debes tener mucho cuidado con la colocación de los dispositivos que vas a utilizar, ya que si los mismos se encuentran muy lejos o detrás de muchos obstáculos es posible que la señal del router no llegue adecuadamente, y que por tanto no puedas disfrutar de una experiencia óptima.
  8. Activa QoS: sin duda una de las características más útiles e importantes. Permite priorizar el tráfico y garantizar un ancho de banda mínimo a determinados servicios, como por ejemplo el juego online o el streaming de contenidos en alta resolución. Es muy útil cuando tenemos muchos dispositivos conectados al router pero queremos que alguno de ellos siempre tenga garantizado un buen rendimiento.
  9. Abre puertos cuando sea necesario: por regla general los sistemas actuales no hay problemas a la hora de jugar online, y por tanto no es necesario abrir puertos adicionales ya que basta con aquellos que vienen abiertos por defecto. Con todo si tienes problemas de rendimiento puedes contactar con el soporte técnico de cada juego en concreto y consultar si necesitas abrir algún puerto adicional, pero te recomendamos que no lo hagas a loco ya que pueden suponer un riesgo para la seguridad.
  10. Cambia los canales por defecto: en la mayoría de los casos un router inalámbrico configurado por defecto transmite datos utilizando uno de los trece canales que están disponibles. Si utilizamos el canal por defecto podemos encontrarnos con una fuerte saturación, ya que es posible que muchos de los usuarios de nuestros alrededores estén en las mismas condiciones que nosotros. Los routers más avanzados suelen buscar por sí mismos los canales menos saturados.
  11. Utiliza la banda de 5 GHz: los routers de nueva generación cuentan con soporte de WiFi AC, que trabaja sobre la banda de 5 GHz. Dicha banda está menos saturada que la de 2,4 GHz, lo que nos permite disfrutar de una conexión más estable y limpia, y también consigue velocidades superiores. Esto significa que ofrece una mejor experiencia trabajando con múltiples dispositivos, y también con contenidos en streaming en alta definición y con juegos.
  12. Evita el uso de estándares antiguos: todo router de nueva generación debe ser compatible con el estándar WiFi AC, aunque por razones de compatibilidad muchos de ellos mantienen el soporte de otros más antiguos y lentos, como 802.11n; que es aceptable todavía hoy, y los 802.11g y 80211.b; que debemos evitar, ya que pueden afectar negativamente al rendimiento de toda nuestra red inalámbrica.
  13. Cambia el ancho del canal: es una opción que puede ayudarnos a mejorar el rendimiento cuando nos encontramos a mayores distancias. En los routers más actuales lo normal es encontrar anchos que van de los 20 MHz a los 40 MHz, pero podemos elevarlo por ejemplo hasta los 80 MHz sin problema. Con ese aumento en conexiones WiFi AC mejoraríamos el rendimiento en los dispositivos más alejados.
  14. Busca actualizaciones: las actualizaciones pueden contener mejoras a nivel de rendimiento, nuevas funciones y correcciones de errores, así que representan un valor básico para cualquier router.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

  • Share This