Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google defiende su proyecto Dragonfly para volver al mercado chino

Publicado el
Google defiende su proyecto Dragonfly para volver al mercado chino

A principios de mes nos hicimos eco de Google preparaba su regreso a China con un proyecto llamado Dragonfly, con el cual el gigante de Mountain View intentaría aprovechar el gran aumento en la cantidad de usuarios de Internet que ha vivido ese país en los últimos años.

Google salió de China en 2010 como respuesta a los altos niveles de censura impuestos por el gobierno, una decisión que fue aplaudida en su momento como un movimiento en favor de la libertad de expresión y el mantenimiento de unos principios éticos por encima de los negocios. Sin embargo, parece que la situación podría dar un giro de 180 grados, ya que en primavera de 2017 se puso en marcha el proyecto Dragonfly para volver al país asiático aceptando su censura, algo que se habría acelerado tras reunirse Sundar Pichai, CEO de Google, con un alto funcionario chino. El proceso estaría avanzado al crear ingenieros de la compañía dos aplicaciones para Android llamadas “Maotai” y “Longfei” que habrían sido mostradas al gobierno chino y podrían estar operativas en los próximos 6 o 9 meses.

Obviamente, las críticas tanto internas como externas no se hicieron esperar tras darse a conocer el proyecto Dragonfly. De hecho, Sundar Pichai y el cofundador de Google, Sergey Brin, habrían abordado la controversia en una reunión con empleados, reconociendo que se trata de un intento de volver al mercado chino ofreciendo servicios de enlaces a noticias y búsquedas. Según declaraciones que ha podido obtener Bloomberg, Pichai habría dicho a los empleados que “no estamos cerca de lanzar un producto de búsqueda en China. Y si lo haríamos o podríamos hacerlo, todavía está muy lejos de quedar claro.”

Una de las principales quejas a las que se está enfrentando la compañía es el secretismo en torno a Dragonfly, mostrando que posiblemente estaría dispuesta a pasar por el aro de la censura del Gobierno de China. Ante esto, según ha podido recoger BuzzFeed News, Pichai ha respondido que Google posiblemente esté más comprometida con la transparencia que cualquier otra empresa del mundo, pero que “hay muchas veces en que las personas se encuentran en etapas exploratorias donde los equipos están debatiendo y haciendo cosas, por lo que a veces ser totalmente transparente en esa etapa puede causar problemas.”

Como vemos, parece que Google va a tener que enfrentarse a un dilema por el proyecto Dragonfly. ¿Negocio o principios? Tome la decisión que tome, todo apunta a que los tiempos del Don’t be Evil han quedado lejos para la compañía de Mountain View, más tras destaparse el caso del Proyecto Maven.

Fuente: The Verge

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído